epespad

D.Cavallo: Cristina debería imitar a Dilma

02 ene 2015
Cristina debería imitar a Dilma
http://www.cavallo.com.ar/cristina-deberia-imitar-a-dilma/

En Febrero de 2003, apenas asumido Lula Da Silva como Presidente de Brasil escribí un post titulado: “Duhalde, Carrió y Kirchner deberían imitar a Lula, no sólo admirarlo”. Hoy, luego de leer en La Nación el artículo de Alberto Armendariz, creo que vale la pena recomendar a Cristina Kirchner que imite a Dilma Rousseff.

Cristina se regocijó con el triunfo de la candidata del PT frente a Aecio Neves tal como Duhalde, Carrió y Kirchner en 2003 se regocijaban con el triunfo de Lula frente a José Serra. Pero Dilma, como entonces Lula, en lugar de implementar políticas populistas como las que pregonaron en sus respectivas campañas electorales, demuestra mucha sensatez y se apresta a hacer lo que prometía su contrincante.

Cristina ni siquiera tiene el condicionante de haber prometido una cosa y tener que hacer otra. Es tan obvio que Argentina necesita un duro ajuste fiscal para reconquistar estabilidad y credibilidad, que si Cristina actuara con sensatez, lejos de estar defraudando a quienes la votaron, podría incluso recuperar algo de la confianza que ha perdido por perseverar en políticas que han llevado a la economía de Argentina al borde del abismo.
---------------------------------------------

... Cristina debe imitar a Dilma...

El viernes hubo marchas de apoyo
Un millón y medio de personas protestaron en Brasil contra Dilma
http://www.ambito.com/noticia.asp?id=782672

D.Cavallo: Cristina debería imitar a Dilma
Las calles de San Pablo este domingo durante las manifestaciones

Cerca de un millón y medio de brasileños protestaron este domingo pacíficamente en todo el país contra la presidenta Dilma Rousseff, que enfrenta un complejo cóctel de tensión social, política y económica derivada en parte del gran escándalo de corrupción en Petrobras.

La mayor protesta tuvo lugar en Sao Paulo, donde manifestaron un millón de personas, según la policía, en su mayoría vestidas con la camiseta amarilla y verde de la selección brasileña como en el resto del país.

Medio millón más de personas se manifestaron en otras 83 ciudades de Brasil, en protestas que igualaron las espontáneas marchas callejeras de junio de 2013.

Parte de los manifestantes reclamaron este domingo el "impeachment" (destitución) de la presidenta, que comenzó su segundo mandato de cuatro años hace menos de tres meses, tras ser reelecta por un margen de apenas 3%.

Y muchos pidieron incluso una intervención militar que ponga fin a más de 12 años de gobierno del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), una paradoja en este día en que se cumplen justamente 30 años del retorno de la democracia a Brasil luego de una larga dictadura militar (1964-1985).

"Hoy somos miles y miles de personas que pedimos el 'impeachment' de Dilma Rousseff. El gobierno está en una situación lamentable", dijo a la AFP Rubens Nunes (26), asesor jurídico del Movimiento Brasil Libre, uno de los grupos que organizó la protesta en las redes sociales, desde lo alto de uno de los grandes camiones que lideraban la marcha en Sao Paulo.

Unas 50.000 personas marcharon hacia el Congreso en Brasilia, según cálculos de la policía. El hartazgo de la corrupción parecía ser la amalgama de muchos manifestantes que reclamaban desde un golpe militar hasta la protección del Acuífero Guaraní, mientras marchaban en familia, sacándose selfis sin parar con sus teléfonos inteligentes y comprando agua de coco o gafas de sol a vendedores ambulantes.

La avenida frente a la famosa playa de Copacabana en Río de Janeiro fue ocupada por unas 15.000 personas -según la policía- que coreaban "¡Fuera Dilma, fuera PT!" y juntaban firmas para destituir a la presidenta.

Rita Souza, una productora televisiva de 50 años, llevaba una pancarta que decía "Intervención militar ya". "No estoy pidiendo un golpe [de Estado], sino una intervención constitucional para llamar a nuevas elecciones limpias, sin urna electrónica, sin la manipulación del PT. ¡Que se vayan todos para Cuba!", dijo a la AFP.

