epelpad

maltrato animal


¿En qué cabeza cabe? Repulsión y repudio colectivo generó el caso del
perro callejero Dardo que resultó herido a causa de un petardo
encendido por alumnas del Centro Polivalente de Arte.

maltrato animal

Dardo

A Dardo, un perro de unos 5 años aproximadamente, le prendieron un
petardo en la boca y al explotar, le provocó graves heridas que
fracturaron la mandíbula
. Esto pasó el viernes al mediodía en la plaza
9 de Julio cuando grupos de estudiantes de diferentes colegios público
y privados se convocaron, como lo hacen usualmente ese día, luego de
salir de las instituciones a las que asisten. Festejaban la
presentación de sus promociones. En esta oportunidad, concurrieron con
elementos de percusión, papel picado, banderas y pirotecnia de alta
peligrosidad.

Luego del incidente, Dardo yacía tendido en el suelo, agonizando,
cubierto de sangre y casi sin respirar. Varios jóvenes se acercaron a
socorrerlo mientras esperaban que fuese trasladado.



Efectivos de la Sección Monitoreo de la Policía que patrullaban la
zona acudieron para auxiliar al animal.

Otros estudiantes se resistieron a ello, porque creían que iba a ser
sacrificado.
Luego, el can fue trasladado en los asientos traseros de un móvil
policial hacia la clínica veterinaria de Cristian Jack Bee Mill,
ubicada en la calle Las Margaritas, en villa Las Rosas.

El parte médico indica que llegó con traumatismo de mandíbula y
quemaduras de tercer grado en la región del paladar.

Se le realizaron placas radiográficas y se comprobó que existían
fracturas múltiples de ambas ramas por lo que fue intervenido
quirúrgicamente durante cuatro horas y media para la reducción de las
mismas. Dardo salió de cirugía reconstructiva estable, con todos los
signos vitales normales.

El pronóstico es reservado. Durante tres meses deberá ser alimentado por sonda. Varias personas solidarias se ofrecieron para adoptarlo.


La cirugía tiene un costo de $1000 aproximadamente. Una colecta fue
realizada por proteccionistas a fines de cubrir ese monto. El objetivo
fue logrado.

Como tiene que ser, decicieron escrachar a los estudiantes "asesinos". Por

ese motivo, unos 200 jóvenes de entre 15 y 20 años, se habían autoconvocado por la red social Facebook participaron ayer a las 17.15
de un escrache al Centro Polivalente de Arte (Urquiza 451), donde
concurren las presuntas agresoras de Dardo.

“Justicia por Dardo, esto no puede quedar impune”, “al reformatorio
esas psicópatas”, “expulsión a las culpables”, “asesinas”, “no al
maltrato animal”, “autoridades actúen ya”, “hacete cargo”, “maldecimos
a la persona capaz de maltratar a un animal”, “porque un animal es un
ángel”, rezaban las pancartas que sostenían los manifestantes. Un
joven escribió con aerosol negro la frase “asesinas, Justicia”, en el
frente del edificio y fue demorado por la Policía. También arrojaron
huevos. Unos 20 uniformados custodiaban el lugar.

Como era de esperarse, las reds sociales fueron ellugar perfecto para el repudio a

estos infradotados estudiantes que perpetraron semejante atrocidad. Cientos de usuarios manifestaron en la web sentimientos de bronca,dolor e impotencia por la agresión a Dardo. Videos y fotografías del animal ensangrentado, que se debatía

entre la vida y la muerte, testimonios e información relacionada a las
causantes del hecho, circularon velozmente , principalmente Facebook,
Twitter y El Tribuno digital, donde al cierre de la edición de papel
habían más de 300 comentarios. Todos repudiaban el brutal acto de
crueldad contra el animal.

Con respecto a la parte legal, en el caso Interviene en el caso la jueza de Menores 2, Silvia Bustos Rallé, quien ayer a las 20 ordenó la detención de una de las menores, de 17 años, sospechosa del salvaje ataque contra el animal.
La joven fue señalada por numerosos testigos y llevada al Centro de
Atención de Jóvenes en Conflicto con la Ley Penal.
Merecen la carcel. Punto.

1 comentario - maltrato animal