epespad

[Megapost] Serpientes

Serpiente del paraíso

Chrysopelea paradisis

Sus escamas son de color negro con el centro verde amarillento. Además presenta manchas oscuras y rojas a lo largo del dorso.
Serpiente elegante conocida también como serpiente voladora, ya que puede proyectarse de rama en rama extendiendo sus costillas a moda de paracaídas.
Habita en bosques, jardines, árboles y arbustos, principalmente en el sudeste de Asia.
Su medida promedio es de 1 m.
Su alimentación es a base de lagartos, ranas y pequeños roedores.

En algunas selvas del sudeste asiático, habita una serpiente capaz de arrojarse desde los árboles y avanzar planeando por el aire a una velocidad de unos ocho metros por segundo. Se trata de la Chrysopelea paradisi, una especie arborícola que habita en lugares como Tailandia, Indonesia o la India

Durante el vuelo, la serpiente es capaz de nadar literalmente por el aire mientras comba cada uno de los músuculos de su cuerpo. Su técnica de planeo es tan perfecta, que es capaz incluso de corregir su dirección una vez que está en el aire, lo que le resulta útil para evitar ramas o para perseguir a una presa. Algunos ejemplares pueden avanzar volando más de 100 metros.

Tras analizar la biomecánica de la serpiente, los científicos han descubierto su secreto: durante el vuelo, el animal despliega sus costillas y se aplana hasta duplicar el ancho de su cuerpo, lo que aumenta de forma espectacular la eficacia de su planeo.

Esta técnica es la misma que emplean otras especies como las ranas y lagartos voladores. Como veréis en el siguiente vídeo, las selvas del sudeste asiático son un auténtico hervidero de especies planeadoras. La batalla la gana con diferencia el draco volador, una especie de lagarto capaz de avanzar más de 200 metros gracias a sus aletas laterales. De lejos le siguen las serpientes (hasta 150 metros), el gecko (100 metros) y las ranas voladoras (80 metros)

Fotos


[Megapost] Serpientes


cobra


reptil


Serpiente coral


Las serpientes de coral o rabo de ají son un grupo de serpientes venenosas de la familia Elapidae propias de zonas tropicales. Se distingue dos grupos de serpientes de coral: las del Viejo Mundo que tiene 16 especies agrupadas en 2 géneros (Calliophis y Sinomicrurus), y las serpientes de coral del Nuevo Mundo que se conforman de más de 65 especies reconocidas, agrupadas en 3 géneros (Leptomicrurus, Micruroides y Micrurus). Se caracterizan por sus vivos colores, entre los que predominan amarillo, rojo y negro. Cabe mencionar que existen otros grupos de serpientes parecidas llamadas falsas corales, que no son venenosas y sus colores son rojo, blanco y negro.

Reconocemos a una serpiente coral por sus colores característicos (amarillo, rojo y negro); al mismo tiempo debemos decir que existe otra serpiente denominada falsa coral y este nombre se debe a que posee los mismos atributos pero no es venenosa, de todas formas el color que más predomina en esta especie es el blanco y el negro y puede medir hasta 30 cm. La serpiente de coral posee el aspecto de una culebra debido a sus escamas lisas y brillantes y se identifica por sus anillos completos que se sitúan alrededor del cuerpo, su cabeza y sus ojos son pequeños y la cola corta; además de encontrarlas en áreas tropicales, también residen en zonas arenosas y en praderas.

Una característica de la serpiente de coral es que es ovípara y su naturaleza no es agresiva, aunque sea muy peligrosa; cuando se la molesta no muerde en el primer intento de defenderse, sino que se sacude de manera esporádica y adopta una forma sinuosa en su cuerpo. Algunas especies de la serpiente de coral son semiacuáticas, se alimenta de animales de sangre fría (lagartijas, serpientes, anfibios, etc).

