epespad

fichas de cuidados de ofidios

elphe guttata

Serpiente del Maíz
fichas de cuidados de ofidios

DISTRIBUCIÓN
Las Serpientes del Maíz se encuentran desde Luisiana, a través del sur de los Estados Unidos, todo el camino norte a sur-central de Nueva Jersey.

DESCRIPCION
Las Serpientes del Maíz o “Corn Snake” son largos, delgados con una cabeza que es notablemente más amplio que el cuello. Coloración típica consta de un bronceado, amarillo, naranja o rojo, con un poco cuadrado, rojo, naranja, marrón o manchas dorsales bordeadas de negro. La superficie ventral es blanca o de color crema.
Si bien los ejemplares juveniles pueden ser algo defensivas, con cuidado y suave manejo cuando son maduras son mas calmadas.
Piton
TAMAÑO
Bebes rondan de los 20-25 cms y adultas rondan de 90cms a 1.50mts.

TIEMPO DE VIDA
Las “Corn Snakes” tienen un periodo de vida de 15 años o más en cautiverio.

MUTACIONES DE COLOR
Las “Corn Snake” empezaron la locura de las “faces” y es la que tiene más combinaciones que ninguna otra especie algunos ejemplos son T- albino, Sunglow albino, Creamsicle, Candycane, "Black albino", Charcoal, Lavender, Snow, Green-blotched Snow, Butter, Blizzard, Hypomelanistic, Ghost, Zigzag, Bloodred, Albino Bloodred, y muchas más.
boas


DIFICULTAD
Principiante excelente serpiente para empezar.

TERRARIO
El terrario puede ser tan simple o elaborado como uno es capaz de cuidar. Recuerde que cuanto más "cosas" que puso en el terrario, el más "cosas" usted tiene que limpiar y desinfectar de forma periódica.

Dicho esto, hay muchos diferentes recintos que funcionan muy bien para las “Corn Snakes”, incluyendo pero no limitado a: Tupper de plástico, melanina, y cualquiera de los disponibles comercialmente de terrarios para reptiles, (VISION CAGES y otros). Acuarios de vidrio y tanques con tapa también hacen el trabajo bastante bien para las serpientes del maíz, ya que no requieren mayor humedad.

No importa qué, el recinto en el que usted mantenga su maíz serpiente debe ser seguro. Estas son muy talentosos artistas escapar, y estos no son una excepción. Asegúrese de que el terrario de la serpiente es a prueba de escape antes de empezar y ahórrese el potencial de estrés y angustia de no encontrar una aventura de serpientes. Así mismo, recuerda que TODOS los recintos deben permitir una zona adecuada con placa térmica que la serpiente pueda utilizar, con un punto caliente en un extremo y un lugar más fresco, por el otro.

SUSTRATO
Hay un buen número de sustratos que trabajan especialmente bien para las serpientes del maíz, y elegir uno es una cuestión de preferencia personal. El Periódico es el más barato y más fácil en lo que respecta a la limpieza y desinfección: a cabo con la edad, con el nuevo. Aspen Bed funciona muy bien para el maíz serpientes, como lo establecen los paquetes y las serpientes parecen gozar excavando túneles a través del sustrato.



TEMPERATURA
La temperatura por el lado caliente debe ser de 30-32 C°, por el lado frio debe ser de 23-25°C, la temperatura ambiente no debe ser inferior a 22C°, la forma más fácil de saber las temperaturas es por medio de un Termo/Higrómetro con sonda de preferencia.

Hay varias formas de calentar el terrario, la más recomendada es la placa térmica, aunque puedes usar spots, focos infrarrojos.

No se recomiendan los focos de cerámica ya que disminuye bastante la humedad.

NUNCA USE ROCAS CALIENTES.


HUMEDAD
Las Corn Snakes no requieren de mucha humedad, por lo cual tener una humedad ambiente sirve muy bien.



ACCESORIOS
Un accesorio que ayudará a mantener feliz a la serpiente es un escondite tal vez incluso un par de ellos. Estas serpientes se utilizará un terreno y ocultar la presencia de uno puede ayudar a su serpiente se sienten más seguros en su apéndice. Proporcionar una en cada extremo del recinto a fin de que no tenga que elegir entre la temperatura y la seguridad.

ALIMENTACION
Alimente a su serpiente un adecuado tamaño de roedores semanal. Por "adecuadamente tamaño" entendemos presa que no son mayores que en torno a la serpiente en su mayor punto. Pueden comer ratones toda su vida - partiendo de Pinkys y fuzzies y se desplazan hasta en tamaño que el animal crece. No manipular su serpiente por lo menos un 3 días después de la alimentación, ya que esto puede dar lugar a la regurgitación. Las Corn Snakes tienen una gran respuesta de alimentación.
serpientes


Nunca deje a un roedor vivir sin vigilancia con cualquier serpiente.

MANTENIMIENTO
Cuando la serpiente defece inmediatamente remueva lo que defeco para evitar olores, de preferencia cambiar el sustrato cada 30 días.

