epelpad

Ciudad Universitaria: robos y hechos de violencia de los que

Ciudad Universitaria: robos y hechos de violencia de los que no zafó ni un premio Nobel

Ciudad Universitaria: robos y hechos de violencia de los que

Un premio Nobel estadounidense vino a la Argentina para recibir un doctorado honoris causa en la UBA. Pero como si se tratara de una asignatura pendiente, primero sufrió en carne propia la violencia de un asalto de motochorros en plena Ciudad Universitaria.

Michael Rosbash igualmente cumplió con su agenda y recibió un doctorado honoris causa en la UBA.

ciudad

La víctima fue el doctor Michael Rosbash (74), el último premio Nobel en Medicina, que este jueves visitó la Facultad de Ciencias Exactas ubicada dentro del predio que la Universidad de Buenos Aires posee en Belgrano. No obstante, las autoridades de la facultad hicieron trascender que la comunidad académica “convive diariamente con robos, hurtos y otras situaciones de violencia”.

Según informaron fuentes de la facultad, Rosbash había ido hasta allí junto al profesor y licenciado en Ciencias Biológicas Omar Coso (56), que estacionó su auto frente al Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias, alrededor de las 13.30. Ese edificio está ubicado a unos 100 metros de la entrada al predio sobre la avenida Intendente Güiraldes.

Cuando Rosbash y Coso bajaron, se encontraron con tres asaltantes que llegaron en dos motos. Uno de los ladrones los apuntó con un arma y les exigió sus pertenencias. Las víctimas les dieron todo lo que llevaban encima, incluidas las llaves del auto.

Pero en el apuro, ni con las llaves pudieron abrir el coche de Coso y por eso, uno de los ladrones decidió romper la luneta del auto para llevarse dos computadoras que había adentro. Una pertenecía a Rosbash. Además, escaparon con los documentos, incluido su pasaporte.

La comunidad universitaria reclama mayor seguridad dentro del predio. (Juan Manuel Foglia)

violencia

El científico estadounidense había llegado al país el miércoles para brindar una conferencia en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, donde además le iban a entregar el título de doctor honoris causa. A pesar del mal momento, Rosbash igualmente cumplió con la disertación y fue homenajeado. El decano de la Facultad, Juan Carlos Reboreda, le entregó el reconocimiento.

En octubre del año pasado, el genetista fue distinguido con el premio Nobel de Medicina o Fisiología junto a sus colegas norteamericanos Jeffrey C. Hall y Michael W. Young. Los tres investigadores descubrieron los mecanismos moleculares que controlan lo que se conoce como “ritmo circadiano”, el “reloj biológico interno” por el que plantas, animales y humanos se adaptan a las rotaciones de la Tierra. De eso se trató su exposición. Casualmente, días antes de recibir el Nobel el científico había visitado el país.

Rosbash hizo la denuncia policial y, a la vez, realizó los trámites en la Embajada de Estados Unidos por el robo del pasaporte. Según informó Télam, el científico podrá viajar de regreso a su país este viernes, como tenía previsto.

En un comunicado, la Facultad de Ciencias Exactas resaltó que “si bien este hecho puede cobrar dimensión destacada debido a que uno de los afectados es una figura científica de la máxima jerarquía internacional”, en Ciudad Universitaria sufren “diariamente robos, hurtos y otras situaciones de violencia”.

Dentro del predio hay seguridad privada y presencia de la Policía de la Ciudad. (Juan Manuel Foglia).

premio

En ese sentido, señalaron que desde hace años denuncian ante el Rectorado de la UBA -del que depende el campus- y el Gobierno porteño la “situación de desidia y abandono que sufre el predio”.

Según pudo saber Clarín, dentro del predio hay seguridad privada y presencia de la Policía de la Ciudad. Pero según fuentes de la facultad, “no alcanza” para evitar los hechos de inseguridad, incluidos los cometidos por los motochorros.

Los robos a estudiantes o profesores que concurren a Ciudad Universitaria no son nuevos. De hecho, en 2012 choferes de cinco líneas de colectivos amenazaron con dejar de entrar al predio por los asaltos que sufrían en la zona. Pero hasta hoy, quienes estudian allí denuncian que los robos siguen ocurriendo, sobre todo de noche.

En 2014, según reflejó este diario, la situación continuaba y se anunció un plan de infraestructura para mejorar la iluminación, vialidad y accesos. Pero el problema de la inseguridad parece irresuelto. Y en 2015, la muerte de Mariano Nicolás Solá (18) conmocionó a la comunidad de Ciudad Universitaria. El chico apareció sin vida en la zona del Pabellón I. Volvía de una fiesta electrónica.

El campus de la UBA está ubicado entre la autopista Illia y el Río de la Plata. De acuerdo a fuentes de la Facultad, esta particularidad lo “aísla” del resto de la Ciudad y se convierte en una zona propicia para los asaltos y las rápidas huidas.

0 comentarios - Ciudad Universitaria: robos y hechos de violencia de los que