epelpad

Uribe y el cartel de los testigos

Uribe y el cartel de los testigos
asesino


Shout GifGIF
Esta publicación puede que sea aburrida para muchos, sin embargo es de interes de bastantes Colombianos al querer entender los problemas judiciales en los que esta el expresidente Uribe de manera clara.

Shout GifGIF
Me animé a recopilar la información pues estaba un poco confundido con todo este asunto. Busque la manera de recopilar la información de forma ordenada para su mejor entendimiento.

uribe


La decisión de la Sala de Instrucción II de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, en la que ordenó investigar al expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez por falsa denuncia y presunta manipulación de testigos para hacer un montaje en contra del también congresista Iván Cepeda, revivió otro proceso en su contra:

El alto tribunal ordenó revisar en qué va la investigación contra Uribe Vélez por presuntas omisiones de la Gobernación de Antioquia en la masacre en el corregimiento de La Granja en 1996:

“Se ordena rendir informe a la Sala acerca del estado en que se encuentra dicha actuación”


Dicha investigación está desde diciembre de 2014 en el despacho del magistrado Gustavo Malo, sin que haya tenido avances. A la fecha Malo se encuentra fuera de su cargo por una incapacidad médica. Contra él también continúan las investigaciones por presuntamente ser parte de una red de corrupción que direccionaba procesos a cambio de millonarias sumas de dinero.

Paraco
Paramilitar
Uribe y el cartel de los testigos


Lo que se ha conocido como el cartel de la toga, por el que es investigado el exmagistrado Leónidas Bustos y el exmagistrado Francisco Ricaurte.

Pero entremos en contexto, la pelea de años entre los hoy senadores Iván Cepeda y Álvaro Uribe tuvo esta semana en la Corte Suprema un desenlace que compromete seriamente al expresidente de la República y jefe del Centro Democrático.

asesino
corrupcion
Colombia


En una decisión de 220 páginas la Corte, con ponencia del magistrado José Luis Barcerló, archivó una denuncia de Uribe contra Cepeda por la supuesta compra de falsos testigos para relacionarlo con grupos paramilitares.

uribe


Para que tengamos una idea mas clara de todo este asunto vamos por partes:

AÑO 2014 - SEPTIEMBRE

En septiembre de 2014, el senador Iván Cepeda anunció un debate sobre el origen del paramilitarismo en Antioquia y presentó las declaraciones de los jefes paramilitares Pablo Hernán Sierra y Juan Guillermo Monsalve.

Cuando el senador Iván Cepeda comenzaba el debate sobre los supuestos vínculos de Álvaro Uribe con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), el miércoles 17 de septiembre, sorpresivamente el expresidente y ahora senador pidió permiso en el recinto, se levantó y contó que se iba para la Corte Suprema de Justicia a entregar evidencias sobre aparentes presiones de senador de izquierda a exparamilitares para que lo involucraran con ese grupo irregular.

Paraco



link: https://www.youtube.com/watch?v=73EVORhINAo

Paramilitar


Al cabo de una hora Uribe regresó al recinto y horas más tarde se conoció que lo que había hecho era alimentar una denuncia suya, interpuesta en marzo del 2013, sobre un presunto pago de dádivas y el ofrecimiento de beneficios jurídicos por parte de Cepeda a dos paramilitares, Pablo Hernán Sierra y Juan Guillermo Monsalve, que vincularon al expresidente y a su hermano Santiago con jefes organizaciones criminales.

Uribe y el cartel de los testigos

asesino


corrupcion

Colombia


link: https://www.youtube.com/watch?v=Lnxdvwa5kro
uribe


Juan Guillermo Monsalve - alias guacharaco

Es hijo de Óscar Antonio Monsalve, administrador de la hacienda Guacharacas, que fue de propiedad de los Uribe. Juan Guillermo Monsalve rindió su testimonio ante la Fiscalía los días 14 y 27 de septiembre de 2012, y aseguró que perteneció al bloque Metro que operaba desde dicha hacienda. “De ahí salían las órdenes para muchas cosas”, como masacres y que hubo reuniones con paramilitares para ayudar en la campaña presidencial de Uribe Vélez.

En la hacienda Guacharacas dijo Juan Guillermo Monsalve se robaron 600 reses lo cual llevó supuestamente a la conformación del Bloque Metro en esa propiedad.