Cada hembra coral pone alrededor de 3 huevos cuando termina el verano, éstos incuban en 10 semanas y cuando las víboras nacen, miden entre 14 y 17 cm. Para diferenciar a la serpiente coral de una falsa coral debemos observar los anillos del cuerpo, en la mayoría de las falsas corales, éstos están incompletos en el vientre, además las verdaderas corales solo tienen dos anillos de colores en su cola. La serpiente de coral se encuentra en el grupo de víboras más peligrosas del planeta, en su especie se conocen como 50 clases más de este reptil, una de las más conocidas es la coral american o coralilla que se sitúa en el sureste de los Estados unidos y noreste de México. Los síntomas de una mordedura de una serpiente de coral recién se manifestarán pasadas las 12 horas del incidente, éstas tienen el aspecto de arañazos por eso será sencillo reconocerlas; cuando nos muerde esta clase de reptil sentiremos debilidad, nuestra visión será borrosa y no podremos articular las palabras, y es probable que suframos convulsiones. Para contrarrestar la mordedura de la serpiente de coral debe elevar el área de la mordida y sin moverla, busque atención médica inmediata para que se le pueda suministrar el antídoto contra el veneno. Existen algunas medidas preventivas que debe saber por si se topa con alguna serpiente de coral; si la observa, deje de caminar, retroceda con rapidez y aléjese por donde vino, al menos 6 metros. Nunca debe meter la mano en un agujero o cueva sin observar lo que hay dentro, estas víboras suelen esconderse allí; cuando vaya d excursión, use pantalones largos y botas para proteger los pies y tobillos, por último, lleve un bastón para caminar por los senderos.

Fotos


viboras


veneno


Serpiente


Serpiente cascabel


Crotalus es un género de la subfamilia Crotalinae dentro de la familia de los vipéridos. Se conocen con el nombre común de serpientes ovíboras de cascabel. Son serpientes venenosas encontrados solo en América, desde el sudeste de Canadá al norte de Argentina. Todas las especies menos una, C. catalinensis, son fácilmente reconocibles por el característico cascabel en la punta de la cola. No hay que confundir este género con la más pequeña especie del género Sistrurus, que también tienen un cascabel, pero no tan desarrollado. Se han reconocido 27 especies.

La serpiente de cascabel es la más larga y venenosa de todo Norteamérica. Algunas de estas serpientes pueden alcanzar hasta los 2,5 metros de largo, y los 4,5 kg. de peso. Normalmente viven en los secos bosques de pinos, en bosques arenosos, y en zonas costeras desde el sur del norte de Carolina hasta Florida y el este de Louisiana. Su piel con círculos amarillos, marcados en el centro por negros colores (parecidos a diamantes) hace que este tipo de serpiente sea el reptil mejor adornado de todo Norteamérica. Son unas exterminadoras en toda regla, y se alimentan de ratas y ratones así como de ardillas o pájaros.

A pesar de su fama de animal mortal y muy agresivo, las cascabel tienen gran aversión a los humanos, hecho que hace que solo ataquen para defenderse. La mayoría de las picaduras ocurren cuando se intentan cazar o matar a estas serpientes. Estas pueden morderte en una zona cuya longitud es un tercio de la de su cuerpo. El veneno de la cascabel es una potente toxina que puede matar pájaros y causa daños en el tejido. Sus picaduras son tremendamente dolorosas y pueden ser fatales para un humano. Por suerte, existe un antiveneno, que actúa con eficacia, evitando en la mayoría de los casos la muerte del afectado.

Cuando se encuentran acorraladas, estas serpientes mueven de manera muy rápida sus colas haciendo un sonido que se llama de cascabel, y no es más que un sonido que avisa del peligro. Las serpientes con el tiempo van aumentando su zona de traqueteo con el que hacen el sonido (cascabel), pero al mismo tiempo mudan la piel varias veces al año. Por eso, no se pude determinar la edad de la serpiente por su cascabel.

Esta serpiente de momento no está en peligro de extinción, pero la matanza indiscriminada y la pérdida de su hábitat están haciendo decrecer su número hasta este estado: peligro de extinción.

Fotos


cascabel


taipan

buscador educativo - Interred

Mamba negra


Es la serpiente venenosa más larga de África. A pesar de su nombre, más que negra es gris. Caza en árboles y arbustos, así como en terreno abierto. La mamba negra es, probablemente, el animal sin patas que se mueve más rápido en la tierra. En cortos impulsos, puede alcanzar hasta 20 km/h, velocidad suficiente para adelantar a alguien corriendo.

