epespad

Un batallón de abogados por un mordisco

Luis Suárez viaja a Suiza con expertos contratados por el Barça y la federación uruguaya para intentar convencer al TAS de que la sanción de la FIFA es “desproporcionada y sin precedentes

Un batallón de abogados por un mordisco

”Tres juicios en uno. El Barcelona, la federación uruguaya y el delantero Luis Suárez presentarán de forma independiente —"pero con una estrategia conjunta", explican desde el club azulgrana— su causa contra la FIFA, que sancionó al jugador con nueve partidos con la selección charrúa y la prohibición de pisar los terrenos de juego hasta el 26 de octubre. Consideró el órgano deportivo que con su mordisco a Chiellini en el pasado Mundial, vulneró el artículo 48 del código disciplinario al agredir a otro jugador, además del 57 por cometer una ofensa a la deportividad contra otro futbolista. "Un castigo desproporcionado y sin precedentes", asumen todos los abogados, a pesar de Suárez es reincidente. Son dos gabinetes por parte del jugador, otro desde Uruguay y uno más para el Barcelona, que también ha puesto los servicios jurídicos del club al frente del proceso. Esta mañana todos se citarán en la Avenida de Beaumont número 2 de Lausana (Suiza), donde está la sede del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), órgano que dará solución al galimatías.

El Barça tiene prisa. Por eso, cuando Luis Suárez firmó por el club, se pusieron manos a la obra para lograr un procedimiento expedito —un juicio rápido— y no ordinario, que se hubiera prolongado en el tiempo. Para ello, se llegó a un convenio con el árbitro de la FIFA. "Eso fue un éxito porque a ellos tanto les daba que se alargara el juicio", explican desde el Barcelona; "como también fue un triunfo que en su día consiguiéramos la sanción cautelar sobre el castigo de no fichar en los dos próximos mercados por la denominada contratación irregular de menores".

El motivo del acelerón del Barça es lógico. "Cada día que pasa el jugador [fichado del Liverpool después del incidente por 81 millones] sin conocer al grupo, sin absorber los conceptos del Barça, sin entrenarse ni competir, es un día perdido. Es necesario que el futbolista ejerza su profesión", defienden desde el club. También quieren, al menos así lo sisean desde las oficinas, que Luis Suárez pueda ser presentado en el Trofeo Joan Gamper (18 de agosto) por intereses económicos y hasta alentadores de cara a la afición. "Por eso queremos conseguir cuanto antes una resolución. Si no es este viernes, pues es el lunes que viene como máximo. Aunque deciden ellos, claro".

Desde el Barça se pretende que Luis Suárez pueda ser presentado en el Trofeo Joan Gamper
Ellos son tres jueces porque así lo solicitó el Barcelona, que rechazó tener un único rey salomón y decidió ejercer su derecho de escoger a su defensor en la causa, que es el abogado del TAS Luigi Fumagalli. "Pero el árbitro es independiente y no se escoge porque sepas que te va a dar la razón, sino que conoces cómo es su perfil, si es más moderado, benevolente, agresivo...", apuntan desde el Barça.

Se otorgó el mismo privilegio a la FIFA, que escogió a un abogado suizo, al tiempo que el TAS designó al presidente del caso, también suizo, que es quien tiene más influencia en la decisión final. Ocurre, sin embargo, que en las resoluciones nunca se dice si es unánime o por mayoría, celoso como es el TAS en sus dictámenes, hasta el punto de que ni para sus trabajadores son procesos abiertos, a no ser que pidan expresamente la información justificándola con un caso que tienen entre manos parecido o relacionado.

