epelpad

7 Pretextos que usa nuestro cerebro para no bajar de peso






Algunas personas que tienen sobrepeso sueñan con adelgazar. Se torturan con todo tipo de dietas, pero inevitablemente recaen en sus malos hábitos. ¿Por qué no les alcanza la fuerza de voluntad? Se podría decir que son débiles, pero no solo se trata de fuerza mental.
Comparto contigo algunos pretextos psicológicos que no te dejan bajar de peso. Acepta tus obstáculos interiores y todo te saldrá bien.

7. Subconscientemente crees que así es como debe lucir una mujer verdadera

usa



En el fondo de tu ser estás convencido de que una mujer verdaderamente guapa debe ser rellenita y que "a ningún hombre le gustan los huesos". Aplicando esta lógica, se puede llegar a la conclusión de que las personas con el peso normal están mal.
Si con tus kilitos de más estás rodeada de hombres que están interesados en ti, tal vez puedas creer que no necesitas ser esbelta. ¡Pero nunca ajustes tu figura a los gustos de otras personas! No importa si les gustas a los hombres gordita o flaquita. Si piensas adelgazar, hazlo por el bien de tu salud.
6. Estás copiando a tu mamá

cerebro



En tu subconsciente existe la convicción de que el sobrepeso es algo genético y no puedes hacer nada con esto. Así que ni siquiera lo intentas.
El sobrepeso no es una normalidad para el organismo. Si trabajas en tu figura, el resultado no se hará esperar. Lo hemos visto en muchos ejemplos inspiradores.


5. Te convenciste de que necesitas el sobrepeso

peso




Para reducir la incomodidad, nuestra mente es capaz de otorgarle ventajas ficticias. ¿Estás convencida de que el sobrepeso no es tan malo? ¿Y de que si adelgazas te convertirás en una chica arrugada con los senos colgados o algo por el estilo?
Mientras justifiques tu sobrepeso, te será difícil deshacerte de él. Trabaja con tus miedos subconscientes: tal vez sean infundados.
4. Usas el sobrepeso para esconderte de la vida real

bajar



Los miedos pueden ser totalmente fantásticos: ¿qué tal si un chico guapo te rompe el corazón? ¿Y si tu jefe se fija en tu desempeño y te da un ascenso, pero no logras hacer bien el trabajo? No, es mejor no llamar atención para nada.
Para que sientas todas las alegrías de la vida, no es suficiente solo bajar de peso. Si ganas esta batalla, te sentirás con más energías. Y la energía siempre trae sorpresas agradables.


3. Sustituyes tus alegrías con comida

pretextos



Sí, comer bien es un placer, pero no es la única cosa hermosa que hay en la vida.
Busca algo que te dé alegría, que te tranquilice y te haga sentir cómoda y que no sea comida. El primer paso es solo empezar a hacer lo que te gusta más o menos, no dejarlo a mitad del camino, esperar un tiempo. Pronto esta actividad te enganchará y preferirás correr al gym en vez de comprar un panecillo.
2. Comes para olvidar tus tristezas

7 Pretextos que usa nuestro cerebro para no bajar de peso



Si te gusta sentir lástima por ti misma, hazlo en el gym o bailando y practicando yoga: ¡donde sea, menos en una pastelería!
Si quieres calmar tus nervios, el deporte ayuda a aliviar el estrés. Cómprate un traje deportivo bonito, descarga música conmovedora y llora arriba de una máquina caminadora o elíptica hasta que tus glúteos se pongan súper redondos y firmes.




1. Tu vida es monótona

usa



Un trabajo aburrido, tus amigos están siempre ocupados, tu única diversión es preparar una cena deliciosa y comer. ¿Para qué esforzarse? Tú estás a gusto como estás, de todas maneras solo las chicas flacas tienen montones de seguidores. Además, ¿para qué necesitas todos esos seguidores? ¡Tu marido se podría poner celoso!
Si estás leyendo esto, quiere decir que llegaste al final de este artículo, lo que habla de forma elocuente sobre tus deseos verdaderos. ¡Sé honesta contigo misma y el resultado no se hará esperar!


1 comentario - 7 Pretextos que usa nuestro cerebro para no bajar de peso