REPRODUCCION
Las serpientes del Maíz alcanzan la madurez sexual en cualquier lugar de 18 meses a 3 años de edad. La Temporada de cría en cautividad normalmente oscila entre noviembre y mayo, a partir de un período en el que las serpientes son sometidas a temperaturas de 45 - 55 F(7-15°C) por 60 - 90 días. Detener todos los de alimentación al menos 2 semanas antes de copulación. Los animales deberían estar bien establecidos y en excelentes condiciones antes de cualquier intento de cría es. Después de 2 a 3 meses, tanto en hombres como en mujeres se calentó lentamente una copia de seguridad y alimentados 2 o 3 comidas antes de la introducción. Introducir la hembra en la jaula del macho. Las hembras suelen arrojar + 14-20 días después de la ovulación; los huevos suelen ser establecido un plazo de 30 días después de la ovulación. El tamaño de puesta de huevos de las serpientes de maíz oscila entre 6 - 12 + huevos, y las hembras podrán establecer más de una puesta al año. A las temperaturas de incubación de 82 - 85F (27-29 °C)(óptimo), estos huevos deben tener un promedio de 65 días para eclosionar.

ofidios

NOTAS EXTRAS
Durante años, las serpientes del maíz han sido ampliamente considerado como uno de los mejores "principiante" serpientes herpetoculturalmente disponibles en la actualidad. Son atractivos, de bajo mantenimiento. Estos ejemplares de serpientes han sido a menudo el inicio de una creciente fascinación con albergar serpientes para muchos novatos. Hay multitud de morfos de la serpiente de maíz están criados en una base anual, eliminando la necesidad de que la naturaleza especímenes sean capturados. Son excelentes para iniciarse en el mundo de las serpientes.
cuidados
Animales
ficha
[/b]
lampropeltis geluta californiae
FICHA DE CUIDADOS DE LA SERPIENTE REY DE CALIFORNIA.
(Lampropeltis getulus californiae)


Nombre común: Serpiente rey de California (california king snake).
culebras



DISTRIBUCIÒN:

Costa este de norte América; sureste de Oregon, y oeste de la costa de California, hasta las áreas desérticas de Nevada y Arizona.

HÀBITAT:

Desierto, bosques, chaparrales, zonas agrícolas, riveras, pastizales, y bosques de conìferas.

ALIMENTACION:

En su ambiente natural: Roedores, aves, lagartijas, ranas y serpientes. En cautiverio se le puede dar un ratón semanalmente, cuidando que este no sea más grueso que la parte más gruesa del cuerpo de nuestra serpiente. Cuando son juveniles se les puede alimentar con “pinkies”. Si se le alimenta con presas vivas no debemos de perder de vista a nuestra serpiente o podría sufrir lesiones por parte del ratón; es recomendable alimentarla con ratones recién sacrificados o congelados. No manipular a la serpiente hasta 48 horas después de haber sido alimentada para evitar estrés y posible regurgitación. Se recomienda espolvorear en las presas un suplemento de calcio y vitamínico, el cual podemos conseguir en tiendas especializadas; Aunque algunos autores comentan que no es necesario su uso.


DESCRIPCION FISICA:

La serpiente rey de california es una serpiente café oscuro o negro y cuenta con 30 a 50 anillos blancos o amarillos perpendiculares a lo largo del cuerpo, se caracteriza por tener una cabeza cilíndrica y relativamente pequeña, con 7 escamas supralabiales, 1 preocular, 2 a 3 postoculares, 2 anterior temporales, anal completa y caudales divididas. Llega a medir entre 100 y 130cm.
vivoras
SEXADO:

Las Lampropeltis getulus californiae no presentan ningún tipo de dimorfismo sexual, por lo tanto si queremos saber su sexo es necesario llevarlo con un veterinario que se especialice en exóticos o que conozca la técnica y cuente con los materiales necesarios.

LONGEVIDAD:

En la naturaleza por lo general llegan a vivir 10 años, pero en cautiverio se tienen registros de hasta 20 años.

COMPORTAMIENTO:

La Lampropeltis getulus californiae es una serpiente generalmente solitaria, buscando de esta manera su alimento. Solo hay una temporada en la cual les gusta acompañarse de otros miembros de su misma especie; esto es durante la hibernación en la temporada de frío. De esta manera se pueden encontrar juntos muchos ejemplares. Durante la primavera se separan y continúan su estilo de vida solitario. Esta serpiente puede llegar a consumir a otras serpientes, incluso venenosas, (parecen tener cierta tolerancia al veneno, pero no son inmunes) u otras serpientes rey mas jóvenes. Matan a su presa por asfixia, enredándose en su presa hasta dejarla sin aire. Es una serpiente tranquila, pero ataca si es provocada.
Como la mayoría de las serpientes la serpiente rey de California no enfoca bien de lejos, pero a corta distancia tiene excelente visión y puede enfocar bien a su presa.
Es una serpiente de fácil manutención como mascota. Recomendada para principiantes. Durante el día se mantienen sin actividad en su escondite, saliendo al anochecer

ADAPTACIONES ESPECIALES FISIOLÒGICAS, ANATOMICAS Y DE COMPORTAMIENTO:

La serpiente rey tiene tolerancia al veneno de las serpientes de cascabel (Crotalus); al parecer esta tolerancia la obtiene al matar y consumir este tipo de serpientes; pero aún con esta tolerancia, si la Crotalus le llegara a inyectar veneno cerca o en algún órgano vital, la serpiente rey morirá seguramente.

