epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La historia de Los Tres Chiflados

TRES QUE FUERON SEIS



Tal vez...el hacer reir sea el oficio más riesgoso dentro del ámbito del espectáculo. Con otro tipo de temas, el no dar exactamente en la diana no es sinónimo de fracaso... Los círculos exteriores del blanco también tienen su premio. Una película o serie u obra de teatro puede tener algo de suspenso, un poco de romanticismo, un toque de acción y la mayoría de la gente estará de acuerdo con esos contenidos. Pero cuando se habla del humor, sin duda alguna que habrá enormes discrepancias...Lo que para usted es divertidísimo, para su vecino es una real estupidez y nada de lo que diga podrá hacerle cambiar su opinión. Para colmo, no hay término medio: o es divertido o no lo es... El humor sólo puede dar en el blanco.

La historia de Los Tres Chiflados

El nacimiento de los Tres Chiflados puede situarse a fines de los años 20 con el grupo Ted Healy and The Racketeers. Este grupo estaba formado por Moe, Shemp, Lawrence Fine (quien más tarde se convertiría en Larry a secas), un tal Fred Sandborn, que no duró mucho en el grupo, de profesión xilofonista y el ya citado Ted Healy, un comediante de vaudeville muy famoso en su época.

Moe

En 1930, un cazador de talentos de los estudios Fox convence a Healy para que hagan su debut cinematográfico: el grupo aparece en el corto Soup to nuts, con un éxito sorprendente. Cuando Moe revisa el contrato, se da cuenta que las ganancias estaban algo mal repartidas...un 99 por ciento iba a los bolsillos de Healy y el resto a dividir entre Moe, Larry y Shemp. Este último, cansado de las bromas, abusos y borracheras de Healy, decide finalmente abandonar al grupo.

Larry

Y este es el punto en donde uno se pregunta cómo hubiese sido la historia de los chiflados si Shemp no hubiese tomado la decisión de irse... ¿estaríamos hoy hablando de Curly como un genio de la comedia?....El inútil pero divertido ejercicio de la especulación. Lo cierto es que Moe recurrió a su hermano menor, Jerome Lester Horwitz, quien tenía como características una abultada melena y unos bigotes tipo Búfalo Bill... Cuando Ted Healy lo vio, hizo el siguiente comentario: “...el pelo de Larry le asemeja a un puercoespín....el corte de Moe es un corte escupidera... ¿qué tienes pensado para encajar en todo esto...? A Jerome le llevó quince minutos ir a la peluquería... Cuando regresó, pelado como un durazno, dijo una frase que luego “copiarían” Connery, Moore, Laxenby, Dalton, Brosnan y Craig. El exclamó: “...mi nombre es Curly...Curly Horwitz...”

Curly

El grupo se mantuvo unido hasta 1934, en que los tres chiflados se cansaron de Healy y firmaron solitos con la Columbia. El primero de junio de 1934, debutaron como The Three Stooges en el corto Woman Haters, algo así como los Odiamujeres...Si vamos a ser estrictos, cualquiera que vea este corto no podría reconocerlo nunca como uno de los tres chiflados... Por ejemplo, todo el capítulo está musicalizado y todo lo que se dice, se dice en rima. Además, es Larry el protagonista principal... Moe y Curly sólo acompañan como personajes secundarios.

Moe no estaba muy confiado en este primer paso, por lo que presentó inmediatamente un segundo proyecto: Punchs Drunks ó Golpes Ebrios...Los capos de la Columbia enloquecieron con el argumento y a partir de allí, todo les fue a pedir de boca. Firmaron un contrato de siete años con opciones anuales. El compromiso era entregar ocho cortos al año con un descanso de doce semanas, en las cuales podrían actuar libremente en cualquier lugar...salvo en otros estudios...

Ningún amante de los Tres Chiflados puede negar que los primeros 97 cortos que ellos filmaron figuran entre lo mejor de su cosecha. Sin duda, gran parte del mérito lo lleva Curly en sus espaldas...Y es que los tres se complementaban a la perfección como un mecanismo de relojería...Moe aportaba la violencia, intolerancia y altivez del que es un estúpido y no lo sabe... Larry era el navegar por las aguas intermedias: soy normal, pero no puedo evitar el hacer estupideces....Finalmente, Curly representaba la inocencia de chico que todos llevamos adentro, cometiendo tonterías más por inmaduro que por tonto...

