epelpad

Denuncias de intentos de secuestros y la prensa


Denuncias de intentos de secuestros y la prensa. Fio Sargenti.

Brenda Struminger LA NACION 04 DE MAYO DE 2017
Crecen las denuncias en las redes por intentos de secuestro, pero para la Ciudad es "una campaña para generar paranoia"
Se multiplican las alertas en Twitter, Facebook y WhatsApp; el ministerio de Seguridad de la Ciudad dice que la mayoría son falsas. Una serie de denuncias de intentos de secuestro de mujeres alarma a los vecinos de diferentes barrios porteños y bonaerenses desde hace semanas. Mensajes de WhatsApp, Twitter y Facebook circulan con información sobre ataques en calles, avenidas y salidas de escuelas.
El ministerio de Seguridad de la Ciudad sostiene que se trata una campaña para sembrar "miedo y paranoia" por motivos políticos.
Laura Amarilla, becaria de la Universidad Nacional de las Artes (UNA), detectó estas denuncias en las últimas semanas. El jueves 27, poco antes de que se conociera que Araceli Fulles había sido asesinada, decidió empezar a relevarlas e hizo un llamado a través de sus redes sociales para que le mandaran información sobre intentos de secuestro.
"Primero fue una idea, no sabía que se iba a viralizar así". La contactaron muchas personas para ofrecerle colaboración. Luego, a raíz de la cantidad de información "poco certera y confusa" que le llegaba por mensajes directos, armó un formulario de Google para ordenar la base de datos que había creado. De esa forma, además, podría armar estadísticas automáticas.
"La idea es que las denuncias sean reales y que los denunciantes se hagan responsables al brindar los datos. Por eso, a las personas que me enviaban capturas de pantalla les pedí que les transmitieran el formulario a las víctimas, para ver si estaban interesadas en denunciar y/o para que hicieran la denuncia. Desde que arranqué desestimé 3 denuncias cuyos formularios estaban completos de manera errónea o burlona. Hoy hay 17 denuncias y sigo evaluando la información", informó.
"Suelo participar en las campañas impulsadas por colectivos feministas y estoy muy agradecida por tanta sororidad", dijo. "Hago esto porque creo que las mujeres necesitamos generar fuentes confiables para visibilizar las problemáticas sociales de una sociedad machista y patriarcal".
LA NACION contactó a doce usuarios que denunciaron intentos de secuestro en Palermo, Caballito, Almagro, Mataderos, Lugano, Quilmes y La Plata. De ellos, respondieron tres. Ninguno quiso extenderse sobre su caso. El resto no contestó.
Desde el gobierno de la Ciudad dicen que estos testimonios virtuales forman parte de "una campaña política" y que no tienen registros de denuncias formales de intentos de secuestro de menores y mujeres con fines de trata. Sí admitieron que existen casos de secuestros exprés, especialmente en áreas cercanas a la General Paz.


DIARIO REGISTRADO
Por Paula B. Giménez / Jueves 4 de mayo de 2017
Desde el Gobierno aseguran que el aumento de denuncias de trata es una "operación política"
Una nota del diario La Nación indica que, luego de un leve relevamiento de las denuncias que circulan por la web, lo que sucede no es más que paranoia generada por la oposición. Peligrosa lectura sobre la trata, los secuestros y las denuncias de las mujeres posiblemente violentadas.
Las denuncias por intento de secuestro aumentan día a día en las redes sociales y son muchos y muchas las periodistas que intentan cerciorar la información para no sumar paranoia pero tampoco desestimar las situaciones de violencia que pueden haber vivido las víctimas.
Si bien desde el Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata que depende del Ministerio de Justicia de la Nación afirman que las denuncias telefónicas aumentaron en el último mes, este diario también consultó con varias periodistas especializadas que afirman aún no encontrar la suficiente información para realizar una nota que alerte sobre secuestros de mujeres.
A partir de una nota de la periodista de La Nación, Brenda Struminger, en las redes comenzó a debatirse la veracidad de cada posteo o tuit que recorre la web y que avisa, algunas publicaciones hasta con patentes y color, qué autos son los que recorren la Ciudad a la búsqueda de jóvenes.

Según La Nación, y después de una breve investigación de varios casos, induce que, como las chicas en cuestión no quisieron hablar del tema o no pudieron comunicarse, mienten. Pero no sólo eso sino que el artículo apunta a que las denuncias crecen por parte de la oposición en una estratégica e inverosímil campaña para generar miedo.
Lo cierto es que el diario, que no buscó proteger a las posibles víctimas publicando en su artículo nombres, cuentas y fotos, habló sólo con el secretario de Seguridad de la Ciudad, Marcelo D'Alessandro para constatar su información.
El debate sobre si las víctimas mienten o no no es nuevo. Muchas de las denuncias que se realizan en comisarías son desestimadas por esa misma razón, a las chicas no les creen. Eso genera un efecto en cadena que lo único que logra es que no denuncien por miedo a ser maltratadas o que las traten de mentirosas.
Teniendo en cuenta que en Argentina muere una mujer cada 18 horas, desestimar denuncias de chicas en nombre de uno de los diarios más relevantes es peligroso pero señalarlas como operadoras políticas mucho más.
No sólo se pone en tela de juicio las palabras de la víctima sino que estos posibles hechos delictivos y violentos quedan manchados por una supuesta campaña incomprobable que hasta parece justificar la inacción por parte del Estado en cuestiones de trata de personas o violencia machista.
Vale destacar que a la hora de denunciar un intento de secuestro o una situación de violencia, el grueso de la comunidad tiene muy pocas herramientas y muy poca información para hacerlo. ¿Dónde se puede denunciar? La Policía no es el único lugar en donde una denuncia puede ser radicada, de hecho, si en el destacamento policial no quieren tomarla, hay otras vías incluso más efectivas.

- Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata (Reciben denuncias las 24 horas)
Teléfono: 145 o (011) 5300-4014 / 5300-4042
Twitter: https://twitter.com/OficinaRescate
Correo: [email protected]
Facebook: https://www.facebook.com/oficinaderescate

- Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres
Titular: Mariela Labozzetta
Dirección: Viamonte 1145 Piso 1 Dpto. B. CP: C1053ABW - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Teléfono: (54 -11) 4371-3407 / 6218 / 2658

- Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX)
Titular: Marcelo Colombo y María Alejandra Mángano
Dirección: Perú 545, 2º Piso (Código Postal 1068) – Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Teléfono: (54 -11) 3754-2921 / 2922
Urgencias (solo fiscalías): (54 -11) 4342-6927
Correo electrónico: [email protected]

- Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (DOVIC)
Titular: Malena Derdoy
Dirección: Tte. Gral. Juan Domingo Perón 671, ciudad de Buenos Aires (sede central y atención al público).
Teléfono: (54-11) 6089-9114 / 9135
Atención: lunes a viernes de 9:00 a 18:00 horas.
Sede: Tte. Gral. Juan Domingo Perón 2455, Piso 1 (con turno previo

La imagen que ilustra la foto en un mural con la cara de Marita Verón desaparecida el 3 de abril del 2002.



07 DE MAYO 2017 Minuto1
Evelyn Monío tiene 19 años y denuncia que un hombre no deja de perseguirla y acosarla con mensajes. La sigue y vigila: sabe todo lo que hace.
Los primeros mensajes llegaron el miércoles último por WhatsApp. Evelyn Monío, que tiene 19 años y vive en Villa Tesei, abrió su celular y se sorprendió por lo que le escribían desde un número desconocido. Después siguieron las llamadas. Y el acoso.
"Estoy afuera, hace frío, ¿no me abrís?", decía uno de los primeros mensajes que Evelyn recibió durante la noche del miércoles. No eran sólo mensajes: los intimidantes llamados también se multiplicaron durante la madrugada.
"Pensé que era una joda. Lo bloqueé. Pasó. No contento con eso el tipo me mandó mensajes de texto. Me llamó hasta cansarse", contó la joven en su cuenta de Facebook.
"Espero que esto no pase a mayores"
Pero no era una "joda" pasajera: con los días el acoso siguió. "No tengo ni idea quién puede ser porque nunca terminé mal una relación con nadie. Sé que se mueve en auto por lo que dice. Pero no hay forma de ubicarlo porque constantemente cambia de número", comentó durante una entrevista con minutouno.com.
Cuando estaba en la parada de un colectivo, Evelyn recibió un mensaje que la describía tal cual como estaba vestida. "Qué linda chaqueta verde", decía. Lo mismo pasó tras cruzarse en Morón con una amigo. ¿Quién es ese gil al que saludás?, le escribió.
"El último mensaje -continuó- que recibí fue el sábado a las 3 de la mañana. Había ido a lo de una amiga y me preguntó por qué había vuelto tan temprano".
Desde el número desconocido, incluso le llegaron a mandar hasta una foto de la puerta de su trabajo y le dieron la dirección correcta de su ex novio, con quien no está desde hace un año.
"El sábado ya no pude ir al trabajo. Espero que esto no pase a mayores y que sea la última vez que viva algo así", dijo. La joven hizo la denuncia en la comisaría número 2 de Villa Tesei.
"Por lo datos que da, me sigue desde hace tiempo. En la comisaría -agregó- me tomaron la denuncia y me dijeron que vaya a la Fiscalía número 3 de Morón, pero ahí no me la tomaron porque dijeron que sólo intervienen cuando ocurre un delito. Mañana (por este lunes) voy a ir con un abogado".




04/05/2017 Por COSECHA ROJA
¿Qué habrían contado si no volvía?
Cada vez más mujeres implementan sistemas para avisarse que llegaron bien cuando viajan de un lugar a otro. Emilia Ruiz de Olano contó en Twitter cómo su viaje en taxi en Caballito se convirtió en una odisea: un taxista que al principio parecía haberse perdido terminó por llevarla a una calle sin salida. Logró tirarse del auto, pedir ayuda y vivir para contarla.


2 comentarios - Denuncias de intentos de secuestros y la prensa

pancho_primero +2
Deben ser los kukas que ya no saben que inventar para aumentar el descontento de la poblacion con macri
PEPEGAYETA
Ojala sea una campaña de descontento. la realidad es, o seria, mucho peor.