El esqueleto de la serpiente rey consta de entre 100 a 400 vértebras, acomodadas en pares, son delgadas; esta adaptación anatómica le permite enrollarse, escalar y moverse en forma se “S”.

La serpiente rey puede escuchar sonidos de baja frecuencia y sentir vibraciones; esto le permite “sentir” cuando un animal se le aproxima y escapar incluso antes de estar a la vista del depredador.

REPRODUCCIÒN:

La serpiente rey es ovípara. Deposita aproximadamente 12 huevos. Se aparean de Marzo a Junio y depositan sus huevos entre Mayo y Agosto. De seis a diez semanas después salen del huevo las crías midiendo entre 20 y 25 cm. Similar a muchos otros reptiles, la madre no se hace cargo de las crías en cuanto nacen. En la naturaleza las serpientes rey depositan huevos una vez al año, aunque en cautividad se puede lograr que sean 2 veces al año.
regius
elaphe
TERRARIO:

El tamaño recomendado es (para una adulta) 60x40x30cm, una juvenil puede vivir cómodamente en un terrario con medidas de 30x20x15cm.
Debe tener varios escondites ya que suelen ser algo tímidas y se pueden estresar. Es recomendable tener un escondite en la zona caliente y otro en la zona fria. Un recipiente con agua suficiente y limpia debe estar siempre disponible.

TEMPERATURA:

El lado caliente entre 28 a 29.5 grados, el lado frío entre 22 y 24 grados. Esto se puede lograr con el uso de placas térmicas y/o focos tipo “Spot”, aunque por ser de hábitos nocturnos no se considera necesario el uso de focos que emiten rayos UVB. Para medir la temperatura es necesario el uso de un termómetro. Nunca usar piedras calefactoras!

HUMEDAD:

No tienen requerimientos de humedad altos, con un 40%-50% es suficiente.

SUSTRATO:

El tipo de sustrato depende del gusto de cada quien, puede ser desde papel periódico, pasto sintético, fibra de coco, peat moss u hojarasca.

phyton regius


Nombre común: Pitón Real o Pitón Bola.

Nombre científico: Python regius.

Familia: Boidae.

sebae


Habitat natural: África Central y Occidental, comprendiendo los países de Nigeria, Uganda, Liberia, Sierra Leona, Guinea, Ghana, Benin y Togo. Donde la temperatura varía desde los 15o a los 45 oC.

Tamaño: Al nacer miden entre 20 y 30 cm. El tamaño promedio de ejemplares adultos es de 120 a 150 cm. Aunque algunos ejemplares hembras pueden llegar a los 180 cm. Generalmente las hembras son más grandes que los machos. De diámetro alcanzan de 10 a 15 cm.

Promedio de vida en cautiverio: Entre 20 y 30 años. El record de la Python regius más longeva en cautividad es de 48 años.

Apariencia general: La cabeza tiene forma oval estrecha, posee un cuello estrecho, cuerpo robusto y cola relativamente corta. El color básico va del marrón dorado claro al amarillo crema, roto por dos franjas longitudinales de forma irregular, color marrón chocolate, unidas por rayas transversales a intervalos irregulares. Las manchas de color claro entre las rayas transversales pueden tener uno o más borrones marrón chocolate dentro de sus límites.

La parte superior de la cabeza es de color chocolate, limitada a cada lado por una raya de color claro que va del hocico al cuello. La parte inferior es de color blanco marfil, pudiendo tener o no, manchas más oscuras.

Tienen un complejo y desarrollado sentido del olfato así como el del tacto. Poseen pupilas verticales como todas las especies de hábitos nocturnos.

Se conocen actualmente 62 variaciones genéticas (morfos). Entre los que destacan: albino, piedball, spider, leucistic, lavender, pastel, caramel, etc.

Terrario: A prueba de fugas. Son serpientes muy fuertes que pueden fácilmente levantar tapas o abrir puertas mal cerradas. Aunque es una serpiente principalmente terrestre, le gusta trepar en troncos o lianas.

Medida mínima: 90 cm de largo, 45 cm de ancho y 50 cm de alto.

Medida recomendada: 120 cm de largo, 45 de ancho y 50 cm de alto.

Temperatura: El ciclo de temperatura diurna-nocturna es muy importante para las serpientes.

Día: De 25 a 30 oC, con un área iluminada mediante un spot que caliente entre 30 y 34 oC

Noche: De 20 a 23 oC, apagar el spot.

