epespad

Al Pacino: “Era cómico, pero me atrapó la tragedia”

El actor dice que empezo como humorista, pero la carrera lo llevo para otro lado. Revela que, a contramano del personaje reconcentrado que devuelve en su vida publica, en la intimidad es un tipo divertido.

Al Pacino: “Era cómico, pero me atrapó la tragedia”


Sin lugar a dudas el más grande y más completo actor de su generación, Al Pacino llegó a ser un ícono cultural gracias a sus admirables actuaciones en una variada clase de películas clásicas, que incluyen a El Padrino (1972), Scarface (1983) y Exito a Cualquier Precio (1992). Llegando a la prominencia durante la década del 70, período comúnmente considerado la Edad Dorada de Hollywood, no tenía las características de los grandes astros del cine de antes; sin embargo, cautivó a las audiencias con inspiradas actuaciones en las pantallas. Como actor del Método, Pacino reveló las complejidades oscuras de personajes como Frank Sérpico, Sonny Wortzik y la del Coronel Frank Slade. Pero en la vida real, el actor es una figura elusiva, prefiriendo evitar la divulgación de su vida personal. A pesar de esa actitud reservada respecto a su vida, Pacino mantuvo una larga y prominente carrera, durante la cual logró, con sus actuaciones, lo que nadie pudo antes: ganar los premios Oscar, Emmy y Tony.

La terminación de Stand Up Guys, película que se estrenará en febrero de 2013, fue el motivo de un cambio de su actitud reservada, aceptando ser entrevistado por DIARIO POPULAR, por lo que nos reunimos en uno de los salones del Four Seasons Hotel en Beverly Hills.

Su actuación en esta película y su diálogo es algo distinto al que nos tiene acostumbrados. ¿Por qué decidió hacer este rol?

-Los directores, y también los productores, afirman que hay ciertos roles como hechos a medida para mí. Cuando yo leí el guión no pude comparar mi rol con ninguno que había hecho antes, porque en honor a la verdad, ciertamente me he olvidado de todo lo que hice antes, así que fue muy difícil compararlo (risas). Pienso que he hecho muchos guiones de David Mamet, y he personificado en otros roles los rasgos y el carácter de este tipo de persona. Por lo general la cadencia del guión indica cómo hacer el papel. El escritor (Noah Haidle) tuvo la habilidad de reunir muy bien todos los detalles e hizo que todo fuera muy auténtico y un diálogo fácil en los oídos del actor. Todo parece natural.

Actuó junto a Christopher Walken y Alan Arkin. ¿Se sintió cómodo trabajando con ellos?

-Los conozco a ambos. Nunca trabajé antes con Chris. Hicimos juntos varias lecturas y lo conozco desde toda mi vida y lo considero mi amigo. Respecto a Alan, por supuesto, he trabajado con él. Lo he considerado como a uno de los más grandes actores salido de Nueva York. Fue un tremendo astro a edad muy joven y todos pensaban que iba a llegar muy lejos como lo hizo en su tiempo.

En la pantalla a usted se lo ve muy bien con una pistola en sus manos. ¿Tiene armas en su casa?

-No. Estoy lo más lejos de una pistola que usted jamás podrá imaginar. Es un hecho que yo tenga que hacer una película con una pistola, y que deba de nuevo aprender una y otra vez a manejar el arma, ya que me olvido instantáneamente cómo usarla. Diría que es como aprender a zapatear para una escena. No sé cómo hacerlo, entonces alguien me enseña hasta que encuentro el ritmo. No, no tengo ningún interés en las armas.

La película trata acerca de la amistad. ¿Qué significa para usted la amistad?

-Bueno, hay diferentes clases de amistad. Está la amistad de cuando usted está creciendo, hay gente que usted conoció durante su vida y, pienso, mientras se envejece las relaciones que usted tuvo en la vida, especialmente si usted se hace famoso, todo eso cambia. Usted desarrolla otra clase de relación, pero la amistad perdura. Es algo que pasa. Alguien dijo una vez que es muy duro no gustar de alguien que le gusta a usted (risas)... pero al mismo tiempo eso necesariamente no quiere significar que se puede conectar con ellos. Otras veces nos gusta alguien, pero ellos no están tan locos por nosotros. Hay un elemento de confianza y amor y me siento afortunado de haber tenido varios amigos en mi vida que me encantaron. Para mí es muy importante la amistad, del mismo modo que también considero como verdaderos amigos a mis maestros.

En esta película lo vi muy divertido. ¿Por qué no hace mas comedias?

-Yo comencé como cómico. Pero me encontré atrapado en la tragedia. Me gusta pensar que hay cierto humor dentro de la tragedia. Mientras más trágico es el rol usted encuentra humor. Pienso que hay una parte que interpreté donde yo era Dios, o sea Michael Corleone, El Padrino, no fue un tipo divertido, pero esa impresión ha sobrepasado en mucho al otro material, que viene en primer término a la mente de la gente. Cuando usted mira a través de algunas de las películas que hice, algunas de ellas eran ciertamente divertidas, pero no fueron exitosas (risas).

