epespad

Leyendas Urbanas & Historia De Terror 2/2[Incluye 1 Vide

AVISO IMPORTANTE!!!!
Los que tengan miedo a muchas cosas, mejor que no lo lean, ya que pueden sufrir pesadillas... Los que no tengan miedo, pueden leerlo sin problemas

Leyendas Urbanas


Moneda de 2 Euros que se rompe
Está en boca de todos. La fragilidad de la nueva moneda es un rumor que cada día cobra más fuerza. Sin ir más lejos, la moneda de dos euros se rompe, al caer violentamente, por el borde que hay entre las dos aleaciones que la componen.

Para que se produzca la rotura, el contacto ha de producirse de plano con el suelo, pero ello no quita de que exista una posibilidad nada desdeñable. De hecho, ya han sido varias docenas de ciudadanos que se han dirigido a las oficinas bancarias para cambiar sus euros rotos.

Solo comentar, que no conozco absolutamente a nadie que le haya pasado, y se de gente que lo ha intentado. Lo que si que es verdad es que las monedas, tanto de uno como de dos euros, pueden provocar reacciones alérgicas a ciertas personas debido a que en las aleaciones de las dos partes de que se componen estas monedas, uno de los elementos es el níquel, metal que es habitual provoque reacciones alérgicas.

La niña Verónica
Vanessa, es una joven de Gijon que estudia Terapia ocupacional en la Universidad de Talavera. Junto con otras dos chicas alquiló un piso en la calle de los Templarios para que los gastos fueran menores. Durante el segundo curso, Vanessa suspendió dos asignaturas y sus padres le enviaron el mes de agosto para estudiar. Una noche de verano en la que estaba sola, cuatro golpes secos sonaron a su puerta. Vanessa creyó que se trataba de algún amigo con el que salir a tomarse una copa, pero se trataba de una niña de alrededor de siete años. La niña, de hermosos tirabuzones rubios y grandes ojos castaños miró a Vanessa y le dijo que se había perdido. Vanessa la dejó entrar, le preparó un vaso de leche y le dijo que iban a ir a la policía. Verónica, que así se llamaba la niña (ya veis que en esto de las leyendas urbanas no hay mucha originalidad en esto de escoger nombres), le rogó que no lo hiciera esa noche pues tenía mucho sueño y quería dormir. Vanessa accedió y le preparó la cama.

Por la mañana temprano cuando Vanessa iba a llevarla a la policía, entró en el cuarto y vio que la niña, llamada Verónica, no estaba. Un año después en idéntica situación, la niña volvió a aparecer. Parecía que no había crecido nada. De nuevo Vanessa le preparó la cena y le dejó dormir pero al dia siguiente Verónica volvió a desaparecer sin dejar rastro. Vanessa fue a la policía y dio todos los datos de la chiquilla pero no se habían producido denuncias ni nadie había reclamado una desaparición. Tras dar muchas vueltas, Vanessa llegó al Hospital de San Prudencio. Un hospicio para niños y niñas huérfanos. Allí la madre Sonsoles, le explicó que no tenían ninguna niña de esas características. Justo cuando se disponía a salir Vanessa del lugar, otra monja llegó con un calendario de dos cursos atrás. Allí estaba la foto de Verónica, tal y como Vanessa le había visto. - Si es ella! - gritó.

Las dos monjas se miraron extrañadas - Vanessa murió hace dos años.

Aquella noche, cuatro golpes secos sonaron en la puerta de Vanessa. La muchacha observó por la mirilla de la puerta. Allí estaba de nuevo Verónica, con los brazos cruzados y cara de enfadada. - Has tardado mucho en abrirme, tengo hambre y sueño - Dijo la niña.

Vanessa aterrada preparó todo como lo había hecho habitualmente. Cuando acostó a Verónica no pudo soportar el terror y entró despacio a su habitación. La niña estaba totalmente arropada. Vanessa retiró la sábana y bajo ella, como un suspiro pareció desvanecerse un cuerpecito en una nube. Sobre la almohada, con letra infantil y varias faltas había una nota "Gracias por la leche y los dulces, ahora tengo que irme a llevar al infierno a las otras tres chicas que no me dejaron entrar a sus casas."

