epelpad

Cómo abrir tu tercer ojo

El tercer ojo simboliza el estado iluminado de la consciencia plena mediante el cual se puede percibir el mundo. En esencia, consiste en incrementar el poder de la percepción mediante la claridad y la agudeza mental. Sin embargo, usar el tercer ojo no equivale a ser psíquico ni desarrollar poderes mágicos como unos piensan. Abrirlo puede darte una mayor intuición sobre el mundo a tu alrededor. Es algo que no sucede de la noche a la mañana, pero hay muchas cosas que se pueden hacer para abrir este ojo.



Ubica el chakra de tu tercer ojo. Los chakras son centros de energía ubicados en el cuerpo. Básicamente, son ruedas de energía que se alinean a lo largo de la columna vertebral. Hay 7 chakras, y cada uno corresponde con una parte diferente de tu bienestar físico, mental y espiritual. El chakra del tercer ojo es el sexto chakra.
El chakra del tercer ojo está ubicado en la parte frontal de cerebro, entre los ojos. Está justo encima del puente de la nariz.
Cuando medites, procura centrar tu mente en este chakra. Este es el responsable de ayudarte a ver el mundo con mayor claridad.



Escoge el ambiente correcto. La meditación es una de las herramientas más efectivas para abrir el tercer ojo. Al estar más consciente de tus pensamientos, podrás acceder mejor a la claridad mental asociada con el tercer ojo. La meta principal de la meditación es que la mente descanse en un pensamiento u objeto. Es importante elegir el ambiente correcto para que estés cómodo cuando empieces a meditar.
Algunos sienten más paz y libertad en la naturaleza. Si te gusta la idea, puedes meditar al aire libre. Busca un lugar con la temperatura correcta y donde puedas sentarte sin que nadie te moleste.
La meditación en interiores es perfectamente aceptable. Muchos tienen espacios exclusivos para meditar en sus casas. Estos espacios pueden ser un cojín cómodo para sentarse en el suelo o quizá unas velas y música relajante.
Recuerda que la meditación es un proceso muy personal. Debes escoger el ambiente adecuado para ti.



Prepara tu postura. La conexión de mente y cuerpo es muy importante en la meditación. Entre más cómodo estés a nivel físico, más fácil te será concentrarte en el objeto o pensamiento en el que meditarás. La postura de meditación más efectiva generalmente implica alguna variación de sentarse con las piernas cruzadas en el suelo.
Si estás acostumbrado a sentarte en un sillón, tómate un tiempo todos los días para acostumbrarte a sentarte en el suelo. Con el tiempo, te será más natural y más fácil concentrarte en tu meditación.
La mayoría opta por usar al menos un cojín para que sentarse en el suelo sea más cómodo. Puedes tranquilamente usar 2 o 3 cojines resistentes si crees que te ayudará.
Si simplemente no te acostumbras a sentarte en el suelo, no te preocupes. Puedes probar lo que se conoce como “meditación a pie”. Para algunos, los sonidos rítmicos de sus pisadas pueden ser muy relajantes. Camina lentamente y ve por un camino despejado para que no pienses mucho por dónde pasas.




Escoge un objeto de meditación. Un objeto de meditación puede ser un pensamiento o un objeto físico. La idea es escoger uno que facilite al cerebro la concentración. Esto evitará que tus pensamientos divaguen y hará de tu meditación más efectiva.
Las velas son un objeto de meditación popular. Su llama ondulante es fácil de mirar y relajante para muchos.
Este objeto de meditación no tiene que estar cerca necesariamente. Puedes tranquilamente imaginarte el océano o un árbol hermoso que viste en cierta oportunidad. Solo asegúrate de que veas mentalmente este objeto de manera muy clara.



Escoge un mantra. Un mantra es una palabra o frase que hay que repetir durante la práctica de meditación. Puedes decirlo mentalmente o en voz alta, depende de ti. Este mantra debe ser algo personal y significativo para ti.
Tu mantra debe ser algo que quieras integrar en tu mente o en tu consciencia. Por ejemplo, puedes repetir: “Escojo la felicidad”. Esto te ayudará a reforzar la idea de que vas a centrarte en la alegría a lo largo del día.
Otra idea para un mantra es simplemente escoger una palabra. Por ejemplo, puedes repetir la palabra “paz”.



Conviértelo en una rutina. La meditación es una práctica. Es decir, la primera vez que te sientes a meditar podría no ser un gran éxito. Tu mente podría divagar o incluso podrías quedarte dormido. Aprender a meditar bien es un proceso que lleva mucho tiempo.
Haz que tu meditación sea parte de tu vida diaria. Empieza con incrementos muy pequeños, quizá de 5 minutos o incluso 2. Pronto te sentirás más cómodo con el proceso y podrás dedicarte a meditar más tiempo todos los días.



Aprende lo que significa tener más consciencia. Tener más consciencia significa ser más sensible activamente al ambiente que nos rodea. Estarás prestando atención a tus emociones y sensaciones físicas de manera consciente. Tener más consciencia te ayudará a conectarte contigo mismo y con el mundo a tu alrededor.
A medida que seas más observador, evita ser crítico. Solo observa y reconoce las cosas sin formarte una opinión de si algo está “bien” o “mal”.
Por ejemplo, si estás estresado, no te juzgues por sentirte así. Solo observa y reconoce tus emociones.