No se recomienda utilizar lámparas de cerámica porque resecan el aire del terrario. Es mejor utilizar el spot de amplio espectro.

Humedad: Superior a 60%, siendo lo ideal entre 70 y 80%.

Iluminación: No necesitan ninguna clase de iluminación artificial ni rayos UV, basta con que en la habitación donde se encuentre el terrario haya una ventana por donde entre luz. Los fotoperiodos (ciclos de día y de noche) son muy importantes; debemos brindarles entre 10 y 12 horas al día de luz. Se ha demostrado que los ejemplares en estas condiciones se alimentan mejor y tienen excelentes crías.



Sustrato: El mejor sustrato por su facilidad de limpieza e higiene es el papel periódico, no obstante su aspecto es muy pobre. Se recomienda utilizar viruta de ciprés que retiene muy bien la humedad y no es tóxico. Por ningún motivo emplear cedro ni pino, ambos suelen ser tóxicos para esta serpiente.


Alimentación: Hay muy poca información de lo que come la pitón real en la naturaleza, de ahí que la mayoría de los ejemplares que son capturados tengan problemas para alimentarse en cautiverio. El record de una pitón real sin comida es de 22 meses.

Por ello, siempre será recomendable un ejemplar que proceda de un criadero. Así, estará acostumbrada desde pequeña a comer ratones y ratas. Cuando están en desarrollo debe dárseles de comer uno o dos ratones cada 7 u 8 días. Por supuesto, el tamaño de la presa será proporcional al tamaño de nuestra serpiente. Para los pitones ya adultos, hay autores que señalan que deben comer una rata cada 10 ó 15 días, dependiendo también de su ciclo de defecación.


lampropeltis

Reproducción: Lo primero que se necesita para la reproducción, es obviamente sexar a nuestros ejemplares y estar seguros de que tenemos una pareja. El macho alcanzará la madures sexual a los 2 años; mientras las hembras requerirán 3 años y en algunas ocasiones más para alcanzar la madures y el tamaño apropiado para reproducirse. El macho estará listo cuando mida entre 82 y 86 cm; pero las hembras tendrán que medir forzosamente más de 100 cm y pesar un kilo para poder llevar a cabo una puesta sana y con posibilidades. Además, cabe señalar que únicamente estarán en óptimas condiciones una vez al año. Deben estar perfectamente alimentadas para que puedan producir los huevos.



Los machos cortejarán a las hembras durante todo el año, pero estas son únicamente receptivas hasta los meses en que baje más la temperatura. La reproducción en cautiverio coincide con los ciclos de invierno en Norteamérica y Europa, aunque hay evidencias de que los pitones reales pueden reproducirse en cualquier época del año.
Kevin McCurley, para comenzar con la reproducción, recomienda bajar la temperatura por las noches gradualmente de 24 a 21 oC por un periodo de dos a cuatro semanas. Es muy importante verificar el estado de salud de los ejemplares para prever enfermedades respiratorias. Durante el día, las temperaturas deben elevarse entre 26 y 29 oC con un spot como se señala arriba.
Algunas semanas con estas variaciones en la temperatura, llevarán al macho a interesarse en la reproducción. Este ciclo puede tardar de dos a cuatro meses para ser efectivo. Se debe sumar además un fotoperiodo más corto, es decir unas 8 horas de luz al día. Bajo estas condiciones se elevarán los niveles de testosterona del macho y aumentará la producción de esperma.
Hay algunos especialistas que recomiendan no alimentar a las pitones en este periodo y otros prefieren continuar alimentándolas pero con presas más pequeñas. Esto debido a que con las bajas temperaturas la digestión se dificulta.
Existen pruebas que indican que si se mantiene separados los sexos hasta la época de apareamiento, aumentarán las probabilidades de éxito en la reproducción. Junte a la pareja y verá a continuación todo el cortejo hasta que el macho utilizará los espolones (vestigios de patas) para acomodar a la hembra en la posición requerida. Una vez acomodado, sacará un hemipene y lo introducirá en la hembra, quien recibirá el esperma y lo podrá retener durante meses hasta el periodo de ovulación.
Una pareja puede copular durante horas o por días. Puede dejar juntas a las pitones durante una semana para que sigan apareándose. En cautiverio es recomendable un mínimo de seis cópulas durante cuatro o seis meses para obtener huevos fértiles. Regrese a la hembra a su terrario y ofrézcale alimento. Generalmente dejará de comer después de la tercer semana de gravidez y no se alimentará hasta que ponga los huevos o si los incuba ella, hasta que éstos eclosionen.
La única manera de saber si está preñada es observar si ocurre la ovulación, esta será aproximadamente unos 25 días después de la cópula y durará únicamente dos días. Se notará porque la hembra tendrá la apariencia de haber comido una presa grande (todos los días hay que observarla). Una vez preñada se debe reducir al mínimo la manipulación para evitar que se estrese. Déjela tranquila a una temperatura óptima de 29 oC con un spot, proporcione un escondite y comience a preparar el nido para la puesta.
Luego de 10 a 14 días de la ovulación, la hembra mudará la piel, señal de que los huevos serán puestos unos 27 ó 35 días después. En algunos casos, hay hembras que tardan hasta 45 días, debido a una temperatura más baja y a un lento desarrollo de los huevos. En promedio, estamos hablando de que una vez preñada la hembra pondrá los huevos entre 60 y 70 días.
Para el nido será necesario hacer un orificio en la tapa de una caja de plástico para que la hembra entre a poner los huevos. Colocaremos la caja dentro del terrario en el lado fresco. Es muy importante esto porque si la ponemos del lado caluroso los huevos se pueden morir. A la caja le pondremos de sustrato una gran cantidad de musgo o “peat moss” de tal forma que la hembra pueda acomodarlo a su gusto.
boidos