Varios politólogos brasileños se vieron obligados a explicar en los últimos días en la prensa local que es imposible tener una "intervención militar constitucional".

La popularidad de Rousseff cayó 19 puntos en febrero, a 23%, y la presidenta enfrenta una situación complicada en varios frentes, con la economía estancada, la inflación elevada y decenas de legisladores investigados por su supuesta participación en el 'Petrolao'.

Otras marchas realizadas el viernes pasado en apoyo de Rousseff y Petrobras por sindicatos afines al PT reunieron a 175.000 personas según organizadores, y 33.000 según la policía.

Al final de la jornada, dos ministros de Rousseff dieron una conferencia de prensa y dijeron que el gobierno anunciará en los próximos días "un conjunto de medidas para combatir la corrupción y la impunidad" y las enviará al Congreso para su aprobación.

El ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, sostuvo que el actual "sistema electoral anacrónico es la principal puerta de entrada de la corrupción al país" y que por eso es urgente una reforma política que ponga fin a la financiación empresarial de las campañas electorales.

El escándalo del 'Petrolao' develó que las principales empresas constructoras brasileñas destinaron millones a las campañas electorales del PT y otros partidos de la coalición, a cambio de contratos con la petrolera estatal.

"Las manifestaciones contrarias al gobierno son legítimas. Lo que no es legítimo es el golpismo, la violencia, el 'impeachment' infundado que daña la democracia", dijo por su lado Miguel Rossetto, ministro de la Secretaría General de la presidencia.

Las marchas obtuvieron el apoyo del opositor PSDB. Su presidente, Aecio Neves, que perdió el balotaje contra Rousseff, no protestó en las calles pero alertó en un video en Facebook que "el camino solo está comenzando". "¡No vamos a dispersarnos!", dijo.

"El gobierno debe descender del pedestal, llamar a la sociedad civil, a sus aliados, convocar al país para intentar una suerte de pacto porque podría estar en juego su propia sobrevivencia", dijo a la AFP el analista político de Brasilia André César.
--------------------------------------

Brasil: la "tormenta perfecta" que pone en riesgo a Dilma Rousseff
http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2015/03/150316_brasil_rousseff_tormenta_perfecta_gl

Gerardo Lissardy BBC Mundo, Brasil
16 marzo 2015

Kirchner
Cientos de miles marcharon este domingo en varias ciudades de Brasil contra el gobierno de Dilma Rousseff.

Algunos presidentes tienen que lidiar con protestas masivas en las calles, otros con escándalos de corrupción, dificultades económicas o aliados rebeldes. Pero la brasileña Dilma Rousseff enfrenta todo eso a la vez y la pregunta es cómo va a superarlo.

Los cientos de miles de personas que manifestaron este domingo en su contra en varias ciudades brasileñas son apenas la última señal de lo sombrío que se volvió el panorama para Rousseff, que en octubre logró una ajustada reelección.

Lea también: Cientos de miles protestan contra el gobierno de Rousseff

Sólo en el centro de São Paulo hubo un millón de personas según la policía y 210.000 según la encuestadora Datafolha. Buena parte de los manifestantes reclamó la destitución de la mandataria por el escándalo de sobornos en la petrolera estatal Petrobras.

"Tienen que salir Dilma y el PT (Partido de los Trabajadores) entero", dijo Ricardo Langer, un ingeniero de 42 años que fue a la protesta de Río de Janeiro. "Está apareciendo cada vez más corrupción y la economía empeoró mucho".

Aunque varios juristas y opositores niegan que existan elementos para un impeachment de Rousseff, la magnitud de las protestas del domingo parece haber sorprendido al gobierno, que por la noche buscó responder a las demandas y recibió un "cacerolazo" en respuesta.

Analistas como Marcus Melo, profesor de ciencia política en la Universidad federal de Pernambuco, creen que Rousseff enfrenta una "tormenta perfecta" donde los problemas políticos y económicos se combinan con el creciente descontento social.

