epespad

El Anillo del mal por Isaac Asimov

EL ANILLO DEL MAL POR ISAAC ASIMOV


El Anillo del mal por Isaac Asimov


El Señor de los Anillos es una epopeya en tres volúmenes sobre la batalla entre el Bien y el Mal. El primer volumen es The Fellowship of the Ring (“La Comunidad del Anillo”), el segundo The Two Towers (“Las Dos Torres”), y el tercero The Return of the King (“El Retorno del Rey”).
La trama es extensa, los personajes son muchos y la acción es muy emocionante y está siempre rodeada de suspenso.
Hay en total 20 anillos que dan poder, pero Sauron, el Señor Oscuro, la encarnación del Mal, la figura satánica, es el Señor de los Anillos. Él ha hecho que un anillo, el Anillo Único, sea el amo de todos los demás...

“Un Anillo para dominarlos a todos,
Un Anillo para encontrarlos,
Un Anillos para traerlos a todos y en la oscuridad atarlos,
En la Tierra de Mordor donde residen las Sombras.”

Mientras este Anillo Único exista, el Mal no podrá ser vencido. Mordor es la tierra maldita donde Sauron gobierna y donde todo esta deformado, torcido y adulterado en beneficio suyo. Y Mordor expandirá su atmósfera envenenada por todo el mundo cuando el Anillo Único vuelva a estar en poder de Sauron.
Porque Sauron no lo tiene. En un pasado remoto, el anillo dejó de estar en su poder y, a través de una serie de hechos que están en parte narrados en The Hobbit una suerte de prologo infantil al “El Señor de los Anillos”, cayó en manos de Bilbo Bolsón, el hobbit del título.
Hay numerosas fuerzas que tratan de luchar por el Bien y derrotar a Sauron, pero los hobbits constituyen las más débiles y pequeñas. Son del tamaño de los niños y tiene la misma ingenuidad y sencillez de estos. Aun así, a otro hobbit, llamado Frodo, sobrino de Bilbo se le ocurre que hay que deshacerse del Anillo Único y asegurar que no pueda volver a caer en manos de Sauron.
Al principio como parte de un pequeño grupo, abriéndose camino en un mundo terrible y hostil, y después con la sola compañía de su fiel sirviente Sam, Frodo tiene que encontrar un modo de evitar a los aliados de Sauron para poder llevar el Anillo Único hasta la misma Mordor. Allí, en la propia guarida de Sauron tiene que llevarlo hasta el Mont of Doom (“Monte del Destino”), un volcán cuyo fuego es el único que puede fundir al anillo y destruirlo. Si logra esto ultimo, los poderes de Sauron cesaran y, al menos por un tiempo, el bien prevalecerá.
¿Qué representa esta lucha? ¿Qué elementos contribuyeron en la construcción en la mente de Tolkien? Podríamos preguntarnos si acaso el mismo Tolkien, si todavía estuviera vivo, podría darnos una respuesta acabada. Tales construcciones literarias adquieren una vida propia, y nunca pueden hallarse respuestas simples a la pregunta ¿Qué significa?
Tolkien era un investigador de las antiguas leyendas teutónicas, y a uno le da la impresión de que el Anillo Único puede ser un eco del Anillo de los Nibelungos, y que detrás de Sauron está el rostro bello y malvado de Loki, el dios traidor escandinavo del fuego.
Por otra parte, The Hobbit fue escrito en la década de 1930 y “El Señor de los Anillos” en la de 1950. en medio estuvo la Segunda Guerra Mundial, y a Tolkien le toco vivir el año decisivo de 1940, cuando Gran Bretaña se quedó sola frente a las fuerzas de Hitler.
