epespad

Jorge Molina: Un Cipayo al servicio del reino de España

JORGE MOLINA: UN CIPAYO LOCUAZ Y RASTRERO, AL SERVICIO DE MARSANS Y EL REINO DE ESPAÑA


Cipayo.
1- Soldado indio al servicio de una potencia europea. (Diccionario Real Academia Española, Ed. 1869)
2- Secuaz a sueldo (DRAE. Ed. 2001)

En América Latina se llamó Cipayo, siempre peyorativamente, al criollo que durante la conquista española servía en el ejército colonial, como a los nativos que prestaban servicios al gobierno de España. El Cipayo, siempre estuvo ligado al colonialismo y la conquista extranjera.

JORGE MOLINA, el Cipayo mediático dilecto de MARSANS, es el Director Gerente de Asuntos Públicos de Aerolíneas Argentinas y Austral, recientemente reincorporado por los dueños de MARSANS luego que el Gerente General en representación del Estado nacional Julio ALAK, lo despidiera cumpliendo órdenes del Ministerio de Planificación, por haber hablado a los medios de comunicación sin autorización de nuestro Estado, en numerosas y desafiantes operaciones de prensa encomendadas desde España por Gonzalo PASCUAL y Gerardo DÍAZ.

Los empresarios de MARSANS, se han especializado desde Octubre del 2001 tanto en el robo constante de nuestra Aerolínea Aérea de Bandera y Austral, como en amplias operaciones mediáticas de propaganda de sus intereses empresariales como de desinformación sobre sus verdaderas acciones e intenciones. En un principio hasta el 2006, la tarea de mentir y engañar fue llevada a cabo por el ex socio de PASCUAL y DÍAZ, Antonio MATA junto con el vocero Julio SCARAMELLA. Luego por los mismos PASCUAL y DÍAZ, y en el último mes y medio, primero por los funcionarios de MARSANS Vicente MUÑOZ y Eduardo ARANDA, y luego con vehemencia por el voluntarioso judas nativo, JORGE MOLINA, un entusiasta a la hora de hacerles el trabajo sucio a sus mandantes ibéricos, fingiendo y falsificando la verdad para que puedan seguir esquilmando a sus compatriotas y país. El perfecto Cipayo.

Como buen y ferviente esclavo, MOLINA se fusiona con la vida y obra de sus amos, y habla enfermizamente como si fuera el mismo PASCUAL o DÍAZ, los accionistas mayoritarios, “si el precio no nos satisface no vendemos” (aramos dijo el mosquito) o, “si al congreso se le ocurre querer comprar esta compañía por cero pesos, yo no se la vendo” (EFE).

Intimida con impudicia a nuestro Estado, y a todos los argentinos, amenazándonos con prepotencia imperial al servicio de España, que seremos castigados por todas las inversiones externas (como si todas fueran MARSANS), si se osa expropiar Aerolíneas y Austral, “Sería un problema serio para las inversiones extranjeras, que a alguien se le ocurriera expropiar una empresa de capitales españoles” (EFE).

Miente a sabiendas y con desvergüenza, sobre el valor de las empresas, “no vale cero pesos ni menos de cero, como han sugerido altos funcionarios del gobierno, sino varios millones de dólares” (EFE). Cuando el Informe de Tribunal de Tasación en poder de la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Privatizaciones, afirma que a Julio pasado el valor de Aerolíneas Argentinas es negativo. Tiene un valor patrimonial negativo de u$s 832 millones, o u$s 622 millones si la técnica empleada es la de “flujo de fondos”.

Sin embargo, a pesar de esas revelaciones patrimoniales, el vendepatria MOLINA, niega con indecencia la inolcutable realidad de Aerolíneas sosteniendo que “No hubo vaciamiento” (DyN). Cuando está objetivamente probado y documentado en el Juicio del Tribunal 35 de Madrid contra PASCUAL, DÍAZ y MATA, por desvío de fondos públicos y evasión fiscal, entre otras acusaciones, que se violó el contrato de compraventa y nunca llegaron a Aerolíneas y Austral los USD 758 millones destinados por el Tesoro español. Que tampoco se amplió y modernizó la flota de ambas empresas, ni en los 23 aviones comprometidos contractualmente; ni en los 49 Boeing anunciados en el 2004 por USD 557 millones; ni en los 37 del 2006 por USD 1000 millones. A su vez, el Área Técnica se descapitalizó sistemáticamente en lo material y humano hasta su casi paralización. Sin embargo, se vanagloria el Cipayo MOLINA, de los logros de nuestra Línea Aérea de Bandera gracias a MARSANS, como el haber alcanzado “18 destinos internacionales” (DyN), ignorando el secuaz a sueldo, que en el Plan de Negocios presentado por MARSANS ante la SEPI en Septiembre de 2001, se sostenía que Aerolíneas Argentinas cubría “24 destinos internacionales”. Con lo cual, el mercenario MOLINA, terminó reconociendo públicamente que bajo la administración MARSANS, Aerolíneas no solo no ganó ningún destino, sino que perdió 6.