La tempestad "ya comenzó", dijo Melo a BBC Mundo.
Situación "grave"

Las señales de alerta no han parado de acumularse en el tablero de control del gobierno de Rousseff durante los últimos meses.

En el "caso Petrobras”, la justicia habilitó investigaciones contra 47 políticos por presuntas vinculaciones a los sobornos pagados por firmas constructoras para obtener contratos con la petrolera estatal.

La lista de indagados incluye a varios aliados clave del gobierno, como los presidentes de ambas cámaras del Congreso, así como exministros de Rousseff y miembros del gobernante Partido de los Trabajadores (PT).

Cacerolazo
Algunos pidieron una "intervención militar".

La Procuraduría descartó investigar a la propia presidenta, que encabezó el consejo de administración de Petrobras mientras ocurrían los supuestos sobornos. Algunos delatores sostienen que parte del dinero financió la campaña electoral de Rousseff en 2010.

A su vez, el escándalo aumentó el malestar de muchos aliados del gobierno en el Congreso (donde hay 22 diputados y 12 senadores bajo investigación), lo que generó más dudas sobre el respaldo legislativo real que tiene Rousseff.

Melo sostuvo que esto coloca en cuestión "la capacidad de la presidenta para dictar efectivamente la agenda de la política pública".

Esto ocurre mientras el gobierno prepara un ajuste fiscal que necesita aprobación del Congreso, y los inversionistas están tomando recaudos ante los riesgos que perciben.

El dólar subió 22% frente al real en lo que va de 2015, mientras hay previsiones de recesión económica este año y la inflación a 12 meses en febrero llegó a su mayor nivel en una década (7,7%).

"Lo que transforma la situación de Brasil (en algo) mucho más grave es que en este ciclo de crisis o dificultades económicas hay también una crisis política", explicó Carlos Antonio Luque, profesor de economía en la Universidad de São Paulo.

"Es muy difícil que los inversionistas recuperen la credibilidad en el país en medio de ese cuadro de incertidumbres políticas", agregó en diálogo con BBC Mundo.
"Estado democrático"

Brasil ya tuvo protestas masivas bajo el primer mandato de Rousseff, pero aquellas de 2013 contra la corrupción y los gastos del Mundial de Fútbol iban menos dirigidas al gobierno en particular y más a la clase política en general.

Lo que ocurrió este domingo fue claramente contra la presidenta y su partido.

cavallo
Aunque la presidenta no está investigada por el "caso Petrobras", el escándalo afecta su capacidad de gobierno.

"Apoyo el impeachment a Dilma. Quiero a Dilma fuera del gobierno brasileño", dijo Marcela Machado, una carioca que trabaja en la producción estética y asistió a la manifestación en el barrio turístico de Copacabana.

Otros fueron más lejos: varios manifestantes en diferentes puntos del país llevaban carteles pidiendo una "intervención militar", justo el mismo día en que Brasil conmemoraba los 30 años del restablecimiento de la democracia.

Estas protestas convocadas por redes sociales fueron significativamente mayores que los actos sindicales a favor de Rousseff y en defensa de Petrobras del viernes, que reunieron 33.000 personas según la policía y 175.000 según los organizadores.

Algunos asistieron a ambas manifestaciones, como Hermes Alves de Moura, un carioca de 63 años que dijo haber votado al PT y llegó a la protesta de Copacabana con un cartel de "defensa de Petrobras y la soberanía nacional".

brasil
Frente al Congreso, en Brasilia.

"Defiendo al pobre. Ellos defienden a los ricos", dijo señalando a los manifestantes. "La corrupción tiene que caer, pero ellos estuvieron 500 años saqueando al país. No comenzó ahora la corrupción", dijo a BBC Mundo.

Minutos después, varios manifestantes comenzaron a insultarlo y Moura tuvo que retirarse de la protesta custodiado por policías. Hubo otras escaramuzas en diferentes protestas, pero la jornada transcurrió pacíficamente.

Con encuestas que marcan un derrumbe en el índice de aprobación de Rousseff (pasó de 42% en diciembre a 23% en febrero, según Datafolha), el gobierno parece reaccionar con cautela frente a las protestas.

La propia Rousseff indicó días atrás que apoya el derecho a la libre manifestación en las calles, sin violencia.