La mamba negra es una serpiente territorial. Por lo tanto, puede ser altamente agresiva si se siente amenazada, especialmente si la amenaza se encuentra entre la serpiente y su guarida. Cuando se pone agresiva, alza la cabeza tan alto como le sea posible, incluso a veces pudiendo mirar directamente a los ojos de un ser humano dependiendo del tamaño de la serpiente; arquea la parte posterior y avanza rápidamente mientras se balancea sobre la parte posterior del cuerpo, se abren sus mandíbulas, que revelan el negro dentro de la boca, mientras silba muy agresivamente. Su mordedura inyecta cerca de 100 mg del veneno, siendo mortal para un hombre adulto entre 10 y 15 mg. Cuando caza animales pequeños los muerde una sola vez y retrocede, esperando que la toxina neurotóxica de su veneno paralice a la presa. La muerte se produce por sofocación, como resultado de la parálisis de los músculos respiratorios. Aunque su veneno no es el más toxico, debido a su naturaleza agresiva y a la gran cantidad de veneno que inyecta, como a su velocidad, es considerada como la serpiente más peligrosa del mundo.

Estas serpientes residen en huecos hechos por insectos, madrigueras abandonadas, y entre las grietas de la roca. Son diurnas. Durante el día buscan presas activamente, tales como pequeños mamíferos, pájaros y lagartos. Vuelven a la misma guarida cada noche.
La mamba verde occidental (Dendroaspis viridis) y mamba verde del este (Dendroaspis angusticeps) pueden también ser rápidamente fatales, aunque están consideradas menos venenosas que la mamba negra. Son algo más pequeñas, y son más arbóreas.

Fotos


megapost serpientes


serpiente del paraiso


cobra de anteojos


Serpiente marina bandeada


Tienen el veneno más mortal de la tierra, y sin embargo son inofensivas para las personas ya que son poco agresivas. Aún así impresionan y dan respeto. Se ven especialmente en el sudeste asiático, en muchos rincones de los mares de Indonesia, Filipinas, Nueva guinea,… todos ellos lugares de increíble belleza.

En estos sitios se cazan por su piel y en China por su carne, lo cual diezma sus poblaciones sin aparente solución. La moda de llevar cinturones, zapatos o bolsos de piel de serpiente hizo que se cazaran más de medio millón al año en una sola isla de Filipinas en la que lógicamente desaparecieron. Es increíble ver como los pescadores Filipinos bucean más de un minuto sin aletas y con gafas de buceo hechas a mano con madera. Tras la apnea, salen a superficie con 5 de ellas encajadas entre los dedos sujetas por el cuello, lo cual nos da una idea de la habilidad de estos pescadores y de la poca agresividad de las serpientes, aunque a veces si se las ha visto atacando a objetos flotantes de llamativos colores.

En tierra están indefensas. En el mar se alimentan de pequeños peces como los gobios o las pequeñas anguilas. Pueden inyectar unos 15 miligramos de veneno y solo 1,5 Mg ya son mortales para el ser humano. Después de morder a la presa, esperan el tiempo necesario para que actúe el veneno que inmoviliza y mata a la captura. Pasados unos minutos, se acercan y la engullen entera, empezando por la cabeza.

Les gusta el agua templada como pudimos comprobar en “Paradise” el punto de buceo más al norte de la isla de Sulawesi en donde se encuentran a pocos metros de profundidad chorros de agua muy caliente que salen entre las grietas de las rocas debido a la actividad volcánica del lugar. El agua de alrededor está posiblemente a unos 30º C, y en la zona pudimos encontrar un buen número de cobras marinas, impresionantes con sus anillos azul cian sobre el fondo negro azabache. Su color amarillo del vientre advierte de su potencial toxicidad y verlas nadar cerca desde luego que da respeto y atención. En cualquier caso, no intente emular a los cazadores Filipinos y si las ve, obsérvelas a distancia y no se acerque demasiado y mucho menos intente tocarlas.