Es necesario monitorear la temperatura del nido, para ello se recomienda un termómetro digital. La temperatura óptima debe fluctuar entre 29 y 31. La humedad debe situarse en los mismos rangos que todo el terrario, es decir, superior a 60%.

La puesta por lo regular se da en la noche o en las primeras horas del día cuando todavía hay oscuridad. Ponen en promedio cinco o seis huevos, aunque algunos ejemplares con mayor edad llegan a poner ocho. El record de huevos puestos por una Python regius es de 15.



La hembra se enrolla alrededor de los huevos para incubarlos. Hay autores que recomiendan que ellas mismas los incuben, aunque la mayoría dicen que es mejor incubarlos artificialmente, pudiendo con esto controlar la humedad y la temperatura. Además de que podremos ya alimentar a la hembra. En caso de que ella los incube, no probará alimento hasta que las crías hayan nacido.

De cualquier modo, sea cuál sea el método que usemos de incubación, debemos tener cuidado con la hembra. En estos momentos se vuelve muy agresiva y se estresa fácilmente. Por supuesto no hay que manipularla ni antes de que ponga los huevos ni después, salvo que sea necesario. Lo mejor es cubrirle con una toalla la cabeza para que no vea y se estrese lo menos posible. La incubación lleva aproximadamente 60 días.

Si se decide incubar los huevos, es necesario tomar en cuenta que por ningún motivo se deben de rotar. Tienen que estar tal y como ella los puso. Si un huevo se voltea o se cambia de posición es casi seguro que morirá. En muchos casos, los huevos se pegan entre sí cuando la hembra los junta para incubarlos. De igual manera, nunca debe tratar de separarlos, si lo hace, el embrión también morirá.



Para saber si los huevos están vivos o han sido fecundados, bastará verlos en un cuarto oscuro, ayudados por una linterna. No es necesario moverlos para ello. Si notamos pequeños hilos de sangre (venas) al interior del huevo quiere decir que sí fue fecundado. Los hilos de sangre se notan más después de unos días de la puesta. Y en los huevos no fecundados encontraremos indicios de moho. Si es posible retire estos huevos que no tardarán en pudrirse.

Ahora bien, como dije antes, hay autores que recomiendan la incubación maternal. Si usted decide esto se encontrará ante un escenario inimaginable. Se dice que todos los reptiles son de sangre fría porque son incapaces de regular su propia temperatura; no obstante, durante la incubación de las pitones sucede que estas sí logran mantener su temperatura a través de pequeñas contracciones de sus músculos. Lo que no pueden hacer es elevar la temperatura más de la que el ambiente marca. Si necesita más calor, lo que la hembra hará, es salir del nido y calentarse bajo el spot y retornar de nuevo a lado de los huevos. Su cuerpo es el mejor termostato y mantiene a la perfección los huevos. También son capaces de retener la humedad del sustrato.

Durante este proceso no comerá, pero sí podrá salir a beber agua, manténgala siempre fresca y limpia. La humedad del terrario manténgala alta, que no baje de 60 y si es posible de 70%. Hay casos en que la hembra ha utilizado su propia orina para prevenir la deshidratación de los huevos. Mantenga la caja del nido a unos 30 ó 32º C., utilice un termostato para mayor seguridad. Si necesita conseguir más humedad puede aspersar el sustrato del nido y a la hembra con cuidado de no mojar los huevos.



En algunas ocasiones la hembra desecha uno o dos huevos del nido. Los huevos siempre tienen buen aspecto, pero todos los autores aseguran que al incubarlos artificialmente los huevos se descomponen y mueren. Por lo que concluyen que las hembras tienen un poderoso detector que les indica que huevos son viables y cuales no. Hágale caso a su serpiente.

El otro método es mediante la incubación artificial. Para lo cual necesitará una incubadora. Profesional o casera, siempre y cuando funcione para mantener los huevos a 31 ó 32º C y con una humedad del 90%. El sustrato que deberá utilizar para este proceso es la vermiculita. Para mayores referencias sobre la incubación artificial, les recomiendo: http://www.ballpython.com/page.php?topic=incubation

Manejo: Apto para principiantes pero con algunas reservas, sobre todo cuando se niegan a comer.

