epelpad

Game of Thrones: personajes más importantes y los menos



Game of Thrones: quiénes fueron los personajes más importantes (y los menos) en el final de temporada





Repasamos las grandes intervenciones del último episodio de la serie




"The Dragon and the Wolf" fue el punto final de una gran temporada en Game of Thrones . Varios de los protagonistas de la saga se cruzaron por primera vez en un episodio que fue un verdadero festín para los fans de la serie. Por este motivo, armamos un podio sobre quienes fueron los jugadores clave de esta emocionante despedida.


Medalla de oro




Medalla de oro: Jon Snow , o Jon Sand, o Aegon Targaryen ( Kit Harington ). Ironías del destino, se confirmó que el líder de la Casa Stark es un Targaryen. Y no solo eso, sino que no es ningún bastardo e incluso es el heredero legítimo al Trono de Hierro. Más allá de esa revelación final (de la que ya se supo algo el año pasado), Jon Snow demostró estar a la altura de las circunstancias. Luego de haber liderado la Guardia nocturna con decisiones polémicas, alianzas que le costaron la vida y resurrecciones inesperadas, el joven guerrero se convirtió a fuerza de carisma en el Rey del Norte. Pero lo más interesante es que se trata del primer personaje de Game of Thrones que puede manejarse utilizando un férreo código de conducta, sin que eso le signifique la muerte. Jon no engaña, no es interesado ni defiende cuestiones movido por el favoritismo y, es más, hasta por momentos peca de ser algo tozudo en sus posturas.


Esa honestidad lo llevó primero a ser Rey y luego a conquistar la lealtad de Khaleesi ( Emilia Clarke ). Además, representa los valores que caracterizaron a su padre (o mejor dicho, su tío), pero logrando ser más astuto que él, moviéndose en un entorno hostil sin perder la vida. Aegon, cuya verdadera identidad le es aún un misterio, logró hacer de su palabra la moneda de pago que indudablemente lo llevará a jugar un rol primordial en el inminente nuevo orden político de Poniente.



honestidad






Esa honestidad lo llevó primero a ser Rey y luego a conquistar la lealtad de Khaleesi ( Emilia Clarke ). Además, representa los valores que caracterizaron a su padre (o mejor dicho, su tío), pero logrando ser más astuto que él, moviéndose en un entorno hostil sin perder la vida. Aegon, cuya verdadera identidad le es aún un misterio, logró hacer de su palabra la moneda de pago que indudablemente lo llevará a jugar un rol primordial en el inminente nuevo orden político de Poniente.


Medalla de plata




Medalla de plata: Jaime Lannister ( Nikolaj Coster-Waldau ). Jamie dijo basta, se cansó de las eternas manipulaciones de Cersei (Lena Headey ) y decidió honrar su promesa. Luego del Concilio de Elrond versión Game of Thrones, en el que todos se comprometieron a hacer a un lado sus intereses personales para hacer causa común en la Gran Guerra, él no puede sentir más que decepción al descubrir que su hermana planeaba traicionarlos a todos. Jamie no entiende ese razonamiento y con paciencia infinita le explica a su pareja que pase lo que pase, si los traicionan morirán. Ella no lo entiende y él finalmente elige darle la espalda. De esa manera, el personaje evoluciona al héroe que estaba destinado a ser, porque hay que destacar que luego de los acontecimientos de la primera temporada, en la que este Lannister era un villano hecho y derecho, poco a poco comenzó a mostrar genuinos rasgos de un código de honor que lo separaba drásticamente de su hermana y su padre. Pero la pelea intestina que lo sacudía era la de darle prioridad a sus principios o a su lealtad, siendo la segunda la que solía ganar la pulseada. Hasta que en el último capítulo de la temporada, de una vez por todas, Jamie plantó bandera y eligió cruzar de vereda para tomar distancia de su ambiciosa hermana.


Medalla de bronce




Medalla de bronce: Sansa Stark (Sophie Turner). "Aprendo lento... pero aprendo", con esas palabras la mayor de la hijas Stark ordenó la ejecución de Meñique, uno de los villanos más astutos de la historia. Sansa pasó por varios matrimonios complicados, se enfrentó a hombres y mujeres que intentaron matarla y, sin necesidad de usar la fuerza, logró salir adelante hasta ser Lady Winterfell. Y el verdadero reconocimiento como una gran guerrera, lo obtiene precisamente de Arya (Maisie Williams), cuya mirada valida el crecimiento de Sansa. Sobre el final del episodio, su hermana menor le dice que no hubiera podido salir adelante en las situaciones que debió enfrentar y ese instante da cuenta que a su manera, lejos de las espadas pero con un instinto inmejorable para las conspiraciones palaciegas, Sansa aprendió a olfatear la traición y a anticipar la mentira. Esa habilidad que construyó solo a través de los años y de vivir en castillos que parecían serpentarios, es la graduación de quien podría ser una excelente Mano en algún futuro no muy lejano.


Mención especial I




Mención especial I: Cersei Lannister. Luego de un final a pura explosión hace exactamente un año, la séptima temporada mostró la cara menos inteligente de la autoproclamada reina de Poniente. Cersei visitó el infierno y volvió, pero lejos de mostrar astucia y paciencia, pareciera que la sed de revancha la consume al punto de no ver con claridad el mapa que la rodea, y no solo eso, sino que incluso comienza a dar señales de evidente debilidad frente a sus subordinados y enemigos. Hay un dato en el episodio "The Dragon and the Wolf" que es poderosamente llamativo. En dos oportunidades, sus dos hermanos la enfrentaron abiertamente, la desafiaron a ser asesinados por su guardaespaldas, para luego darle la espalda y negarle el placer de la última palabra. Esos dos momentos hablan de la inseguridad de la reina, que más allá de ser despiadada, esconde también un aspecto humano que le impide matar a su amado o, incluso, a su odiado hermanito.

Más de una vez -y a pesar de tener todas las estadísticas en contra-, Cersei demostró una gran habilidad para dar vuelta situaciones y poner las cosas a su favor, pero ahora el panorama le es poco amigable especialmente porque ya no tiene aliados que la respalden y el aislamiento es un error que en esta serie siempre se pagó caro.


Mención especial II




Mención especial II: Theon Greyjoy (Alfie Allen). Seguramente una de las grandes escenas del episodio sea esa en la que Theon enfrenta a Jon, lo mira a los ojos y le pide perdón por sus pecados del pasado. Y Snow, con la infinita bondad que lo caracteriza, lo disculpa y lo que es más, lo vuelve a aceptar en la manada Stark. Es un momento breve pero emotivo, en el que luego de varias temporadas en las que sufrió todo tipo de golpes y torturas, el personaje recupera un coraje perdido, un coraje que lo lleva a dirigir nuevamente a un grupo de guerreros para liberar a su hermana. Theon es dentro de Game of Thrones un ser atípico, que con comodidad paseó por los senderos de la maldad más pura, para luego generar una pena insoportable en los fans de la serie, pero siempre vivió, sobrevivió y decidió finalmente redimirse para terminar su propia historia de manera honorable.






4 comentarios - Game of Thrones: personajes más importantes y los menos

kekociberaft +7
Q HIJO DE MIL EL JOHN , UN CALOR DE LA PUTA MADRE Y CON LA CAPA DE LOBO PUESTA
JAJAJAJAJAJA
negrosopa1
Polyto19 +2
Al toque se puso a nevar, papu.
sigma23
El gordito Khadgar, deberia estar en el medio.
serie
LucasRioz
Error cersei no mata a tyrion para que el resto crea ese cuento de que va a unirse a la guerra. -.-