Y su ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, dijo tras las protestas de este domingo (y de reunirse con Rousseff) que "Brasil vive un estado democrático que admite la disidencia" y "está muy lejos de cualquier alternativa golpista".

dilma
Mientras Cardozo hablaba y anunciaba el envío de propuestas anticorrupción al Congreso, se escucharon golpes de cacerolas y gritos de "fuera Dilma" en barrios de Río y São Paulo.

Pese a todo, el politólogo Melo evaluó que con varios ejecutivos presos y políticos investigados por el "caso Petrobras", muchos brasileños perciben que "las instituciones hasta ahora están funcionando".

"Eso no genera un sentimiento de desesperanza generalizado", agregó, "porque ahí sería muy malo para la gobernabilidad".
-------------------------------------------------------------------

16/03/15
Tras las marchas del domingo, Dilma promete medidas anticorrupción
http://www.clarin.com/mundo/Brasil-masivas-marchas-Dilma-Rousseff-prepara-medidas-anticorrupcion_0_1321667980.html

Protestas en Brasil.El ministro de Justicia afirmó, en respuesta a las manifestaciones, que el gobierno "se muestra dispuesto a escuchar la voz de la calle". Más de un millón de personas marcharon el domingo en contra de la presidenta.

D.Cavallo: Cristina debería imitar a Dilma
Un cartel reza ¡Basta! en Copacabana, en las multitudinarias de este domingo en contra de Dilma Rousseff. DPA

Tras las protestas que llevaron a las calles a más de un millón de manifestantes en todo Brasil, elgobierno de Dilma Rousseff anunció anoche que presentará en breve un paquete de medidas para combatir la corrupción y la impunidad.

"Brasil está lejos del golpismo. El gobierno está atento y se muestra dispuesto como siempre a escuchar la voz de la calle", dijo el ministro de Justicia, Jose Eduardo Cardozo.

Según el funcionario, quien durante la tarde fue convocado por la mandataria al palacio de la Alvorada, las protestas muestran "el deseo de todos los brasileños de combatir la corrupción y la impunidad".

Cardozo dijo que también el gobierno está comprometido en tal propósito y anunciará en breve un conjunto de medidas contra la corrupción.

La propuesta será enviada al Parlamento antes de los seis meses prometidos por Rousseff en campaña electoral, aseguró el ministro. "Son cuestiones que deben ser acordadas entre los distintospoderes", precisó Cardozo.

Kirchner
Miles de personas inundan la avendia Paulista, en San Pablo, en protestas contra Dilma Rousseff./Reuters

Las marchas convocaron a 1,5 millón de personas en todo el país y suceden en medio de un atronador escándalo en la estatal petrolera Petrobras y en un contexto difícil para la economía brasileña, con la depreciación del real, y la decisión del gobierno de llevar adelante medidas de ajuste. Algunas consignas de los manifestantes de ayer agitaron el fantasma de los año de plomo en la región con leyendas tales como "SOS fuerzas armadas" o "Abajo las urnas".

Para el jefe de la Secretaría General de la Presidencia, Miguel Rossetto, los actos de este domingo reflejan al sector de la sociedad brasileña que se opone al gobierno del Partido de los Trabajadores (PT) y que apoyó en las últimas urnas al socialdemócrata Aécio Neves en una disputa "muy polarizada".

"Creemos que los manifestantes fueron mayoritariamente electores que no votaron a la presidenta Dilma Rousseff, lo que es legítimo. Lo que no es legítimo es el golpismo", expresó Rossetto, al aludir a las pancartas que demandaban una intervención militar.

"La consciencia democrática rechaza cualquier actitud golpista y autoritaria. No tengo duda alguna del rechazo de la sociedad brasileña a esas manifestaciones autoritarias, fascistas y reaccionarias que todavía existen en nuestra sociedad", expresó Rossetto.

A su vez, Cardozo aseguró que la masiva adhesión a la jornada de protestas no debilita al gobierno de Rousseff, quien conquistó la reelección en octubre e inició su segundo mandato el 1 de enero pasado.

