epespad

7 preguntas filosoficas

7 preguntas filosoficas



Preguntas
La filosofía va a donde la ciencia no puede, o no quiere. Los filósofos tienen una licencia para especularlo todo, desde la metafísica a la moral, y esto significa que pueden arrojar luz sobre algunas cuestiones básicas de la existencia. ¿La mala noticia? Las respuestas a las siguientes preguntas solo podrán ser eso: especulaciones, y la ciencia no ha podido –hasta ahora– proporcionarnos una respuesta que nos haga callar a todos. Hablemos de los 7 misterios de la filosofía que es posible que nunca resolvemos.
Verdad

1. ¿Por qué hay algo donde no debería haber nada?
Muerte
Vivimos en un universo en el que existen tanto galaxias espirales como la aureola bolear; pero ¿por qué nuestro universo está formado por estos objetos y no por otros, por unas leyes y no por otras? Sean Carroll dice:


Nada acerca de la física moderna explica por qué tenemos estas leyes en lugar de algunas leyes totalmente diferentes, aunque los físicos hablan a veces de esa manera –un error que podría evitarse si tomaran a los filósofos más en serio–.


La explicación más aceptada por los filósofos que tenemos hasta el momento es el principio antrópico, la idea que nuestro universo en peculiar aparece tal y como es porque nosotros lo observamos de tal manera.
misterio

2. ¿Es nuestro mundo un mundo real?
Esta es la clásica pregunta cartesiana y la idea que encontramos en la famosa película Matrix. Se pregunta, en esencia, ¿cómo sabemos que lo que vemos a nuestro alrededor es verdadero y no una gran ilusión perpetuada por una fuerza invisible? –teoría a la que René Descartes se refería como la hipótesis delespíritu maligno–.
libertad
Recientemente, la cuestión se ha reformulado como el cerebro en una cubeta, o el argumento de la simulación. Según esta interpretación somos el producto de una simulación elaborada. Una pregunta más profunda que preguntar, por lo tanto es, si la civilización que nos provoca la simulación también se encuentra dentro de una simulación.
Por otra parte, es posible que ni siquiera nuestros pensamientos sean nuestros. Si se asume que las personas que dirigen la simulación también están tomando parte en ella, nuestras verdaderas identidades pueden ser suprimidas temporalmente, para realzar el carácter real de la experiencia. Este enigma filosófico también nos obliga a volver a evaluar lo que entendemos por real.
realidad

3. La existencia de Dios
En pocas palabras, no podemos saber si Dios existe o no. Tanto los ateos como los creyentes están equivocados proclamando sus conclusiones definitivas, y los únicos que tienen razón son los agnósticos, reconociendo los problemas epistemológicos implicados y las limitaciones de la investigación humana. No sabemos lo suficiente sobre el funcionamiento interno del universo para hacer cualquier tipo de gran afirmación sobre la naturaleza de la realidad y si hay o no un Gran Diseñador en algún lugar en el fondo.
Explicacion
Muchas personas se remiten al naturalismo —la sugerencia de que el universo funciona de acuerdo con procesos autónomos–, pero esto no excluye la existencia de un gran diseñador que puso todo el asunto en marcha. Y como mencionamos anteriormente, es posible vivir en una simulación donde los dioses sean los hackers que controlan todas las variables. O tal vez los gnósticos tengan razón también y existen seres poderosos en una realidad más profunda de la que nosotros no tenemos conocimiento.
moral

4. ¿Hay vida después de la muerte?
Dado que no podemos preguntarles a los muertos si hay algo al otro lado, nos queda adivinar qué es lo que sucede a continuación. Los materialistas suponen que no hay vida después de la muerte, pero es sólo eso: una suposición que no necesariamente puede ser probada.
vida
Mirando más de cerca a las maquinaciones del universo, ya sea a través de una lente de Newton o Einstein, o por el filtro espeluznante de la mecánica cuántica, no hay razón para creer que sólo tenemos una oportunidad en esta cosa llamada vida. Es una cuestión de la metafísica y de la posibilidad de que el cosmos sigue determinados ciclos y se filtra de tal manera que las vidas son recicladas infinitamente. Esto es algo muy especulativo, pero al igual que el asunto de la existencia de Dios, la ciencia aún no puede hacerle frente, dejando la respuesta en manos de los filósofos.
Dios

