epespad

Polemica En Estados Unidos


Está resurgiendo con fuerza, pese al rechazo de todas las instituciones médicas y psiquiátricas.
Polemica En Estados Unidos





--------------------------------------------------------------------------------
Sandra Boodman. THE WASHINGTON POST. ESPECIAL



El norteamericano Nicholas Cavnar dijo haber probado todo lo imaginable en 30 años para volverse heterosexual. Hizo años de terapia y pagó miles de dólares de tratamiento para superar su homosexualidad. Asistió regularmente a reuniones de autoayuda de grupos cristianos, destinadas a gente como él. Se casó, incluso, y fue padre de tres hijos. Su caso llegó a aparecer en la tapa de una revista católica norteamericana.

Aún así, este ejecutivo de Washington de la industria editorial, de 54 años, recuerda que todos los días debía reprimir sus sentimientos más profundos sobre quién era en realidad.

Cavnar admite de todos modos que hace tres años, y después de una búsqueda interior desencadenada por los ataques terroristas del 11 de setiembre, decidió poner fin a sus días de lucha interna. "Le dije a mi esposa que ya no podía dejar de ser gay" recuerda Cavnar. Admite que lo que más lamenta es el fuerte golpe que fue para su mujer poner fin a un matrimonio de 26 años.

La odisea de Cavnar está íntimamente ligada a su relación con la denominada "terapia reparadora", una polémica forma de psicoterapia cuyo objetivo es convertir a los gays en heterosexuales.

Si bien sus defensores citan historias de éxito basándose en sus prácticas clínicas así como en un estudio reciente muy debatido, que muestra que la terapia de la conversión puede funcionar, se oponen a este tratamiento virtualmente todas las organizaciones médicas y de salud mental, incluidas las Asociación Médica Norteamericana, el Cirujano General de los Estados Unidos y la Asociación Psiquiátrica Norteamericana (APA), que eliminó en 1973 a la homosexualidad de su lista de desórdenes mentales.

Hasta principios de los años 90, el tratamiento, conocido también como "terapia de reorientación", estaba relegado a grupos religiosos o a los confines del ambiente de la salud mental.

Los terapeutas de la terapia reparadora rechazan las opiniones defendidas por una abrumadora mayoría de profesionales del área de la salud mental. Consideran a la homosexualidad una preferencia patológica forjada durante una infancia conflictiva y no, como creen la mayoría de los científicos, una orientación innata que se ve influenciada de manera significativa por factores biológicos como la genética y la exposición a las hormonas dentro del vientre materno.

Los terapeutas de la terapia reparadora cuentan con su propia organización, que cuenta con 1.000 miembros, fue fundada en 1992 y tiene su base en California. Sus líderes están presentes por lo general en talleres que atraen a más de 1.000 participantes y son auspiciados por el grupo "Focus on the family", fundado por el psicólogo conservador James Dobson, un firme opositor de los derechos de los gays que tiene relaciones con la administración Bush.

Especialistas en salud mental están alarmados por el resurgimiento de un tratamiento que ha quedado desacreditado en su opinión. En opinión de Drescher, presidente del comité de la APA sobre temas de gays, lesbianas y bisexuales, el auge de la terapia reparadora se asemeja al resurgimiento del creacionismo.

Catherine Wulfensmith, de 46 años y residente de Monrovia (California), confiesa haber intentado el suicidio varias veces luego de que la terapia reparadora no logró modificar la atracción que sentía por las mujeres.

http://www.clarin.com/diario/2005/08/17/sociedad/s-03701.htm

9 comentarios - Polemica En Estados Unidos

primaterium
El tipo creía que ser gay era una enfermedad, pero en realidad su enfermedad pasaba x el dogma q le imponía su religión
disimilar
aplausos para primaterium
FOCKER
ahh y no es una enfermedad?? cosas nuevas che..
zapata
Me recuerda a una pelicula:



noticias
disimilar
Focker...ojalá te hagan una marcha del orgullo gay en el culo
Yabo666
Muy buen post. aca van 10p.