"Una persona que hace cinco meses recibió casi 55 millones de votos no puede estar frágil. Las protestas no revelan una fragilidad del gobierno, sino que nuestras instituciones son capaces de absorber manifestaciones contrarias", expresó Cardozo.
(Fuente: Agencias)
------------------------------------

"Fuera Dilma", el grito en la calle de más de dos millones de brasileños
http://www.lanacion.com.ar/1776511-fuera-dilma-el-grito-en-la-calle-de-mas-de-dos-millones-de-brasilenos

Hubo manifestaciones en todo el país por la corrupción y los problemas económicos; la de San Pablo fue la mayor movilización desde el retorno de la democracia; el gobierno prometió medidas

Por Natalia Fabeni | LA NACION
Cacerolazo
Brasilia, 45.000 manifestantes. Foto: AP

SAN PABLO.- La línea roja del subte de San Pablo, que une el este con el oeste de la ciudad, se tiñó ayer de verde y amarillo. Familias con chicos pequeños, grupos de jóvenes y parejas de jubilados vestidos con la camiseta de la selección nacional, cubiertos con banderas del país y con la cara pintada con los colores de Brasil se dirigieron en masa hacia la Avenida Paulista, en el centro de la ciudad. Todos querían mostrar su descontento con el gobierno de la presidenta: "¡Fuera Dilma!", fue el grito que compartieron con los más de dos millones de brasileños que salieron a la calle en todo el país.

A unas pocas cuadras ahí, en la estación Consolaçao, que tiene salida directa a la Avenida Paulista, las escaleras mecánicas quedaron abarrotadas de manifestantes, que comenzaron a gritar, aplaudir, tocar silbatos, vuvuzelas y salieron al exterior a juntarse con otros cientos de miles de indignados.

"Estoy en contra de la corrupción, no estoy satisfecho con el rumbo económico del país, no estoy ni a favor ni en contra de la destitución de la presidenta, yo quiero lo que sea mejor para Brasil. Hoy comienza un gran cambio", dijo a LA NACION Danilo Daniele, un empresario de 31 años que fue a la manifestación junto a seis amigos.

Danilo formó parte del millón de manifestantes que se reunieron en San Pablo, sobre la Avenida Paulista y alrededores, según cifras oficiales de la Policía Militar (PM), en lo que fue la protesta política más grande que se haya registrado en democracia en esta ciudad. Según estimaciones de la misma fuerza, en total salieron más de dos millones de personas a la calle en todo el país. Además de San Pablo, hubo protestas en 24 estados brasileños, como Río de Janeiro, Porto Alegre, Belo Horizonte y Pará, y el Distrito Federal.

cavallo
Río de Janeiro, 25.000 manifestantes. Foto: AFP

Sentada en la esquina de la avenida Paulista y la calle Augusta, Isabel Almeida, una pintora de 58 años, contó que no está "satisfecha" con el gobierno actual y que quiere la alternancia en el poder.

"No estoy a favor del juicio político contra Dilma, estoy a favor de la Constitución. Somos muchos acá afuera, la presidenta no va a poder quedarse callada", contó abrazada a su hermana.

Pero hay muchos que no piensan como ella. A unos pocos pasos, cerca de una carpa del partido Solidaridade, fundado en septiembre de 2013 y uno de los varios grupos que convocaron a la marcha, algunos voluntarios recolectaban firmas a favor de la destitución de la presidenta.

Hasta las 16 de ayer, habían reunido unas 15.000, según indicó uno de los responsables de la iniciativa.

"Yo también estoy a favor del juicio político, estoy indignada y cansada de tanta corrupción. Dilma ganó las elecciones con dinero de Petrobras, no fue una elección limpia, tengo la esperanza de que puede haber un Brasil mejor", dijo a LA NACION Simone Torres, una médica de 34 años embarazada de cinco meses que fue con su hijo a la manifestación.

Los indignados de ayer en Brasil tienen un perfil similar, pertenecen a las clases más acomodadas, son profesionales, universitarios, médicos o dueños de algún negocio.