Dependiendo de la especie, su tamaño varía considerablemente desde el medio metro a casi dos metros de longitud. Como sus parientes terrestres, respiran aire por lo que tienen que subir a la superficie cada cierto tiempo. Aunque se las ha llegado a ver a 40 metros de profundidad, normalmente están entre los 3 y 10 metros, nadando sin ninguna timidez por lo que no resulta complicado poderlas identificar. Tienen muy pocos predadores dado la potencialidad de su veneno, y sólo algunos tiburones, como el tigre, o las águilas de mar no se asustan por su presencia.

Fotos


[Megapost] Serpientes

cobra

reptil

Taipán

Existen tres subespecies: Taipán del interior (Oxyuranus microlepidotus), la costera (Oxyuranus scutellatus scutellatus) y la papuana (Oxyuranus scutellatus canni) nativa de la costa sudeste de Papua Nueva Guinea.

Su color varía del oliva al marrón oscuro, un ejemplar adulto puede alcanzar los 3 metros de longitud y se alimenta principalmente de roedores. La variedad costera se puede encontrar en el norte de Australia, la Papuana en el sur de Nueva Guinea y la de interior en la región central de Australia.

El taipán o taipán de la costa (Oxyuranus scutellatus) es una especie de serpiente de la familia Elapidae. Es una gran serpiente australiana (hasta 3 m de longitud), rápida, muy venenosa; tiene uno de los venenos más potentes de todas las serpientes. El nombre deriva del pueblo originario Taipan pueblo de la Península Cabe York, Queensland, Australia.

Esta especie se subdivide en dos subespecies, la costera (Oxyuranus scutellatus scutellatus) y la papuana (Oxyuranus scutellatus canni) nativa de la costa sudeste de Papúa Nueva Guinea.

Su dieta consiste primariamente de roedores, especialmente ratas y pequeños marsupiales de Australia.

Su veneno es muy poderoso ya que en una mordedura inocula veneno capaz de matar a 125.000 ratones o a 125 humanos.

El taipán de la costa es pálido a pardo negro, con una línea lateral crema, las formas juveniles son más claras. El taipán de Papúa es negro a púrpura grisáceo, con tonos bronceados en su parte superior.