Picadura de Araña
Una mujer decide realizar un viaje al Caribe para relajarse en sus vacaciones. Recorre varias playas durante una semana y el último día decide adentrarse en una tupida selva donde descubre una bellísima catarata de aguas cristalinas rodeada de exuberante vegetación. Tras un baño se dispone a tomar el sol y se queda dormida. Cuando despierta descubre asustada una araña sobre su cuello, la aparta de sí y se marcha. Unas semanas más tarde, ya en casa, a la mujer se le desarrolla un bulto en el cuello, acude al hospital y el médico le dice que es necesario reventarlo y dejar que el liquido que hay dentro salga. Asustada accede y el médico realiza la intervención sin anestesia. Cuando el doctor corta con el bisturí la mujer exhala un suspiro y comienza a sentir algo sobre su cuello, creyendo que se trata del liquido que fluye. El médico le dice que no se asuste. Instintivamente se lleva la mano al cuello y nota que allí no hay liquido alguno sino algo que recorre su cuello. Arañas, cientos de pequeñas arañas recorren su rostro y su mano. Llena de pánico la mujer tiene que ser atendida por varias enfermeras. Al día de hoy la mujer permanece ingresada en la sección psiquiátrica del hospital.

Las galletas asesinas
Linda Burnett, de 23 años, residente en San Diego, fue a un supermercado cercano a hacer las compras.

En el transcurso de la tarde, mucha gente la vio sentada en el coche con las ventanillas subidas y los ojos cerrados, con ambas manos detrás de la cabeza.

Un cliente que había estado en el supermercado un rato se preocupó y se acerco al coche. Se dio cuenta de que Linda había abierto los ojos y que presentaba un extraño aspecto.

Le preguntó si se encontraba bien, y Linda contestó que le habían
pegado un tiro en la nuca y que llevaba una hora sujetando su masa
encefálica.

El hombre llamó a un médico que para poder entrar en el coche tuvo que romper la ventanilla, ya que el coche estaba cerrado y Linda se negaba a quitar las manos de su cabeza.

Cuando finalmente entraron, descubrieron que Linda tenía un pegajo de bollo blando en su cabeza. Un paquete de galletas había explotado por el calor, haciendo un ruido fuerte, y el pegote le había dado en la nuca. cuando se toco para ver que era, solo sintió algo blando, así que pensó que se trataba de su cerebro. En un principio se desmayó, pero se recuperó enseguida y trato de sujetar su cerebro durante mas de una hora hasta que alguien vino en su ayuda.

Los peta-zetas y la Coca-cola
¿Has oído alguna vez que el baileys y la coca cola tomados juntos son casi mortales? ¿Y el red bull con harina? Bomba mortal.

Hay mezclas letales en la cabeza de todos desde bien pequeños: las pelotas que se te hace en el estómago el baileys con tónica, los espumarajos mortales de los peta-zetas con coca cola.

Durante muchos años, ya prácticamente no se oye, se afirmaba rotundamente, incluso se llegaba a decir que había muerto gente, que si se tomaba peta-zetas con coca cola, al mezclarse ambos productos en el estomago, se creaba una especie de mezcla explosiva dentro del estomago, que provocaba grandes dolores al desafortunado que los había tomado, llegando en muchos casos a la muerte.

Es de esas cosas que, si bien se sabe que son mentira, siempre se respetan. Nunca verás a nadie pidiendo Baileys con coca cola en ningún bar (entre otras cosas porque debe ser una autentica cochinada).

Los bulos sobre combinaciones alimenticias letales son cada vez menos frecuentes ya que es menor el número de nuevos productos que salen al mercado. Algo se oyó sobre el Red Bull cuando salió.

Todos estos bulos surgen con la combinación de dos cosas que incluso sabiendo que son inofensivas juntas nadie juntaría jamás por sentido común.

La pareja atrapada en el coche
En una región de Inglaterra, una pareja estaba haciendo el amor dentro del coche, estando él encima de ella. Debido a los esfuerzos y movimientos extraños que tuvo que realizar el para cumplir con su tarea en un espacio tan reducido, el hombre tuvo una torcedura en la espalda....

A consecuencia de ello, de repente se vio incapaz de descabalgarla a ella, que tampoco podía moverse porque estaba atrapada bajo el cuerpo de él.

La desafortunada pareja se encontraba atrapada dentro del coche. Finalmente, ella consiguió accionar el claxon del coche con uno de sus pies, de modo que acabó llegando ayuda. Tuvieron que traer potentes herramientas con el objetivo de separar a la pareja cortando el coche en dos piezas.

