epespad

Genocidio ruso en Chechenia

ZBIGNIEW BRZEZINSKI. Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.
Los servicios de información de Europa central brindaron precisiones sobre los proyectos que tiene Rusia de destruir totalmente Chechenia. El plan deliberado aplicado por el Kremlin comprendería tres etapas:1. Bombardeos masivos que obliguen a todos los no combatientes a abandonar el país.2. Cercamiento militar progresivo de los combatientes, empujados hacia concentraciones urbanas o semiurbanas donde los chechenos podrían retomar las tácticas que ya les permitieron infligir grandes pérdidas a los rusos;3. A diferencia del conflicto anterior, los rusos no tienen intención alguna de afrontar costosos combates callejeros.Al contrario, la idea es utilizar armas nuevas y, asociando explosivos y agentes químicos, aniquilar literalmente a las decenas de miles de combatientes.Esta estrategia llevará a un genocidio, al cual el mundo asiste pasivamente. Las reacciones internacionales casi no se escucharon hasta ahora, a pesar de las desastrosas consecuencias que tendrá la victoria rusa. Un franco éxito militar estimulará aún más las aspiraciones neoimperiales de Moscú.A menos que se produzca un resultado rápido, el conflicto amenaza con desestabilizar el sur del Cáucaso. El Cáucaso septentrional ya es un inmenso caos. Pero la ola de refugiados y la inestabilidad que ésta trae aparejada pueden extenderse a Georgia.Más aún, la victoria podría dar a los partidarios de la línea dura de Moscú el deseo de controlar o eliminar a Shevardnadze, sometiendo al mismo tiempo a Georgia. A esto se suma el hecho de que la política de EE.UU. hacia el sur del Cáucaso y Asia central se verá contrariada. Una Georgia sometida significa para Rusia el acceso directo a Armenia -lo que aislaría a Azerbaiján y a Asia central de Occidente- y el control político del oleoducto Baku-Soupsa.Uno se pregunta por qué Occidente -y la administración Clinton en particular- se muestra tan cínicamente pasivo. Quizá no se tiene conciencia de que el fracaso de Rusia en brindar la ayuda económica prometida después de finalizado el reciente conflicto es la causa principal de los desórdenes de Chechenia y de la tentación del extremismo entre algunos de sus ciudadanos. Los moderados los siguieron porque no tenían opción, sobre todo desde que el Kremlin se negó a negociar con ellos.Los chechenos resisten desde hace 120 años. No son ni rusos ni ortodoxos. Y además, son las víctimas de este conflicto. Presión, no amenazasEntonces, ¿qué puede y debe hacerse? El gobierno estadounidense, para empezar, no debería entregarse a la política del todos unidos contra Bin Laden, que recuerda la propaganda rusa anterior, Yeltsin es, como Lincoln, el salvador de la Unión, que la administración Clinton se tragó en bloque.Esta debe ser informada sin rodeos de que su política amenaza la estabilidad de la región y que es incompatible con los intereses comunes de los Estados Unidos y Europa. Se debe frenar la ayuda financiera. Occidente también debe abordar públicamente las dimensiones morales del comportamiento ruso. Los demócratas rusos, que se oponen a la guerra, están aislados y su argumento de que el conflicto es perjudicial para los intereses de largo plazo del país se ve debilitado por la aparente indiferencia occidental.Washington, por otra parte, debería proponer oficialmente que se aúnen los esfuerzos de los Estados Unidos, la Unión Europea y Rusia en la puesta en práctica de un plan de desarrollo económico para el norte del Cáucaso, a fin de reducir las incitaciones socioeconómicas a la violencia. Tal iniciativa dejaría a un lado la cuestión de la soberanía para centrarse en la necesidad de crear en el seno de las poblaciones de la región un nivel de crecimiento económico compartido. Las Naciones Unidas y las demás instituciones internacionales podrían aportar la indispensable protección. La preocupación que tiene Rusia por su posición se vería aliviada por su participación en toda iniciativa conjunta de este tipo. Por su parte, los tres Estados del sur del Cáucaso también podrían colaborar a su manera. Lo esencial en esta etapa es presentar, al menos, los grandes lineamientos de una solución alternativa a un conflicto regional destructivo y en plena escalada.Por último, las Naciones Unidas deben también desempeñar un papel. Aun cuando Chechenia es peor que Kosovo, Rusia no es Serbia y una acción de la OTAN, por lo tanto, no es admisible. El conflicto checheno se parece más al de Timor Oriental, donde una fuerte presión internacional, sin amenazas militares, convenció a Indonesia de que una resolución pacífica sería más provechosa para los intereses nacionales. La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) acaba de tener una reunión cumbre en Estambul. Allí expresó la indignación de la comunidad mundial y la necesidad de tomar las medidas necesarias para que las Naciones Unidas detengan en su fase final el genocidio que Rusia está perpetrando en Chechenia.

Imagenes del genoicidio Ruso en Chechenia
Genocidio ruso en Checheniamatanza
ChecheniaLider checheno asesinado por el ejercito ruso

5 comentarios - Genocidio ruso en Chechenia

academico09 +1
Es impresionante si, pero peor es el genocidio norteamericano o israeli.
ElBatoBaniado +1
No hay genocidio peor que otro, en ese caso y bajo esa vision la guerra de malvinas fue un tiroteo boludo y los desaparecidos son dos gatos locos no?
pupienmexico
ElBatoBaniado dijo:No hay genocidio peor que otro, en ese caso y bajo esa vision la guerra de malvinas fue un tiroteo boludo y los desaparecidos son dos gatos locos no?



esos son comentarios llenos de inteligencia y eso no abunda por aca , muy bueno
DonAlphonse
2014 y no recuerdo que haya pasado nada.
¿mas propaganda antirusa?
juang98
Infórmese.