¿Es divertido en su casa? ¿Hace bromas?

-Oh, sí, creo ser divertido. Lo soy. Ese es el por qué todavía estoy sentado aquí (risas).

Sin hacer un paralelo de su rol en el film con su Perfume de Mujer (1992), en ambas películas fue importante la música y el bailar con una mujer, ¿pensó en ese paralelo?

-No. Eso ya estaba en el guión. Fue un interesante toque del guionista de tener a alguien que ha estado alejado tanto tiempo, que baile con una muchacha, sostenerla en sus brazos, pienso que fue algo interesante incluirlo en el film. También es interesante que usted mencionara Perfume de Mujer. La idea que los personajes están allá en el limbo, y el hecho de estar coqueteando mucho al final y que ellos están dispuestos entrar en la vida, fue un atractivo para participar en esta película. Fue una metáfora para nosotros.

En la película, Christopher Walken tiene una conmovedora relación con su nieta y usted tiene una hija de más o menos la misma edad. ¿Cómo es su relación con su hija? ¿La ve seguido? (NR: Julie Marie Pacino tiene 23 anos).

-Por supuesto, usted sabe que ella está haciendo películas y lo hace bien. Ella cada tanto me manda un guión y me pide consejo, pero por lo general es independiente y nos vemos seguido. Tengo también chicos más jóvenes. (NR: tiene hijos mellizos, Olivia Pacino y Antón Pacino nacidos el 25/1/2001).

¿Viven con usted o con su madre?

-Bueno, ellos van y vienen. Cuando estoy aquí (en California) los veo todo lo que puedo, les dedico mucho tiempo. Esa es la razón que estoy aquí, porque su madre vive en esta ciudad, y todos estos últimos años vengo acá muchas veces para estar con ellos.

Si pudiera hacer todo de nuevo, ¿hay algo que haría diferente?

-Humm... Creo que pienso que ya todo pasó. Me siento afortunado que estoy aquí. Hay muchas cosas por las cuales tengo que estar agradecido, y ésa es la verdad, cuando pienso en el pasado no sé si lo haría diferente.

Su nombre -Al Pacino- es muy grande en el mundo artístico y muchos sabemos que es un hombre de bien que ayuda a entidades y personas. ¿Podría darme algunos ejemplos?

-He realizado actos y siempre los he hecho anónimamente. No intento evadir su pregunta. He estado aquí desde hace mucho tiempo. He sido muy afortunado de tener las oportunidades para poder ayudar a la gente y he tenido el acceso de poder hacerlo, cosa que me ha dado gran satisfacción. Creo que es lo más grande que usted puede hacer anónimamente como celebridad.

¿Podría decirme el momento cuando usted decidió ser actor? ¿Tenia 10, 15 años? ¿Cómo fue la situación?

-Desearía tener una historia dramática para contarle. Bien, supe que quería ser actor cuando fui con mi madre a ver en el cine The Lost Weekend (1945). Me encantaban y me inspiraban las películas porque era todo lo que conocía a mi edad. No teníamos televisión cuando vi The Lost Weekend con Ray Milland y que, por supuesto, él ganó el Oscar, pero eso no me importaba. Me impactó esa película. Yo tenía 4 o 5 años. Fue una cosa extraña que mi madre me llevara a ver esa película cuando yo tenía tan poca edad, ¿verdad? Pero tuvo su efecto porque me puse en casa a interpretar escenas de esa película y continué haciéndolo durante varios años y la gente reaccionaba. La gente reaccionaba, pero riendo y eso no era la correcto porque era la escena cuando el tipo (Ray Milland) no podía encontrar su botella de alcohol. El la había escondido y no recordaba porque estaba borracho, la había escondido en algún lugar y no recordaba, pero la quería de vuelta para seguir tomando. Era una escena que la hice todo el tiempo y... todavía la hago. (risas).

A propósito de escenas, ¿puede comentar sobre su escena con el Viagra en Stand Up Guys?

-Bueno, fue una parte muy inteligente colocada por el guionista. Todos sabemos de los peligros del Viagra (risas) y que usted no puede tomar mucho de esas píldoras, y pienso que eso fue un regalo para el actor el tener una escena como ésa. Fue una línea realmente divertida en la película. Recuerdo una vez a Sylvia Miles. ¿Recuerda a la actriz Sylvia Miles? Fue una gran actriz, ella salió del Actor's Studio, y estuvo en Cowboy de Medianoche (1969), un tipo se acerca a ella y le pregunta cuál era la Estatua de la Libertad, y ella le contesta que estaba orinando en el Central Park (risas). Usted puede ganar una nominación al Oscar sólo por decir esa sola línea. Así que la escena del Viagra en la película es como un regalo que le hacen a uno.

3 comentarios - Al Pacino: “Era cómico, pero me atrapó la tragedia”

ELDESCULADOR -11
El Mariano Iúdica de Hollywood.
duhastme +11
malisimo, no podes comparar al salame ese con un genio del cine
ELDESCULADOR -3
@duhastme Obviamente, lo mío es un chiste.