epelpad

Así facturan los sitios que recopilan reviews de películas

Rotten Tomatoes, IMDb y Metacritic son algunos de los sitios favoritos de los cinéfilos, pero detrás de ellos hay un negocio que seduce a las grandes corporaciones.

Así facturan los sitios que recopilan reviews de películas

Conocer la opinión de los expertos sobre un determinado producto antes de adquirirlo suele ser una práctica recomendable en casi todas las áreas y el ocio no es la excepción. Tanto a la hora de ir al cine como al elegir una nueva serie de televisión para maratonear, muchos fanáticos eligen consultar las críticas que recibieron estas producciones antes de embarcarse en el viaje. Hace falta solo googlear el título para que al instante aparezca en pantalla el rating que sitios como IMDB, Rotten Tomatoes y Metacritic le otorgaron con sus diferentes y elaborados sistemas de medición que recopilan desde las opiniones de críticos reconocidos hasta de los mismos usuarios.

Sin embargo, estos emprendimientos que nacieron en los '90 no están exentos de polémica. Las grandes empresas que los controlan han generado que la industria cinematográfica los critique por posibles conflictos de interés y hasta boicots a la competencia. Quiénes son los gigantes que realmente mueven los hilos de estas compañías que, según sus detractores, influencian al público y mueven la aguja del negocio.


tomatoes

Rotten Tomatoes

Durante sus años de escuela secundaria, Sehn Duong había descubierto las películas de acción de Jackie Chan y Jet Li. Poco a poco su fanatismo fue creciendo y constantemente buscaba las críticas sobre sus películas en los medios estadounidenses. Fue en agosto de 1998 que, como hobby, decidió comenzar un sitio web que recopilara los reviews de sus películas preferidas para tener en un mismo lugar un resumen de todas las opiniones de los expertos.

Al poco tiempo, el emprendedor se dio cuenta del potencial que podía tener su idea y además, de renunciar a su empleo en una firma de diseño, convenció a dos colegas de unírsele. Dos años después, la compañía se estableció formalmente como un negocio: contrató a un CFO y recolectó US$ 1 millón en venture capital para desarrollarse.

La empresa pasó por su primera venta en junio de 2004 cuando IGN Entertainment la adquirió por una cifra que no fue revelada. Al poco tiempo IGN se fusionó con News Corp, cuyo dueño es Rupert Murdoch. Luego comienza la danza de dueños. En 2010, Rotten Tomatoes pasa a ser propiedad de Flixster, sitio especializado en cine, que un año después pasa a manos de Warner Bros que, según Bloomberg, desembolsó US$ 80 millones por ambos productos. Finalmente, Fandango, propiedad de NBCUniversal, compra tanto Flixster como Rotten Tomatoes, aunque Warner se queda con una porción de la compañía fundada por Duong.

La alianza con Fandango le permitió a la empresa descubrir una nueva fuente de ingresos: la venta de entradas de cine. Esto se sumó a la venta de espacios publicitarios, principal sostén de la compañía, y a los partnerships con empresas. Estas mismas licencian los productos creados por Rotten Tomatoes como el “tomatómetro” y lo incluyen en sus sitios como, por ejemplo, hizo Apple en iTunes.

Los fanáticos no son un público fácil de contentar. La compañía ya se enfrentó a los fans de Star Wars que consideraban excesivo el 80 por ciento de aprobación que Los últimos Jedi, mientras que los seguidores de los superhéroes de DC Comics pedían cerrar el sitio luego de que Batman v. Superman obtuviera un bajo rating. Otro de los que se manifestó en contra del sitio fue el director Martin Scorsese que aseguró que convertía a los espectadores en consumidores “mediocres”.


Shout GifGIF


Internet Movie Database (IMDb)

Con más de 83 millones de usuarios registrados, la compañía fundada por el británico Col Needham se convirtió en una de las fuentes de información más importantes para los que quieren saber desde presupuestos hasta elencos y datos curiosos de series y películas. El sitio comenzó a tomar forma en 1990 luego de que Needham decidiera pasar a la computadora los datos de películas que tenia almacenados en lápiz y papel. En octubre de ese año lanzó la primera versión del software de IMDb, el cual debía descargarse e instalarse en los equipos. No obstante, en 1993, un estudiante de la Universidad de Cardiff le ofreció pasar esta base de datos a la web.

Aunque Needham no estaba seguro de que el sitio pudiera mantenerse con los ingresos de publicidad, en enero de 1996 decidió comenzar a explotar este modelo de negocios y, según le aseguró al Daily Mail, vendió a los pocos meses su primer espacio a 20th Century Fox. Ese día renunció a su trabajo para dedicarse full time a IMDb. Si bien le otorga un puntaje a cada película, este no es el fuerte de la empresa, ya que estos ratings provienen de la calificación que los usuarios registrados le dan a cada producción.

Según declaraciones de Needham a All Business, la principal fuente de ingresos de la compañía es la publicidad en el sitio. En segundo lugar se encuentra IMDbPro, el servicio premium que está apuntado especialmente para aquellos que trabajan en la industria del entretenimiento: a cambio de US$ 150 al año les permite a sus miembros acceder a contactos dentro del negocio, seguir de cerca proyectos futuros y subir a la plataforma información personal y fotos para posibles trabajos.

A tan solo tres años de haber comenzado operaciones y lejos de ser el gigante comercial de hoy, Amazon se fijó en la compañía creada por Needham. En 1998, el fundador de IMDb se reunió con Jeff Bezos que le propuso una fusión a cambio de US$ 55 millones, interesado especialmente en utilizar su sitio como una plataforma para vender libros, VHS y DVDs.


imdb

Metacritic

Tres abogados se propusieron elaborar un sistema de medición que pudiera otorgarle un puntaje a las películas, series de televisión, videojuegos y álbumes musicales en base a las críticas especializadas. Fue así como los hermanos Marc y Julie Doyle, junto con Jason Dietz, comenzaron a desarrollar el concepto de Metacritic en 1999 hasta su lanzamiento oficial en enero de 2001.

“Ayudar a los consumidores a tomar decisiones informadas sobre cómo gastar su tiempo y dinero en entretenimiento”: así define su misión la compañía en su sitio oficial. Para elaborar el Metascore, nombre que le otorgan el puntaje final, realizan un promedio de las opiniones de críticos top otorgándole un puntaje del 0 al 100 a partir de una escala elaborada por ellos mismos. “Personalmente me decepcioné varias veces confiando en el delirio de un solo crítico local que resultó ser el único al que le gustó la peor película de la temporada”, afirmó Marc Doyle durante una entrevista con The San Diego Union Tribune en 2010.

En agosto de 2005, la compañía de medios CNET Networks compró Metacritic por una cifra que no fue revelada. Sin embargo, tres años después, el holding mediático CBS Corporation adquirió CNET en una operación cercana a los US$ 1800 millones y el sitio creado por los Doyle quedó bajo la órbita de la subsidiaria CBS Interactive.


Conocé más en APERTURA

4 comentarios - Así facturan los sitios que recopilan reviews de películas

ManiMal57 -3
yo tenia una pagina de cine en el 2009 que se parecia filmaffinity, de boludo la deje, y unos españoles la fundieron
cojudox +2
Después te despertaste sin piernas?
xeneize_83
@cojudox Moi boena
nicolas2179 +1
De estas paginas no creo nada de lo que dicen. Las peliculas y series son gustos
kekojones96930
Te acabo de dar tu primer punto lince

Saludos!
jaydenjaymes
Buen post, informacion muy util para saber sobre el origen y fuente de ingresos de estas plataformas de reviews de cine y tv