Después de todo, los hobbits son habitantes de “The Shire” (“La Comarca”) (Shire: Antigua denominación hoy reemplazada County (Condado) en Gran Bretaña), que es una representación transparente de Gran Bretaña en sus aspectos más idílicos, y detrás de Sauron podría estar el demoníaco Adolf Hitler.
Pero también están los simbolismos más amplios. Tom Bombadil es un personaje misterioso que parece representar la Naturaleza como un todo. Los ent con forma de árbol parecen representar los bosques verdecidos, y los enanos representan las montañas y el mundo mineral. También están los elfos, poderosos pero en decadencia, representantes de un tiempo que se va para siempre y que no sobrevivirían aunque Sauron fuese aniquilado.
Pero volvamos al Anillo Único. ¿Qué representa?
En la epopeya, otorga un poder ilimitado e inspira infinitos deseos aun cuando es infinitamente corruptor. Los que los usan son abrumados y atormentados por él, pero no pueden dejarlo ir, aunque les roe el alma y el cuerpo. Gandalf, que es el personaje más fuerte de los que combaten por el Bien no se atreve a tocarlo porque teme que lo corrompa a él también.
Finalmente le toca a Frodo, que es pequeño y débil, hacerse cargo de él. Y lo corrompe y daña a él también, porque cuando esta por fin parado en el Monte del Destino y le bastaría con mover un dedo para arrojar el Anillo Único al fuego y asegurar el fin del Mal, se da cuenta de que no puede hacerlo, se ha convertido en un esclavo del Anillo Único (Y finalmente es el Mal el que destruye al Mal, mientras que Frodo el Bueno fracasa.)
¿Qué es entonces el Anillo Único? ¿Qué representa? ¿Qué puede ser tan deseable y corruptor a la vez? ¿Qué cosa puede impedir que queramos deshacernos de ella a pesar de que está destruyéndonos?
Bueno...
Una vez mi esposa Janet y yo íbamos por la autopista de Nueva Jersey y pasamos por un sector de refinerías de petróleo donde la tortuosa geometría de las estructuras se dibujan contra el cielo, donde los gases escapan ardiendo en eternas llamaradas, y donde el hedor obliga a cualquiera a cerrar las ventanillas del auto. Janet hizo lo propio, suspiró, y luego dijo: “Ahora pasamos por Mordor”.
Ella tenia razón. Mordor del “Señor de los Anillos” es el mundo industrial que esta desarrollándose lentamente y va apoderándose de todo el planeta, lo consume, lo envenena. Los elfos la tecnología preindustrial que esta abandonando la escena, los enanos los ent y Tom Bombadil representan las distintas partes de la Naturaleza que están siendo destruidas. Y los hobbits de The Shire (La Comarca) representan el pasado simple y pastoril de la humanidad.
¿Y el Anillo Único?
Es la tentación de la tecnología; la seducción de las cosas hechas con mas facilidad, de los productos en grandes cantidades, de los artefactos en tentadora variedad. Es la pólvora y el automóvil y la televisión; todas las cosas que la gente se desespera por tener; todas las cosas que la gente no puede abandonar una vez que las tiene.
¿Podemos abandonarlas? El automóvil mata a miles de norteamericanos cada año. ¿Podemos abandonarlo por eso? ¿Acaso alguien propone seriamente que lo intentemos?