El día de protestas se extendió hasta entrada la noche y la jornada cerró con cacerolazos en varios barrios de las principales ciudades de Brasil, en repudio a las palabras de los ministros que salieron a hablar en vivo para hacer un balance de las protestas, a las que calificaron de "democráticas" y de estar "lejos de cualquier golpe" de Estado.

brasil
San Pablo, 1.000.000 de manifestantes.


Los ministros de Justicia, José Eduardo Cardozo, y de la Secretaría General de la Presidencia, Miguel Rossetto, informaron en una conferencia de prensa que la presidenta anunciará una serie de medidas de combate contra la corrupción y la impunidad en los próximos días. No detallaron qué tipo de acciones van a tomarse, pero indicaron que el gobierno "está abierto al diálogo" para tratar las propuestas.

Después de mucha expectativa y de una intensa convocatoria a través de las redes sociales, los manifestantes de Brasilia fueron los primeros en comenzar la jornada de protesta en la Explanada de los Ministerios, frente al Congreso Nacional. La policía estimó que hubo unas 45.000 personas. Durante la mañana la marcha fue tranquila, pero entrada la tarde se registraron algunos disturbios, cuando agentes de seguridad lanzaron gases lacrimógenos para dispersar a un grupo que intentó invadir el edificio del Congreso.

En Río de Janeiro, los que salieron a la calle a gritar "Fuera Dilma" fueron unos 25.000, repartidos en dos manifestaciones, una por la mañana, en Copacabana, sobre la avenida Atlántica, y otra por la tarde, en el centro de la ciudad, frente a la Iglesia de la Candelaria. Los manifestantes cargaron carteles que pedían el juicio político de la presidenta y la intervención militar.

La marea verde y amarilla también tuvo una fuerte presencia en Belén, capital del norteño estado de Pará, y en Belo Horizonte, capital de Minas Gerais, estado del que es gobernador el ex candidato a la presidencia Aécio Neves, derrotado por Dilma en octubre pasado en una segunda vuelta cabeza a cabeza.

A través de un video subido a su cuenta de Facebook, y vestido con la camiseta de la selección nacional, Aécio celebró que el pueblo haya salido a la calle, dijo que el domingo 15 va a quedar en la memoria como "el día de la democracia".

El sentimiento de indignación en Brasil es por la corrupción, por el escándalo de desvío de fondos en la estatal Petrobras, la crisis económica y la inacción del gobierno de Dilma, con una oposición en el Congreso que le está haciendo la vida imposible a la presidenta.

Pero ésta no es la primera vez que el pueblo brasileño muestra su malestar de forma masiva. Ya se había hecho escuchar en junio de 2013, cuando una protesta contra el aumento de la tarifa del transporte público en San Pablo decantó en masivas manifestaciones en todo el país contra los multimillonarios gastos del Mundial 2014, con pedidos de menos corrupción, más educación y salud.

La protesta de ayer tampoco será la última: los grupos que organizaron la manifestación de Brasilia comenzarán hoy a planear nuevos actos para el mes que viene.

"Esta protesta no es sólo contra Dilma, es una llamada de atención a todos los políticos brasileños que no hagan bien sus deberes; el pueblo no va a aceptar que nadie lleve el país a la bancarrota, esto es sólo el comienzo", dijo a LA NACION el jubilado Osvaldo Bueno, de 57 años, de la mano de su esposa e hijo en medio de un ruido ensordecedor de silbatos, vuvuzelas y gritos de "Fuera Dilma" en la Avenida Paulista.
Una pequeña protesta en el Obelisco

Los brasileños que viven en el exterior también se congregaron en algunas ciudades del mundo, como Buenos Aires, donde se reunieron una veintena de manifestantes.
Con camisetas amarillas de la selección, los brasileños eligieron el Obelisco para reunirse y cantaron el himno nacional. "Basta de corrupción" decía uno de los carteles.
También hubo una congregación en Nueva York, de unos 100 manifestantes que desafiaron el frío, según consignó el diario O Globo.
--------------------------------------------------

Brasil: cacerolazos contra Dilma Rousseff mientras ella hablaba en cadena nacional
http://www.lanacion.com.ar/1774650-brasil-cacerolazos-contra-dilma-rousseff-mientras-ella-hablaba-en-cadena-nacional

