epespad

Qué bonita vecindá

Qué bonita vecindá

Jueves, 19 de noviembre de 2009


EXPERIENCIAS CULTURALES, TECNICAS Y ARTISTICAS EN EL MUNDO DEL SOFTWARE
Qué bonita vecindá


musica
Por Luis Paz

La Vecindá es el espacio que comparten los realizadores del programa FMP3 (La Tribu), su hogar, covacha, bunker y oficina de producción. Y ellos son una comunidad de “comunicadores musicófilos no tecnófobos” que dan vuelta la realidad de las redes sociales, cambiando el contacto virtual por el real, en una intervención romántica que en FDF tendrá forma de merienda compartida bajo el nombre “Té extraño: tecitos, tortitas y un contacto sin muros de Facebook de por medio”, pero igualmente sin palabras. ¿Cómo, cómo, cómo? “Invitamos a la gente a que venga a compartir un lenguaje (el de la música), pero dejando las palabras de lado (aunque estamos en radio), y nos dimos cuenta de que en el patio de La Tribu se generaba una suerte de red de gente compartiendo tés y tortas con un idioma que tiene que ver con la energía” más que con los emoticones y los comments, explica Zuca.
–¿No es un poco mística la propuesta?

–En Facebook o en el Messenger supuestamente “conocés” a mucha gente, pero en realidad estás solo en tu casa frente a la PC. Hace falta retomar ese espacio donde poder tocar, mirar a los ojos, abrazar, escuchar canciones.
–OK, va de nuevo: ¿no es un poco analógica para el Fábrica de Fallas?

–Fábrica de Fallas es un festival de cultura libre al que no le basta con sólo presentar las discusiones que se plantean sobre derechos de autor y quiénes son los dueños de la cultura. Nosotros, desde el programa y el taller, damos espacio para pensar esas cosas con ayuda de la música.
–¿Música comprada por vías originales?

–Cada vez que bajamos un disco podríamos ir presos. Somos delincuentes e igual lo hacemos. Bajar discos es manifestarse políticamente, es compartir cultura, uno de los pocos hábitos que nos dejaron. A veces nos olvidamos de que se pueden compartir cosas y todo queda en el “te lo pago” o el “¿cuánto es?”. No todo es negocio. Nos hicieron creer que el tiempo es dinero. Y es una frase linda. La cagada es que pasó a ser una verdad absoluta.


Fuente: Pagina 12

2 comentarios - Qué bonita vecindá

ikiban
Mentiras, la "vecindá" es la del chavo del 8 nada más