Se llevaron al hombre en una ambulancia y los rescatadores le dijeron a la chica que no se preocupase, que su novio se pondría bien tras una corta visita al hospital, a lo que ella contestó:
- "!Y a mí que me importa! ...Lo que me preocupa es cómo voy a explicar a mi marido lo que le ha pasado a su coche".

Sorpresa en la Hamburguesería
Las malas lenguas afirman que todo es una invención de las hamburgueserías pequeñas para luchar contra la enorme competencia que para ellas suponían las grandes franquicias de comida rápida. Por supuesto, nunca nadie llega a conocer al sujeto protagonista de la historia, pero conocen a alguien que sí que sabe quién es.

Consiste en que dicho personaje acudió a una hamburguesa de una afamada cadena americana, y allí le sucedieron una de las siguientes cosas:

- Se encontró una uña de rata al darle el segundo mordisco a la hamburguesa.

- Descubrió que la carne procedía de gusanos en vez de una ternera. (nadie sabe cómo lo supo).

- Al darle el último sorbo al batido de vainilla apareció una cucaracha con un entripado de muerte.

- Entre los trozos de pollo frito apareció una rata rebozada y despatarrada.

Suerte que no encendiste la luz...
Una joven universitaria acudió de madrugada a su habitación para llevarse algunas de sus cosas antes de volver a marcharse y pasar la noche junto a su novio. Ella entró pero no encendió la luz ya que su compañera estaba durmiendo. Anduvo varios minutos por el cuarto a oscuras buscando algo de ropa y algunos libros, finalmente salió.


Al día siguiente de regresó se encontró a la policía. Le preguntaron si ella vivía allí y contestó que sí, le dejaron pasar y se encontró en la pared escrita con sangre estas palabras "Suerte que no encendiste la luz". Su compañera había sido asesinada la noche anterior estando ella en la habitación.


Esta historia cuenta con muchas variantes y se conoce desde hace más de 40 años en EE.UU. El tema es repetitivo y recurrente en colegios y universidades y pretende alertar a los adolescentes de ciertos peligros mundanos que pueden sucederles cuando se apartan de sus obligaciones o infringen ciertas normas. Así, unas veces la protagonista se marcha a dormir con su novio (infringe una norma moral) o a una fiesta cuando al día siguiente tiene un exámen (no atiende a sus obligaciones).

Un Susto de Muerte
Cuidado con las excursiones nocturnas



Un día tres chicos hicieron una apuesta: dar una vuelta a un cementerio madrileño. Uno de ellos quería ser el primero. Entró en el cementerio mientras los otros dos esperaron un rato. Volvió y dijo que había pasado mucho miedo pero no había pasado nada. Eso le animó más el segundo que entró. Un rato después, salió. Le llegaba el turno al tercero, que era el más pequeño, iba a tirar la toalla, dejar la apuesta, pero los otros dos le insistieron y por fin entró.



Los dos esperaron un buen rato. Hacía mucho frío y ya había pasado más de una hora cuando uno le dijo al otro: 'Nos habrá gastado una broma, pero qué pesada.' El otro respondió: 'Sí, seguro, será mejor que nos vayamos de aquí y lo dejemos solo. Se lo merece.'



Al día siguiente, como siempre, habían quedado en una parada de autobús antes de ir al instituto pero el pequeño no apareció. Eso no les extrañó mucho, ya que siempre llegaba tarde. Mientras en las noticias dijeron que habían encontrado un cadáver en el cementerio. El chico había muerto de un infarto provocado por el miedo, ya que se ve que al intentar salir del cementerio saltando el muro, se ve que se le engancho la ropa a la vaya o a algo, que seguramente le haría creer que alguien le estaba tirando de la ropa para evitar que saliese del cementerio.

La Historia de VerónicaLarga Muuuy Larga...
Esta es una de las mas antiguas leyendas urbanas, que ya circulaban mucho antes de que se extendiese el uso de Internet.