En el caso de Juan Guillermo Monsalve, la Corte señaló que fue el mismo preso quien solicitó la intervención de Cepeda, pues recibió amenazas luego que se hiciera público lo que Sierra le había dicho a Cepeda, ya que este lo mencionaba como testigo de la conformación del Bloque Metro de las Autodefensas en la finca de propiedad de los hermanos Uribe Vélez.

Igualmente, hizo referencia a un robo de 600 cabezas de ganado por parte de 'Darío Gigante' integrante de la guerrilla del ELN, lo que suscitó un incendio en la propiedad.

“Cuando Monsalve se entrevistó con el doctor Cepeda Castro, no obstante las amenazas, estaba decidido a contar su verdad y, por ello, antes de buscar al congresista, directamente y por intermedio de su abogada, se contactó con la Fiscalía de Justicia y Paz de Medellín, que documentaba el Bloque Metro, sin obtener la receptividad que esperaba” dice la Corte
,

Paraco


AÑO 2018 - FEBRERO

La Corte dice que las visitas de Iván Cepeda a prisión, en las que tuvo contacto con dos ex Auc -Pablo Hernán Sierra y Juan Guillermo Monsalve- que señalaron a los hermanos Álvaro y Santiago Uribe de patrocinar los grupos 'paras' en Antioquia, no fueron ilegales porque primero se dieron en el marco de sus competencias como congresista y, además, porque no medió ofrecimiento alguno a cambio de los testimonios.

Sobre Sierra, que fue jefe de autodefensas en Caldas pero antes tuvo operación en Antioquia, la Corte dice que "sus declaraciones no hacen parte de un plan criminal gestado entre él y el doctor Cepeda y otras personas (...) tampoco se evidencian como el producto de manipulaciones basadas en ofrecimientos hechos por el congresista". Y sobre Monsalve, que fue empleado de la hacienda Guacharacas, propiedad de los Uribe y donde supuestamente se organizaron los 'paras' del Bloque Metro, afirmó que el senador del Polo no las manipuló.

En ese proceso hay horas de grabaciones ordenadas legalmente y en varias de ellas aparece hablando el expresidente. Lo que concluye la Corte es que es Uribe quien debe ser investigado "por su presunta participación en la manipulación de testigos". Esa investigación será asumida por la misma Corte Suprema.

Paramilitar


Uribe y el cartel de los testigos


asesino


Este sábado, el exmandatario aseguró que es víctima de una persecución en la Corte y negó cualquier intento de complot en contra de Iván Cepeda.

Las llamadas de Uribe, Villegas y los testigos claves

Los teléfonos interceptados no eran los del expresidente, si bien él denunció en su cuenta de Twitter que estaba siendo objeto de "interceptaciones y seguimientos de la justicia". Las lineas telefónicas interceptadas fueron las de la familia Monsalve, incluyendo al padre, el hermano y la hermana de Juan Guillermo Monsalve.

A través de las escuchas se constató que el ganadero Juan Guillermo Villegas Uribe(investigado por nexos con el paramilitarismo) mantenía permanente comunicación con la familia Monsalve a fin de controlar lo que estos pudieran decir ante la Corte.

corrupcion

Colombia

uribe


Hay que recordar que Juan Guillermo Monsalve alias guacharaco declaró que el bloque Metro había nacido a mediados de los años noventa en la hacienda Guacharacas, de propiedad de la familia Uribe Vélez. Y señaló que tres parejas de hermanos, ganaderos de la zona, fueron los auspiciadores de esa estructura paramilitar: Álvaro Uribe Vélez y Santiago Uribe Vélez; Santiago Gallón Henao y Pedro Gallón Henao; Luis Alberto Villegas Uribe y Juan Guillermo Villegas Uribe.

Para la Corte resultó sospechoso que Juan Guillermo Villegas –uno de los señalados por alias Guacharaco– mantuviera monitoreada a la familia del ex paramilitar, así que decidieron intervenir su teléfono también.

Uno de los momentos clave en cerca de cinco años de pesquisas ocurrió el 21 de octubre de 2015 en Medellín, a partir de la intervención del teléfono de Villegas. Ese día –a las 2:15 pm– los sabuesos del CTI que adelantaban la investigación dirigida por la Corte Suprema recibieron una orden urgente. Las escuchas en tiempo real indicaban que al final del día se daría una reunión trascendental. Cinco investigadores salieron del búnker y se dirigieron a toda prisa al aeropuerto El Dorado, para volar a Medellín. No hubo pasajes disponibles por lo que el grupo se dividió

Paraco


“nos desplazamos inicialmente (a Rionegro, Antioquia) tres servidores y en el siguiente vuelo otros dos servidores de policía judicial, adscritos Departamento de Investigaciones de la Dirección Nacional del CTI”, dice el informe que da cuenta de esa misión
.

