epespad

Yo salgo en los cuadernos

Los cuadernos escolares con un retrato de Stalin en su portada han desencadenado un escándalo. Los defensores de los derechos humanos exigen que se retiren del mercado, pero, mientras los adultos discuten sobre ética, los niños creen que el retrato de Stalin en los cuadernos es tan solo una foto divertida.

Yo salgo en los cuadernos

Es absurdo inculcar la imagen de Stalin en el subconsciente infantil”. Esa es la opinión expresada por Arseni Roginski, presidente de la organización pro derechos humanos Memorial, en una entrevista con Interfax. Memorial se ha opuesto a la venta en Rusia de cuadernos escolares con el retrato de Iósif Stalin en la portada. Roginski dijo que el “Generalissimus” (título con el que se conoce a Stalin) tuvo un papel “horrible” en la historia rusa, y ese papel debe ser descrito en los libros de texto, junto con los otros roles que también desempeñó. Añadió que, hayan actuado los editores de manera intencionada o no, los cuadernos que llevan la foto en cuestión “son sin duda propaganda estalinista”.

El ministro de Educación y Ciencia Andréi Fursenko también manifestó su oposición a la aparición de estos cuadernos con el retrato de Stalin. “Lo considero incorrecto, un fenómeno negativo”, afirmó el ministro, y añadió que, dado que los cuadernos no habían sido producidos por el Ministerio de Educación y Ciencia, no tenían la posibilidad de retirarlos del mercado.

Algunos miembros de la Cámara Pública (órgano de consulta legislativa ruso) calificaron la difusión de estos cuadernos con Stalin en portada como “una barbaridad” y “moralmente perverso”. En particular, Serguéi Volkov afirmó que la imagen de Stalin en las libretas escolares era equivalente a la representación de la esvástica. El presentador de televisión Svanidze considera que retratar a Stalin en los cuadernos es inadmisible, ya que podría hacer que los niños lo viesen como un héroe.

Artiom Bilan, director artístico de la editorial e imprenta Alt, la cual publicó los cuadernos que provocaron el escándalo, rebatió las críticas en una conversación con un corresponsal de RIA Novosti: “La Cámara Pública no es un cuerpo legislativo en Rusia, y aquí expresa simplemente las opiniones personales de sus miembros. Y, según creo, opinan lo contrario que la mayoría de los ciudadanos rusos, quienes, hace un par de años, en un proyecto de televisión llamado 'El nombre de Rusia', pusieron a Stalin en una lista de las figuras más sobresalientes de la historia del país”.

Bilan dijo también que los cuadernos con Stalin en la portada se han publicado como parte de una serie llamada “Grandes nombres de Rusia”, entre los que también se encuentran Kutuzov, Zhukov, Najimov y otras figuras históricas, y que no van a ser retirados de la circulación. “¿Por qué motivos deberíamos retirar un producto tan exitoso?”, exclamó el representante de Alt. Es preciso señalar que esta observación es irrelevante, ya que todos los cuadernos con el “Generalissimus” se han agotado ya en las tiendas, a pesar de que no son precisamente baratos (220 rublos, algo menos de 6 euros, por el set de cinco cuadernos)”.
Lea más
Las empresas se acercan hasta las aulas universitarias
Este tema ha provocado una una acalorada discusión también en internet. Las opiniones que se expresan son diametralmente opuestas y van desde “prohibidlos inmediatamente” a “Stalin es un héroe ruso al que los niños deben aprender a reconocer”.

“En mi opinión, es un asunto sobre el que hay que meditar. Además ¿por qué le molesta tanto a la gente el retrato de Stalin en particular? Si no te has planteado esa cuestión, es hora de que lo hagas. ¿Fue Stalin un dictador y un tirano? Vale, pero ¿no fue también Catalina la Grande una tirana y una dictadora? Esto por no mencionar el hecho de que derrocó a su propio marido, el emperador Pedro III, a resultas de lo cual él murió de forma prematura. Como dicen los informes, la Emperatriz está aquí mismo, en las portadas de los cuadernos, junto al Generalissimus, y nadie se ofende. Nadie exige: “¿Cómo ha podido pasar? ¡Prohibidlo para siempre!”, se preguntaba el blogger Black Lightning (Relámpago Negro).

Mijáil Vinogradov, director del Centro de Asistencia Legal y Psicológica en situaciones extremas, comentó en una entrevista con Vesti.ru que Nicolás II, por ejemplo, tenía el sobrenombre de “El Sangriento”, y, no obstante, había sido canonizado recientemente.

“Pedro I, Catalina II... Hay muchos personajes históricos imposibles de caracterizar en un modo simple”, afirma Vinográdov. “¿Por qué deberíamos olvidar nuestro pasado histórico? Sí, es cierto que Stalin fue un tirano y un déspota. Bajo su mandato se instituyó el Gulag, donde murió mucha gente, 20 millones (o más), víctimas de la represión. Pero gobernó el país durante 30 años. Y, como dijo Churchill: 'Stalin recibió una Rusia con arados de madera y la dejó con una bomba atómica'. Sí, hubo crueldad bajo Stalin; sin embargo, fue bajo su mandato cuando el país ganó la Guerra y realizó grandes avances en diferentes aspectos. Por tanto, creo que hay que hablarles de Stalin a los niños, pero la cuestión es cómo. Este asunto debe ser manejado por psicólogos”.

Pero mientras los adultos siguen pensando en cómo enseñar la compleja historia de Rusia a los niños, estos ya han encontrado la solución: muchos piensan que el retrato de Stalin en sus cuadernos es simplemente una fotografía “divertida”, un fenómeno de internet o una oportunidad para reírse en las barbas (o, más bien, en los bigotes) de sus profesores...

2 comentarios - Yo salgo en los cuadernos

ImaGnrSchwarzenegger +2
que idolo me hiciste cagar de risa con el titulo, cuando entro veo como te llamas casi me muero de la risa, buen post!