El modo de vida norteamericano exige que se quemen grandes cantidades de carbón y petróleo que arruinan nuestro aire, enferman nuestros pulmones y contaminan nuestro suelo y nuestra agua, pero ¿podemos dejar de quemarlas? Para satisfacer las necesidades de nuestra sociedad, necesitamos mas petróleo que el que podemos extraer nosotros mismos, de modo que tenemos que importar la mitad del extranjero. Lo obtenemos de países que nos tiene encadenados gracias a eso. ¿Podemos disminuir nuestras necesidades para romper esas cadenas?
Tenemos el Anillo Único en nuestras manos y esta destruyéndonos a nosotros y al mundo, y no hay ningún Frodo que se haga cargo de él, y no hay Monte del Destino adonde llevarlo, y no hay nada que pueda asegurar la destrucción del Anillo Único.
¿Es inevitable todo esto? ¿Ha ganado Sauron? ¿Han caído las Sombras de la Tierra de Mordor sobre todo el mundo?
Podemos creer que si, si solo queremos mirar lo peor del mundo industrial e imaginarnos lo mejor de un imposible mundo preindustrial.
Además, el feliz mundo pastoril de The Shire (La Comarca) no existió jamás salvo en las mentes nostálgicas. Puede haber existido una delgada capa de terratenientes y aristócratas que llevaban una vida placentera, pero esto sólo era posible gracias al trabajo incesante de sirvientes, campesinos, siervos, y esclavos cuyas vidas eran un largo sufrimiento. Los que heredaron las tradiciones de una clase dominante (como Tolkien) son demasiado concientes del pasado placentero de la vida, y pasaban demasiado por alto la pesadilla que empezaba mas allá de los límites de las mansiones.
Por mas desdicha y horrores que la industrialización haya producido, ella puso, por primera vez, la educación y el ocio al alcance de cientos de millones de personas; permitió que ellas compartieran los bienes materiales del mundo, aunque mas no fuera los de mala calidad; les dio la oportunidad de apreciar las artes, aunque solo fuera al nivel de las historietas y del rock duro, les dio una esperanza de vida que hoy es el doble de la que tenían en los tiempos preindustriales.
Es fácil hablar de los cincuenta mil norteamericanos (uno de cada 4.400) que mueren cada año de en accidentes automovilísticos. Olvidamos así los porcentajes de población mucho mayores que morirán cada año por las epidemias infecciosas, las enfermedades por carencias, los desequilibrios hormonales y todo lo que hoy puede ser prevenido y curado.
Hay buenas razones para no abandonar el Anillo Único. Si el Anillo Único esta llevándonos a la destrucción es porque lo usamos abusivamente, arrastrados por nuestra codicia y nuestra insensatez. Es seguro que hay un modo de usarlo sensatamente. ¿Tanto hemos perdido las esperanzas respecto a la humanidad que negamos que podamos ser cuerdos y sensatos si tenemos que serlo?
No el Anillo Único no es solo maligno. Él es lo que nosotros hacemos de él y por eso debemos rescatar y desarrollar aquellas partes que son buenas.
Pero no se preocupe...
Uno puede leer El Señor de los Anillos sin perderse en su simbolismo. Es una aventura fascinante que no se agota en una lectura. Yo lo leí cuatro veces, y cada vez me gusta más. Pienso que ya es tiempo de que lo lea una quinta vez.
Y al hacerlo, tratare de ver el Anillo Único como... un anillo.

