epelpad

Historia de mujer más joven en recibir un trasplante de cara

De vez en cuando la ciencia, pero sobre todo la humanidad, logra cosas imposibles. Un caso evidente de ello es el trasplante de cara al que fue sometida la joven Katie Stubblefield.

Tras un total de 31 horas de procedimiento, Katie salió del quirófano con un rostro nuevo y un enorme repertorio de posibilidades frente a ella. Hoy quiere compartir su historia con el mundo.

Historia de mujer más joven en recibir un trasplante de cara

Cuando tenía solo dieciocho años, la joven intentó suicidarse disparándose a sí misma, pero tres años más tarde se ha convertido en la persona más joven en recibir un trasplante de cara en la historia de Estados Unidos de América.

De hecho, su cirugía fue completamente pagada por el Departamento de Defensa como parte de una iniciativa para encontrar tratamientos y soluciones para los soldados que reciben heridas muy parecidas a la que se autoinflingió Katie.

transplante

Todo el proceso y, sobre todo, su testimonio, ha sido recogido en el que será el nuevo número de la revista National Geographic. En el reportaje “The Story of A Face”, comparte al antes y el después de su cirugía y sus esperanzas para el futuro.

historia

“Mucha gente me ha ayudado y ahora quiero hacer lo mismo. Me gustaría dedicar gran parte de mi tiempo a prevenir o tratar las posibles situaciones potenciales de terminar en suicidio”.

Antes de intentar suicidarse, Stubblefield explica que nunca se vio como una chica guapa o hermosa. Además, le tocó hacer frente de obstáculos que hicieron que viviese un tormento en su cabeza, como, por ejemplo, problemas gastrointestinales crónicos, una ruptura dolorosa, su madre perdió su empleo, etc. Todo eso hizo que en 2014 no aguantar más y decidiera ponerse el rifle de su hermano debajo de la cara y dispararse.

mujer

Fue así como perdió la nariz y parte de su boca y frente, sin embargo, sorprendentemente, sobrevivió a ello. Desde entonces estuvo dos años en lista de espera para un trasplante y en 2017 encontraron una donante compatible. Stubblefield recibiría la cara de Adrea Schneider, de 31 años.

Los especialistas de esta clínica de Cleveland trasplantaron el cuero cabelludo, la frente y la nariz, aunque también algunos trozos de mejilla, mandíbula, dientes, y ciertas zonas donde faltaba tejido muscular. La cirugía fue todo un éxito y, de hecho, los propios médicos indican en el informe que se ha conseguido reemplazar el 100% del tejido facial del cliente.

cara

Este ha sido el primer trasplante de cara total realizado por este hospital que, en su momento, concretamente en 2008, ya fue el primer hospital de Estados Unidos de América en realizar un trasplante facial. Gracias a ellos, Stubblefield es la persona número cuarenta en recibir una “nueva cara”.

Obviamente, Katie ha dedicado un espacio de este reportaje de National Geographic a dar las gracias a las principales personas que han hecho posible que ella esté en este mundo y, de nuevo, tenga esperanza.

joven

“Decir que los médicos, enfermeras, cuidadores y fisioterapeutas que me han atendido son de clase mundial sería darles poco mérito. En cuanto a la persona que, literalmente, me ha donado la cara y a toda su familia solo puedo decirles que las palabras no describen la inmensa gratitud y aprecio que le tengo a este maravilloso e increíble regalo que me han hecho”.

En cualquier caso, nos alegramos de que, tras un proceso tan duro y complicado, Katie puede, de nuevo, volver a pensar en el futuro.

recibir

4 comentarios - Historia de mujer más joven en recibir un trasplante de cara

xjuazx
La vida se la arruino ella