epelpad

Gobierno de Costa Rica (EE.UU) arremete contra Nicaragua

Gobierno de Costa Rica (EE.UU) arremete contra Nicaragua



La militarización de la frontera por parte de ambos países es el mayor obstáculo para reanudar el diálogo. El cruce de acusaciones entre Nicaragua y Costa Rica comenzó en julio pasado cuando empresas nicaragüenses iniciaron labores de dragado en el fronterizo río San Juan, pero se agudizó durante las últimas semanas de octubre. Los afluentes de este río aportan una gran cantidad de sedimentos al San Juan, lo que perjudica la navegación del lado nicaragüense. La limpieza del río y el proyecto de construir una represa hidroeléctrica para aprovechar las cualidades de uno de las cuencas más caudalosas de Centroamérica fueron los motivos por los cuáles Managua comenzó las excavaciones en el fondo.

Gobierno de Costa Rica (EE.UU) arremete contra Nicaragua

Costa Rica

Sin embargo, el gobierno costarricense acusó a Nicaragua de provocar un impacto ambiental negativo al depositar los sedimentos en la isla Calero, que pertenece a Costa Rica y en la que se encuentra una reserva natural protegida. Además, varios medios de ambos países aseguraron que Managua envió tropas a la frontera y que algunas la cruzaron para presionar al gobierno costarricense de la presidente Laura Chinchilla, aliada de Estados Unidos. Pero, al día siguiente de que Costa Rica protestara formalmente ante el embajador de Nicaragua, el gobierno de Chinchilla desplegó unos 150 policías con uniformes de camuflaje, cascos de guerra, fusiles M-16 y ametralladoras M-60 en la zona limítrofe donde Nicaragua realizaba el dragado.

Por su parte, Costa Rica está utilizando una doble estrategia con Nicaragua. Por un lado, envía policías fuertemente armados para protegerse de las supuestas violaciones territoriales nicaragüenses dirigidas por el ex comandante guerrillero Edén Pastora, compañero revolucionario del presidente nicaragüense Daniel Ortega, de acuerdo con un informe publicado por el diario La Prensa de Nicaragua. Por otro lado suavizó su posición diplomática al reconocer oficialmente el derecho de Managua a realizar esos trabajos, pero mantiene la exigencia de que debe ser informada para evitar el deterioro medioambiental.

Luego de un día y medio de negociaciones frustradas en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington, los negociadores de ambos países acordaron que el titular del organismo, el chileno José Miguel Insulza, visite San José y Managua este fin de semana que pasó para escuchar las posturas de los presidentes. Pero, recién este martes 9 de noviembre la OEA va a abrir una sesión extraordinaria, en la que analizará las posturas, luego del viaje de Insulza. Esto significa un giro en la postura de Nicaragua, ya que desde el comienzo había rechazado la mediación del organismo, mostrándose en cambio a favor de llevar el caso al Tribunal de La Haya.

Costa Rica, a su turno, exige que Nicaragua retire sus tropas del territorio costarricense, hecho que Managua niega que se haya producido, argumentando que los soldados se encuentran en su país resguardando la zona del tráfico de drogas. Hay que recordar que en 1821, luego de la independencia de ambos países, el río San Juan se convirtió en una ruta codiciada, dado que su caudal conduce desde el interior del continente hacia el Mar Caribe. Sin embargo, más allá de este nuevo diferendo, la navegabilidad y la soberanía del río San Juan pertenece a Nicaragua. En julio del año pasado, el Tribunal de La Haya falló a favor de Managua por el conflicto fronterizo, pero habilitó a Costa Rica a navegar sólo los afluentes con fines comerciales, mientras que el San Juan lo puede recorrer bajo el permiso otorgado por Nicaragua.

El presidente Ortega, opuesto a la política de Estados Unidos, advirtió que si Costa Rica vuelve a demandar a Managua en el Tribunal Internacional por los trabajos que realiza en el Río San Juan, perderá su tiempo, “porque ese territorio es de Nicaragua”. La militarización de la frontera puede llegar a ser peligrosa para el diálogo entre ambos gobiernos, ya que esa es la base del entendimiento para resolver el conflicto. La escalada de tensiones o la presentación judicial sólo agravaría la situación porque el río está bajo la soberanía nicaragüense. Aunque, es probable que el dragado se esté realizando de manera irresponsable por la empresa habilitada por Managua, lo que convierte a la protesta costarricense en legítima.

Lo que en verdad hay que preguntarse es qué hay detrás de este nuevo conflicto regional. A los ojos de la historia de las relaciones entre ambos países, esta contienda es un hecho menor, por eso llama la atención la movilización de fuerzas armadas y las duras acusaciones a alto nivel. En tanto, Ortega está alineado al ALBA, la alianza bolivariana que encabeza el presidente de Venezuela Hugo Chávez. Esta postura nicaragüense convierte a este país en rival de los gobiernos pronorteamericanos de Costa Rica, Colombia y el gobierno de Honduras, que es heredero del golpe apoyado por Washington en junio del año pasado. Sin embargo, Costa Rica estaría abandonando su histórica postura neutral, que fue una característica adoptada por este país en 1948 cuando también implementó la medida de disolver al ejército. Pero, desde que la presidenta Chinchilla alcanzara poder, Costa Rica firmó con Washington la presencia de miles de marines y de patrullas costeras, conformadas por barcos, aviones y helicópteros, con la excusa de combatir al narcotráfico.

