epelpad

Consejo para la salud de su Gato

Los gatos, como todas las mascotas, dependen del ser humano para su cuidado y alimentación, y requieren una atención considerable. Aunque los gatos tienen reputación de ser relativamente independientes, los domésticos necesitan el cariño y la atención de sus propietarios. Una dieta diaria equilibrada, como la que proporciona la comida para gatos de alta calidad que se vende en los comercios, es esencial para su salud y longevidad, al igual que un suministro regular de agua fresca.

La limpieza habitual de la bandeja de arena es necesaria para prevenir las enfermedades; algunos gatos no la utilizan cuando no está muy limpia. A los gatos hay que recortarles las uñas con frecuencia. Para prevenir daños en los muebles se les debe facilitar un rascador, preferiblemente de un material áspero, como la cuerda de pita. Los gatos usan la lengua para limpiarse el pelaje y normalmente se comen todos los pelos sueltos.

Todos los gatos, incluidos los de pelo corto, deben ser cepillados semanalmente para retirar todo el pelo suelto, esto ayuda a prevenir la formación de bolas de pelo en el estómago. Algunas razas de pelo largo, como el persa o el himalayo, requieren un cepillado diario para que su pelaje, largo y suave, no se enmarañe. Los gatos domésticos son susceptibles de desarrollar una serie de enfermedades víricas y bacterianas. Afortunadamente, muchas enfermedades felinas pueden ser controladas mediante un ciclo regular de vacunas. Los gatos también pueden sufrir parásitos externos, como pulgas, acáridos y parásitos intestinales.

Consejo para la salud de su Gato

Las infecciones respiratorias son una enfermedad habitual y puede ser fatal, sobre todo en cachorros jóvenes. Las vacunas ofrecen cierta protección contra las siguientes enfermedades respiratorias: rinotraqueitis vírica felina, peste felina y neumonía felina. La enteritis infecciosa felina es una enfermedad muy contagiosa, muchas veces fatal, caracterizada por un ataque súbito y varios síntomas gastrointestinales como el vómito o la diarrea. La vacuna es la única manera eficaz de controlar la enfermedad.

La leucemia felina es una enfermedad contagiosa y fatal que se transmite por contacto directo. Un gato con leucemia felina presenta varios síntomas, incluyendo malestar general, pérdida de peso y fiebre. Un gato infectado puede contagiar la enfermedad a otros gatos antes de que él mismo desarrolle síntomas clínicos. Un análisis de sangre puede detectar si un gato ha sido infectado. Aunque existe una vacuna disponible, la forma más fiable de prevenir la leucemia felina es impedir que el gato esté en contacto con gatos infectados por el virus



La peritonitis infecciosa felina, es una inflamación del peritoneo, revestimiento del abdomen. Aunque la P.I.F, es contagiosa algunos gatos parecen desarrollar una inmunidad natural. Un gato infectado puede no presentar síntomas. Una vez que el gato desarrolla los síntomas, la enfermedad es invariablemente fatal. No hay un análisis de sangre fiable para la P.I.F pero hoy existe una vacuna disponible.

Los gatos pueden ser vacunados con éxito contra muchas enfermedades graves. Los cachorros deben ser vacunados contra la rinotraqueitis, peste felina, enteritis felina y, opcionalmente, neumonía felina. La mayoría de los veterinarios recomiendan una serie de dos o tres vacunaciones cada tres semanas, que empiezan a las tres semanas de vida del gato. A las doce semanas el gato puede ser vacunado contra la rabia, leucemia felina y peritonitis felina infecciosa. Las vacunas se deben repetir anualmente para mantener la inmunidad.

3 comentarios - Consejo para la salud de su Gato

Patashnik
No darle mierda procesada y darle comida natural
larubiapechugona +1
O al menos darle un balanceado de marca.