epelpad

5 cosas que las personas del pasado hacían de forma distinta

5 cosas que las personas del pasado hacían de forma distinta

Vivimos en la era de la nostalgia. Los cines se están llenando de remakes de películas de los 80, Stranger Things es un éxito rotundo e Internet nos llena de quizzes para saber a qué época pertenecemos realmente. Nos bombardean con la idea de que el pasado era mejor y por un segundo lo creemos, solo basta ver las noticias para pensar que el mundo se está yendo al demonio, pero no es así.

Soñamos con vivir en los 60 y poder ir a Woodstock, ¿pero realmente podríamos sobrevivir sin Internet? Nuestra misión aquí es recordarles que no todo tiempo pasado es mejor, solo lo vemos así porque no tenemos en cuenta todos los detalles de la vida cotidiana que son tan distintos (¡y desagradales!) a los de hoy. Por eso aquí les mostramos algunas cosas que las personas de antes hacían de forma muy diferente a la nuestra.


1. No se bañaban


personas

Tomar un baño no era tan sencillo como abrir una canilla. Tenían que buscar agua, calentarla y llenar las tinas. Era un proceso lento, complicado y por eso no lo hacían muy seguido. Decían que la reina Elizabeth I se bañaba una vez por mes, como la mayoría de sus súbditos.

Sin embargo, eso no era lo peor. Como el proceso era tan complicado y el agua tan difícil de conseguir, las familias compartían el mismo baño. Primero entraba el mayor de la familia y por último el más joven podía intentar asearse en el agua negra y apestosa que antes había usado toda su familia.


2. Usaban lo que podían para lavarse los dientes (o no lo hacían)


distinta

Lamento comunicarle a las fanáticas de Jane Austen que si el señor Darcy hubiese existido tendría aliento a porcelana. Ya no es tan sexy, ¿no? La pasta de dientes es un invento relativamente moderno y los ingleses de la era de Austen solían usar ladrillos y macetas de porcelana triturados para frotárselos contra los dientes y limpiarlos lo más que podían.

Pero si tu «crush» literario era el más grande del teatro, William Shakespeare, o alguno de sus personajes, las cosas hubieran sido mucho peores. Antes del descubrimiento de América usaban miel y dátiles para endulzar las comidas, y las personas tenían dientes en un estado relativamente bueno (aunque no lo creas).

Todo eso cambió después del 1600 con la introducción del azúcar en las dietas de los británicos más privilegiados, entre ellos la reina Elizabeth I (sí, la que no se bañaba). Ella tenía un amor tan grande por los dulces que, con el tiempo, sus dientes se volvieron negros y se empezaron a caer, pero, en vez de hacer lo que cualquier persona racional haría y dejar el azúcar, tener una dentadura lamentable se convirtió en moda entre la élite británica. Por un breve período de tiempo las mujeres se pintaban los dientes de negro para demostrar que ellas también podían comprar azúcar.


3. Dormían menos


Hasta en eso somos diferentes. Según A. Roger Ekirch, profesor de historia en la Universidad Virginia Tech, las personas de antes tenían «dos sueños». Dormían cuatro horas por la noche y luego se despertaban por una o dos horas para hacer las labores de la casa y después volvían a la cama por su segundo sueño.

Supuestamente esa es la forma en la que deberíamos dormir y nuestra idea de que debemos estar en la cama 8 horas seguidas nos puede hacer mal.


4. A falta de papel higiénico, bueno es el maíz


hacian

Antes del papel higiénico extrasoft las personas se tenían que arreglar con lo que tenían a mano. Los griegos usaban rocas, los romanos compartían esponjas en los baños públicos y los primeros colonos que llegaron a Estados Unidos usaban mazorcas de maíz porque eran lo único que tenían a mano.

En 1857 por fin se empezó a comercializar el papel higiénico como lo conocemos ahora, aunque recién en 1935 empezaron a promocionar una nueva variedad libre de astillas. ¡Ouch!


5. Las computadoras eran humanas


cosas del pasado

Hasta hace poco las computadoras no eran máquinas, eran un cargo ocupado por personas. Quizás lo sepas por la preciosa película de 2016,«Hidden Figures», que cuenta la historia de tres mujeres «computadoras» que fueron esenciales para desarrollar el programa espacial de la NASA. Pero existían desde mucho antes que eso.

En el siglo XVII una «computadora» era una persona que podías contratar para resolver un problema. Equipos enteros de personas con este cargo podían trabajar en una oficina haciendo cálculos por horas y horas. Parece aburridísimo (¡y lo era!) sin ellos nuestra vida sería muy diferente hoy.

Estas son solo algunas de las cosas que cambiaron con el tiempo. Ahora muchos de nosotros no podemos hacer ni una suma sencilla sin la ayuda de una calculadora y, por suerte, tenemos muchas opciones cuando vamos a comprar papel higiénico (¿lo quieres perfumado? ¿Doble hoja? ¿De 30 metros? ¡Las opciones son infinitas!) ¡Así que basta de nostalgia y disfrutemos que vivimos en la era del Internet y la higiene básica!

5 comentarios - 5 cosas que las personas del pasado hacían de forma distinta

IIFliqpyII +1
Este post no tiene comentarios, ¡Soyez le premier!

Buen post, me encantaria limpiarme el culo con una roca
bondicero- +3
No se bañaban? eran hippies?

5 cosas que las personas del pasado hacían de forma distinta
ForeverNeverLies +1
Faltó el "Premium Edition Pack"
inmichin
1. No se bañaban

Sabes a esta mujer como le limpio sus "residuos" naturales con mi lengua!.......

personas

Eso si! moviendo la lengua como Daniel san cuando pintaba la cerca....

distinta