epelpad

Dinosaurios mexicanos

Dinosaurios mexicanos



Científicos alemanes hallaron algunos huesos del primer dinosaurio en suelo mexicano, también en territorio coahuilense. Se trata de un ornistiquio del grupo de los ceratópidos (con cuernos en la cara). El Instituto de Geología de la UNAM inició un proyecto de investigación para encontrar restos de mamíferos en la entidad. No hubo resultados positivos, pero se constató la gran cantidad de fósiles de dinosaurios localizados por aficionados a la paleontología. Al segundo proyecto de la UNAM se sumaron los apoyos del Consejo Nacional de Ciencias y Tecnología y del gobierno de Coahuila a través de la SEP. La Comisión de Paleontología creada por ésta y asesorada por René Hernández formó un equipo de profesionales cuya labor conjunta ha rescatado un notable patrimonio de ejemplares fósiles integrantes de las familias Hadrosauridae (Gryposaurus,Lambeosaurus), Ceratopidae (Chasmosaurus, Centrosaurus), Tyranosauridae (Albertosaurus) y Dromeosauridae (Dromeosaurus), amén de peces, reptiles, invertebrados marinos y vegetales que ofrecen gran información sobre el ambiente del Cretácico. Tanto es así que cuentan con la ayuda de la Dinamation International Society, organización sin fines de lucro para el desarrollo de la paleontología —con preferencia por los dinosaurios—, muy interesada en conocer los avances mexicanos en la materia.

Actualmente la Comisión de Paleontología concentra sus tareas en las zonas aledañas a Rincón Colorado, donde han detectado más de 80 sitios con fósiles, la mayoría en el Cerro de la Virgen, rebautizado como Cerro de los Dinosaurios. Antes de iniciar las fases de laboratorio y montaje hay mucha tarea por hacer.

Como primer paso realizan una prospección para determinar los yacimientos. En ocasiones les llega un aviso de ejidatarios o de buscadores aficionados, cuando no de alguna institución que realiza algún estudio y se topa accidentalmente con los fósiles. Pero lo más común es acudir a la lectura de mapas geológicos y saber por la sedimentación qué tipo de restos se pueden encontrar y cómo tratarlos.

El trabajo de rescate o cantera es bastante minucioso; se limpia el área, transplantando flora y moviendo piedras. Antes de iniciar la excavación se cuadricula por metros cuadrados el lugar. Así es posible fotografiar y dibujar la ubicación de cada fósil, pues las condiciones de sepultamiento aportan muchos datos. A toda pieza colectada le corresponden anotaciones con su número, características geológicas del lugar y persona que la rescató.

Las canteras en Rincón Colorado ejemplifican el proceso. Cercanas al Museo del lugar, también reciben la visita de escolares y turistas deseosos de entrar al mundo del Cretácico. Y para quien comparta la afición hay buenas noticias: ademas se inauguró en Saltillo el Museo del Desierto con un pabellón dedicado a la paleontología. Es muy interesante y necesario, pues las huellas de dinosaurios recientemente descubiertas son una muestra más de las sorpresas que Coahuila nos tiene reservadas.

¿HAY FÓSILES DE DINOSAURIOS EN OTROS ESTADOS?

Aunque hoy por hoy Coahuila posee el mayor potencial, y los huesos que afloran en el terreno están poco fragmentados puesto que la sedimentación permitió una fosilización más sólida, existen restos interesantes en otras partes de México. Dentro del periodo Cretácico, Baja California posee los yacimientos más importantes de todo el Pacífico norteamericano. En El Rosario se han identificado partes pertenecientes a los grupos de Hadrosaurios, Ceratópidos, Anquilosaurios, Tyranosaurios y Dromaeosauridos. Además de encontrarse impresiones de piel y fragmentos de huevos, aparecieron restos de un terópodo que dio lugar a un nuevo género y especie:Labocania anomala. En Sonora, Chihuahua y Nuevo León se han realizado hallazgos similares. También del Cretácico son las huellas de dinosaurios en Michoacán, Puebla, Oaxaca y Guerrero.

La localidad más rica del periodo Jurásico se sitúa en el cañón Huizachal, Tamaulipas. El doctor James M. Clark dio el nombre de Bocatherium mexicanuma un nuevo género y especie de protomamífero.

No era, por tanto, un dinosaurio, al igual que los reptiles voladores y excavadores, esfenodontes y mamíferos descubiertos.

Los restos de dinosaurios propiamente, carnosaurios y ornitópodos están muy fragmentados. Lo mismo ocurre con los fósiles de Chiapas, fechados en 100 millones de años. Finalmente, en San Felipe Ameyaltepec, Puebla, se encontraron grandes osamentas hasta ahora sólo atribuibles a algún tipo de saurópodo.





fuego

Comentarios Destacados

8 comentarios - Dinosaurios mexicanos

groso_fede -2
Que lo encontraron cruzando la frontera?
geras666 +3
Pensé que te referías a estos dinos:

cientifico

llama

HotsumaOboro -3
eliminados en primera ronda sin ganar un solo partido en uruguay campeon!