epelpad

Una sencilla manera de terminar una conversación incómoda

Todos podemos recordar alguna situación en la cual nos sentimos deprimidos o confundidos después de hablar con ciertas personas. A este tipo de gente se le dice pasivo-agresiva. Sin expresar su agresión abiertamente, logran molestarnos de forma muy súbita. Nuestra tarea es aprender a defendernos.
Genial.guru quiere compartir contigo estos pasos eficientes, gracias a los cuales ningún agresor pasivo podrá arruinarte la vida.

Paso 1. Contacto visual

Una sencilla manera de terminar una conversación incómoda
© warnerbros  

Mira a tu interlocutor directamente a los ojos. Así le das a entender sin palabras que descubriste sus intenciones. Una persona pasivo-agresiva no empezará una confrontación directa, y muchas veces una mirada abierta te ayudará a evitar un diálogo desagradable para ti. En ocasiones podemos entender mal las intenciones de una persona y en vez de empeorar la situación, simplemente le daremos una oportunidad para corregir, contestando sus preguntas abiertamente.

Paso 2. "Disparo preventivo"

este
© Columbia Pictures  

Los manipuladores hacen las preguntas justo de la manera que les conviene. Y hacen todo lo posible para que sus respuestas no sean lo que tú quieras escuchar. Nuestra tarea es impedir que lo hagan. Al reformular la pregunta de la manera que nos conviene a nosotros y contestándola en vez de responder a su versión inicial, nos protegemos fácilmente de esta manipulación. Por ejemplo: "No entiendo qué tiene que ver esto con el tema, pero...".


Paso 3. "Poner las cartas sobre la mesa"

Hablar
© hbo  

Dile a la persona de la forma más cordial posible que quieres terminar el diálogo sobre el tema. 
Puedes notar que la conducta de tu oponente ha cambiado porque él siente que no reaccionas de la manera que le gustaría que lo hicieras: "Veo que estás nervioso, mejor no hablemos de eso".
Es interesante observar a la persona, porque mostrará inquietud. Estás son algunas señales:
Evita la mirada.Le tiemblan las manos.No puede estar quieto.No puede tener las manos quietas.

Paso 4. "Contraataque"

una
© universalpictures  

Cuando intentaste los pasos anteriores pero la persona no se calma, aplica la técnica “Contraataque“.
Pregúntale: ”¿Qué está sucediendo aquí?", y espera su respuesta. Lo importante es mirar a tu interlocutor directamente a los ojos. Si se sigue comportando de la manera pasivo-agresiva, continúa con el último paso.


Paso 5. Retirada cordial

dice
© warnerbros  

No estás obligado a escuchar lo que no te gusta. Incluso si esto no se ve nada agresivo, la persona intenta dañarte. Lo mejor de todo sería despedirse de ella y dejar la conversación. Si no es una opción muy viable (por ejemplo, una conversación con tu jefe), puedes inventar un pretexto respetable. Lo importante es que recuerdes: no tomes esta situación muy personal.

1 comentario - Una sencilla manera de terminar una conversación incómoda