Comportamiento: Muy tranquila. Esta serpiente nunca muerde para defenderse. Si alguna vez llegara a morder se debe al descuido o imprudencia del que la manipula, sobre todo cuando se le da de comer. Puede convivir con otras pitones reales aunque no es muy recomendable ya que son animales solitarios. Es mejor tener a cada ejemplar en un terrario separado. Por ningún motivo se deben mantener junto a boas. Es sabido que las boas pueden portar un virus llamado IBD o BIBD (inclusion body disease) sin mostrar ningún síntoma, que para los pitones resulta fatal y las lleva a la muerte.

Observaciones:

Reciben el nombre de pitón bola porque cuando se sienten amenazadas esconden la cabeza enrollándose en su cuerpo formando una bola o pelota.

Son excelentes como mascotas.

Siempre serán mejores los ejemplares nacidos en cautiverio, los atrapados en la naturaleza además de ser cruel su captura, la mayoría de las veces se niegan a comer.

fichas de cuidados de ofidios

Bibliografía y referencias:

McCurley, Kevin. The complete Ball Python. A comprehensive guide to care, breeding, and genetic mutations. Editorial Eco.

Coborn, John. Manuales del Terrario. La pitón real. Editorial Hispano Europea.

10 comentarios - fichas de cuidados de ofidios

jano71 +1
Gran POST!!! Así da gusto ver un post tan bien hecho. La info me sirvio pila. Gracias.
Gente, a ponerse media pila y darle algun punto al chabon que para los entendidos este es un gran post.
JUKILO98
muy buen post, yo me quiero comprar o la lampropeltis g. californiana o la elaphe ipomelanistica.Te dejaria puntos pero soy novato asi que aqui tienes de estos puntos . . . . . . . . . .
ernestinguii
JUKILO98 dijo:muy buen post, yo me quiero comprar o la lampropeltis g. californiana o la elaphe ipomelanistica.Te dejaria puntos pero soy novato asi que aqui tienes de estos puntos . . . . . . . . . .


elaphe hipomelanistica y lampropeltis g. californiae

que onda el titulo?? buen post
JUKILO98
tambien se puede escribir así lampropeltis g. californiana
mariohm
hola mira el post esta bueno
No hace falta buscar serpientes en otros paises
Mira te paso una pequeña guia de San Juan
Género Leptotyphlops (Fitzinger, 1843).
Leptotyphlops borrichiana (Degerbol, 1923).
Descripción: puede medir hasta 28 cm. De color rojizo y vientre claro. Distribución: Se la encuentra en La Rioja, San Juan y Mendoza. Bioecología: prefiere lugares arenosos. Se desconoce completamente su biología. Peligrosidad: es inofensiva. Estado de conservación: no amenazada.

Género Boa (Linnaeus, 1758).
Boa constrictor occidentalis (Linnaeus, 1758).
Descripción: puede medir hasta 3 metros. Cabeza robusta y ancha. Es de coloración variable, castaño claro o gris
oscuro con grandes manchas casi circulares. Su dentición es de tipo aglifa. Distribución: Norte y centro de Argentina.
Bioecología: se alimenta de mamíferos, aves y lagartos. Trepa ágilmente en árboles y arbustos, sus refugios son las cuevas abandonadas de mamíferos y vizcachas. Peligrosidad: peligrosa por su fuerza muscular y su dentadura.
Estado de conservación: amenazada.

Género Lystrophis (Cope, 1885).
Lystrophis semicinctus (Duméril, Bibron y Duméril, 1854).
Descripción: alcanza hasta 66 cm. De forma cilíndrica concabeza ancha y hocico puntiagudo. Presenta anillos rojos, negros y blancos que simulan la disposición de la verdadera coral con la cual comúnmente se las confunde. Los anillos no se completan en la parte ventral lo que las diferencia de las verdaderas corales. Dentición opistoglifa. Distribución: desde el Sur de Bolivia hasta Neuquén. Bioecología: prefiere suelos arenosos que sabe excavar con cierta habilidad. Se alimenta de pequeños anfibios, reptiles y ocasionalmente de escarabajos. Peligrosidad: similar a la anterior. Su mordedura puede causar apreciables reacciones locales.Estado de conservación: no amenazada.

Género Phalotris (= Elapomorphus)
Phalotris cuyanus
Descripción: puede medir hasta 45 cm. Cuerpo cilíndrico donde no se distingue la cabeza del cuello. Cola puntiaguda. Su coloración muy peculiar, la cabeza es de color marrón oscuro casi negra seguida de una mancha blanca y luego
otra negra. El resto del cuerpo es color castaño amarillento con el vientre blanquecino. Dentición opistoglifa.
Distribución: ha sido encontrada en Mendoza y San Luis. En San Juan se capturaron tres ejemplares en ambientes de arenales desérticos, en el departamento de Caucete. Bioecología: se desconoce su bioecología. Peligrosidad: no se posee información debido al escaso número de ejemplares encontrados, por lo que sería muy útil capturar individuos vivos cara completar los datos sobre su peligrosidad, hábitos alimentarios y reproducción. Estado de conservación: insuficientemente conocida.