El raid mediático del locuaz Cipayo MOLINA, continuó con desbordante insensatez, afirmando que, “Air Comet, del Grupo MARSANS, utilizó aviones de Aerolíneas B747/200, que le alquiló entre 2004 y 2006 a precio de mercado, generando ingresos que constan en sus balances” (EFE). Como si los balances de nuestra Aerolínea Insignia presentados por MARSANS, todos una ejemplar pieza de contabilidad creativa, sirvieran de garantía de algo. A tal extremo, que su auditor externo Price Waterhouse Coopers, para revelar los datos del balance2007 a la AGN (Auditoria General de la Nación ) que por ley de rescate de Aerolíneas Argentinas debe garantizar la transparencia de los procedimientos contables en los últimos balances, solicitó por escrito al Estado nacional “inmunidad legal”.

Por supuesto, como los neocolonialistas de PASCUAL y DÍAZ siempre se consideraron por encima de la autoridad de nuestras leyes y del poder de nuestro Estado, su ferviente secuaz pago nativo, JORGE MOLINA, también lo cree. Y temeraria e injuriosamente, le ha negado validez a una Ley Nacional (26412 de rescate de Aerolíneas y Austral), que exige la intervención de la AGN para emitir opinión sobre su Balance 2007 y el estado de cuentas parcial del 2008. “La función principal de la AGN es auditar las cuentas del Estado nacional y Aerolíneas Argentinas es una sociedad privada, una sociedad auditada por la Sindicatura General de la Nación y no por la Auditoria ” (Radio del Plata).

La última provocación y canallada a su país y compatriotas del Cipayo JORGE MOLINA, ha sido presionar pública y políticamente para impedir que el Estado argentino capitalice en Aerolíneas Argentinas, o asuma como créditos contra la empresa o, siquiera, considera pago a cuenta, los $ 700 millones de todos los argentinos que ha aportado para su funcionamiento, “Fue un aporte solidario hecho por el socio minoritario” “No es un préstamo , porque la empresa no está en condiciones de devolverlo y no lo hubiera tomado. Y tampoco lo puede capitalizar porque debería convocar a una asamblea de accionistas, en la que MARSANS es mayoría”, espetó este sobresaliente verdugo voluntario de todos los argentinos.

Sin ninguna duda, cuando Hipólito Yrigoyen confesó que, “No temo tanto a los de afuera que nos quieren comprar, como a los de adentro que nos quieren vender”, era porque sabía de la funesta sobreabundancia de especimenes como JORGE MOLINA, que pululan en la Argentina.

Lo sucedido en Aerolíneas Argentinas y Austral desde 1990, ha sido una política de saqueo premeditada concebida tanto por las empresas como por el Estado español, para quedarse con todos sus activos tangibles (aviones y bienes inmobiliarios) como intangibles (rutas y mercados) primero implementada por la ex estatal IBERIA y luego por el Grupo privado MARSANS, aunque la dirigencia política española engañe a sus ciudadanos afirmando que desde 1990 han invertido en ambas compañías más de Euros 3000 millones. Ha sido un paradigma de capitalismo neoliberal internacional bandolero o pirata, que le resultó funestamente exitoso a España en otras aerolíneas latinoamericanas: VIASA, LADECO y DOMINICANA DE AVIACIÓN, todas desaparecidas por culpa de una administración española. Si Aerolíneas y Austral han sido la excepción, fue por la lucha indoblegable de sus trabajadores, nuestro sindicato y todos los argentinos.