Existen muchas y diferentes versiones de esta misma historia:

Esto es justo lo que nunca debes hacer: ponerte frente al espejo y repetir nueve veces seguidas el nombre de Verónica.
No serías el primero que se ríe al conocer esta historia, que lleva circulando por el mundo desde hace varias décadas. Muchos antes que tu han pensado que se trataba de un cuento chino y se han burlado, pero otras personas aseguran que quienes no han hecho caso de la advertencia y han aceptado el desafí*o, han cargado con una maldición terrible.
¿Quien es Verónica? O mejor dicho: ¿quien era? Se trataba de una chica de 14 años que, estando en el pueblo con sus amigos, hizo espiritismo en una casa abandonada. Todo el mundo sabe que es algo tremendamente peligroso y que jamás debe tomarse como un juego. Ella no siguió las reglas de los fantasmas, se burló durante toda la invocación y una silla que había en la habitación cobró vida y la golpeó mortalmente en la cabeza.
Sin embargo, Verónica aun no descansa en paz. Su espíritu esta condenado y vaga buscando venganza entre aquellos que no saben respetar el Mas Allá, como le sucedía a ella en la vida real.

Ana era una chica de la edad de Verónica que conoció la leyenda en su instituto. Sus amigos la picaron, diciéndole que no se atrevía a decir “Verónica” nueve veces ante el espejo. A ella le daba miedo, pero venció su terror porque le avergonzaba quedar mal ante todo el mundo. Una compañera fue a los servicios de esa planta del instituto para comprobar, entre risas, si cumplía la prueba.
Lo hizo, no paso nada y el grupo lo olvidó enseguida. Menos Ana. Para ella la auténtica pesadilla comenzó esa misma noche. Estaba en la cama, cuando un sonido la despertó. No se trataba de un estrépito, sino de una especie de susurro indescifrable que oía cerca de la nuca, mientras sentía como si alguien respirara en su cuello. Aterrada, se levantó y encendió la luz. Allí* solo estaba ella. A pesar de eso, no pudo dormir en toda la noche. Al día siguiente, no se atrevió a contárselo a nadie. Estaba muerta de miedo, y en medio de la clase tuvo que salir al servicio para mojarse la cara y despejarse. Pero cuando entró al baño, hací*a mucho frí*o (como estaban en invierno no le dio importancia) y una capa de vaho cubría el espejo. Ana lo limpió con la mano para comprobar horrorizada que tras ella habí*a una chica que no había visto jamás, con una expresión de espanto y sangre en la cabeza. Fue solo un instante. Cuando se volvió a mirar, ya no habí*a nadie. Ana rió nerviosamente, pensando que todo era fruto de su imaginación, los nervios y el cansancio. Sin embargo, cuando se volvió hacia el espejo vio algo que la dejo helada. Al borrarse el vaho una frase había permanecido escrita: “Soy Verónica. No debiste invitarme a volver”.
Ana no pudo soportarlo. Hoy pasa sus días encerrada en un manicomio, y solo habla para jurar y perjurar que el fantasma de Verónica la sigue atormentando.


Otra versión que además, relata el origen de esta leyenda.


Carolina y Verónica eran dos jóvenes novicias de un convento, el cual, actualmente, es un colegio de Primaria y Secundaria. Estas jóvenes habían sido amigas desde la infancia y juntas habían decidido convertirse en religiosas. Durante el último año de sus estudios se celebró en el convento una pequeña convivencia religiosa en la que participaron las otras congregaciones de la comarca. De una de ellas procedía un joven que había sido criado por los monjes debido a que su madre lo abandonó. Este joven era bastante atractivo y Carolina se enamoró de él a pesar de sus votos. Por otro lado Veronica también se enamoró de él, pero lo mantuvo en secreto hasta que una noche Carolina fue a buscarla y la encontró en su habitación con el joven juntos en la cama. Carolina salió corriendo de la habitación gritando sin darle tiempo a Verónica de explicar que había renunciado a la vida religiosa y había decidido casarse con el joven. Al ver que era imposible que Carolina atendiera a razones decidió acostarsen no sin antes pedirle al joven que se marchara, y que ya hablaría con Carolina por la mañana. Pero esa mañana nunca llegaría para ella.
Por la noche Carolina cogió las tijeras que usaban en los talleres de costura, las cuales estaban atadas a un lazo rojo para poderse colgar del cuello y así no perderlas. Esta se dirigió sigilosamente hacia el cuarto donde se hallaba Verónica durmiendo, se acercó a la cama, levantó las tijeras abiertas y se las clavó a Verónica en el pecho al mismo tiempo que esta gritaba su nombre. Asustada por lo que había hecho, Carolina cogió el cuerpo de Verónica y lo enterró en el huerto del convento con las tijeras todavía clavadas en el pecho.
Al año siguiente Carolina seguía estudiando en el convento y todo el mundo creía que Verónica se había fugado con aquel joven del que se había enamorado, pero la noche en la que se celebraba el aniversario de la muerte de Verónica, Carolina comenzó a escuchar un ruido de pasos en el corredor que se dirigían a su habitación, de repente la puerta se abrió y Carolina fue incapaz de abrir los ojos hasta que un escalofrío recorrió su cuerpo estremeciéndola de miedo que le hizo abrirlos y observó el cuerpo putrefacto de su amiga la cual sujetaba en las manos las tijeras con el lazo rojo. En cuestión de segundos Verónica clavó las tijeras en el corazón de su amiga dándole muerte.
Al día siguiente las hermanas de la orden hallaron sobre la cama de Carolina las tijeras con el lazo rojo y una pequeña Biblia en cuyas tapas Carolina relataba lo sucedido una noche hacía ya un año cuando por celos había matado a su mejor amiga.
Se dice que el espíritu de Verónica todavía vaga buscando venganza y que para invocarla es necesario una tabla de ouija, una Biblia abierta por la mitad y unas tijeras abiertas rodeadas por un lazo rojo, pero esto es muy peligroso de hacer, ya que si aparece Verónica y encuentra a alguien en la reunión con los mismos sentimientos de celos y odio que su amiga Carolina, le clavará las tijeras en el corazón.
Si te pones delante de un espejo de noche y a oscuras en un cuarto de baño con tres velas encendidas, e invocas a Verónica diciendo su nombre tres veces (una por cada vela) aparece reflejado en el espejo la fecha de tu muerte en el vaho producido por las velas.