Anoche, la mandataria pidió "paciencia y comprensión" a la sociedad por las medidas de austeridad y en ese momento, al menos doce capitales regionales protestaban contra ella; el PT acusó a la oposición de "orquestar" el reclamo

dilma
Dilma Rousseff, en el ojo de la tormenta. Foto: AP
RÍO DE JANEIRO.- Mientras la presidenta Dilma Rousseff les pedía, en un mensaje transmitido por cadena nacional, comprensión y paciencia a los brasileños hacia las medidas de ajuste fiscal con las que arrancó su segundo mandato, miles de brasileños en doce de las principales ciudades del país agarraron su cacerolas para protestar "en vivo" contra las palabras de la mandataria del Partido de los Trabajadores.

Según informaron los medios brasileños y mostraron videos subidos a YouTube, durante la alocución de la presidenta hubo bocinazos, abucheos y cacerolazos en por lo menos doce capitales de los 26 estados del país: San Pablo, Río de Janeiro, Brasilia, Belo Horizonte, Vitória, Curitiba, Porto Alegre, Goiania, Belém, Recife, Maceió y Fortaleza.

En esas ciudades, la voz de Dilma en los televisores era interrumpida por silbidos, gritos en contra de la mandataria y el ruido de las cacerolas, mientras la gente prendía y apagaba las luces de sus departamentos y casas.

En la víspera del mensaje de anoche, grupos opositores llamaron al cacerolazo por mensajes de WhatsApp, como un anticipo de la marcha convocada para el próximo 15 de marzo en la que van a pedir por el impeachment a la presidenta, que inició su segundo mandato el pasado 1° de enero.


link: https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=4O4MFTwj6vA

Dos días antes, el próximo viernes, los sindicatos y movimientos sociales afines al Gobierno han convocado otras marchas similares "en defensa de los derechos de la clase trabajadora, de Petrobras, de la democracia y de la reforma política".

Hoy, el oficialista Partido de los Trabajadores (PT) acusó a la oposición de "orquestar" los cacerolazos, que se produjeron principalmente en barrios de clase media y alta de las doce capitales regionales.


link: https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=nphZZJAf0bM

El vicepresidente del PT, Alberto Cantalice, afirmó en un comunicado que las protestas de anoche respondieron a "una orquestación con sesgo golpista que parte principalmente de los sectores de la burguesía y de la clase media alta".

Según el PT, las protestas fueron organizadas y "financiadas" por partidos de la oposición y "fracasaron", puesto que no se generalizaron "y no repercutieron en las áreas populares".

En su mensaje a la nación, Rousseff pidió a los brasileños comprensión y "paciencia" por las medidas de austeridad que el Gobierno está adoptando para reflotar la economía, contener la inflación y corregir el déficit récord en las cuentas púbicas.


link: https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=DmrQDn_8vc0
"Paciencia"

En su primer mensaje en cadena nacional del año, la jefe de Estado aprovechó su aparición en radio y televisión con motivo del Día Internacional de la Mujer para transmitir informaciones sobre la situación del país y que, según alegó, los medios de comunicación no han conseguido difundir adecuadamente.

La mandataria admitió que Brasil atraviesa graves dificultades, pero las atribuyó a la crisis económica mundial y a la grave sequía que afecta a varias partes del país, la más grave en los últimos treinta años y a la que atribuyó aumentos de precios de algunos alimentos y de las tarifas de energía.

Dilma aseguró que el Gobierno, mediante reducciones de impuestos y la concesión de incentivos, venía absorbiendo todos los costes y los efectos negativos de la crisis, pero que llegó el momento "de dividir parte de ese esfuerzo con todos los sectores de la sociedad".

"Ustedes tienen todo el derecho a irritarse y preocuparse, pero les pido paciencia y comprensión porque esta situación es pasajera", afirmó al referirse a las medidas de ajuste que el Gobierno ha anunciado hasta ahora, como la restricción de algunos derechos laborales, recortes en los gastos públicos y la eliminación de las reducciones de impuestos concedidas a las empresas.

Con su popularidad en caída libre, la presidenta aseguró que Brasil tiene fundamentos económicos sólidos que le permitirán superar los "problemas temporales" rápidamente y calculó que el resultado de las medidas podrá verse ya en el segundo semestre del año.

