epelpad

Desesperados y engañados, se subieron a un tren en Budapest

Desesperados y engañados, se subieron a un tren en Budapest y terminaron en un campo de refugiados



Los inmigrantes que emocionados y desesperados se subieron esta mañana a un tren que supuestamente los iba a llevar desde Keleti, la principal estación de Budapest, hacia Sopron, en el noreste de Hungría, junto a la frontera con Austria, fueron engañados y a poco de haber iniciado el viaje la formación se detuvo en la ciudad de Bicske. Policiás antimotines rodearon el tren y los obligaron a bajarse para trasladarlos a un campo de refugiados.
Desesperados y engañados, se subieron a un tren en Budapest
(Foto: AP)
Los inmigrantes empezaron a corear "¡Campamento no!" en árabe. Algunos trataron de huir a pie. Una familia se sentó junto a las vías y suplicó ayuda a los periodistas. Cuando la policía dijo a los periodistas que se alejaran, el hombre desesperado arrojó a su esposa y bebé sobre las vías y se tendió junto a ellos, gritando "¡De aquí no nos movemos!". La policía los rodeó y detuvo al hombre y alejaron a la mujer y el niño de las vías. Otros migrantes enfrentaron a la policía y subieron por la fuerza al tren, bajo un sol abrasador. "No necesitamos comida ni agua. Déjennos ir a Alemania", rogó un hombre.
tren
(Foto: AP)
Esta mañana, cuando el tren comenzó a llenarse de refugiados desesperados cuyo objetivo era llegar hasta la frontera con Austria para ingresar allí y luego seguir camino a Alemania, muchos decidieron quedarse abajo porque desconfiaban. En medio de una gran incertidumbre y falta total de información oficial, los refugiados discutieron intensamente qué opción les sería más favorable, ya quemuchos de ellos temían que si se subían a los trenes les tomaran las huellas dactilares y los internaran en centros de acogida situados lejos de la capital, con lo que luego se les haría más difícil volver a Budapest para partir hacia occidente. 

"No me he subido al tren porque quiero ver primero lo que pasa con los que van a Sopron", dijo a Efe el paquistaní Samir.
Fue por la desconfianza de que los trasladaran a campos de refugiados y de allí no los dejaran moverse que una parte de ellos se bajó en el último momento del tren. Estimaron que no lograrían su objetivo con este convoy regional y prefirieron esperar a un conexión con un país occidental. Mientras, de Budapest no salen ni entran trenes internacionales. Aparentemente, se están organizando otros trenes regionales hacia diversos puntos del país 

"Hay mucha gente y no sabemos adónde va el tren, hemos venido porque los otros corrían", declaró Asif junto a su esposa y un niño. Todos los refugiados parecen tener sólo un destino: Alemania, y entre las preferencias las ciudades más citadas son Hamburgo, Múnich, Colonia o Fráncfort. 

"Vamos a quedarnos en el andén hasta que llegue un tren para Alemania", expresó Alí, un joven de 18 años de Afganistán que viaja con un hermano mayor y otra hermana menor de edad.
Tragedia
(Foto: AFP)
La policía húngara se había retirado esta mañana de la estación Keleti y decenas de refugiados que habían pasado la noche en los alrededores de la estación y aguardaban a las puertas entraron a la carrera en la terminal. 

En los primeros momentos las carreras y los empujones por entrar en los abarrotados vagones de un tren con destino a la ciudad de Sopron generaron tensión y un grupo de afganos comenzó a pelearse dentro de un compartimento a correazos.

FOTOGALERÍA: Los niños, las víctimas más vulnerables de la crisis migratoria.

Los primeros en llegar fueron los más jóvenes de entre el más de un millar de refugiados que malviven acampados en los aledaños de la estación, durmiendo al raso o en tiendas de campaña. 

Algunas familias subieron a los vagones, pero otras con bebés y niños de corta edad decidieron esperar y ver cuál era la situación antes de meterse en los vagones. 

"Amigo, este tren va a Alemania, ¿verdad?", preguntaban numerosos refugiados sobre el destino del tren al que subían, ya que la inmensa mayoría desconocía hacia dónde partía.
enganados
(Foto: AFP)
Más adelante la megafonía de la terminal anunciaba que quedaban cancelados todos los trenes internacionales por "razones de seguridad". Posteriormente, los agentes del orden volvieron a lugar, cerraron las puertas del tren a Sopron y vigilaron que no entrara nadie más para permitir la salida del convoy. 

Fuente: Efe y Afp

0 comentarios - Desesperados y engañados, se subieron a un tren en Budapest