Paramilitar


Los investigadores aterrizaron en Rionegro a las cinco de la tarde y de inmediato empezaron seguir la ubicación del celular de Juan Guillermo Villegas Uribe.

Los agentes del CTI se desplazaron a Medellín y empezaron a hacer un monitoreo en el barrio Laureles, la zona donde el sistema de seguimiento indicaba que se hallaba el celular de Villegas. Pero poco después llegó una información urgente desde la central del búnker.

Uribe y el cartel de los testigos


“Siendo las 7:40 p.m., del 21 octubre de 2015, el analista del control técnico informa que en una de las conversaciones en tiempo real se menciona de una reunión a realizarse en un establecimiento denominado ‘la jugosa de la 70’, por lo cual los suscritos investigadores proceden a realizar búsqueda en medios abiertos de la ubicación y características de este lugar”, se lee en el informe reservado.


asesino


Lo que siguió después fue que los agentes del CTI se movilizaron hacia ese punto de Medellín, y encontraron una gran sorpresa. Eran las ocho de la noche.

corrupcion


“Al llegar al sector de ubicación del establecimiento comercial la jugosa, se evidencia la presencia de personal de las fuerzas militares y esquemas de seguridad del Estado, al observarse este tipo de seguridad nos acercamos al entorno del establecimiento, encontrándonos con una reunión de varias personas entre las que se observa notoriamente y por ser una figura pública al señor expresidente de la república Doctor Álvaro Uribe Vélez, acompañado de tres personas con características de edad entre los 50 y 55 años”.


Colombia


Los agentes del CTI, en medio de la oscuridad de la noche y guardando cierta distancia, hicieron un registro fotográfico que trasladaron a Bogotá. La revista Semana obtuvo una de las imágenes que hacen parte del álbum fotográfico levantado esa noche.

uribe


La Corte juntó las piezas gráficas con nuevas interceptaciones y otras pistas para así establecer que en esa reunión con el expresidente Uribe estuvo Juan Guillermo Villegas y otro hombre llamado José Humberto Gómez Garro. Para ese momento de la investigación ya era muy claro quién era Villegas y qué rol tenía en el entramado. Sin embargo, no se tenía mucha claridad de quién era el otro sujeto. Pero las respuestas empezaron a aparecer al siguiente día, nuevamente a través del teléfono interceptado de Villegas.

La cita en la frutería de la calle 70 de Medellín, fue realizada un día después de que la Procuraduría de Alejandro Ordónez abriera una investigación contra Iván Cepeda por supuestamente utilizar falsos testigos.

Paraco

Paramilitar

Uribe y el cartel de los testigos


Al siguiente día, es decir el 22 de octubre de 2015, a las 8:39 a.m. Juan Guillermo Villegas recibió una llamada de José Humberto Gómez Garro en la que conversaron de la reunión sostenida la noche anterior con el expresidente. Este es un aparte de esa llamada, resaltado por la Corte Suprema:

José Humberto Gómez Garro: Qué hubo Juan.
Juan Guillermo Villegas: Que hubo Humberto, dónde anda hermano. No pues yo me quedé aquí en Medellín. Voy a estar haciendo unas vuelticas por aquí […] Por la noche me llamó ese hombrecito como a las 11 de la noche hombre, ese hp es incansable. ¿No lo ves cómo está de cansado ese hombre?
José Humberto Gómez Garro: Ehhh ave maría.
Juan Guillermo Villegas: Pobrecito se le ve el cansancio. Esta viejo hermano, hp, y se le ve el cansancio tan hp hermano.
José Humberto Gómez Garro: Y eso que es lo que a él le gusta. Entonces que hacer hombre.
Juan Guillermo Villegas: Ahh. No, no. Es que se hizo matar de eso. Me dijo yo me hago matar. Imagínese que se echó todo el país encima y es el jefe de debate de todo el país, hp, ah. Me llamó y me dijo hombre a Humberto muchas saludes, dígale que le agradezco mucho todas esas cosas y que tenemos que terminar esa labor y que si estos muchachos están tan entusiasmados, entonces, eh… hmmmm. No ya lo que hablamos anoche, de todas maneras muchas gracias hombre que muy bien el señor, como muy agradecido con vos pues. Muy agradecido que habías ido y que habías estado en eso y que (Inaudible).
José Humberto Gómez Garro: Sí, claro, de todas maneras hay que apoyarlo en la mala.
Juan Guillermo Villegas: Si hermano, que muy bien, muy importante.