Fotos

viboras

veneno

Serpiente

Cobra de anteojos

Mide aproximadamente un metro con noventa centímetros de longitud, llegando en algunos casos hasta los dos metros, siendo el máximo conocido de dos metros con veinticinco centímetros en un macho.
Su nombre se debe al hecho que, al mismo tiempo que levanta la parte anterior del cuerpo, estos Ofidios pueden dilatar el cuello en forma de disco o capucha, para lo cual separan lentamente las ocho primeras costillas. Cuando adopta esta postura, mantiene la cabeza en posición horizontal, de ahí que parezca que lleven un sombrero ancho y redondeado, sobre todo si se ve el perfil trasero. Si se lo mira de frente, el disco que forman las costillas levantadas parecen un escudo, de lo cual se deriva la denominación alemana, no muy común, de Víbora del escudo. Este disco o capucha puede alcanzar los dieciocho centímetros de diámetro.
Es conocido por el nombre de Cobra de los anteojos por las dos manchas parecidas a unas gafas que posee. Debido al melanismo, la mancha, que generalmente posee, puede no estar, tenerla duplicada o adoptar forma de monóculo.
La piel está formada por escamas lisas imbricadas en hileras oblicuas. Su color es muy variable: se pueden encontrara animales de color pardo-claro, pardo, oliváceo, gris-oliváceo o totalmente negro. Puede tener un color uniforme o presentar franjas transversales. Su garganta suele ser blanco-amarillenta. Se pueden encontrar ejemplares albinos: amarillentos con ojos rojos.
Esta especie se distingue por su cuerpo de línea esbelta y redondeada, algo más grueso en el centro o aplanado ventralmente, muy dilatable. En posición de reposo no se diferencia de la cabeza, que es pequeña y alargada, de forma oval y bastante aplanada, muy semejante a la de los Colúbridos.
La cola tiene forma cónica y afilada.
Los ojos, de pequeño tamaño, presentan la pupila redonda.
La cabeza está recubierta por escudos grandes y regulares. Las escamas del cuerpo son lisas.
La apertura bucal es relativamente grande. En la mandíbula superior se implantan, además de los dientes venenosos, que miden unos siete milímetros de largo, de una a tres piezas dentarias más a cada lado, lisas y unidas.
Sobre la cabeza tiene dos abombamientos a la altura de las sienes que corresponden a las glándulas de veneno.
Sobre la nuca se observa el famoso dibujo que recuerda a un par de anteojos.
La especie lo mismo habita las junglas de espesa vegetación, que las zonas próximas a los ríos y las regiones áridas, e incluso semidesérticas.
La Cobra es capaz de trepar a los árboles no muy altos y de trasponer a nado cursos fluviales no demasiado caudalosos. Demuestran gran actividad, en especial durante el crepúsculo y las cálidas noches de verano.
Como el total de las serpientes, nunca se establece en un lugar determinado. La posibilidad de disponer de buenos escondrijos y de encontrar alimento en abundancia constituyen los estímulos fundamentales que determinan la elección de su área de residencia. Ocupa los termiteros abandonados, viviendas ruinosas, los montones de piedra o de madera, las oquedades de las paredes y cualquier tipo de hoyo.
Mientras no se lo moleste, permanece tranquilo. Con la presencia del hombre huye de forma instantánea, sólo reaccionan ante el peligro inminente.
No es capaz de atacar con precisión durante el día. Generalmente los ataques diurnos los realizan con la boca cerrada.
En general no es una Serpiente muy agresiva y es más probable que ataquen los ejemplares jóvenes que los adultos.
La costumbre de extender la capucha y erguirse está completamente desarrollada en el huevo. Una Cobra que está saliendo del huevo, ni bien se ha asomado se yergue y extiende la capucha y ataca como un adulto.
Cuando sale de cacería repta con al cabeza levantada del suelo, pero sin dilatar el cuello. En cuanto se excita, adopta la posición característica.
Es ovíparo, la puesta se compone de diez a veinte huevos alargados de color blanco y cascarón blando.
La incubación dura entre cincuenta y seis y cincuenta y nueve días a 30ºC.
Permanecen en el huevo de veinticuatro a treinta y seis horas después de la eclosión.
Después de la primera muda, se alimentan sin dificultad de ratoncitos recién nacidos, lagartijas y ranas pequeñas.
Incluso hoy se lo considera en la India un animal sagrado. La peculiar atmósfera que rodea a estos Ofidios explica el enorme éxito que tienen los "encantadores de serpientes", que conocen a la perfección las costumbres de estos Ofidios. Muchos observadores refieren que estos encantadores arrancan los dientes del veneno de la Cobra de anteojos y a su especie afín de Egipto, el Aspid, de modo que su mordedura no resulta peligrosa hasta que no nazcan los nuevos colmillos. En Bengala existen varias categorías de personas que capturan serpientes para amaestrarlas. La primera categoría, y la más numerosa, está constituida por los "Mals", casta inferior que prácticamente vive del comercio de las serpientes, sin amaestrarlas. Están también los "Modaris". Pero los verdaderos encantadores de serpientes son los "Sanys" que visten de amarillo y llevan enormes turbantes. Silbando melancólicas melodías, hacen salir los Ofidios de los cestos donde los transportan y los amaestran con extraordinaria habilidad. El oído de los Ofidios sólo es sensible a los sonidos de baja frecuencia, por lo tanto la Cobra no capta las notas de la flauta del encantador, aunque permanece atento a los menores movimientos del instrumento.

Como ocurre con la mayor parte de los Ofidios, la Cobra de anteojos, "Naja-naja" no muestra clara preferencia por ninguna zona específica.

Lo más creíble, con respecto al interés del Ofidio en salir del cesto, es que dentro del instrumento, el encantador pone un cuero de algún roedor. Al soplar para ejecutar su melodía, el olor al animal es enviado hacia el Ofidio que capta con su lengua y el órgano de Jacobson y lo sigue con su cabeza.

