epespad

ArchLabs una rolling ligera




Hay distros que pese a no haber figurado nunca del lado de lo mainstream, han sido lo suficientemente importantes para dejar su pegada en la comunidad y transmitir su esencia a otros proyectos.

Son de esas distros de las que nunca oirás una mala palabra, porque se han ganado el respeto de todos con su buen hacer y la mayoría de los que las han probado guardan gratos recuerdos.

Ha sido el caso de CrunchBang, la distro basada en Debian con entorno minimalista que un par de años después de descontinuarse, ha encontrado dignos sustitutos.

Un linaje que continúa en Debian (con BunsenLabs y CrunchBang++), y que recientemente también ha dado el salto a Arch Linux, con la relativamente nueva ArchLabs (esta a su vez compite en el terreno de otra veterana: ArchBang).

¿Demasiados nombres? Quedaros con que todas ellas intentan mantener ese halo de sistema liviano, con gran capacidad de respuesta en un mínimo consumo. De aspecto simple en lo estético, lo cual no significa descuidar ese apartado.

Hoy nos toca hablar de ArchLabs. La esencia del sistema ya la conocemos: un ambiente ligero que prescinde de escritorios complejos, sustituyéndolos por esa parejita que forman openbox (gestor de ventanas) y tint2 (panel), dotados de diversos scripts para su configuración.

Además nos encontramos el habitual conky que nos muestra información del sistema y nos recuerda los atajos de teclado más importantes. Para los amantes de lo tiling (escritorio con disposición en mosaicos) también se ofrece i3wm.

Tal como reconocen sus desarrolladores, ArchLabs está fuertemente influenciada por BunsenLabs (de las herederas de CrunchBang posiblemente la más exitosa). Lo notamos a simple vista en el tema del artwork, llamado Bunsen-Dark-He, donde también destacan los iconos –en este caso del desarrollador Erik Dubois- Sardi.

Un sistema que se puede ejecutar en modo live o bien optar por su instalación mediante el eficaz Calamares.

Como es obvio opta por un modelo de desarrollo diferente al de BunsenLabs, de tipo rolling release como corresponde a una hija de Arch Linux, en vez del desarrollo de ciclo regular habitual en las distros debianitas.

En cuanto a los programas que vienen instalados, nos encontramos una amplia base Xfce, rodeada de aplicaciones conocidas como: Terminator, Termite, Catfish, USB Image Writer, GIMP, Inkscape, Firefox, Geany, Sublime Text, Meld, Filezilla, LibreOffice, Transmission, Vivaldi, Gparted o Chromium.

La gestión de software corre de la mano de pacman, pero además nos encontramos la interfaz gráfica de pamac, por si queremos descansar de la terminal.

Además nos encontramos accesos directos en el menú a algunos archivos de configuración o de registro de errores (.config, .bashrc, .xsession, .local) y varios atajos para el acceso root (en el administrador de archivo o en el editor de texto).

Y no podemos olvidarnos de los diversos módulos que nos permiten personalizar todo tipo de componentes: el menú de aplicaciones, openbox, Tint2, LightDM, Rofi, Slim, el fondo de escritorio, conky (hay más de 40 para elegir), programas de inicio, etc… O de su pantalla de bienvenida con acceso a documentación, desarrolladores y foro.

En el blog de la distro encontraréis una imagen ISO que lleva por nombre R2-D2…alguien es fan de Star Wars.

Fácil instalación y configuración, ejecución en modo live, cuidado aspecto, acceso a lo mejor de Arch Linux…puede que estemos ante una nueva Manjaro o Antergos. El tiempo y Tux lo dirán.

0 comentarios - ArchLabs una rolling ligera