epelpad

igualdad: cada vez mas mujeres presas en USA

En la cárcel de condado de Muskegon, Michigan, 19 mujeres se hacinaban en una celda del tamaño de un vestidor. La pieza contenía un solo inodoro y un par de bancos. No había duchas, ni colchones. Un alfombra de orines, escupitajos y otros fluidos corporales cubría el suelo. Y también insectos. Era el invierno de 2012, cuando una mujer llamada Paulette Bosch entró en ese lugar infecto.

igualdad: cada vez mas mujeres presas en USA

El testimonio de Bosch aparece en la demanda federal que la American Civil Liberties Union (ACLU) presentó contra ese condado estadounidense. La reclamación describe cómo los carceleros someten a tratos degradantes a las detenidas. Por ejemplo, los guardianes las observan mientras ellas se cambian de ropa, se bañan o usan el servicio sanitario. Además, les niegan o retrasan el acceso a almohadillas sanitarias, papel higiénico, y cuidados médicos.
¿Una excepción? Por desgracia, no.

Abuso tras las rejas

“Cualquier cosa, desde ser encadenadas hasta el confinamiento solitario, pasando por ser observadas por agentes hombres en momentos que requieren privacidad, puede desencadenar el trauma sufrido y disminuir las perspectivas de recuperación de la salud mental y el comportamiento”, ha señalado Elizabeth Swavola al sitio Think Progress. Swavola, experta del Vera Institute of Justice, es la coautora del informe Overlooked: Women and Jails in an Era of Reform], publicado este mes.
Y los traumas abundan en la población penal femenina. Una de cada tres mujeres encarceladas sufre algún tipo de problema de salud. Una cifra similar padece una enfermedad mental seria. La abrumadora mayoría ha sido víctima de violencia doméstica, en particular de violencia sexual. Además, ellas soportan de manera desproporcionada el abuso sexual perpetrado por el personal de las cárceles.

Carcel


El reporte denuncia las condiciones deplorables en que se mantienen miles de mujeres en las cárceles de Estados Unidos. Salvo excepciones, esos establecimientos detención no cubren las necesidades básicas en temas tan esenciales para las reclusas como la salud reproductiva.
Las cárceles no suelen ofrecer  servicios de consejería sobre la contracepción ni acceso a métodos anticonceptivos a las detenidas. Ellas tampoco reciben información sobre las alternativas para interrumpir un embarazo, a pesar de los riesgos aparejados a llevar a término una gestación tras las rejas. Si el parto ocurre mientras cumplen su condena o esperan juicio, se les permite permanecer con los recién nacidos entre 24 y 48 horas, antes de entregarlos a la persona designada, un hogar temporal o darlos en adopción.
Asimismo, según el mencionado informe, menos de la mitad de las recluidas en penitenciarías locales han sido examinadas por un especialista en ginecobstetricia.

estados unidos


Pobres, desempleadas, no blancas

Las mujeres encarceladas reflejan un perfil común al resto del sistema penal estadounidense: la mayoría son afronorteamericanas o hispanas, y pobres. Antes de ser detenidas, en comparación con los hombres, tienen empleos menos estables y dependen en mayor medida de la asistencia social.
El número no ha dejado de crecer en las últimas cuatro décadas. La población carcelaria femenina pasó de un promedio diario de 157.000 detenidas en 1970 a 745.000 hace un par años. Los expertos señalan a la guerra contra las drogas y la llamada “política de las ventanas rotas”, que han privado de la libertad a cientos de miles de estadounidenses por delitos menores, como las causantes de ese incremento.

Esa “mano dura” ha golpeado con particular contundencia a familias de barrios pobres y específicamente a madres solteras. La detención conduce con dolorosa frecuencia a la pérdida de la custodia de los hijos.

Ningún país iguala el rigor con que el sistema de justicia de Estados Unidos trata a las mujeres. Las cárceles norteamericanas albergan alrededor de un tercio del total de reclusas en el mundo.

¿Cárceles o prisiones?

Según la definición del citado informe, las cárceles (jails) son instalaciones administradas a nivel de municipio o de condado, que encierran sobre todo a personas acusadas de cometer un crimen y a la espera de una condena. Además, pueden retener a quienes han recibido una condena menor que un año, otros a la espera de ser transferidos a una prisión, los infractores de la libertad condicional y un último grupo detenido temporalmente a solicitud de las autoridades federales. 

1 comentario - igualdad: cada vez mas mujeres presas en USA

Zippy_Loaded
Simple, consideras que el tratamiento que les dan a los prisioneros en las carceles no es el adecuado?...No cometas un crimen que te pueda poner en esa situacion.
dbasevi
Tamaño del pene promedio por paises del Mundo!!