Otra versión mas:


Esto es justo lo que nunca debes hacer: ponerte frente al espejo y repetir nueve veces seguidas el nombre de Verónica.



No serías el primero que se ríe al conocer esta historia, que lleva circulando por el mundo desde hace varias décadas. Muchos antes que tú han pensado que se trataba de un cuento chino y se han burlado, pero otras personas aseguran que quienes no han hecho caso de la advertencia y han aceptado el desafío, han cargado con una maldición terrible.



¿Quién es Verónica? O mejor dicho: ¿quién era? Se trataba de una chica de 14 años que, estando en el pueblo con sus amigos, hizo espiritismo en una casa abandonada. Todo el mundo sabe que es algo tremendamente peligroso y que jamás debe tomarse como un juego. Ella no siguió las reglas de los fantasmas, se burló durante toda la invocación y una silla que había en la habitación cobró vida y la golpeó mortalmente en la cabeza.



Sin embargo, Verónica aún no descansa en paz. Su espíritu está condenado y vaga buscando venganza entre aquellos que no saben respetar el Más Allá, como le sucedía a ella en la vida real.



Rita era una chica de la edad de Verónica que conoció la leyenda en su instituto. Sus amigos la picaron, diciéndole que no se atrevía a decir 'Verónica' nueve veces ante el espejo. A ella le daba miedo, pero venció su terror porque le avergonzaba quedar mal ante todo el mundo. Una compañera fue a los servicios de esa planta del instituto para comprobar, entre risas, si cumplía la prueba.



Lo hizo, no pasó nada y el grupo lo olvidó enseguida. Menos Rita. Para ella la auténtica pesadilla comenzó esa misma noche. Estaba en la cama, cuando un sonido la despertó. No se trataba de un estrépito, sino de una especie de susurro indescifrable que oía cerca de la nuca, mientras sentía como si alguien respirara en su cuello. Aterrada, se levantó y encendió la luz. Allí solo estaba ella. A pesar de eso, no pudo dormir en toda la noche. Al día siguiente, no se atrevió a contárselo a nadie. Estaba muerta de miedo y de sueño, y en medio de la clase tuvo que salir al servicio para mojarse la cara y despejarse. Pero cuando entró al baño, hacía mucho frío (como estaban en invierno no le dio importancia) y una capa de vaho cubría el espejo. Rita lo limpió con la mano para comprobar horrorizada que tras ella había una chica que no había visto jamás, con una expresión de espanto y sangre en la cabeza. Fue solo un instante. Cuando se volvió a mirarse, ya no había nadie. Rita rió nerviosamente, pensando que todo era fruto de su imaginación, los nervios y el cansancio. Sin embargo, cuando se volvió hacia el espejo vio algo que la dejó helada. Al borrarse el vaho una frase había permanecido escrita: 'Soy Verónica. No debiste invitarme a volver'.