Género Liophis (Wagler, 1830).
Liophis sagittifer sagittifer (Jan, 1863).
Descripción: puede llegar a medir hasta 92cm. los machos y 1m. las hembras. El dorso es grisáceo amarillento con una
serie de manchas negras. El vientre es blanco. Dentición opistoglifa. Distribución: desde la Península de Valdés en Chubut, hasta los límites con Bolivia abarcando todo el Oeste Argentino. En las sierras no se la encuentra por encima de los 2000 metros. Bioecología: es una culebra muy activa pero no es agresiva. Es fácil de encontrar cerca de
lagunas o represas, pero también en áreas muy áridas y calurosas como los Médanos Grandes (Caucete). Se alimenta de roedores, lagartos y batracios. Peligrosidad: se considera que su veneno no es peligroso, sin embargo, se pueden
producir lesiones locales en el lugar de la mordedura. Estado de conservación: no amenazada.

Género Oxyrhopus (Wagler, 1830).
Oxyrhopus rhombifer bachmanni (Weyemberg, 1876).
Descripción: longitud de hasta 90 cm. Cabeza larga y cuello angosto. Coloraciones vivas de manchas regulares transversales, determinando un patrón de bandas negras y rojas, algo parecido al patrón de la verdadera coral. Dentición opistoglifa. Distribución: se encuentra en el centro-Oeste de Argentina. Bioecología: se alimentan principalmente de lagartos pero puede comer roedores y aves pequeñas. Es de hábitos nocturnos y diurnos.
Peligrosidad: aparentemente inofensiva. Estado de conservación:no amenazada.

Género Philodryas (Wagler, 1830).
Philodryas psammophideus psammophideus (Günther, 1872).
Descripción: puede medir 1metro, de cuerpo delgado, cabeza alargada y hocico puntiagudo. La cola es alargada
afinándose hacia la punta. Su coloración dorsal es blanquecina amarillenta, con una banda longitudinal más
oscura que semeja la huella de una rueda de tractor. Dentición opistoglifa. Distribución: presente en todo el país y es sumamente común en todo el Oeste argentino. Bioecología: prefiere los ambientes secos y arenosos. Se
alimenta de lagartos. Es de temperamento agresivo. Peligrosidad: es totalmente inofensiva. Estado de conservación: no amenazada.

Philodryas trilineata (Burmeister, 1861).
Descripción: llega hasta 2 metros de longitud, de cabeza alargada y hocico puntiagudo. Su coloración dorsal es
castaño claro salpicada de manchitas irregulares castaño oscuro o parduzcas. El vientre es blanquecino. Dentición opistoglifa. Distribución: se la encuentra por el Oeste de Argentina, desde Salta hasta Chubut. Bioecología: es carnívora, voraz y puede ser agresiva, penetra en los corrales devorando polluelos y conejos. Se la encuentra muchas
veces en las ramas alta de los algarrobos. Peligrosidad: se considera que su veneno no es peligroso. Estado de conservación: no amenazada.

Género Pseudotomodon (Koslowsky, 1896).
Pseudotomodon trigonatus (Leybold, 1873).
Descripción: su longitud máxima es de 45 cm. Su cabeza es chata, de cuello angosto y hocico redondeado. Su coloración dorsal es grisácea, con una banda longitudinal marrón oscuro y el vientre salpicado de gris. Dentición
opistoglifa. Distribución: es más frecuente en el Sur, pero se encuentra en todo el centrooeste del país.
Bioecología: se alimenta básicamente de pequeñas lagartijas. No se poseen más datos sobre sus hábitos. Es
agresiva y muerde con facilidad. Peligrosidad: similar a la anterior.Estado de conservación: insuficientemente conocida

Género Waglerophis (Romano y Hoge, 1972).
Waglerophis merremi (Wagler, 1824).
Descripción: puede medir hasta 1 metro, pero en general es más pequeña. Cabeza y cuerpo anchos y robustos. Su cola es corta. La coloración dorsal es castaño claro u olivácea con manchas dorsales marrón oscuro nítidas, imitando
groseramente el patrón de la yarará. Dentición aglifa. Distribución: común en todo el Norte y Oeste de Argentina.
Bioecología: se alimenta de anfibios. Sus actitudes de defensa consisten en ensanchar el cuello como una cobra,
abriendo la boca y simulando ataques. Peligrosidad: es inofensiva. Estado de conservación: no amenazada.

