epespad

el jefe de policia de santa fe en la mira

Admiten que si Sola no justifica su mansión quedará fuera de la Policía
El ministro de Seguridad de Santa Fe, Raúl Lamberto, se sumó a la polémica por la mansión de medio millón de dólares que posee en la localidad de Roldán el jefe de la Policía provincial, Cristian Sola, y dijo que si no justifica cómo la adquirió, quedará fuera de la fuerza.
el jefe de policia de santa fe en la mira

“Todo debe surgir, primero, de la declaración jurada y luego de la justificación de patrimonio que es el derecho que tiene toda persona. Es apresurado afirmar todo lo que se ha dicho sobre valores, inmuebles, sin tener la posibilidad que alguien pueda probar esto. Inclusive se han hecho referencias a situaciones familiares, de pobreza, lo cual en la mayoría de las veces se desmienten estas afirmaciones”, señaló.


“Como estamos en un estado de derecho, es importante que el jefe de Policía, no solamente acompañe su declaración jurada, sino que justifique su patrimonio. Si así lo hace, creo que es importante. Queremos que los funcionarios actúen acorde a la ley; y si no lo hacen, todos sabemos que el destino es no estar en la fuerza”, agregó Lamberto.


El actual jefe de la Policía de la provincia había asumido su cargo el pasado 19 de octubre, luego de la renuncia del comisario Hugo Tognoli, como consecuencia de darse a conocer la noticia de una investigación de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) por presunta connivencia con el narcotráfico en la provincia.


El propio ministro Lamberto fue quien puso en funciones a Sola y a los pocos días los legisladores quisieron saber si el actual jefe de la Policía de la provincia, ex segundo de Tognoli, estaba siendo investigado por enriquecimiento ilícito. El ministro dijo que sí, aunque aclaró que no era al único comisario al que Asuntos Internos les estaba hurgando finanzas y bienes.


Las investigaciones que estaba llevando adelante Asuntos Internos involucraba a 38 comisarios, entre los que se incluía a Cristian Sola, y se venían desarrollando desde antes que estalle el escándalo mediático del caso Tognoli.





Los cruces en la Legislatura
“Hay casos, concretos, específicos, que podrían considerarse como actos de corrupción policial, pero nosotros seguiremos bregando para llevar adelante los cambios que sean necesarios para preservar la institución”, fueron las primeras palabras que el ministro Lamberto dijo el martes 20 de noviembre en la Legislatura.


En la interpelación hubo pasajes ásperos y la misma se extendió siete horas y cuarenta minutos en el recinto de la Cámara de Diputados santafesina. El diputado Pablo Di Bert (bloque Encuentro) inauguró el interrogatorio de 42 preguntas que se le habían anticipado por escrito a Lamberto y, luego de una introducción donde resumió las consabidas críticas opositoras a las políticas de seguridad de la Casa Gris, fue al grano: “Díganos señor ministro si hay corrupción en la policía de Santa Fe”, disparó sin anestesia el legislador del PJ.


Lamberto se inclinó sobre el hemiciclo, tomó por primera vez el micrófono y luego de su primer descargo comenzó a enumerar, con detalle, las causas (medio centenar) elevadas a la Justicia por presuntos casos de enriquecimiento injustificado y supuestas vinculaciones con el narcotráfico, entre otros ilicítos.


Lamberto especificó que suman 38 los policías que cuentan con alguna causa penal o investigación abierta por la División de Asuntos Internos por presunto enriquecimiento ilícito y otras 22 que involucran a los desplazados agentes de la ex Drogas Peligrosas. Entre las primeras volvió a reconocer que se encuentra comprendido el actual jefe de la fuerza, comisario Cristian Sola. El jefe de la Policía quedó en el ojo de la tormenta en uno de los momentos más tensos del debate cuando el diputado del Movimiento Evita Gerardo Rico aseguró que es investigado por “poseer una casa con quincho de dos plantas por un valor de 500 mil dólares en Roldán que no heredó ni se ganó con la lotería”, según ironizó el legislador.


El ministro respaldó en todo momento al cuestionado jefe policial con el argumento de que “no compartimos que la mera denuncia sea causal inhabilitante, porque si no corremos el riesgo de que la denuncia pueda ser usada para inhabilitar”.


Con todo, subrayó que “si hay un mérito de este gobierno es que no tapa nada, investigamos todo”.

1 comentario - el jefe de policia de santa fe en la mira

ENSSI
Buen aporte + 10