epespad

El arte de influir en las personas ¿Te atreves a conocerlo?

Cuando queremos seducir a alguien, no tiene que tratarse exclusivamente del plano amoroso. Sirve para conseguir empleos, vender productos y más. El psicólogo y escritor estadounidense Robert Greene, sabe qué técnicas usar en el arte de influir en las personas. ¿Te atreves a explorarlo? Sobre todo, recuerda que un gran poder conlleva una gran responsabilidad, así que usa estos consejos sólo para objetivos positivos.
El arte de influir en las personas. ¿Te atreves a conocerlo?
La primera norma, aunque suene totalmente siniestra, es reconocer a la persona que será más susceptible de ser influenciada. ¿Quién da el perfil? Fíjate en si tu objetivo demuestra timidez cuando está en tu presencia, si es así, puedes estar seguro de que ejerces cierta atracción sobre él/ella, por lo que estará más dispuesta que otras a hacer algo por ti. Evita siempre, por lo tanto, a aquellas personas que empiecen a adultarte, pues también son del tipo que busca algo a cambio.
Antes de acudir a esa persona, controla muy bien tu aspecto: vístete bien, sonríey habla con confianza. La imagen también es esencial. 
El arte de influir en las personas ¿Te atreves a conocerlo?
Si necesitas ejercer cierta influencia sobre alguien, busca iniciar el contacto a través de una tercera persona: un amigo o conocido común, familiar… Piensa que de esta modo, tu aproximación es menos agresiva y te permitirá entablar una relación cordial, incluso amistad, antes de pedir lo que necesitas.
Como has intuido, la discreción es clave, así que no vayas con tus intenciones por delante, mantén cierto misterio y distancia, así alimentarás el interés hacia ti. ¿Y eso por qué? Tienes que ser muy consciente de algo: si esa persona ya espera algo de ti, que le vas a pedir algo, tu dominio sobre ella se desvanecerá, así como su buena disposición. El factor sorpresa es básico.
personas
 
Eso sí, deberás poner a punto tu astucia y dejar caer el tema de un modo casual mientras se desarrolla la conversación, guiándola hacia aquello sobre lo que deseas hablar realmente. De esta manera, es posible que cuando por fin saques el tema, incluso esa persona llegue a tener la impresión de que actúa por iniciativa propia. Según Greene, el fijarse en los detalles es esencial, a la hora de conseguir que tu objetivo tome una decisión sin esfuerzo, así que no te pierdas nada, sé astuto y discreto, pues tendrás mucho ganado.
Mientras habláis, conviértete en una especie de espejo de esta persona, no le imites abiertamente, claro, pero sí copia algunos de sus gestos, que sea imperceptible pero vea en ti a un igual, alguien con quien sintoniza. En este sentido, no te limites al lenguaje corporal, el lenguaje verbal también puede ser un arma poderosa. No discutas, conoce a tu objetivo y agasájale con palabras agradables (sin pasarte, claro), argumentos con los que esté de acuerdo… Su actitud hacia ti será mucho más positiva.
arte
Recuerda, sobre todo, no mostrar tu lado dominante. Deja que tu interlocutor piense que la persona que dominaes él/ella, así tendrá la impresión de que lo que hace no surge de tu influencia, sino de su arrolladora personalidad.
Otro aspecto a tener en cuenta es tu actitud, un exceso de amabilidad podría llegar a retratarte como alguien inseguro. Céntrate en parecer claro y directo, también en tu discurso.
atreves
Cuando creas que tienes su atención, márchate durante un rato. Crea una distancia durante un tiempo, que esa persona eche de menos tu compañía, entonces, vuele a la carga. Es en este momento, cuando tienes que hacer especial hincapié en su importancia, debe tener la sensación de que tú piensas que es único/a (y seguramente quizá lo pienses).
¿Quieres más herramientas para estrechar vínculos con él/ella? Averigua lo que le gusta y en qué conicidís y compartid puntos de vista, ¡si tenéis buenos recuerdoso experiencias similares e incluso comunes, mejor que mejor! Otra opción es revelar un secreto a esa persona, algo que no todos pueden saber, semi prohibido. Así sentirá que es especial para ti y que confías en ella, incluso que ha hecho que te ablandes y hayas decidido contarte algo muy personal. Siempre juega a favor.
ifluir
Cabe destacar que si tu influencia tiene como objetivo ejercer algún efecto sobre el campo de los negocios, no debes dudar en, con cuidado, hablar de tus éxitosantes de lanzarte a pedir el favor que necesites. Así aumentarás la confianza en ti en un campo tan cambiante como este. Esto se aplica también a esos momentos en los que crees que esa persona ha perdido el interés en ti, si te embarga la inseguridad, menciona tus logros y hazte valer. Es posible que así estimules su atención hacia ti.
¿Crees que tienes a esa persona en el bote? Entonces, haz el movimiento final, ¡con confianza y sin timidez! No dejes que pase demasiado tiempo. Pídele lo que necesitas o hazle llegar a la conclusión de que lo necesitas él solo. Si duda de concedértelo, convéncele con cuidado, muéstrale cómo podrías compensarle, cuáles son sus debilidades y cómo tú puedes ayudarle a superarlas y hazle ver lo mucho que apreciarás este movimiento en tu beneficio y que le deberás una. Si te has vendido bien, no dudará en dejarse influenciar definitivamente. 
El arte de influir en las personas ¿Te atreves a conocerlo?
 
Una vez domines este arte y si quieres aplicarlo en más ocasiones, siempre con buenas intenciones, vas a tener que variar la forma en que empleas los distintos trucos. Así, nunca llegarás a ser predecible.
Como ves, el arte de influir en las personas es sumamente complejo y requiere de muchísimo auto control y astucia, además de unas extraordinarias dotes sociales. No todo el mundo llega a dominarlo, pero sí puedes usar algunos de los consejos anteriores en tu beneficio, pues, siempre podrían serte útiles. ¿Lo probarás?
 

1 comentario - El arte de influir en las personas ¿Te atreves a conocerlo?