asesino


A renglón seguido la Corte pasa a explicar que luego de más pesquisas y escuchas se logró establecer que Gómez Garro registraba varios ingresos a la cárcel de Itagüí, y que los cuadernos de registro del Inpec daban cuenta de que concretamente acudió al penal en varias oportunidades para visitar a los internos Gabriel Muñoz Ramírez alias "Castañeda" y Ramiro de Jesús Henao alias "Simon".

Alias "Castañeda" y "Simon" relataron a investigadores adscritos a la oficina del abogado defensor de Uribe que Cepeda estuvo en la cárcel ofreciéndoles beneficios a cambio de que contaran lo que sabían sobre Uribe.

corrupcion

Colombia

uribe


No se trata de dos paramilitares de poca monta. Así, por ejemplo, Ramiro de Jesús Henao, alias ‘Simón’, es un temido excombatiente del frente Batallas del Centauro, adscrito al bloque Metro de las AUC. Durante años ‘Simón’ fue el terror del oriente antiqueño y hoy paga cuatro condenas por los asesinatos de una profesora, dos sindicalistas y un conductor de un bus.

La revista conoció las dos declaraciones. En la primera, Ramiro de Jesús Henao alias ‘Simón’,, recluido en la cárcel de Itagüí, les dijo a los investigadores de la defensa de Uribe lo siguiente: “Como en el 2012 vino el doctor Iván Cepeda y me entrevistó aquí en la dirección. Yo pensé que la entrevista va a ser basada sobre el tema humanitario sobre las fosas, donde yo le manifesté que tenía unas fosas para entregar”.

Me dijo que no le interesaba el tema de las fosas y que lo que le interesaba era que yo le sirviera de testigo y que dejara grabar una entrevista donde yo manifestara que el doctor Álvaro Uribe había estado en un caso de un guerrillero que fue dado de baja en el municipio de Vegachí”, dijo Henao.

El exparamilitar siguió su relato y aseguró que Cepeda le pidió "que dijera que el doctor Uribe y Santiago (Uribe) habían estado en una finca donde nosotros habíamos capturado al guerrillero que le había dado una cachetada y que había ordenado que lo asesinara. Que él necesitaba que yo le diera esa entrevista”.

Paraco
Paramilitar
Uribe y el cartel de los testigos


Henao dijo que Cepeda le prometió lo que “quisiera” y que le conseguía algún beneficio administrativo, “que le dijera yo qué quería, qué pedía”. El exparamilitar se negó y, según se desprende de su declaración, le dijo al congresista no estar de acuerdo con lo solicitado y que nunca ha compartido mentiras. “Me paré de la mesa y no me gustó”, dijo.

La segunda declaración entregada por Uribe a la Corte es la de Gabriel Muñoz Ramírez, de 57 años de edad y excomandante de las AUC en los municipios de San Carlos, San Rafael, Guatapé. Está condenado a 40 años por dos homicidios de los que dice es inocente.

En su relato a los investigadores aseguró: “Fui llamado por el doctor Iván Cepeda que la abogada me lo trajo aquí donde el director de la cárcel. (…) El doctor Cepeda le dijo al director de la cárcel que se saliera para hacerme unas preguntas. Me preguntó que si yo conocía a Álvaro Uribe. Yo le dije que por televisión”.