Sus vidas personales no eran ni de cerca un reflejo de sus actuaciones: Moe era la mar de bueno y hacía lo imposible para que su hermano Curly cuidara del dinero. Pero Curly gastaba su cheque en mujeres, alcohol, casas, autos y perros...Larry era el expeditivo: filmaba, cobraba y hasta el próximo corto no volvían a tener noticias de él...

Y así trabajaron desde 1934 hasta 1946...Ese año, cuando se estaban realizando las últimas tomas de Half Wit’s Holidays, Curly sufre un infarto que lo retira para siempre de su personaje...

Curly ya era un recuerdo...y los tres chiflados empezaban a morir...

¿Y ahora...qué? La solución llega con el regreso de Shemp...Con él se filman cerca de 80 cortos, pero su vida no era más equilibrada que la de Curly... El alcohol, el juego y las mujeres minaron su salud hasta causarle también un infarto y su fallecimiento en 1956...

ratones

Los Tres Chiflados ya no gozaban de una gran audiencia... Moe logra contratar a Joe Besser y durante 15 cortos intentan volver a ser lo que habían sido...Besser se retira por problemas familiares y en su remplazo llega Joe de Rita, un gordo realmente bobo y sin gracia, al que bautizan como Curly Joe por su supuesto parecido con el inigualable Curly... Con él filman en 1959 una película, Have Rocket, Will Travel, pero todo parecía haber acabado...

piquete

Los cines ya no deseaban cortometrajes y el escapismo del piquete de ojos y la torta en la cara parecía no tener mercado alguno. Los Tres Chiflados eran ya un recuerdo hermoso, pero solamente eso...

Y entonces la historia sucedió así: La Columbia se encontró que tenía latas y más latas con el metraje de los viejos cortos de los Chiflados. La televisión era un fenómeno nuevo en los EEUU y los estudios pensaron que los cortos podrían venderse a alguna subsidiaria y de este modo hacerse de algunos dólares que siempre se necesitan dentro del show bussines... Para colmo, la explosión demográfica que llegó después de la Segunda Guerra hizo que miles y miles de chicos (baby boomers) crecieran con el televisor frente a sus narices, millares de criaturas exigiendo más y más de la televisión. Y en medio de este torbellino... Los Tres Chiflados.

Joe

Si bien es cierto que en su momento habían sido populares, la fama que les dio este nuevo medio opacó para siempre cualquier recuerdo en las salas cinematográficas. Los cortos con Curly comenzaron a circular por los televisores de EE.UU. y los chicos enloquecieron ante aquellos tres dibujos animados de carne y hueso... Las patadas... Los piquetes de ojos... Los tortazos.... Los golpes imposibles... Los bailecitos.... Todo comenzó a formar parte de la leyenda de los Tres Chiflados y su popularidad se fue extendiendo más y más por todo el mundo hasta llegar a nuestros días.

ciegos

Muchos dicen hoy en día: “...Es un humor fácil, el del martillazo, la cachetada... Cualquiera hace reír cantando con una vocecita hiperaguda o cayéndose de golpe al suelo...” No les crean... cada vez que alguien trata de hacer algo así, se descubren como impostores, imitadores o ladrones de las rutinas de los Tres Chiflados...

tres

Moe, Larry, Curly, Shemp, Joe y Curly Joe podrán estar bien muertos bajo tierra, pero la sensación del caos sincronizado y divertido que ellos nos legaron seguirá siempre entre nosotros...como cuando nos quedamos con ganas de aullar ante la visión de un minón infernal, o cuando en una discusión nos morimos por hacerle al otro un piquete de ojos o simplemente cuando necesitamos recordar un buen momento y canturreamos “tres ratones ciegos...” Allí está la auténtica herencia...y los que aprendimos a querer y a gozar ese bastardeado estilo de humor no lo dejaremos morir jamás.

chiflados

En su última entrevista, se le preguntó a Moe Howard cuánto tiempo creía que duraría el éxito de los Tres Chiflados. “Para siempre es una frase arriesgada –contestó- pero con un poco de suerte, creo que lo lograremos

No puedo estar más de acuerdo.

0 comentarios - La historia de Los Tres Chiflados