Género Micrurus (Wagler, 1824).
Micrurus pyrrhocryptus (Cope, 1862).
Descripción: puede medir hasta 1,30 metros pero normalmente 80 cm. Su cabeza es corta y redonda sin distinguirse del cuello de color rojo. Presenta bandas transversales rodeando todo el cuerpo, de color negro-blanco-negro-blanco-negro, separada esta secuencia por otra banda un poco más ancha de color rojo. La dentición es de tipo proteroglifa. Verdadera coral Distribución: se encuentra prácticamente en toda la Argentina a excepción de las
provincias mesopotámicas. Bioecología: es común que se alimenten de otras serpientes, inclusive de la misma especie, pero también cazan lagartos. De hábitos subterráneos, aunque también suele encontrarse en la
superficie, especialmente bajo rocas, dentro de troncos u otros huecos naturales del terreno. Peligrosidad: Su veneno es de extrema peligrosidad y de acción neurotóxica. Se puede producir la muerte entre las 4 y 8 horas del accidente, debido a la parálisis de los músculos involucrados en la respiración y en la actividad cardíaca. La mordedura
produce un leve ardor y dolor; pueden aparecer mareos, cefaleas y náuseas, pero no son agresivas y su mordedura es poco factible, debido al pequeño tamaño de su boca. Estado de conservación: no amenazada.

Género Bothrops (Wagler, 1824).
Bothrops neuwiedi diporus (Cope, 1862).
Descripción: puede medir hasta 70 cm. El dorso tiene fondo rojizo con manchas marrón oscuras en forma de moño. En los flancos posee manchas redondeadas de color amarillo. La cola es delgada, generalmente blanca en la punta. También posee dentición solenoglifa. Yarará chica. Distribución: se encuentra en todas las provincias desde el
Norte hasta Río Negro, no encontrándose en Buenos Aires. Bioecología: se alimenta de roedores. Aunque es de hábitos nocturnos, se la puede encontrar de día, bajo rocas, cerca de arroyos y represas. Peligrosidad: es otra de las
serpientes más peligrosas de nuestra fauna nativa. Es la que mayores daños causa, pues es muy agresiva y su veneno es sumamente eficaz, pudiendo también producir la muerte. Presenta el mismo veneno y los mismos síntomas que la Yarará ñata. Estado de conservación: no amenazada.

Bothrops ammodytoides (Leybold, 1873).
Descripción: Mide hasta 50 cm. Su dentición es solenoglifa. De cuerpo robusto y cabeza triangular y achatada. presenta un apéndice nasal levantado en el extremo de su hocico, característica que le da el nombre de “yarará ñata”. Presenta en el dorso manchas rectangulares de color marrón o negruzco, alternadas a ambos lados de la línea
media, sobre un fondo grisáceo. Una mancha característica que aparece en forma de “U” invertida en la cabeza la distingue de la “falsa Yarará “. Distribución: se encuentra en las provincias del Oeste del país, incluyendo San Luis, San
Juan, La Pampa y toda la Patagonia. Bioecología: se alimenta de lagartos, pero también caza roedores y crías de vizcacha. Vive en ambientes arenosos, aunque también habita salitrales y roquedales de montaña. Mediante las fosetas loreales que posee a ambos lados de los ojos, percibe radiaciones infrarrojas que pueden detectar la presencia de animales de sangre caliente en la oscuridad. Peligrosidad: es otra de las especies peligrosas. Su veneno tiene acción proteolítica (necrosis de los tejidos) y anticoagulante. La mordedura tiene una acción local intensa
que progresa. Se presenta dolor, edema, cianosis y hemorragias generalizadas. La muerte puede sobrevenir dentro de las 72 horas. Estado de conservación: no amenazada.

Género Crotalus (Linnaeus, 1758).
Crotalus durissus terrificus (Laurenti, 1768).
Descripción: Puede medir hasta 1.5 metros. La cabeza bien separada del cuello que es más angosto. Su dentición es
solenoglifa. La coloración va de verde amarillento a castaño y presenta en el dorso una serie de rombos pardos bordeados de blanco o amarillo. En los flancos estos rombos alternan con otros similares pero más pequeños.
Su nombre común proviene del ruido característico que produce cuando se irrita, con el apéndice caudal formado por anillos córneos secos y articulados que rematan su cola. Cascabel. Distribución: Se la encuentra al Norte y centro del país, registrados algunos ejemplares en las localidades de Guayaguas, Valle Fértil y los alrededores de Marayes,
provincia de San Juan. Bioecología: Se alimenta de roedores como conejos del palo, cuises, ratones de campo
y tucu-tucos. Viven en termiteros, cuevas abandonadas y vizcacheras. Sus hábitos son fundamentalmente nocturnos. Peligrosidad: Su mordedura es extremadamente peligrosa y tiene efectos paralizantes sobre el sistema nervioso ya que su veneno es neurotóxico y hemolítico. La lesión local es leve, no se hincha y el dolor es casi nulo, pero a nivel nervioso se presenta visión borrosa, parálisis muscular, asfixia, pérdida del equilibrio y la muerte puede producirse dentro de las 24 a 48 horas. Estado de conservación: no amenazada.
Raptor_X95
Una pregunta la de california y la de maiz son venenosas?
MAGNEMI
obvio que no son venenosas.. por eso se las usa como mascotas..
kbe_v3
Tremendo post che
ChoPysS
esta muy bueno che a todo esto alguien sabe de algun lugar que haga envios o haga ventas en mendoza?