Rita no pudo soportarlo. Hoy pasa sus días encerrada en un manicomio, y solo habla para jurar y perjurar que el fantasma de Verónica la sigue atormentando


Historias de Terror


No Abras la Puerta
Descripción: Ten cuidado con todas las puertas que te encuentras por el camino. Algún día te puede suceder lo de esta increíble leyenda. Muy curiosa y escalofriante.
Categoria: Historietas


Muchas personas piensan que esto que os voy a relatar es una simple leyenda, un cuento o incluso una falsa historia, pero yo lo único que puedo hacer es contárosla, a partir de ahí, sacad vuestras conclusiones. Hace 2 años, estaban en su casa, tan tranquilos, María, una señora de 40 años que se había divorciado recientemente, con su hijo pequeño de tan solo 8 años. Como era de costumbre María se tenía que ir todas las noches a trabajar, debido a que era una mujer con muchas responsabilidades( tanto en su trabajo como en su casa). Pero aquel día sería muy diferente al resto de los demás; ya que, cuando se encontraban cenando vieron en las noticias que un asesino en serie, muy peligroso y agresivo había escapado del centro penitenciario de la ciudad. Lo más grave de la noticia no era que este interno hubiese escapado, lo peor era que había sido visto pocas manzanas cercanas del hogar de la familia. Esto provocó la incertidumbre de María que al irse al trabajo tenia que dejar a su hijo solo en casa. Maria para prevenir desgracias cerró las ventanas, puertas, y le explicó lo siguiente a su hijo: - No habrás ninguna ventana ni las puertas. Aunque llevo las llaves, por si ocurre algo, yo llamaré 3 veces seguidas al timbre o simplemente me reconocerás por la voz y entonces sabrás que soy yo. Llegado el momento, María se fue a trabajar y dejó a su hijo solo. Éste, lleno de miedo, cerró la puerta a cal y canto y se puso a ver la tele para relajar la mente. Al cabo de rato, el chico ya estaba dormido cuando de pronto llaman a la puerta. PON...PON....el chico se despertó y aterrado se dirigió muy despacio hacia la puerta y dijo: - ¿Eres tú mamá?. La respuesta vino con otra serie de golpes acompañados de un susurro escalofriante que decía: JABREME DA PUETA. El niño atemorizado huyó hacia su habitación donde se pasó la noche llorando y esperando a que llegase su madre, hasta tal punto que se quedó dormido. Al día siguiente cuando se levantó se dio cuenta de que su madre no había vuelto. Y aún con miedo se dirigió a la puerta que conducía a la salida de la casa y se encontró a su madre con las piernas cortadas( por lo que no pudo llegar al timbre), la lengua cortada( por lo que no le pudo reconocer la voz) y totalmente ensangrentada. Desde ese día este chico tuvo que estar hospitalizado en un psiquiátrico y no pudo dormir sin sufrir constantes pesadillas........ y si os preguntáis por que sé, es por que, simplemente, soy ese niño.


Video (Lo conocen Todos)

Accidente de Ford
https://ugc.kn3.net/s/http://www.youtube.com/v/mE1ohGID9vY
link:http://www.youtube.com/watch?v=mE1ohGID9vY


Gracias.
Primero y ultimo post de Terror si me piden mas...
Creare mas =D.
Saludos!

10 comentarios - Leyendas Urbanas & Historia De Terror 2/2[Incluye 1 Vide

eze13mc
el de la universitaria me encanto
y el videito ese lo habia visto hace mucho y me cague todo
buen post
principemilagro +1
buenas historias, pero volves a poner un videito de esos y te denuncio... con mi madre.
designerdigital
Vaya, creo despues de cada fiesta, rodeando las 4,5am, es costumbre en mi casa contar cuentos de terror, experiencias, nos fascina hacerlo, a quien no!!!!!
Negritooo
jajajajjajajajajaja

me cague todooo por el viedeoooo jajaja
Mistico69
el pinche video ni asusta
Krattzz
jaja
aiaiaia
el video
no sirve basura
pero ta xido
xD
jaja
Tusalanga
Un Susto de Muerte
Cuidado con las excursiones nocturnas


NO ENTIENDO CUANDO DICE CUIDADO CON LAS EXCURSIONES NOCTURNAS
burtonianaBJ
Eso de Veronica, la primer version y la tercera son las mismas excepto que el nombre Ana cambia por Rita, che!
ANARCHYCRAZY
dejo mi post
http://taringa.net/posts/info/6454603/leyendas-de-terror.html