epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Vacunas venenosas

El número de vacunas recomendadas para la infancia, a pesar de que muchas se han erradicado de la sociedad, sólo va en aumento. Actualmente el sistema de salud está recomendando vacunaciones para todos los niños contra todo.

Durante la primera mitad de siglo XX tenía algo de sentido que se ampliara la campaña de vacunación contra la difteria o la tuberculosis, enfermedades que estaban matando a miles de niños cada año. Pero hoy en día, la “moda” médica es recomendar inmunización para enfermedades que son relativamente inofensivas o algo serias pero muy raras, sin considerar los propios peligros de las vacunas inoculadas en sistemas inmunitarios de los niños que aun están por formarse.


Vacunas obligatorias en 1983 y 2007 en Estados Unidos


Vacunas venenosas


Las reacciones inmediatas a las vacunas pueden ser terribles en la infancia, pero sus efectos a medio y largo plazo no son mejores porque minan de forma definitiva el sistema inmunitario humano.

Para empezar se ha relacionado las vacunas con varias enfermedades:

Conexión con la diabetes infantil. Se ha probado que las vacunas causan diabetes insulino-dependiente y muchas personas en varios países están pidiendo a la administración compensaciones económicas para esta vacuna que les produjo una enfermedad tan grave y definitiva como la diabetes
Se la ha relacionado en numerosos casos con asma, enfermedades respiratorias y alergias.
Se midieron en un estudio científico la relación entre las vacunas y el SIDS (apnea e hipoapnea, cese de la respiración y respiración anormalmente superficial) y el resultado fue claro. Muchas muertes infantiles por SIDS en USA se producen horas después de la vacunación
Conexión con el autismo; un número creciente de médicos creen que los programas crecientes de vacunación infantil son una de las causas más importantes que explican la epidemia actual de autismo, en niños que nacieron perfectamente sanos.


"no voy a intentar profundizar más en la evidencia de que las vacunas causan autismo. Ya hay pruebas abundantes de ello(…)este debate no es científico, sino político"
David Ayoub M.D



¿Qué contienen las vacunas?

A menudo contienen preservativos, aditivos, residuos manufacturados añadidos a patógenos específicos, timerosal, antibióticos, formaldehido, albúmina de serum humano, proteína de huevo, gelatina, mercurio y aluminio. Un extraordinario “cocktail” dedicado con todo el cariño de las empresas farmacéuticas a la infancia.

Pero probablemente lo más extraordinario de todo es que la eficacia de las vacunas nunca ha sido probada en un estudio científico incontestable. Me refiero a que, lo creas o no, nunca se ha testado un grupo de, pongamos, 50 personas inyectándoles una vacuna determinada dejando a otras 50 personas, como grupo de control para certificar la evolución de la salud en unos y en otros. Ese es el clásico estudio científico que se exige para cualquier producto que diga que tiene una “eficacia probada”.



"la amenaza más grande en enfermedades infantiles reside en los esfuerzos peligrosos y sin efecto que se toman para prevenirlas a través de la inmunización en masa…no hay ninguna evidencia científica convincente de que las inoculaciones en masa hayan demostrado eliminar ninguna enfermadad infantil"
Dr. Robert Medelsohn


Los defensores a ultranza de las vacunas suelen mostrar sus tablas de datos mostrando estadísticas de antes y después de los períodos de vacunación de tal o cual enfermedad.


Sin embargo esas estadísticas, como suele ocurrir, son engañosas. Las enfermedades que más mortalidad infantil causaban a principios del siglos XX comenzaron a desaparecer ANTES de que fueran introducidas las campañas de vacunación por razones tan evidentes y claras como que mejoró sustancialmente la alimentación, disminuyó la desnutrición, se mejoró sustancialmente la higiene y se instalaron en los grandes núcleos y poblaciones sistemas de canalización que disminuyeron notablemente las enfermedades infecciosas.

¿Acaso las enfermedades infecciosas han disminuido en Africa por haber introducido campañas de vacunación? Evidentemente no, mientras la gente siga muriendo de hambre y no tenga acceso al agua potable.

¿Realmente son las vacunas las que nos salvan?
¿Por qué son contraproducentes?
¿Cómo las estadísticas engañan?
¿Qué contienen las vacunas?
¿Qué efectos tienen en nuestros órganos, sistemas inmunológicos, e incluso en nuestros genes?
¿Son las enfermedades infantiles realmente peligrosas para la salud de los niños? ¿o son necesarias para la construcción de su sistema inmunológico?
¿Por qué continúan y se amplían las campañas de vacunación?
¿Cuales son nuestros derechos?
¿Puede ser evaluado y contrarrestado el daño de las vacunas?
¿Cual es la verdadera clave para la inmunidad?
¿Qué intereses hay detrás de las vacunas?




"intentos deliberados se han venido realizando para permitir que los niños (aborígenes) bajo mi cuidado murieran. Las autoridades reales no quieren que estos niños vivan. La intención real por parte de las autoridades es el genocidio"
Dr. Archie Kalokerinos MBBS PhD FAPM.



Muerte



VACUNAS - MERCURIO - AUTISMO - MUERTE

El problema es real», asegura por experiencia el galeno alicantino.A él acuden desde recién nacidos hasta adolescentes con secuelas autistas. «La mayoría de ellos tienen unos niveles de mercurio en el organismo muy por encima de los límites tolerables». Lo dice por las pruebas de cabello que envía periódicamente a laboratorios de EEUU (los hospitales españoles no disponen de la tecnología necesaria, excepto el Ejército) para ser analizadas. «Hay niños», concluye, «que superan hasta en 12 veces las tasas establecidas internacionalmente para este tóxico». Y de ahí a los primeros síntomas autistas el trecho es brevísimo.