Más adelante Muñoz dice que Cepeda quiso utilizarlo para que hablara contra el exmandatario. “Que yo dijera que nosotros le habíamos colaborado (a Uribe), que ‘Jota’ (jefe paramilitar) lo apoyaba en la política cosas así. Yo me enojé y le dije que no prestaba para ese juego porque él estaba con Álvaro Uribe peleando y que seguro era por política. Hasta ahí yo me retiré. Después la doctora Mercedes siguió insistiéndome a mí que hablara. Ella me insistía para que hablara”, relató.

asesino


En síntesis y con palabras de la propia Corte este es el trasfondo de la reunión documentada:

“Las comunicaciones sostenidas el 21 y 22 de octubre entre Juan Guillermo Villegas Uribe y Humberto Gómez Garro, así como las labores de verificación ordenadas para tal efecto, como el seguimiento a Villegas y otras relacionadas con los ingresos a la cárcel de Itagüí, indican que el objeto de la reunión entre los mencionados y el doctor Álvaro Uribe Vélez estaba relacionado con el caso de testigos dispuestos a colaborarle al Senador, incriminando falsamente al doctor Iván Cepeda de hacerles ofrecimientos a cambio de declaraciones en su contra”.


corrupcion


El quid del asunto está en que estos reos - Muños y Henao - son los ex paramilitares cuyo testimonio presentó Álvaro Uribe como contratestigos a fin de desmentir las versiones de los declarantes iniciales –es decir Monsalve y Sierra.

Los ex paramilitares Muñoz y Henao sostienen que lo que dicen los dos testigos originales es falso, afirman que la familia Uribe Vélez nada tuvo que ver en la creación del bloque Metro y que el senador Iván Cepeda les hizo ofrecimientos para que declararan en contra del expresidente. Pero la noticia, como ya se sabe, es que la Corte Suprema de Justicia concluyó que el senador de izquierda no compró testigos y que será investigado Uribe por esa misma conducta. Respecto a los testigos iniciales la Corte ordena brindarles protección en tanto que a los dos contratestigos –cuyos relatos fueron verificados y no resultaron convincentes para el máximo tribunal– deberán afrontar un proceso por falso testimonio.

El tendón de todo el asunto, con las consecuencias señaladas, está la reunión de Uribe con Villegas y Gómez Garro. Lo complicado de ese encuentro es que, por un lado, está documentado que Villegas presionó a la familia Monsalve para incidir en Juan Guillermo Monsalve, declarante que acusa a Uribe. Y por otra parte, están las visitas de Gómez Garro a los contratestigos, declarantes en favor de Uribe.

Colombia


Juan Guillermo Villegas, Alvaro Uribe Velez y Juan Guillermo Monsalve y Familia

Uribe Vélez había sostenido esta conversación con el ganadero Juan Guillermo Villegas Uribe, recuerden que Villegas es un hombre de su entera confianza y que ha sido señalado como supuesto fundador del Bloque Metro de las Auc.

Juan Guillermo Villegas: Presidente
Alvaro Uribe: Juan, ¿cómo le ha ido?
Juan Guillermo Villegas: Bien, Presidente, ¿qué has hecho?
Alvaro Uribe: ¿Cómo está su familia? (....) Le quería contar esto:
Juan Guillermo Villegas: Señor.
Alvaro Uribe. : ¿Se acuerda el día que usted y yo nos reunimos en la 70?
Juan Guillermo Villegas: Sí señor.
Alvaro Uribe : Que hubo unas llamadas, que nos tomamos un jugo por allá.
Juan Guillermo Villegas: Sí, ahí en la 70, en la frutera.
Alvaro Uribe: Las llamadas las interceptaron todas y la Fiscalía nos hizo seguimiento a la 70. Yo desde hace muchos días sabía eso, pero no lo había concretado. Me están investigando a mí con usted y que tienen interceptado el teléfono. O sea que esta llamada la están escuchando esos hijueputas.
Juan Guillermo Villegas: Ah, sí, esos hijueputas interceptan todo.
Alvaro Uribe: Entonces sí, dije lo voy a llamar para decirle. Para que sepa, yo por la mañana voy a hacer un escándalo en Twitter con esto sin mencionarlo a usted (...).

uribe


Cómo se enteró Uribe de que los teléfonos de sus interlocutores estaban interceptados es uno de los temas que la Corte ordena investigar, pues lo que podría indicar es que desde la Fiscalía, concretamente desde el CTI (en ese momento, dirigido por Julián Quintana), se filtró información que tenía reserva legal.

Además la Corte cuestiona que llamadas claves nunca fueron grabadas por supuestos problemas técnicos en la Plataforma Esperanza, lo que evitó que se conocieran detalles fundamentales en la investigación. Por ejemplo, sin razón aparente, el sistema no grabó las llamadas que le hizo el ganadero Villegas Uribe al padre de Monsalve, precisamente después de terminar una declaración en la Corte Suprema. La Corte, incluso, dice que Villegas "controla los movimientos de la familia Monsalve" y que] "los insta a declarar en el momento y los términos" que él define.