El veneno de la Cobra de anteojos produce efectos neurotóxicos y cardiotóxicos y causa una parálisis análoga a la del curare, a lo cual se agrega un brusco y brutal descenso de la tensión sanguínea (propiedad que ha resultado de suma utilidad en farmacología, pues la cardiotoxina, sustancia que se extrae del veneno de la Cobra, se prescribe para disminuir la presión arterial). Por otra parte se observa una fuerte necrosis de los tejidos envenenados, sobre todo si se trata de Cobras de la parte oriental del área de dispersión de la especie (Malasia y Hong Kong). En compensación los efectos neurotóxicos son casi nulos en los ejemplares de estas regiones.
Se dispersa por casi toda la India, Pakistán, Sri Lanka, Bangladesh, Nepal, Bhután, presumiblemente en el este de Afganistán.

Fotos

cascabel

taipan

Anaconda

La anaconda es de color verde oscuro, con marcas ovales de color negro y ocre en los flancos. El vientre es más claro, y en la parte final de la cola muestra diseños en amarillo y negro que son únicos para cada ejemplar. El hocico está cubierto por seis escamas engrosadas, tres a cada lado, que constituyen el rasgo más distintivo que separa a las especies de Eunectes de las estrechamente relacionadas Boa.
La cabeza es estrecha, y no presenta un cuello marcado. Las narinas y los ojos están en una posición elevada, facilitando así la respiración y la percepción durante los largos períodos que la anaconda pasa sumergida. Los receptores olfativos se encuentran en la lengua, como en todas las serpientes. El cuerpo es ancho y musculoso, adaptado a la forma de presa de la serpiente, que mata a sus presas por constricción.
En la región caudal, la zona de la cloaca es la única no cubierta por escamas de todo el cuerpo. En las inmediaciones de ésta la anaconda presenta espolones, los restos de las extremidades locomotoras atrofiadas.
Rara vez supera los 15 años, aunque se documentan casos de hasta 50 años.

La anaconda se siente a gusto tanto en los árboles como en el agua; prefiere los estanques de aguas quietas a las corrientes rápidas, por lo que es raro encontrarla a gran altitud.
Pasa la mayor parte del tiempo sumergida, acechando a su presa; la posición superior de las narinas le permite sumergir casi todo el cuerpo a modo de cripsis, y su poderosa musculatura la hace una rápida nadadora.
Caza por lo general animales que se acercan a beber, sujetándolos con sus mandíbulas y aferrándose a ellos para enroscarse alrededor de su cuerpo y asfixiarlos. El ataque es extremadamente rápido, en algo más de 10 segundos ya han sometido a su presa. Si encuentra la oportunidad de cazar en tierra, normalmente se descuelga desde una rama para sorprender a su presa. Se enroscan a su presa formando anillos con su cuerpo pero, por lo general, no es la fuerza de la constricción lo que mata a la presa, sino que le impide respirar, presionando el tórax para imposibilitar la inhalación, y lo logran por la inmensa fuerza de su cuerpo.
La anaconda no tritura sus presas, su mandíbula se desencaja, permitiéndole tragar la presa entera y utiliza su fila de dientes interior (tienen cuatro filas de dientes, una ordinaria y otra en el paladar) para ir avanzando sobre su alimento e irlo introduciendo en su garganta. La digestión de una presa grande puede demorar varias semanas, durante las cuales la serpiente se encuentra casi inactiva y dormita en una rama o junto al agua.
La anaconda es capaz de comer presas de gran tamaño; el carpincho es una de sus presas más comunes, así como ejemplares jóvenes de tapir, pecarí, ciervo, y caimanes en caso de necesidad. Se alimenta también de huevos, aves, diversos roedores y otros reptiles menores.

Se ha visto anacondas caníbales, la mayoría hembras devorando machos pequeños4 , posiblemente para asegurar la supervivencia durante la temporada seca, cuando escasean las presas.

Fotos

megapost serpientes

serpiente del paraiso

Cobra egipcia

Esta cobra puede medir hasta 2,5 metros de longitud. Es de color marrón o gris, a veces con bandas negras. Las cobras del noroeste de África pueden ser totalmente negras. La cabeza es grande, con unos prominentes ojos y un hocico achatado. Como otras cobras, la cobra egipcia posee una capucha de piel desplegable alrededor del cuello.