De esta manera, es fácil concluir que a la llegada de gobiernos afines con Estados Unidos, se suma a la presencia militar norteamericana, lo que constituye un cerco para Nicaragua, que ya fue asediado en la década del 80 por guerrillas armadas por Estados Unidos. Además, no es casual que el conflicto por el río San Juan surja en este momento cuando el Tribunal Penal Internacional (TPI) está analizando un conflicto fronterizo marítimo entre Nicaragua y Colombia, que lleva más de una década. Tanto Costa Rica como Honduras solicitaron al TPI que los incluyera como parte en el conflicto bilateral, cuyas declaraciones favorecerán probablemente a Colombia. Sin embargo, Ortega saca provecho de estos conflictos internacionales para lograr una mejor posición en las elecciones presidenciales del 2011, luego de que la Corte Suprema nicaragüense lo habilitara a presentarse para un nuevo mandato.

Pero, aunque exista una estrategia geopolítica en contra de Nicaragua y del ALBA, ya que el gobierno de Honduras derrocado pertenecía a esta alianza, Managua tiene una gran responsabilidad en cuidar el medioambiente propio y ajeno. Por su lado, Nicaragua tiene el derecho de dragar el río para retirar los sedimentos que aportan los afluentes desde el vecino del sur y además de construir una represa hidroeléctrica, pero Costa Rica posee una riqueza natural y una biodiversidad única que se encuentra protegida y cualquier trabajo o construcción sobre el San Juan puede afectarla, por lo que Nicaragua debería antes evaluar el impacto.

Asimismo, ambos países deberían dejar de lado el discurso confrontativo y reflotar la comisión bilateral que ha funcionado eficazmente en diferencias limítrofes ocurridas en épocas anteriores. O bien, en caso de que la mediación de la OEA del próximo fin de semana no dirima la controversia, se puede presentar conjuntamente el diferendo al Tribunal de La Haya en lugar de hacerlo por separado, ya que eso puede estirar más los tiempos y por lo tanto se profundizarían los roces. Para como de males, el conflicto encuentra a toda la región sin la posible intención mediadora del Unasur, cuya conducción ha quedado provisoriamente vacante tras el fallecimiento de Néstor Kirchner.

(Fuente: Análisis del Lic. Maximiano Sbarbi Osuna para Observador Global.com)

6 comentarios - Gobierno de Costa Rica (EE.UU) arremete contra Nicaragua

cuervocr +1
el gobierno de Chinchilla desplegó unos 150 policías con uniformes de camuflaje, cascos de guerra, fusiles M-16 y ametralladoras M-60 en la zona limítrofe donde Nicaragua realizaba el dragado.

mira amigo estas armas son de las fuersas policiales de elite de costa rica creadas para combatir el narco trafico. a si q mientras estas fuerzas policiales estan tratando de custodiar asta donde se pueda la isla calero q pertenece a costa rica y fue violada por fuerzas militares de nicaragua y reclamandola como suya
leonardo1983
Lamentablemente Nicaragua nos invade y nos trata de robar una parte de nuestro territorio, es como le paso a Cuba con Guantanamo,esto no es cuestión de EEUU que ha estado por dicha lejos y al margen del conflicto, lo que me gustaría es que todos supieran lo que los Nicas nos hacen vivir día a día en mi país, el hecho de que Ortega haya sacado a un dictador (en realidad fue fidel) no quiere decir que sea "revolucionario" y que haya que apoyarlo siempre, no, la izquierda debe ser lógica y practica y si alguien hace algo mal hay que decirle, no apoyarlo, ademas, Ortega le dio asilo político a Pablo Escobar, y ahora nos invade, NADIE SABE LO QUE HACEN LOS NICAS EN MIO PAÍS DÍA A DÍA.
valens2404
Nicaragua no invade a nadie, somos un pais demasiado pobre (devastado por la naturaleza desde hace 60 años) para instar algun conflicto... tenemos problemas mayores que resolver, nuestro presidente es un inepto y eso es verdad publica, que desgraciadamente tenemos que aceptar con resignación, dependemos de Venezuela, Cuba y Rusia en muchos aspectos socio-economicos... pero aun asi tratamos de trabajar dia a dia, si supieran muchos que los nicaragüenses que emigran a Costa Rica lo hacen en busqueda de mejor vida... es decir, son buena parte de la mano de obra barata que mueve su pais
BlackDragonCR -5
callate hdp venezolano anda a llamar yankee a tu madre
macggiber +1
El problema de Nicaragua es Daniel Ortega, se la pasa peleando con sus vecinos como Costa Rica y Honduras, y como si fuera poco hasta con Colombia, pobres los Nicaragüenses con ese retrasado que tienen como presidente...