epespad

La construcción de la agenda

La construcción de la agenda


La construcción de la agenda



Un recorrido por las recientes ediciones de los medios tradicionales, hegemónicos, permite observar cómo Clarín y La Nación coinciden en la forma de comunicar ciertas temáticas: obvia cartelización informativa de la agenda. Y en esa construcción de la agenda pública, desde medios con posición dominante, se determina, en gran medida, qué es aquello que las audiencias consumirán en materia informativa durante la jornada, día tras día.

A lo largo de varias semanas, desde las usinas noticiosas de los dos grandes socios mediáticos, se instaló, por ejemplo, la ausencia de la presidenta. Una forma sutil de inyectar en la opinión pública la sensación de acefalía porque Cristina Fernández de Kirchner –mandataria desde hace más de seis años, reelecta en 2011 con más del 54% de los sufragios– se tomó un descanso de verano en su residencia particular de El Calafate, entre otras cuestiones, para reponerse de una reciente cirugía.

En la segunda semana del año, se especuló, una vez más, desde la portada de Clarín sobre el "retorno" de Cristina como si la jefa de Estado hubiese sufrido un exilio en el mundo de nunca jamás… O como remarcó días más tarde la propia presidenta al observar el uso nada ingenuo del verbo "aparecer" en el país del de los desaparecidos, impreso por las mismas tintas e idéntico "papel prensa" de los diarios que fueron cómplices del terrorismo de Estado y que nunca ejercieron una autocrítica de cara a la sociedad sobre el rol que adoptaron durante el genocidio.

Ahora, los propiciadores del inolvidable hit "queremos preguntar", los desvelados por las ausencia de Cristina, ignoran, borran, "desaparecen" de sus portadas, la intervención de la mandataria argentina en la Cumbre de la CELAC, en una jornada en la que la actividad presidencial estuvo marcada, además, por una serie de reuniones bilaterales con el venezolano Nicolás Maduro; con el mexicano Enrique Peña Nieto, y con el hermano uruguayo José "Pepe" Mujica, en este caso un celebrado reencuentro luego de algunos cortocircuitos en la relación en los últimos meses.

Por caso, los medios tradicionales uruguayos El País y El Observador, reflejaron el encuentro. Lo mismo sucedió en otros diarios de la región que fueron destacando en sus primeras planas las actividades de sus jefes de Estado en la histórica Cumbre de La Habana. Ni oficialistas ni opositores: jefe de Estado. Así un lector del venezolano diario El Universal pudo ver en la portada cómo el chavista Maduro se reunió con el titular de la ONU Ban Ki-moon. El limeño El Comercio también informó a sus lectores sobre el encuentro en tierra cubana que mantendrían Ollanta Humala con su par chileno Sebastián Piñera y la electa Michelle Bachelet. La Folha de São Paulo reflejó en portada la visita de Dilma a Fidel. Una lógica informativa que se reitera en las tapas de otros matutinos: en México en La Jornada, El Universal o Excelsior; o en Paraguay, el diario ABC destaca la cumbre de manera hipercrítica.

Pero Clarín y La Nación, los diarios que tanto extrañaron a Cristina durante su descanso, ignoraron el discurso de la mandataria. Algo parecido ocurrió cuando la presidenta presentó el programa Pogresar en la Rosada. En esa oportunidad no ignoraron el tema, sólo se atrevieron a minimizar la cuestión. Para los Mitre-Saguier ese día "la Presidenta volvió con un plan para los jóvenes y eludió la coyuntura". Gestionar es, también, ir algo más allá de la coyuntura y la problemática de los jóvenes de entre 18 y 24 años merece que así sea. Para los Magnetto-Herrera Noble y compañía, ese día la actividad oficial sólo mereció la foto de tapa titulada "Cristina anunció un plan para jóvenes" y en su bajada aclararon: "Después de 42 días sin discursos en la Casa Rosada…"

Ahora, Cristina Kirchner habló en una cumbre regional que algunos analistas calificaron de histórica. Pero ni Clarín y ni La Nación consideraron que fuese un tema trascendente para presentárselo a sus lectores en sus primeras planas. Vale recordar que días atrás, La Nación excitó su tapa con un título surgido en los lobbies del Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza: "Sombrías expectativas sobre los negocios en la Argentina". Editar es elegir. La Habana queda más cerca.


Unite a la comunidad:

Contra las Mentiras de Clarín

clarin

Hace Click en la imagen

1 comentario - La construcción de la agenda