La acumulación del metal pesado en el cuerpo (hasta 22 dosis de vacunas llegan a recibir niños que no han cumplido los 16 años) puede llegar a afectar gravemente al sistema nervioso central (problemas locomotores, pérdida de la capacidad de concentración, de las medidas de espacio y tiempo…).

Luis tenía 19 meses y 15 vacunas cuando Mercedes empezó a notar que algo no marchaba bien. «Cuando le daban los ataques, el niño se mordía hasta los travesaños de madera de su cuna. Todavía hoy tenemos que estar muy pendientes de él. Es siempre imprevisible.De pronto se vuelve extremadamente evasivo, no responde cuando le llamamos por su nombre, se arrastra por el piso, tiene lagunas mentales… Es como si mi hijo viviera permanentemente en un mundo aparte», cuenta Mercedes. Luego aprendería, por boca de algunos médicos y padres de niños con igual problema, que los síntomas autistas de su hijo no son fruto de un virus maligno, como ella pensaba por ignorancia, sino debidos probablemente a las concentraciones de mercurio utilizado en las vacunas que le administraron a Luis. No es el único.

En la Asociación para Vencer el Autismo (AVA), de 200 menores autistas, según su vicepresidenta Ana Medina -madre de un adolescente en tratamiento- más de un centenar están afectados por mercurio. Y ello, dice, porque «no podemos atender todas las peticiones de ayuda social y médica que nos llegan de toda Cataluña y otras comunidades». En España, de acuerdo con datos del Servicio de Psiquiatría de la Policlínica de Guipúzcoa, se ha pasado de cuatro a cinco casos de autismo por 10.000 niños en edad escolar a cifras mucho por encima del uno por 700.

Una de las razones por las cuales puede haberse incrementado la población de niños con trastornos neuronales similares a los del autismo es, a juicio de muchos especialistas, el aumento espectacular en el número de dosis administradas. De hecho, se ha pasado de ninguna o unas pocas que se ponían nuestros abuelos a unas ocho para los padres actuales y, de éstas, a unas 20 o más que hoy reciben sus hijos. Si sumamos todas las que contienen mercurio (al menos siete de diferentes laboratorios) los niños vacunados en la actualidad, prácticamente todos, reciben unas cantidades de tiomersal (también llamado timerosal) muy superiores a las de sus padres y abuelos. Aún quedan vacunas tan importantes como la hepatitis B y el tétanos, incluidas, entre otras, en todos los calendarios de vacunación, que no están exentas del producto tóxico. Aunque en las farmacias también las hay sin este peligroso metal.




Fuentes: http://trinityatierra.wordpress.com/2008/01/16/vacunas-venenosas-la-verdad-oculta/
http://www.elmundo.es/cronica/2004/437/1078148137.html
http://www.prisonplanet.com/archives/vaccines/index.htm



.

7 comentarios - Vacunas venenosas

Gacelle
Hola vine a decirte que no dejes solos a la gente de Palestina que estan siendo masacrados por los sionistas hijos de puta.

http://www.youtube.com/v/rNqo4hxT6kE
link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=rNqo4hxT6kE
seru_87
NO TENES NI IDEA DE LO QUE ESTAS HABLANDO, LEISTE ALGUNA VES ALGUN LIBRO DE MICROBIOLOGIA, MEDICINA INTERNA, CLINICA MEDICA ETC... A MI ME PARECE QUE NO, Y SI LO HICISTE Y TENES ALGUN ESTUDIO UNIVERSITARIO RELECIONADO CON CIENCIAS DE LA SALUD NO DEBERIAS ESCRIBIR ESTAS COSAS HACES MUCHO MAL...
panchosim -1
K-PO Este tipo de post les tenes que cerrar los comentarios... Este gobierno es una mierda... nos quieren controlar los HDP
Remorin -1
soy estudiante de medicina de ultimo año... y lo único que se me ocurre decir es que UD NO TIENE NI LA MAS REMOTA IDEA DE LO QUE ESTA POSTEANDO, NO PUEDE HABER ALGO MAS ESTÚPIDO QUE LO QUE SE PLANTEA MAS ARRIBA!!!! lo peor que puede hacer la gente es dejar de vacunarse.
gallito77 +3
Todo bien. pero tenes que entender que como todo en este mundo. La medicina es una industria y las farmacéuticas les conviene mas tenerte consumiendo remedios que estar sano. Con esto no digo que las vacunas sean para control mental, ni nada por estilo, pero habría que ver si realmente son todas necesarias.
draalchemist1
Una cantidad traza de mercurio no provoca nada. Pero sí tienes razón en algo: hay demasiada vacunas que no son necesarias. Las que son críticas y no deben suprimirse nunca son la de la tuberculosis, la polio, difteria y tos convulsiva, porque estas enfermedades sí pueden matar a un niño. Las demás me parecen cuestonables, y por experiencia propia, la de la influenza trae muchos problemas, en especial a los adultos mayores. Mi papá casi se muere de un síndrome respiratorio después de ser inmunizado para influenza A y B
draalchemist1
Y el autismo en los niños tiene más que ver con los niveles de cortisol (hormona del stress) en las madres durante el embarazo y con la exposición de la madre a sustancias tóxicas para el feto, como alcohol, cigarros o medicamentos. Mientras más mal lo haya pasado la madre en el embarazo y más mal se haya alimentado, aumentan en mucho las posibilidades de que el bebé nazca con autismo u otros daños neurológicos,