ISAAC ASIMOV, Asimov Sobre la Ciencia-Ficción ( 1982, Editorial Sudamericana S. A., Buenos Aires;  1981 Nightfall, Inc. Published arrangement with Doubleday, a Division of Bantam. Doubleday dell Publishing Group, Inc.) Pág. 328-333

ISAAC ASIMOV: Ha escrito alrededor de 500 libros sobre innumerables temas. Ha sido llamado «el Balzac de la Ciencia y la Ciencia-ficción» (Publisher's Weekly) y es, sin duda uno de los más prestigiosos autores de ciencia-ficción. Su «ingenio, sabiduría y sentido de lo maravilloso» (Washington Post) ha hecho que se vendiesen en todo el mundo más de diez millones de ejemplares de sus obras.
Nació el 2 de Enero de 1920 en Petrovich (Rusia) en el seno de una familia judía. Hijo de Judah Asimov (1896-1969) y Anna Rachel Berman Asimov (1895-1973) recibió el nombre de Isaac por su abuelo materno, Isaac Berman, y fue el mayor de tres hermanos.
A la edad de tres años se trasladó, junto a su familia, a Estados Unidos. Ya desde niño mostró dotes para los estudios y la ciencia. En 1926, su padre compró una confitería, donde además se vendía prensa, y revistas de ciencia-ficción, artículos que despertaron su interés por la lectura, y posteriormente por la escritura. Comenzó sus estudios en 1925 en la escuela pública de Nueva York, continuó en East New York Junior High School donde se graduó en junio de 1930, entrando con diez años en la Boys High School, donde obtuvo el graduado en 1935. Asistió a la Universidad de Columbia donde, en 1939, se graduó en Química.
Su primera obra, Hermanitos, la escribió con 14 años. Trataba sobre su hermano pequeño, en clave de humor. Fue publicada en la revista de la escuela. En 1937 comenzó a escribir seriamente, momento en el que apareció un cuento titulado Tirabuzón Cósmico. Su segunda historia fue Polizón, publicada en Noviembre de 1939 con el nombre La amenaza de Calixto.
En tres años escribió 31 relatos, quizá reseñar que Razón fue el primero sobre robots positrónicos, con sus personajes de George Powell y Mike Donovan, y el siguiente fue Embustero en 1940, donde aparece la doctora Susan Calvin.
Se casó dos veces, la primera con Gertrude Blugerman el 26 de Julio de 1942, con la que tuvo dos hijos, David y Robin, se separaron en 1970, y se casó posteriormente con Janet Opal Jeppson.
En Mayo del 42 publicó La Fundación. En 1950 por fin aparece su primera novela, Un guijarro en el cielo. Continuó escribiendo relatos, al mismo tiempo que seguía con sus estudios. En 1946 vuelve a Columbia donde continuó su doctorado, que obtiene en 1948. Comenzó a dar conferencias y a escribir entre siete y ocho libros al año, tanto novelas, como libros de química, historia, etc, consiguiendo varios premios, entre ellos el premio Hugo en 1966 a la mejor serie de Ciencia Ficción por la Serie de La Fundación.
En 1973, consigue de nuevo este premio al igual que el Nebula. Entre sus muchas obras destacan: Anochecer y El Hombre Bicentenario Premio Hugo y Nebula en 1977 a la mejor novela corta y Los límites de la Fundación premios Hugo y Nebula de 1983 a la mejor novela. Además consiguió el Premio James el T. Grady de la Sociedad Química americana en 1965, tenía catorce doctorados honoris causa por diferentes universidades.
Además de sus novelas de ciencia-ficción, se dedicó a escribir sobre temas históricos como La formación de Inglaterra o Los griegos, fantásticos como Viaje alucinante o Azazel, infantiles como la serie de Norby, Yo robot o a Lucky Starr, junto con una abundante obra de difusión científica, Adelantos de la ciencia, El reino de los números, Alpha Centauri, la estrella mas cercana, y multitud de ensayos científicos –sobre química, física, matemáticas, astronomía, biología, filosofía, ciencias sociales, etc–. Para la revista mensual The Magazine of Fantasy and Science Fiction. Durante 34 años ininterrumpidos
Su último artículo para The Magazine of Fantasy and Science Fiction. Era un conmovedor "Farewell—Farewell" (Adiós, adiós) a todos sus «amables lectores». En él decía: «Siempre he ambicionado morir con las botas puestas, con la cabeza sobre un teclado y la nariz entre dos teclas, pero no es así como funcionan las cosas.»
Isaac Asimov falleció el 6 de Abril de 1992 a los 72 años. Su cuerpo fue cremado y sus cenizas esparcidas. Sin embargo se han publicado algunos libros después de su muerte: Forward the Foundation (su última novela sobre la Fundación, publicada en 1993), Gold (una antología sobre historias de ciencia–ficción, publicada en 1995) y otros títulos más.

La frase más excitante que se puede oír en ciencia, la que anuncia nuevos descubrimientos, no es "¡Eureka!" (¡Lo encontré!) Sino 'Es extraño...'.
Isaac Asimov

4 comentarios - El Anillo del mal por Isaac Asimov

mecm45 +1
no hagan copy por eso son novatos ¬¬
Derus +1
Un capo Asimov!