epespad

Una playa para nostálgicos de Mussolini y el fascismo



No es raro escuchar alabanzas a Benito Mussolini al llegar a la playa de Punta Canna de Chioggia, en el nordeste de Italia. A menos de una hora en carretera de Venecia y sus canales, lo complicado en este rincón a orillas del mar Adriático es no encontrar propaganda que ensalce el ideario fascista. La conocen como la "playa del régimen" y se ha convertido en un paraíso para el fascismo gracias al trabajo de un admirador que quiere conmemorar a 'Il Duce' con su propio museo, donde el visitante puede leer carteles explicativos de su vida, encontrar todo tipo de simbología fascista y comprar souvenirs.



En este espacio de la costa italiana, con una capacidad para alrededor de 650 personas y gestionado de forma privada, italianos nostálgicos de Benito Mussolini encuentran su lugar para bañarse y tomar el sol entre fotografías del dictador, señales que alaban las cámaras de gas, compatriotas que se saludan con el brazo en alto y baños que están separados entre hombres, mujeres y homosexuales.
Al entrar en el lugar, una placa que declara el espacio como "Zona antidemocrática regida por el régimen" recibe a los bañistas en la playa de Punta Canna. Cada 30 minutos, se escuchan proclamas por los altavoces del lugar exaltando a Mussolini y atacando a la democracia. Y en varias tiendas del lugar, se pueden hallar camisetas con 'Il Duce' plasmado en ellas.



Sin embargo, después de que el diario italiano "La Repubblica" publicara un vídeo en el que se escucha cómo el gestor del lugar, Gianni Scarpa (64 años), lanza proclamas a los bañistas por megafonía pregonándose "totalmente antidemocrático" y recitando estos discursos pro-mussolini, políticos y organizaciones han solicitado que se le revoque la concesión privada de la playa a Scarpa.
Agentes de la División de Investigaciones Generales y Operaciones Especiales (Digos) se han presentado en la playa para tomar fotos y recoger otras evidencias por orden de un juez de Venecia, que ha abierto una investigación después de que el citado diario lo sacara a la luz.

Desde la Asociación Nacional de Partisanos Italianos (ANPI), la resistencia que luchó contra el fascismo en Italia durante la Segunda Guerra Mundial, han solicitado la inmediata suspensión de la concesión y pidió a los turistas boicotear esta playa acudiendo a cualquier otra en los 9 kilómetros de litoral de la costa de Chioggia.



El dueño de la playa tendrá que retirar todos los elementos que ensalzan a Benito Mussolini y a su obra. Así lo ha dictaminado este lunes en una ordenanza el juzgado de Venecia que abrió la causa y que obliga a Scarpa a retirar toda referencia al fascismo en carteles, señales o cualquier otro medio escrito. Asimismo, el dueño deberá absternerse de emitir mensajes criticos contra la democracia.

La Cámara de los Diputados italiana está tramitando un proyecto de ley para introducir en el Código Penal italiano el delito de "propaganda fascista", penado con entre 6 meses y 2 años de cárcel. La legislación del país ya contempla sanciones que castigan con hasta 6 años de cárcel los gestos, acciones o proclamas legadas al nazismo o fascismo y que inciten a la discriminación.



el cajon de grisom

SI QUIERES SABER MÁS SOBRE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL, VISITA MI BLOG:


italia

SÍGUEME TAMBIÉN EN:


mussolini

1 comentario - Una playa para nostálgicos de Mussolini y el fascismo