Precisamente la Corte Suprema ordenó escuchar las llamadas que hacía Óscar Antonio Monsalve Correa, padre de Juan Guillermo Monsalve, para establecer quién realmente estaba presionando a su familia. Oscar Antinio Monsalve Correa desmintió a su hijo Juan Guillermo Monsalve en la acusación contra Álvaro Uribe y señaló que Iván Cepeda habría ofrecido dinero por su testimonio

Así fue como encontró que Óscar Antonio Monsalve Correa se estaba negando a ir a las citaciones de la Corte diciendo que estaba en Supía, a pesar de que realmente se encontraba en Bogotá. En esas llamadas, según la Corte, se determinó que a Óscar Monsalve

Paraco


"la diligencia en la Corte lo tenía nervioso, incómodo y disgustado con Juan Guillermo, su hijo, pues al parecer había personas muy interesadas en su declaración".


Paramilitar


Según una llamada interceptada por la Corte, quedó en evidencia que Óscar Antonio Monsalve Correa no podía confirmar lo que había dicho su hijo Juan Guillermo Monsalve contra los Uribe Vélez "porque se metía en líos".

Óscar Antonio Monsalve - Padre: Oiga, ¿a ud. dejaron de guevoniarlo con esa maricada que llamaban aquí parejo, dejaron de pendejiar o qué?
Óscar Hijo - Hermano Juan Guillermo: No. No, pues conmigo nunca han hablado, por qué.
Óscar Antonio Monsalve - Padre: Pues a mí me llamaron. Me llamaron dos veces lo que hace que estoy aquí.
Óscar Hijo - Hermano Juan Guillermo: ¿Qué le han dicho?
Óscar Antonio Monsalve - Padre: Yo digo que vivo en Supía, como siempre, como les dije yo la primera vez que me llamaron, entonces dizque me necesitan para una diligencia en la Corte Suprema de Justicia. (...)
(...)
Óscar Hijo - Hermano Juan Guillermo: Y usted estando esta semana allá, por qué no le dijo a ese guevón que lo están llamando pa' eso.
Óscar Antonio Monsalve - Padre: Es que yo no quiero hablar con él sobre esas maricadas, porque el domingo me dijo que vea, que yo había estrellado a Cepeda y a él (...) que porque ese señor lo había demandado (...) entonces le dije yo, donde yo me ponga a meter hijueputas mentiras allá como las que me preguntaba él, entonces qué, a dónde estuviera yo sin un hijueputa peso y sin quien me ayudara a mí a salir de ninguna parte y llevarme nada a mí, cómo estuviera yo de enredado. (...) Entonces me dijo que esa declaración mía no servía, y le dije, lo uno sí le sirve y lo otro, bórreme de ahí también. Y así le dije y si me toca volver a decir la misma cosa, vuelto y digo la misma cosa, así este no me vuelva a hablar, porque el domingo formal, lo único que me dijo malo fue eso, pero no me lo dijo bravo.
Óscar Antonio Monsalve - Padre: A mí sinceramente no me gusta ir porque no hace sino hijueputear a la familia".

Como el día que Óscar Monsalve fue a declarar ante la Corte, finalmente por videoconferencia, recibió más de 10 llamadas en un periodo de 20 minutos, el alto tribunal se interesó por averiguar quién era la persona que lo estaba buscando con tanta insistencia.

Tras salir de la diligencia hubo una conversación de 12 minutos con la persona que lo estaba llamando pero, dice la Corte, "paradójicamente (de manera extraña) el sistema no grabó ese día las comunicaciones de los abonados telefónicos que recibieron llamadas de ese número".

Uribe y el cartel de los testigos
asesino
corrupcion


Al averiguar a quién pertenecía ese teléfono, la Corte encontró que era de Juan Guillermo Villegas Uribe -el amigo del expresidente Álvaro Uribe- quien "con tanta insistencia quería comunicarse con Óscar Monsalve Correa luego de cumplir su cita con la Corte para rendir declaración".