Sal de casa. Pasar tiempo fuera puede ser muy útil para tener más consciencia. Este estado de consciencia puede ayudarte a abrir tu tercer ojo, porque estarás más abierto a este. Por eso, te recomendamos hacer una caminata corta todos los días para pasar más tiempo en la naturaleza.
En la cultura de hoy en día, estamos “conectados” la mayor parte del día. Esto significa que casi siempre estamos mirando algún tipo de dispositivo electrónico o de comunicación. Salir nos recuerda la necesidad de tomar un descanso de todo esos estímulos.




Sé creativo. Tener consciencia plena te permitirá estar más en sintonía con tu lado creativo. Los estudios sugieren que la meditación consciente es una cura excelente para los bloqueos de escritor y los bloqueos que artistas y demás creativos tienen que pasar. Tener más consciencia te permitirá abrir tus caminos creativos.
Procura experimentar con tu lado creativo. Empieza a pintar, dibujar o aprender un nuevo instrumento musical. Dejar fluir tu creatividad te ayudará a estar más sintonizado contigo mismo, lo cual te ayudará a abrir tu tercer ojo.



Concéntrate en los detalles. La vida diaria puede ser bastante agitada y abrumadora. Tener más consciencia te ayudará a estar más tranquilo y a tener más capacidad de utilizar el tercer ojo. Presta atención a cada aspecto de tu ambiente y de tu rutina.
Por ejemplo, cuando te duches, observa conscientemente tus sensaciones físicas. Observa cómo se siente el agua caliente en tus hombros. Valora el aroma refrescante de tu champú.



Ten más paz. Cuando aprendas a abrir el tercer ojo, podrás experimentar sus beneficios. Muchas personas aseguran sentirse con más paz después de abrir su tercer ojo. Parte de ello se debe al logro de sentir mayor compasión a uno mismo. Tener más consciencia de uno mismo generalmente hace que uno sea más bondadoso consigo mismo.
Ser más bondadoso con uno mismo ofrece muchos beneficios. Te sentirás más seguro y menos ansioso.



Sé más sabio. Uno de los motivos por los que muchos quieren abrir su tercer ojo es por la sabiduría que obtendrán. Debido a que eleva la percepción del mundo, es lógico que podrás aprender más de tus alrededores. Los que han abierto su tercer ojo aseguran que sienten tener más sabiduría.
También conocerás más de ti mismo. La meditación y la plenitud mental son excelentes para entrar en contacto con uno mismo. Cuando uno entiende mejor sus emociones, se siente con mayor capacidad de afrontarlos.




Mejora tu salud física. Abrir el tercer ojo muy probablemente reduzca tus niveles de estrés. Te sentirás con mayor paz y autoconsciencia. Los niveles reducidos de estrés otorgan muchos beneficios físicos. Las personas con menos estrés tienden a tener una menor presión arterial y menos síntomas de depresión.
Tener menos estrés también puede reducir los dolores de cabeza y de estómago. Incluso puede hacer que tu piel se vea más joven.


Consejos:

Recuerda que abrir el tercer ojo es un proceso. Ten paciencia contigo mismo y sé agradecido por el proyecto que logres hacer.
No tengas miedo de probar métodos diferentes de meditación. No todo funciona igual para todo el mundo.

Comentarios Destacados

serdiaz2 +13
Primero un dedo, después dos. Si se apoya la yema del dedo medio sobre la uña del índice facilita. Y lubricación, por supuesto.
LDMI13 +4
sabia que no faltaria el hdp que comentaria algo asi
hjdm5 +2
@LDMI13 es Taringa man q esperabas? jajajajajjaja
hasta es normal encontrarse comentarios como este, podemos saber q nuestra querida Taringa goza de buena salud xDDDD
serdiaz2 +1
@LDMI13 Muchas gracias.

8 comentarios - Cómo abrir tu tercer ojo

gergarfe +11
curioso
Tsume1989 +1
@gergarfe A lo siento capo no leí los otros comentarios ahora lo busco
sant1ago +1
hace poco salio q fue posta esa escena le rompio el ocote en vivo y hd
gergarfe
@sant1ago http://www.lavozlibre.com/noticias/ampliar/1303350/la-falsa-y-tergiversada-violacion-sexual-de-marlon-brandon-en-el-ultimo-tango-en-paris
chaucer +2
info
jexter
Y yo alucine , el secreto para tener un tercer ojo es ser muy PEGAJOOSOOOOOOOO

link: https://www.youtube.com/watch?v=VvmUJWm9e8M
McNegro +2
Te dejo 10 puntos porque casualmente, he pasado por esto hace unos meses.
El post está bueno como algo que se puede "lograr" aunque faltan algunos detalles del camino por recorrer. Te faltó mencionar la importancia de la respiración en todo esto.

Sin ánimos de alardear ni hacerme el capo... doy fé que si se consigue esto, cambia la perspectiva con la que se ve el mundo solo con enfocarse en estimular la consciencia