La cobra egipcia vive en desiertos y otros terrenos áridos, pero a veces se adentra en zonas urbanas. Suele evitar bosques y terrenos muy áridos. Es de hábitos nocturnos, pero también se calienta al sol por la mañana. Se alimenta de serpientes, mamíferos pequeños, sapos, aves y huevos, persiguiendo activamente a sus presas e inoculándoles veneno de rápida acción. Al estar amenazada, extiende su capucha de piel para intimidar, pero también puede abalanzarse hacia su agresor para propinar una mordedura venenosa, emitiendo antes un siseo. El veneno puede ser mortal para el ser humano si no es tratado rápidamente. Esta serpiente es muy territorial, atacando a cualquier amenaza para su territorio.

Las hembras suelen poner entre 8 y 20 huevos en cada puesta, normalmente en nidos de termitas. los huevos eclosionan en un período de incubación de 60 días.

Fotos

cobra de anteojos

[Megapost] Serpientes

Boa arborícola

Su tamaño puede sobrepasar los 1.50 m. El cuerpo es de forma triangular, con cola prensil. La cabeza es grande en forma triangular. Está cubierta de escamas pequeñas y presenta fosetas labiales. La cabeza y el cuerpo tienen el dorso verde esmeralda ( de allí su nombre). El vientre es amarillo. Los jóvenes presentan una coloración rojiza con motas blancas.




Nombre
Boa arborícola amazónica (Corallus hortulanus)

Tamaño

Pueden alcanzar 150-210 cms de adulta. De pequeñas miden alrededor de 30-50 cms.

Zona geográfica

Se localizan en Sudamérica, a lo largo de la selva amazónica, en países como Brasil, Venezuela, Uruguay, Ecuador, Perú, Bolivia; siempre en zonas con pluviselva, y donde hay una alta humedad.

Características generales

Serpiente de hábitos arborícolas, y como tal, con el cuerpo delgado, para poder colgar fácilmente de ramas y desplazarse o cazar. Posee una cabeza bien diferenciada del cuerpo, de forma triangular, y ojos con pupilas verticales. Como viene a ser lo normal entre la familia de los boidos, poseen fosetas termosensibles, situadas entre las escamas supralabiales e infralabiales; se trata de un eficaz mecanismo capaz de captar diferencias de calor de medio grado centígrado, con lo que pueden detectar y localizar una presa en total oscuridad.

El color del cuerpo es muy variable en las boas arborícolas amazónicas; de hecho, esta especie presenta toda una gama de colores que la hacen única entre las boas; existen varias fases de color, aunque entre dichas fases existe un continuo de variabilidad. Algunas de las fases más destacables son:

Garden: tienen un fondo grisáceo, sobre el cual se disponen intrincados dibujos de color más oscuro. En la región dorsal a veces se observa una línea más clara, también puede ser rojiza.

Naranja: la serpiente presenta un fondo color crema o beige, el cual puede ser de color algo más claro u oscuro, dependiendo del animal.

Roja: como su nombre indica, predominan colores rojizos.

Amarillo: se pueden ver ejemplares de tonos amarillentos, aunque generalmente el color naranja también se intercala.

Patternless o sin marcas: esta fase se define por la ausencia de patrones de color o libreas, y por tanto, predomina un único color. Se aplica a fases como rojo, naranja, amarillo, etc, y se denominaría patternless rojo.

Lineal o striped: sobre un fondo de color, se observan una línea dorsal que va desde la región cefálica hasta la cola. Convencionalmente, cuantas menos interrupciones tenga esta línea dorsal, mayor calidad genética tiene el animal.

Amelanística: se trata de una fase rara de ver, la cual se caracteriza por la ausencia de color negro.

Melánica: lo contrario a la anterior: esta fase se define como una concentración mayor de lo normal de color negro.

Fotos

cobra

reptil

viboras


Bibliografía: http://www.naica.com.ar

3 comentarios - [Megapost] Serpientes

Hellhammer1 +2
La mamba negra es, probablemente, el animal sin patas que se mueve más rápido en la tierra. En cortos impulsos, puede alcanzar hasta 20 km/h, velocidad suficiente para adelantar a alguien corriendo.



Terrible! +10
ramiro45stars
mierda si me una... fue un gusto te debo puntos porque no me quedan mas