El Gobierno nacional que ha rechazado acertadamente el Balance 2007 de Aerolíneas Argentinas, debe concurrir a la justicia comercial para impugnarlo para lo cual cuenta con tres meses desde la fecha de la Asamblea de Accionista, y también, tiene la obligación legal y política de presentarse ante la justicia penal como denunciante o querellante, para exigir que se investigue si hubo administración fraudulenta en Aerolíneas Argentinas, y de ser así que sean castigados judicialmente sus responsables como obligados a hacerse cargo de la deuda fraudulenta que los mismos generaron, con su patrimonio personal. Lo cual involucra además de PASCUAL y DÍAZ al Estado español, su socio oculto en Aerolíneas Argentinas, según dictamen unánime de la Sindicatura Plural de su Concurso de Acreedores.

Mientras tanto, Aerolíneas Argentinas y Austral deben ser inmediatamente estatizadas por Ley, no pagando por ellas más de un dólar simbólico, el mismo importe que abonó MARSANS a la SEPI para apropiarse de ellas en el 2001, el cual APTA se ha comprometido públicamente a aportar y; por supuesto, no asumiendo ni un centavo de su deuda de corrupción.

En dicha Ley, es insoslayable que se anule taxativamente el Acta Acuerdo firmada entre el Gobierno y los dueños de MARSANS, de consecuencias totalmente lesivas a los intereses legítimos nacionales, a los afectos de que MARSANS carezca de todo argumento legítimo y legal para litigar con éxito ante el Ciadi.

Como el plan de la nueva conquista española en Latinoamérica, o de su neocolonialismo, consiste en que luego de expoliar se proceda a acusar a las víctimas o damnificados de causar su propia tragedia, utilizando para lograrlo la demonización que los haga aparecer como victimarios; mientras que a su vez los españoles gubernamentales y empresariales culpables, se victimizan para eximirse de culpa ante la opinión pública y la justicia, tanto MUÑOZ como el Embajador ESTRELLA, han realizado una feroz ofensiva discursiva, para descalificar a nuestro pueblo y dirigentes.

Uno, culpándonos por ser un “país muy peronista”, porque los argentinos nos rebelamos a que MARSANS nos siga robando, hasta liquidar irreversiblemente a nuestra Línea Aérea de Bandera y Austral; y el otro, de “antiespañolismo y xenofobia”, porque en el Congreso se expuso de manera irrefutable el comportamiento neocolonialista y depredador español, sostenido en las dos aéreas durante los últimos 18 años. Paradójicamente, condenar un pueblo porque su ideología dominante no nos agrada o no conviene a nuestros intereses, si es ser “xenófobo”; Como “antiargentino”, negar nuestro derecho a la verdad y justicia, y a la defensa de nuestro patrimonio nacional, en este caso el aerocomercial.

Una trampa propagandística y política que debe ser expuesta y condenada, máxime cuando el pensamiento político denostado, ha sido el que inspiró y ejecutó la creación de Aerolíneas Argentinas, mientras que las ideologías gubernamentales de izquierdas y derechas españolas, las que la destruyeron.

Tal vez el mejor rechazo a tales ideas como impugnación al comportamiento de todos ellos, ha sido expresado justamente por el fundador del peronismo, Juan Domingo Perón, “A los enemigos, embozados, encubiertos o disimulados les aconsejo que cesen en sus intentos, porque cuando los pueblos agotan su paciencia suelen hacer tronar el escarmiento”

Porque, como bien predijo un gigante del pensamiento argentino y la causa nacional, Arturo Jauretche, “Hasta que los argentinos no recuperemos para la Nación y el pueblo, el dominio de nuestras riquezas, no seremos una Nación soberana, ni un pueblo feliz”.

YRIGOYEN, PERON, JAURETCHE, SERÁN SIEMPRE LOS ENEMIGOS NACIONALES DE LOS PASCUAL, DÍAZ, MUÑOZ, MOLINA Y ESTRELLA, POR DEFENDER LO NUESTRO IGUAL QUE ELLOS DEFIENDEN LO SUYO.

POR LA MISMA RAZÓN , TAMBIÉN LO SOMOS Y SEREMOS, LOS TÉCNICOS AERONÁUTICOS ARGENTINOS.

Ciudadela, Octubre 23 de 2008.

RICARDO CIRIELLI
SECRETARIO GENERAL


http://www.aviones.com/archivo/231008.html

PENSAR QUE CLARIN NOS QUIERE HACER CREER QUE ESTE TIPO ES CREIBLE Y UN EJEMPLO DE HONESTIDAD NO?

0 comentarios - Jorge Molina: Un Cipayo al servicio del reino de España