epelpad

La ausencia de ideología


La ausencia de ideología

Si algo caracteriza a esta humanidad líquida de Bauman, es la desaparición acelerada de lo que se conocía como ideología política.
Así como los valores morales absolutos tienden a una relatividad difusa conforme aumenta la población y el hacinamiento, y las personas ingresan a una ignorancia profunda acerca del sentido de las normas y su dependencia de ellas, la política va desapareciendo en su contenido para transformarse en otra cáscara vacía publicitaria.
El mismo cartón pintado de los escaparates, con sonrisas blancas y perfectas de implante dental.
Los gobiernos no promueven modelos de producción o de convivencia, mucho menos alternativas de consumo.
Todos parecen haberse rendido ante la vorágine del consumo ansioso e insustentable y sólo atinan a proponer liderazgos superficiales sobre estructuras inamovibles.
En la Argentina, por caso, el partido gobernante llega al poder conquistando la voluntad electiva del pueblo mediante consignas publicitarias carentes de contenido.
Difusas expresiones de deseo acerca de "cambio", "integración con el mundo", combate a la corrupción y la eliminación de la pobreza sin plazo ni método.
De ningún modo la propuesta acerca de un modo de producir y repartir, de la función del Estado, de los precios y de los salarios.
Eso era sorpresa, como se le brindan las cosas a los niños que no serían capaces de comprender y elegir.
Hoy se conocen declaraciones del dirigente PRO Federico Salvai, actualmente Jefe de Gabinete de Ministros de la Provincia de Buenos Aires, un muchacho de cuarenta años, fiel representante de esta nueva tendencia de ausencia de política.
Para estos nuevos políticos, todo es práctica. No hay principios ni programas. Es ensayo error y dejar que el azar acomode todo.
Y su concepción más terminante de la política es la presencia de personas frente a él.
El funcionario declaró:
"Mientras exista la expresidenta Cristina Fernández en la discusión política, vamos a seguir teniendo una sociedad fragmentada.", aludiendo, como es ya inevitable, al cliché publicitario de "la grieta".
Es decir, para estos sujetos el problema no es qué se produce, qué se consume, qué se exporta, cómo se reparte, qué se gasta, cuánto se debe, cómo se garpa, qué hace el Estado y cómo se controla la codicia de los privados.
El problema es la existencia de una persona.
Como si Cristina Fernandez o Néstor Kirchner no hubiesen gobernado y su política en todos esos campos no hubiese sido precisamente opuesta a lo que están haciendo ellos.
Está muy claro que si uno le va a aumentar el 1.000% la luz a alguien o si va a permitir que las empresas le aumenten los precios de los alimentos, ocupándose como funcionario de evitar que su salario se incremente del mismo modo para compensar, lo mejor no es decirle que está sucediendo eso sino otras cosas.
No es que las empresas ahora ganan mucho más a costa de reducir los salarios por vía indirecta, es que antes había una fantasía y esta es la realidad.
El sinceramiento que nos saca guita del bolsillo y se la dá al rico.
Y la fantasía de antes es que uno ganaba más y hacía lo que Henry Ford dijo que iba uno a hacer en 1914: comprar.
Eso era falso.
Bueno, está bien, nos quieren cobrar de más y nos mienten para que no chillemos. Si somos zonzos en creerlo y apoyarlos para ganar menos mientras ellos ganan más, pues es problema nuestro.
Ahora, algunos de estos se lo terminan creyendo realmente.
Por eso este muchacho nos dice que la cosa no se va a poner brava porque la mayoría se está volviendo más pobre y porque los más pobres tarde o temprano van a comenzar a afanar y matar.
No.
El problema sería que aún no se murió Cristina.
Cuando eso suceda, todos llegaríamos a la felicidad y correríamos felices por los campos agarraditos de las manos con vestiditos blancos respirando como el Tri Tri Shankar y gritando "¡sí, se puede!!!.
La política para los niños.

http://noticiaregistrada.com/2017/04/19/federico-salvai-mientras-este-cristina-en-la-discusion-politica-la-grieta-va-a-seguir/

Por Martín Alcala

5 comentarios - La ausencia de ideología

rodraddm +1
La grieta son los gorilas, ortivas de nacimiento! y también esos apologetas del negacionismo, esos agrietados que no creen en los ideologismos; apátridas y hedonistas, la peor bazofia liberal!
theseusos +4
igualmente este gobierno si tiene ideología, es neoliberal
Kunnar_Sell +2
Igual no adhiero en el punto que estos comuñes están desideologizados. Ellos presentan un discurso lavado, blandito, vacío, para esconder su desprecio por lo popular, su desconformidad por todo lo que sea nacional, sus aspiraciones europeizantes, su liberalismo económico y autoritarismo político. Están firmemente ideologizados y actúan en consonancia, pero nunca lo dicen "porque queda mal", y hablando de lo que piensan no pueden engañar a nadie.
Cupajuti -2
Otro que la tiene adentro y le duele.... pero denota un cierto placer en escribir acerca de ello.