epelpad

Increíbles y escalofriantes coincidencias

Increíbles y escalofriantes coincidencias

Un hombre muere exactamente el mismo día, el mismo mes y la misma hora en la que nació. Una mujer marca mal un sólo dígito en el número de teléfono de su madre y se encuentra con algo que parecía estar predestinado. El universo está lleno de misterios y raras coincidencias y la Tierra no se libra de esa magia. A veces puede incluso parecer que estos sucesos no son pura casualidad, sino que son la realización del plan de alguien concreto. No tenemos la intención de hacerte creer en nada, tampoco vamos a persuadirte para que dejes creer en algo, nosotros sólo vamos a plantear algunas preguntas, por ejemplo: ¿es de veras mera casualidad que en un trozo de roca que oscila alrededor de otro trozo de roca ardiente pueda haberse desarrollado una vida tan avanzada como la nuestra?


increibles


En el artículo de hoy no vamos a responder a esa pregunta, es algo para ti para reflexionar, si quieres. En el artículo de hoy te vamos a contar un par de coincidencias tan increíbles que no vas a querer creer en ellas. ¿Cuáles son las posibilidades de que algo así suceda? No lo sabemos exactamente, pero adivinamos que parecidas que por las que preguntamos en el párrafo anterior. O incluso más pequeñas, no lo podemos saber.


coincidencias







Un joven estaba en camino a su primera cita con una chica llamada Esther. El chico se llamaba Paul Grachan y antes de acudir a la cita, decidió pararse en una tienda de comida rápida en Chicago. Su único propósito era comprar algo de comer, ni siquiera pensaba que le estaba esperando una historia increíble. Al momento de querer pagar, se dio cuenta que uno de los billetes tenía escrito el nombre “Esther”. Pensó que era una coincidencia muy curiosa y decidió guardarlo, para dárselo a su nueva novia como regalo. Lo guardó y lo enmarcó en un cuadro de vidrio y a la semana siguiente, en su segunda cita, se lo dio a la muchacha. La reacción de Esther fue sumamente exagerada, más de lo que incluso él podía esperar. Estaba feliz, sorprendida y no podía contener la emoción. Sin embargo, no le dio explicaciones a Paul, sino que respondió que no pasaba nada y ya se lo diría algún día.




escalofriantes




Los años pasaron, la pareja se casó y en algún momento de sus vidas, durante una mudanza, Paul se encontró una vez más con el billete y entonces le pidió a su esposa que le contara la historia relacionada con el billete. Entonces Esther le reveló que antes de conocerlo trabajaba de cajera en una tienda y se preguntaba cómo iba a saber quién sería ESE hombre especial, el único. Entonces había escrito su nombre en un billete de un dólar y se dijo a sí misma que el que le devolviera el billete, sería su futuro marido. El billete circuló por todos Estados Unidos y terminó en manos de Paul, quien evidentemente se convirtió en su esposo.



exactamente






Julio Verne es un autor muy conocido en todo el mundo por sus novelas de ciencia ficción. Sin embargo, una de las novelas de este escritor francés es sumamente específica, ya que concuerda perfectamente con algo que sucedió un siglo después y algo que el propio autor no podía saber de ninguna manera. La obra se llama “Alrededor de la Luna” y fue publicada en la segunda mitad del siglo XIX. Cuenta la casi catastrófica misión espacial de la nave Columbia. Sin posibilidad alguna de alunizar debido a una explosión de oxígeno, los astronautas cambian de rumbo y se alejan de la Luna. Finalmente, gracias a la atracción de la Tierra, vuelven a su planeta y caen en el Océano Pacífico para finalmente ser rescatados por un bote. ¿Ciencia ficción, dices?




Increíbles y escalofriantes coincidencias






Abril 1995: Misión Apollo XIII. A la hora 13:13, la nave espacial comienza su trayecto a la Luna, pero posteriormente sufre graves problemas a causa de la explosión de un tanque de oxígeno. La tripulación ve que no tiene otra alternativa que cambiar la ruta, alejarse de la Luna y volver a la Tierra gracias a la fuerza de gravedad de esta. Al final, la tripulación cae en el Océano Pacífico y es rescatada por un bote.




increibles



Alex y Donna Voutsinas creen plenamente que en el caso de su amor, el destino tuvo un papel importante. Por si fuera poco, ellos creen que su matrimonio estaba ya planeado cuando eran niños pequeños. Algunos días antes de su boda, Alex estaba rebuscando entre las fotos de su prometida y se encontró con una que era especialmente curiosa. En ella, su querida estaba en el parque de atracciones de Disneylandia junto con sus dos hermanos. Sin embargo, lo absolutamente más insólito de la foto era que al fondo podía ver a su propio padre paseando. Es más, en el cochecito se encontraba él mismo. Nadie de los presentes en la foto podía sospechar que en unas dos décadas iban a crear una familia.




coincidencias






Sin embargo, allí no terminan las coincidencias relacionadas con Alex y Donna. Las probabilidades son incluso más pequeñas, dado que el parque se encontraba en Florida y sólo Donna vivía allí. Su futuro marido, Alex, vivía en Canadá por aquel entonces. “Estoy contenta de que pidió matrimonio antes de ver la foto. Sé que lo hizo porque me quiere y no porque piensa que es el destino”, ríe Donna.




escalofriantes






Una mujer de Edimburgo se conoció con un hombre de Londres mientras ambos estaban pasando las vacaciones en Ibiza. Después de haberse conocido y haberse caído bien los dos, el chico escribió su número de teléfono en la parte de atrás del recibo de un bar para que ella luego le llamara y pudieran quedar juntos. Sin embargo, cuando la mujer llegó a casa, por alguna razón misteriosa, el recibo había desaparecido. Es más, nunca jamás vio ese recibo en su vida. La mujer se reprochó por su propio descuido y decidió llamar a su madre para contarle la historia y sobre sus vacaciones.





exactamente





Sin embargo, la persona que contestó el teléfono era exactamente el pretendiente, el hombre que conoció durante las vacaciones. ¿Cómo era posible? Por absoluta casualidad (¿o no?) la chica se había equivocado al marcar el número de teléfono de su madre por un sólo dígito. Y ese número, justo ese dígito era el que diferenciaba el número de su madre del número del hombre con el que había pasado unas vacaciones increíbles poco tiempo atrás.





Increíbles y escalofriantes coincidencias

increibles

coincidencias

7 comentarios - Increíbles y escalofriantes coincidencias

sabio_druida +2
Alrededor de la luna es efectivamente de Julio Verne. Pero el de la foto del post es Mark Twain
ismagatica +1
Y la piba no se acordaba que el numero del flaco era casi igual al de la madre??
BautistaTurri
Te daría puntos pero los Di todos, soy como el flaco ese q da puntos en el precio del mañana
fermange
ya muy visto este REPOST. Ni modo te cabe tremenda denuncia.