5. ¿Podemos ser objetivos?
Hay una gran diferencia entre intentar comprender el mundo de manera objetiva y experimentarlo a través de un marco exclusivamente objetivo. Esto es esencialmente el problema: la idea de que nuestro entorno sólo se puede observar a través del filtro de nuestros sentidos y de las cavilaciones de nuestras mentes. Todo lo que sabes, todo lo que has tocado, visto y olido, se ha filtrado a través de tus propios procesos fisiológicos y cognitivos. Posteriormente, tu experiencia subjetiva del mundo es única.
7 preguntas filosoficas
El clásico ejemplo de este dilema es la apreciación subjetiva del rojo: la percepción del color puede variar de persona a persona. La única manera en la que uno podría saber es si todo el mundo percibe los colores de la misma forma es si pudiésemos observarlos desde el punto de vista de otra persona y compararlo, pero es imposible hacer eso.
Preguntas

6. ¿Cuál es el mejor sistema moral?
En esencia, nunca vamos a ser totalmente capases de diferenciar el bien del mal. En un momento dado de la historia, sin embargo, los filósofos, los teólogos y los políticos afirman haber descubierto la mejor forma de evaluar las acciones humanas y establecer el código más justos de conducta. Pero nunca es tan fácil. La vida es demasiado desordenada y complicada para que haya algo como una moral universal o una ética absoluta.
Verdad
La regla de oro normalmente es: se debe tratar a los demás como te gustaría que te tratasen a ti, pero se dejan fuera asuntos importantes como por ejemplo qué hacer con los criminales. Por otra parte, es una regla muy simplificada que no hace provisión para escenarios más complejos: ¿Es moral sacrificar a pocos para salvar muchos? o ¿Quién tiene más valor: un bebé humano o un gran simio en plena madurez?.
A medida que los neurocientíficos han demostrado, la moral no es sólo una cosa ligada a la cultura, es también una parte de nuestra psicología. Sumando, sólo podemos decir que la moral es normativa –la familia, la sociedad, la religión o incluso nuestros amigos nos dicen lo que está bien y lo que está mal y de ese conocimiento nosotros juzgamos si estamos de acuerdo o no. Aparte de esto, nuestro sentido del bien y el mal va a cambiar con el tiempo y no permanece constante.
Muerte

7. La libertad y el libre albedrío
El dilema del determinismo, o el hecho de que no sabemos si nuestras acciones son controladas por una cadena causal de eventos anteriores –o por alguna otra influencia externa– o si somos verdaderamente los agentes libres de tomar decisiones de nuestra propia voluntad. ¿Todo pasa por una razón o somos la razón de que todo pase?
misterio
Los filósofos han estado debatiendo este desde hace milenios, pero sin ninguna conclusión definitiva. Si nuestra toma de decisiones se ve influida por una cadena sin fin de la causalidades, entonces el determinismo es verdadero y no tenemos libre albedrío. Pero si ocurre al contrario –indeterminismo– entonces nuestras acciones son al azar. Existe una tercera teoría: el compatibilismo –la idea de que el libre albedrío es compatible con vista determinista del universo–; pero si nuestras decisiones libres al final parece que sean parte de un plan maestro no podemos hablar de libertad, sino de manipulación.
Estas son preguntas que la mayoría de la gente se las hace en determinados momentos de la vida. Es posible que nunca lleguemos a las conclusiones definitivas, por lo menos no en esta vida. No son simples preguntas, son las ideas fundamentales de cualquier sistema político y social, aunque no se llegue a comunicarse públicamente. A algunas personas estos dilemas les pueden llegar a provocar desde curiosidad hasta inquietudes pero debemos ser conscientes de que en varias ocasiones han determinado guerras.
libertad





















 

0 comentarios - 7 preguntas filosoficas