epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Mundo Gay: literatura, Al diablo la maldita primavera


Al diablo la maldita primavera


ALONSO SÁNCHEZ BAUTE
Novela de Temática Gay, por Alonso Sánchez Baute.
Con su novela “Al diablo la maldita primavera”, ganadora del Premio Nacional de Novela Ciudad de Bogotá 2002, el autor de origen colombiano Alonso Sánchez Baute nos entrega un relato que si bien aparenta ser light, tiene un profundo análisis de nuestra sociedad latina. A pesar que la historia sucede casi en su totalidad en Colombia, lo que se relata es válido para el resto de los países latinos.
Por Eduardo Garcia
18-02-2008

Mundo Gay: literatura, Al diablo la maldita primavera


Publicada por Alfaguara, “Al diablo la maldita primavera” nos presenta a Edwin Rodríguez Buelvas, un chico que, en su afán por llamar la atención y ser famoso e influyente, se convierte en la más despampanante de las Drag Queens.

Es un chico valiente, sincero consigo mismo, con una gran fortaleza interna que tuvo que forjar desde muy pequeño para sobrevivir a una sociedad homofóbica que lo obligó a que desarrollara su lengua venenosa como su mejor arma, ya que no los puños. Deseoso de salir adelante siempre, de imponerse.

En sus casi 260 páginas, esta satírica novela nos permitirá visitar una Bogotá que pocos conocen, que es espectacular y marginal a la vez, la Bogotá gay. La vida de los personajes de esta historia gira en torno a lo gay. Como lo dice el propio autor, Edwin, que viven inmerso plenamente en el mundo gay, habla, come, se ducha gay.

El título, por otro lado, es un homenaje a la canción ochentera de la cantante mexicana Yuri, “La maldita primavera”, uno de los himnos homosexuales en Bogotá. Y como en la novela el protagonista está buscando todo el tiempo el amor, su maldita primavera, por eso la alusión.

Con lenguaje urbano, como si el propio autor nos estuviera hablando, así podemos leer esta novela, plena de referencias a canciones populares y modismos locales, muchos de los cuáles pueden ser difíciles de entender para los que no son colombianos. Es un relato que entretiene, que hace reír, pensar con sus válidos análisis de la sociedad, de la doble moral, de la religión, y que a pesar de todo lo duro que ésta tiene, trata de sacar siempre el lado positivo de la vida. Es un canto a esa fortaleza interna que todos poseemos.

Acerca del autor:

1493_8Alonso Sánchez Baute (1964) nació y se crió en Valledupar y se trasladó a Bogotá para iniciar sus estudios universitarios. En la Universidad Externado de Colombia Sánchez Baute se graduó de abogado en el año 1988 y en el año 2002 obtuvo el Premio Nacional de Novela Ciudad de Bogotá con su obra Al diablo la maldita primavera, la cual lo ha lanzado ha convertirse en un referente de la literatura urbana colombiana de principios del nuevo siglo.

La novela premiada ha alcanzado mucha popularidad y el 19 de octubre del año 2004 se estrenó un montaje exitoso en el Teatro Nacional de Bogotá bajo la dirección de Jorge Alí Triana y la actuación de Orlando Valenzuela en el papel protagónico.

Sánchez Baute en su carrera ha estado vinculado con proyectos relacionados con el arte y la cultura y en la actualidad trabaja con la sección editorial del Convenio Andrés Bello. El autor escribe también una columna en el periódico El Espectador, “De rumba con Loncho”, en la que semanalmente ilustra de manera informal algún lugar interesante y novedoso de la agitada vida nocturna bogotana.

Aunque la columna hace reseñas de centros nocturnos, bares y teatros, también hay espacio para escribir comentarios relacionados con galerías de arte, encuentros musicales y literarios, y en general toda una escena que abarque desde diversos ángulos la coloquial palabra “rumba”.


Literatura



fuente: http://www.gaymagazine.cl/literatura/?contenido=1493

3 comentarios - Mundo Gay: literatura, Al diablo la maldita primavera

kannend123
Che, la otra vz te borraron un post con dos escritores de literatura gay, por qué te lo borraron? me llamó la atención
kannend123
Ok, me imaginé otra cosa. Buena onda