epespad

¿Vale la pena salvar a un primate?

¿Salvarias a un mono bebé si lo encontraras abandonado en la calle o herido?


¿Vale la pena salvar a un primate?

Rescatar primates, uno a uno, puede ayudar a cambiar las actitudes de la gente, según el Dr. Wolfgang Dittus.


En la primera etapa de su vida, los primates son especialmente cautivadores. Son pequeños seres temblorosos, nerviosos, pero al mismo tiempo con una extraordinaria curiosidad, inteligencia y potencial.

Al encontrar un primate bebé, puede ser que muchas personas instintivamente hagan lo posible por salvarlo.

Pero rescatar individuos es una estrategia de conservación obsoleta, según algunos. ¿Es más efectivo enfocar los esfuerzos en rescatar más bien a toda una población o al hábitat del que depende la especie?

No necesariamente, de acuerdo al Dr. Wolfgang Dittus, quien en forma paralela a su trabajo de investigación dedica buena parte de su tiempo y dinero a salvar macacos heridos por humanos en Sri Lanka.

Salvando individuos, sean bebés o adultos, el científico está poniendo en práctica lo que algunos definen como "conservación en la base" o "conservación de raíz". Según Dittus, se trata de la única estrategia efectiva para lograr que los seres humanos cambien su percepción sobre los animales y aprendan a convivir con ellos.


Intervención


peligro

La expansión de las ciudades y la destrucción de hábitat son grandes amenazas para el macaco de cofia.


Dittus llegó a Sri Lanka en 1968 con el fin de estudiar la comunicación entre macacos para su doctorado.

Seis décadas después aún sigue en el país asiático, estudiando los monos que viven en torno al sitio arqueológico Polonnaruwa y rehabilitando a los animales que requieren su ayuda.

"Nuestra política es la siguiente: si un mono se peleó con otro mono y tiene una herida, por ejemplo, una cortadura profunda causada por los caninos del otro animal, no intervenimos", dijo Dittus. "Dejamos que la naturaleza siga su curso".

"Pero si se trata de una herida causada por acciones humanas, por ejemplo, cuando un animal se electrocuta o fue atropellado por un auto, hacemos todo lo posible por ayudarlo".

Uno de los animales que llegó hasta el centro de rescate del científico fue un macaco de cofia (macaca sinica) hembra de cerca de dos meses que parecía domesticada.

"Es una huérfana que estaba siendo criada por humanos. Pienso que estos se aburrieron del animal y simplemente lo abandonaron", dijo Dittus.

"Estos macacos no son mascotas populares. Tienen un aspecto amigable, pero quieren estar todo el tiempo con sus criadores, incluso dormir de noche con ellos. Y orinan y defecan por todas partes. Los bebés se transforman además rápidamente en adultos nada dóciles".


Macacos "espabilados"


La gran pregunta es por qué dedicar tanto tiempo a salvar estos animales individuales.

"Desde un punto de vista estricto de conservación, preservar un individuo no hace nada para conservar la variedad de genes de la especie", dijo Dittus.

"Pero salvar a un animal puede ayudar a educar a las personas sobre cómo convivir no sólo con estos macacos sino con la vida silvestre en general".

Dittus cree que la mayor amenaza a la supervivencia de estos macacos y otros primates es la presión de los seres humanos, que constantemente extienden su presencia, destruyendo el hábitat de estas especies.

Las ciudades en expansión y la basura que generan, además de la conversión de bosque en terrenos agrícolas, son ejemplos del impacto de la acción humana.

Los macacos han intentado adaptarse a estos cambios, buscando alimento entre los basurales y jardines. El gobierno de Sri Lanka incluyó recientemente a algunas especies de macacos en la lista de "pestes" y es legal matarlos sin motivo alguno.

Las autoridades han intentado aliviar el conflicto entre macacos y seres humanos transportando desde las ciudades a lugares remotos algunos animales que describen como más "espabilados".

Pero esto sólo traslada el problema y causa nuevos conflictos con comunidades rurales.

"Los macacos considerados una plaga son el resultado del mal manejo de los seres humanos, que botan comida a la que los primates tienen acceso fácilmente o dejan basura por todas partes", señaló Dittus.


Actitudes


"No se puede forzar a las personas a preservar especies. La gente piensa en conservación sólo cuando está en peligro un animal que ama. Pero para amar algo hay que entenderlo y para entenderlo hay que aprender sobre ello", apunta.

Dittus y sus ayudantes tratan de educar a la población, alentándola a cuidar los monos con los que tienen contacto a diario y los bebés huérfanos que han adoptado como mascotas.

Usualmente los investigadores saben de dónde provienen los huérfanos que llegan al centro de rescate. Pero la pequeña huérfana de dos meses sigue siendo un misterio.

Los científicos esperan que pueda integrarse en el futuro a una familia local de macacos. El proceso es gradual y al comienzo la bebé pasa apenas una hora con la familia.

"Una vez que el grupo se acostumbre a ella, entonces la liberaremos por completo. Al comienzo, tal vez la castiguen un poco, pero no la matarán. Al menos vivirá con otros individuos de su especie en el medio silvestre, en lugar de ser víctima del abuso de los seres humanos".

Dittus espera que salvando a esta bebé y a otros macacos pueda contribuir a cambiar las actitudes de la gente.

"Si logro convencer a una persona sobre la importancia de la ética y las acciones de conservación, si esa persona desarrolla empatía con los animales, pasará el mensaje a otros en su comunidad. Nuestro esfuerzo vale la pena".


MACACOS DE COFIA


salvar


_Esta especie (macaca sinica) se encuentra sólo en Sri Lanka.

_Viven en comunidades jerarquizadas lideradas por hembras.

_Para introducir primates en estos grupos es preciso hacerlo gradualmente o el animal será atacado.

3 comentarios - ¿Vale la pena salvar a un primate?

dyrko022 +2
chelo_villalba dijo:ALGUIEN DIJO PRIMATE
Sri Lanka

-lindo animal el tuyo
-si se llama firulais
-LE PREGUNTO AL PERRO