epelpad

Explosion del gasoducto

La explosión en el gasoducto en Bolivia tendrá un tenue efecto en la Argentina en las próximas horas, a medida que vaya disminuyendo la presión en toda la red gasífera boliviana. Los efectos no serán significativos porque, en estos momentos, el volumen de gas que se compra desde aquí apenas supera el 1% del consumo argentino.

La reducción más drástica fue soportada por Brasil, cuyas importaciones cayeron en tres millones de metros cúbicos diarios; Brasil consume 30 millones por día. Operadores del mercado en Santa Cruz de la Sierra estimaban anoche, en comunicación con LA NACION, que la caída de la producción de gas allí sería de un 10% y que la reparación del ducto demoraría una semana. "Por cuestiones de seguridad, hay que reducir a cero la presión del caño y, una vez que está vacío, emparcharlo", dijo un ejecutivo.

La falta de inversión que desde hace tiempo afecta a Bolivia no permite que ese país le venda a la Argentina el volumen que establece el contrato entre los dos países, de 7,7 millones de m3 por día. El incumplimiento llevó a ambos gobiernos a trabajar en una readecuación del vínculo. En los últimos días, la exportación hacia aquí llegaba sólo a dos millones, algo más del 1% del consumo local. "Hasta ahora, el gas a la Argentina no fue cortado, lo que no quiere decir que quizá se corte después, por seguridad o porque a los manifestantes se les ocurrió recrudecer la protesta", contestaron anoche en una de las petroleras que operan en Bolivia.

Lo que está averiado es un tramo de los dos gasoductos que exportan a Brasil. Se trata del segmento del ducto que une los yacimientos del sur boliviano, como San Alberto y San Antonio, con el área de Río Grande, desde donde se conectan con Brasil.

La escasa dependencia energética que tiene la Argentina con Bolivia puede haber significado un alivio esta vez, pero no lo es si se tiene en cuenta el futuro. A pesar de ser considerado en el mundo petrolero un cliente natural del gas de Evo Morales, la Argentina tiene varios proyectos de integración que han quedado truncos.

El más importante es el Gasoducto del Nordeste, anunciado varias veces por la Casa Rosada, pero sobre el que pesa un retraso de no menos de dos años. Según el plan energético anunciado en mayo de 2004, debía haberse inaugurado en mayo de 2006. Todavía no se ha colocado un solo tubo.


Fuente : http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1048814

1 comentario - Explosion del gasoducto

vitolp87
Peligro. Desde ayer arde el tubo de Gasyrg. YPFB asegura que la acción redujo el volumen de la exportación diaria de gas a Brasil. Un técnico tomó fotografías para evaluar los daños



Explosion del gasoducto