El caso Luis Suárez

24 de junio. Luis Suárez muerde al defensa italiano Chiellini en el partido de la fase de grupos del Mundial de Brasil. Es el tercer mordisco del jugador en los terrenos de juego, tras el que le propinó a Bakkal en 2010, cuando jugaba en el Ajax, y a Ivanovic, del Chelsea, en 2012, con el Liverpool.
26 de junio. La FIFA sanciona al delantero con nueve partidos internacionales y la prohibición de ejercer cualquier actividad vinculada con el fútbol durante cuatro meses, es decir, hasta el 26 de octubre.
27 de junio. Óscar Tabárez, seleccionador de Uruguay, dimite de la Comisión Estratégica de la FIFA después de conocer la sanción a Suárez. "Siento que debo alejarme de este cargo. No es prudente coincidir con personas que presionaron para promover este fallo y manejan criterios y valores muy diferentes a los míos", argumentó. Uruguay anuncia que recurrirá la sanción.
30 de junio. Suárez pide públicamente perdón a Chiellini en Twitter y Facebook. "Está todo olvidado. Espero que la FIFA reduzca tu sanción", le responde poco después el central.
11 de julio. El Barça hace oficial el fichaje de Luis Suárez por unos 80 millones de euros.
13 de julio. Luis Suárez llega a Barcelona. La FIFA prohíbe al club azulgrana presentar al jugador.
31 de julio. El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) cita al jugador uruguayo el 8 de agosto (hoy) para escuchar sus alegaciones sobre el episodio del mordisco a Chiellini. Se espera que el organismo aplique el procedimiento exprés, solicitado por la federación uruguaya, por lo que la decisión se podría conocer dentro de cuatro días. Si el TAS decide aplicar medidas cautelares, el delantero podría empezar a entrenarse desde la próxima semana hasta que se resuelva definitivamente el caso. Si no le rebajan la sanción, esta expirará el 25 de octubre, un día antes de la fecha más probable para el Madrid-Barcelona, que se disputará ese fin de semana en el Santiago Bernabéu.
Ayer, como suele ser habitual porque llegan de distintos puntos del planeta, a buen seguro que se reunieron los tres jueces para debatir y poner la información en común. Entre ellos debe estar el counsel, una especie de secretario del TAS que es el coordinador del proceso y que mantiene el contacto entre los abogados y jueces. Este, sin embargo, no tiene opinión, sino que solo actúa de oyente. Así, Luis Suárez —que viajó ayer por la tarde a Suiza—, y los abogados de la federación uruguaya y del Barcelona podrán exponer sus argumentos esta mañana todo el tiempo que quieran, del mismo modo que los jueces podrán preguntar cuantas preguntas crean convenientes. "Este tipo de arbitraje no tiene tanta formalidad como un juicio. Hay turnos, pero puedes hablar e interrumpir", explican del Barça.

De buenas a primeras, hará cada uno su presentación procesal. Pero entre todos los abogados llevan tiempo articulando una estrategia conjunta, por más que cada uno defienda y persiga sus intereses. La federación uruguaya solicitará que le quiten la sanción de partidos que le resta, que son ocho. El Barça, que le levanten el castigo de no poder entrar en un recinto deportivo y, como no entienden que se le castigue con el club cuando actuó bajo la zamarra celeste, pedirán que le dejen competir. Y la defensa del futbolista aglutina todo; quiere jugar, sabedor de que hizo mal y de que es reincidente, sorprendido por la amplitud de la sanción.

"Desde el punto de vista jurídico es más rebatible el tema de la suspensión del equipo en comparación con la suspensión de partidos en la selección", expuso el abogado Alejandro Balbi, que viajó junto a Suárez, aunque no es el único abogado por parte del jugador, puesto que también está José Juan Pintó, que también trabaja en el TAS. "Creo que la sanción que afecta a su trabajo en el club va a ser revocada. No hay ningún precedente en la historia para justificarla", añadió Daniel Cravo, que representará a la federación uruguaya. "No nos aventuramos a decir nada", dicen desde el Barça, ayudado por el abogado externo Jordi López Batet, especialista en el derecho deportivo.

A la espera de la resolución del TAS, en ningún caso se dará una suspensión cautelar porque nadie la ha solicitado. "La decisión será definitiva", explican desde el Barcelona; "y si el TAS confirmara la sanción en todos sus extremos, se podría ir al Tribunal Federal de Suiza como última instancia. Pero no queremo y confiamos en que no será necesario".

2 comentarios - Un batallón de abogados por un mordisco

Coma_calzon +6
la sanción de la FIFA es “desproporcionada y sin precedentes

Que coincidencia.La sanción es igual a los dientes de Luisito Suarez