Tras reiterar que el Gobierno absorbía todos los efectos negativos de la peor crisis económica internacional desde la depresión de 1929 para preservar los empleos y los salarios, aseguró que nadie podía prever que se prolongaría tanto tiempo y que se agravara por una "grave crisis climática".

Rousseff afirmó que llegó el momento en que la sociedad también asuma su parte y que comprenda las correcciones y los ajustes que el Gobierno viene haciendo en la economía.

"Y en esta segunda etapa [de enfrentamiento a la crisis] tuvimos que usar armas diferentes y más duras que las que usamos en el primer momento", afirmó.

Según la mandataria, Brasil adoptó un nuevo método para combatir la crisis con "soluciones más adecuadas para el actual momento", pese a que "eso signifique algunos sacrificios temporales para todos y críticas injustas y desmedidas al Gobierno".

Según Rousseff, el Gobierno se esfuerza para alcanzar el máximo posible de corrección con el mínimo sacrificio posible.

Tras cinco años de magro crecimiento, la séptima economía del mundo podría incluso contraerse en 2014, según reconoció hace poco el ministro de Hacienda, Joaquim Levy.

La cifra oficial se conocerá a fines de marzo y, sin dudas, estará lejos del espectacular crecimiento de 7,5% de 2010.
Corrupción

Además, dos días después que la Corte Suprema de Brasil autorizara indagar a 12 senadores y 22 diputados por la trama de corrupción en Petrobras, Dilma defendió la investigación "amplia, libre y rigurosa" del escándalo que ha sacudido a la séptima economía mundial.

"Con coraje y hasta sufrimiento, Brasil aprendió a practicar la justicia social en favor de los más pobres, así como a aplicar duramente la mano de la justicia contra los corruptos", afirmó Rousseff en el mensaje.

"Es eso, por ejemplo, lo que viene ocurriendo en la investigación amplia, libre y rigurosa de los episodios lamentables contra Petrobras", continuó la presidenta de Brasil en su breve referencia al escándalo.

Como ya hizo en años anteriores, Rousseff concluyó su discurso aludiendo a los derechos de las mujeres.

La presidenta recordó que este lunes sancionará la Ley del Feminicidio, por la que se agravan las penas para quienes asesinen a una mujer por razones de género.

Agencias AFP y EFE




Kirchner

6 comentarios - D.Cavallo: Cristina debería imitar a Dilma

titi40 +2
yo diria que la imito tan bien, que no se quien copio a quien
Cacerolazo
cavallo
brasil
dilma
D.Cavallo: Cristina debería imitar a Dilma
sheton
Kirchner
http://www.saladillodiario.com.ar/fotos_notas/media_21350_B2XIiBKIMAEK67q.jpg
sin_cericidio -3
CRISTINA Y LA P*** QUE TE PARIO!! PARA QUE PERMITIS LA LIBERTAD DE EXPRESION EN ESTE PAIS?? PARA QUE UNA MIERDA DE SER HUMANO COMO ESTE ENGENDRO CALVO, DESPUES DE TODO LO QUE HIZO, TENGA DERECHO A HABLAR??
sin_cericidio
@focuzin totalmente de acuerdo con lo que dice, fue el ministro de economia perfecto para el liberalismo que impuso el menemismo... no entiendo para que pusiste algo que todos los seres pensantes sabemos
focuzin +2
@sin_cericidio como para que algunos no se olviden que los que hoy son K antes fueron parte del menemismo
sin_cericidio
deci la verdad tontito... no entendiste nada de lo que quiso decir cristina... dale tonto, no te sientas mal por no entender, te vamos a querer igual y te vamos a ayudar...
punx_forever
de seguro es culpa de clarin y Magnetinhio, la versión brasilera de Magneto
Crits +1
En Brasil es O Globo, no se quien joraca lo maneja, debe ser Pele, seguro
cdf9172
Es la opereta mais grande do mundo.
girair
cavallo terndria que estar en cana pero viste como son las cosas==????
javier73
Y este caradura sigue apareciendo? Tenemos un pais demasiado generoso...