Lo que sí pudo conseguir el alto tribunal en las llamadas fue una que recibió Laura Monsalve (hija de Óscar Antonio Monsalve) de su hermano Óscar Hernán Monsalve hemano de Juan Guillermo Monsalve, quien la llamó cuando ella estaba acompañando a su papá en el testimonio que estaba rindiendo en la Corte. Cuando la joven atendió la llamada, dice el alto tribunal, estaba llorando y sumamente angustiada y comenzó a contarle lo que estaba pasando en la diligencia.

Colombia


Laura Monsalve: Bueno, otro, que si a nosotros nos han llegado amenazas. Entonces mi papá dijo que en ningún momento.
Óscar Hernán Monsalve: Pero venga pues Laurita, primero que todo cálmese, deje e llorar pues, porque se escucha muy feito así. Ahora si sígame contando pero cálmese (...) No va a pasar nada.
Laura Monsalve: Es que me da mucha rabia ver a mi papá en estas.
Óscar Hernán Monsalve: No, no, pero cuente bien las cosas.
(...)
Óscar Hernán Monsalve: Yo les dije a ud Laura y a mi papá que se quedaran callados, si les llegaban a preguntar alguna cosa que se quedaran callados.
Laura Monsalve: Pero es que mi papá es un testigo clave, Óscar. Mi papá no se puede quedar callado (...) Mi papá tiene que responder lo que le pregunten, no ve que entonces se embala (...) un testigo clave, es que mi papá vio todo lo que Juan está diciendo, si es que mi papá era el encargado de la finca. Si mi papá se queda callado es peor.

uribe


Luego los investigadores lograron interceptaron una llamada entre Juan Guillermo Villegas Uribe y Óscar Hernan Monsalve Pineda, el hijo de Óscar Monsalve (quien había declarado en la Corte) y hermano de Juan Guillermo Monsalve (quien había declarado contra los Uribe). En esa llamada Juan Guilermo Villegas le dice que lo van a llamar a declarar ante la Corte y que tiene que decir lo mismo que su padre.

Paraco


Juan Guillermo Villegas Uribe: Marica y ud por qué no me llama, hombre. ¿Por qué no me llamaste? (...) Venga lo van a llamar unos investigadores, pero pues la cosa es bien, sí me entiende, no hay ningún problema, todo está organizado.
Óscar Hernán Monsalve: ¿Otra vez con eso?
Juan Guillermo Villegas Uribe: Cuál vez, si nunca lo han hecho.
Óscar Hernán Monsalve: Comienzo a estresarme de una vez.
Juan Guillermo Villegas Uribe: No, no, no. Es decir, lo mismo, lo mismo que hemos dicho, lo mismo que se ha dicho. Pero entonces lo van a llamar. Entonces lo que usted tiene que decir es que ud sí viene y declara y que pues... aquí en Medellín y con su abogado, eso es la misma cosa.
Óscar Hernán Monsalve: Pero quién, o qué.
Juan Guillermo Villegas Uribe; No, nada. Lo mismo, lo mismo. La misma cosa que estamos hablando hace unos 3 ó 4 años. Lo mismoa pa' ayudarme a mí. Absolutamente más nada.
(...)
Juan Guillermo Villegas Uribe: Es mejor yo avisarles pa' que no se asusten. Es que no te asustes que no es nada, es como declara tu papá, es la misma cosa que declara tu papá (...) hombre, que si las reses? Eso es mentira señora, ahí no se han robado. (...) Esté tranquilo pues que no es ningún problema, y aquí se prepara todo y manejamos todo.

Paramilitar


Según el alto tribunal, en esa llamada queda claro que Villegas controlaba los movimientos de la familia Monsalve, y les dice que deben negar el hurto de ganado que sucedió en la finca de los Uribe Vélez, Guacharacas, hecho que sí había sido declarado por Juan Guillermo Monsalve, quien dijo que ese robo de 600 reses llevó supuestamente a la conformación del Bloque Metro en esa propiedad.

El caso termina siendo muy similar al montaje contra el exmagistrado auxiliar de la Corte Suprema Iván Velásquez, quien era el investigador estrella de la 'parapolítica'. En el 2007 el Gobierno de Álvaro Uribe denunció que había recibido versiones de un ex 'para', alias Tasmania, quien señalaba que Velásquez le había ofrecido beneficios para relacionar a Álvaro Uribe con una masacre perpetrada por los 'paras'.

Uribe y el cartel de los testigos

asesino

0 comentarios - Uribe y el cartel de los testigos

Los comentarios se encuentran cerrados