epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Padovani: "Sting me garco el muy turro"

Henry Padovani: "No necesito que me reivindiquen porque nunca busqué el reconocimiento"

El primer guitarrista de The Police y figura sobre la que se centra el documental “Rock and Roll... of Corse”, que se presenta en el Bafici, advirtió que no toma a esta película como una reivindicación de su figura al remarcar que “nunca” le interesó “la fama” y que todas sus acciones fueron realizadas “de manera natural” y “sin buscar reconocimiento”.

Padovani: "Sting me garco el muy turro"


Henry Padovani, primer guitarrista de The Police y figura sobre la que se centra el documental “Rock and Roll... of Corse”, que se presenta en el Bafici, advirtió que no toma a esta película como una reivindicación de su figura, al remarcar que “nunca” le interesó “la fama” y que todas sus acciones fueron realizadas “de manera natural” y “sin buscar reconocimiento”.


“No necesito que me reivindiquen porque nunca busqué el reconocimiento. Las cosas no se hacen para demostrar algo, sino porque salen, es algo natural. Hay mucha gente que hizo cosas increíbles por el movimiento punk, como los técnicos y asistentes, que son imprescindibles y nadie los conoce. La gente que necesita que la reivindiquen es porque ha hecho poco, porque cuando uno hace, sólo piensa en la acción, no en la fama o la posteridad”, dijo Padovani en diálogo con Télam.

the police

Precisamente, “Rock and Roll...of Corse”, la película de Lionel Guedj estrenada en el Festival de Cannes y luego en todas las salas francesas, pone el foco en la figura de Padovani, quien lejos de aparecer como una frustrada estrella por haber sido miembro fundador de The Police sin quedar luego en la formación final de la banda, lo muestra como una personalidad dinámica y clave dentro del movimiento punk que se apoderó de Londres en 1977.

En este sentido, el documental cuenta con la presencia de diversas figuras del movimiento, como los ex The Clash Mick Jones y Topper Headon; el ex Sex Pistols Glen Matlock; o los propios integrantes de Police Sting, Stewart Coppeland y Andy Summers, entre otros; quienes dan cuenta de su amistad con Padovani.

Pero además, deja en claro el recorrido musical de este artista nacido en Córcega, quien, tras su salida del popular trío, fue parte de la banda de Wayne County; formó The Flaying Padovanis; fue vicepresidente de IRS Records, en donde descubrió a bandas como R.E.M. y The Bangles, entre otras; y fue manager del italiano Zucchero.

La pintura que se hace de Padovani en “Rock and Roll...of Corse”, un claro juego de palabras que alude a su ciudad natal, incluye su participación como invitado en una serie de conciertos que The Police dio en Francia, en la gira mundial emprendida en 2007 cuando se reunió el trío.

Con la excusa de esta presentación en el Bafici, Padovani llegó a la Argentina, en donde anoche ofreció un recital en el Parque Centenario, planea este miércoles un concierto en Boris Club, ubicado en Gorriti 5568, de esta ciudad, además de una participación de los shows del grupo platense Aguirre, que celebra 25 años de la salida de su disco debut.

“En mis shows hay un repertorio equilibrado. Me gusta tener elementos franceses, así que la mitad de las canciones son en francés, hay algo de blues, algo de canción, un poco de técnica con el instrumento”, graficó el músico al referirse a los conciertos acústicos que brinda en el país.

En charla con esta agencia, Padovani hizo una lectura del movimiento punk, analizó la carrera de The Police y se refirió al protagonismo logrado en este filme.

Télam: ¿Qué reacción tuvo cuándo le propusieron ser protagonista de este documental?
Henry Padovani: Habría que preguntarle al director por qué se le ocurrió hacer esta película, pero él me comentó la propuesta y di el OK porque, en general, nunca pregunto, siempre digo que sí a todo, es una aventura. Que haya una película sobre mí, claro que me agrada, pero no por el orgullo de querer mostrarme, sino porque están todos mis amigos, mi padre, mis amigos de la música. Creo que la película salió bien y la imagen que se da de mí es fiel, soy una persona feliz y simpática.

T: En el filme también pareciera estar presente el orgullo corso. ¿Lo toma de esa manera?
HP: Siempre me preguntaban en Francia cómo me sentía en Inglaterra, con toda esa gente, si no me sentía pequeño, porque hay un complejo de los músicos franceses respecto a los ingleses. En Francia, cuando uno es de Córcega debe ganarse su lugar porque no está insertado de manera natural. Por eso, para mí fue natural el proceso de buscarme un lugar. La identidad es importante en la vida en general y en la música. Lo que uno escucha es la identidad del músico, que es lo que lo diferencia del resto, por eso desde mi identidad corsa construí mi música.

T: ¿Por qué piensa que se perdió esa camaradería que existía en el movimiento punk en esos años?
HP: El principal problema que tenemos es que hay gente que se anexa glorias de otros, no se maneja por sus propios méritos. El eslogan “No future” no era un deseo, era una constatación de lo que había, que no era mucho, por ende hablaba de la voluntad de construir. Los músicos siempre se respetan entre ellos pero cuando se vuelven profesionales ya son menos músicos y más otra cosa. Hay una necesidad de reconocimiento del sistema que a nosotros no nos interesaba. Eso nos diferenció. Toda la gente que conocí de ese período encontró su lugar, porque tenía una energía que no se la quitó nadie, ni aún el sistema cuando terminó aceptando y adoptando al movimiento punk.

T: ¿Es posible recuperar ese espítitu?
HP: No hay recetas, son momentos únicos. Si las hubiera, habría revoluciones todo el tiempo. El mundo ha cambiado y falta solidaridad. Hay mucho individualismo. Cada vez que hay un movimiento social en protesta por algo, aparecen las cámara de televisión y ya hay líderes hablando. No podés estar en contra el sistema y aprovecharte de él porque va a corromper esa dinámica. Yo tengo 64 años y soy parte del sistema. No voy a dejar a esta edad el poco confort que tengo, pero hoy todo se basa en la moda. El espíritu punk lo encuentro, por ejemplo, en un grupo de agricultores franceses, que rechazaron las lógicas productivas del sistema y apuntan a una agricultura sana, autosustentable. Eso es punk. A partir del momento que tenés la fuerza de rechazar una idea del sistema, ya es mucho porque la presión conformista es muy grande.

T: A la distancia, ¿qué opina de The Police?
HP: Creo que el grupo se hizo de a poco, fue un proceso, con las composiciones de Sting, el beat de Coppeland, la guitarra de Andy. Cuando el punk fue adoptado por el sistema, había que hacer una selección de calidad y empezar a hacer buena música. Hay que ser sincero, no engañarse, la música punk tenía energía, arrogancia, urgencia, revolución, pero la música no era muy elaborada. No todos los punks eran buenos músicos, más allá del aporte al movimiento. Bandas como The Police y The Clash lograron sobresalir por todo eso. Police no era punk, el elemento punk del grupo era yo, por eso tomaron una dirección distinta, más ligada al pop. Pero es cierto que aprendimos las reglas del juego y la solidaridad de esa época y eso es lo que quedó. Por eso aún somos amigos.

0 comentarios - Padovani: "Sting me garco el muy turro"