epelpad

[La gran pregunta] Existen o no ?

Existen o no ?


Sabemos que la gente pregunta una y otra vez lo mismo y es... Existen o no los extraterrestres ? Bueno pues intentare responder esta gran duda del mundo con imagenes y una informacion.

Información:

El fenómeno ovni constituye una de las experiencias psicoides más controvertidas de nuestro tiempo [psicoides son los "fenómenos que no pertenecen al reino del psiquismo ni al reino de la realidad material sino que se hallan ubicados en el interregno existente ente la conciencia y la materia"]. Desde que en 1947 fueron avistados por primera vez por el pilito civil Keneth Arnold cerca del monte Rainer, son muchas las personas de todo el mundo que aseguran haberlos visto ovnis. Hay quienes dicen haberlos visto a plena luz del día mientras que otros, en cambio, hablan de la presencia de extrañas luces en mitad de la noche. Unos aseguran haber presenciado el aterrizaje de naves extraterrestres mientras que otros, por su parte, llegan a asegurar que se han entrevistado con extraterrestres o que han sido abducidos y llevados a bordo de una nave en la que fueron sometidos a rigurosas investigaciones científicas.

El interés público que despertó el fenómeno ovni impulsó a las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos a emprender una investiación exhaustiva al respecto dirigida por un comité especial de la Universidad de Columbia. La conclusión a la que arribaron los investigadores fue negativa, ya que atribuyeron la mayor parte de los avistamientos a desórdenes mentales o a "interpretaciones erróneas" de fenómenos fácilmente explicables como, por ejemplo, globos metereológicos, meteoritos, bandas de pájaros o reflejos inusuales. Pero esta investigación no satisfizo al público ni a los investigadores más rigurosos. El informe del gobierno afirmaba que su principal objetivo era el de prevenir el pánico ante la posibilidad de una visita extraterrestre. Por otra parte, existen documentos que demuestran fehacientemente que las Fuerzas Aéreas difundieron el rumor de los ovnis para encubrir los accidentes de sus propias naves experimentales secretas.

Si bien es posible que muchos avistamientos sean simples fraudes, percepciones erróneas de fenómenos naturales o pantallas que pretenden ocultar determinadas investigaciones secretas, lo cierto, sin embargo, es que numerosos observadores inteligentes, emocionalmente estables e incluso expertos y, por tanto, merecedores de toda confianza, siguen avistándolos. Existen suficientes informes en torno a este tema como para convencernos de que el debate ovni sigue abierto y merece una atención especial.

La controversia sobre este punto suele girar en torno al hecho de si nuestro planeta está siendo visitado por naves espaciales reales procedentes de otras regiones del universo. En nuestra opinión, no obstante, la situación es algo más compleja. Muchos fenómenos ovni parecen tener una naturaleza psicoide, es decir, que si bien no son simples alucinaciones tampoco son "reales" en el sentido ordinario del término, siendo posible que representen un fenómeno "híbrido" en el que se combinan elementos de la vida mental y del mundo físico. En tal caso, sin embargo, el fenómeno sería extraordinariamente difícil de estudiar por medio de los métodos científicos tradicionales, basados en una distinción meridiana entre lo real y lo irreal, entre los acontecimientos materiales y los sucesos psicológicos. Si tal cosa fuera cierta, cualquier estudio comprensivo de este tipo de fenómenos debería ocuparse simultáneamente de la evidencia física y de la nueva perspectiva psicológica que nos proporciona la moderna investigación sobre la conciencia y la nueva física.

Ya hemos señalado que los encuentros alienígenas, las visiones de naves espaciales físicas o metafísicas y los viajes extraterrestres han sido constatados a lo largo de toda la historia de la humanidad. C. G. Jung, que estaba interesado en el fenómeno ovni, escribió un libro fascinante titulado Platillos volantes: Sobre cosas que se ven en el cielo, basado en un cuidadoso análisi histórico de las leyendas sobre discos voladores y apariciones a lo largo de todas las épocas -muchas de las cuales desataron fenómenos de histeria colectiva- y llegó a la conclusión de que el fenómeno ovni puede ser una visión arquetípica que se origine en el inconsciente colectivo.

La mayor parte de los avistamientos ovni van asociados a la visión de luces sobrenaturales similares a las que acompañan los raptos místicos. Las descripciones de los supuestos visitantes, naves y ciudades extraterrestres presentan un incuestionable paralelismo con elementos de procedencia mitológica y, por ello, la hipótesis del inconsciente colectivo resulta sumamente tentadora. Pero éste no es más que un aspecto de la historia. Lo que más nos interesa recalcar ahora es el hecho de que, en muchos casos, los ovnis han dejado evidencias físicas, lo cual los circunscribe al mundo de la realidad consensual. Éste es un elemento que dota al moderno fenómeno ovni de una cualidad claramente psicoide. Sin embargo, la naturaleza de estas evidencias resulta en ocasiones ambigua y deja la puerta abierta a interpretaciones muy diversas. Convendría recordar, en este punto, que la naturaleza caprichosa y elusiva de algunos avistamientos parece confirmar su naturaleza psicoide en lugar de ser un argumento negador de su existencia [...]

Las controvertidas evidencias físicas que parecen avalar la existencia de los ovnis son las huellas dejadas en el suelo por los aparatos, la tierra quemada, materiales que no pueden ser identificados por medio del análisis químico, fotografías o películas de aficionados, señales enigmáticas en los cuerpos de las personas abducidas, misteriosas mutilaciones de ganado, etcétera.

Los relatos de quienes afirman haber sido abducidos coinciden sorprendentemente con las descripciones que nos ofrecen otros abducidos sobre formas de vida alienígena y con ciertos símbolos que aparecen durante los contactos. Lo mmismo ocurre en el caso de que las personas carecieran de información o de todo interés sobre el tema antes del momento de la abducción. En los casos en los que los supuestos abducidos han sido hipnotizados para superar la amnesia que parecen sufrir y recuperar, de ese modo, los recuerdos del incidente, los relatos proporcionados independientemente por diferentes testigos acerca del mismo suceso concordaban y eran plenamente congruentes entre sí [...]

Jaques Vallée, un experto astrofísico e investigador que ja estudiado y escrito sobre el tema durante dos décadas, ha llegado a la conclusión de que el fenómeno ovni ha evolucionado a lo largo del tiempo. Su propio avistamiento desde el observatorio francés donde trabajaba, el examen de fotografías realizadas por diferentes personas y sus entrevistas a quienes afirman haber tenido un encuentro de este tipo le han llevado a conclusiones que sustentan nuestra tesis de que el fenómeno ovni presenta características psicoides.

Tras varios años de intensa investigación Vallée ha llegado a la conclusión de que algunos ovnis tienen una realidad física que se halla muy estrechamente ligada a las inusuales experiencias internas de quienes experimentan el avistamiento. Según Vallée, las naves proceden de "otras dimensiones" espaciotemporales coexistentes con nuestro universo y que quizás no sean "extraterrestres" en el sentido habitual del término. Vallée especula con la posibilidad de que las inteligencias extraterrestres que producen y controlan el fenómeno sean capaces de manipular el espacio y el tiempo en modos que sobrepasan nuestra capacidad de comprensión e incluso nuestra imaginación. Desde su punto de vista, es posible que el estado de conciencia del observador posibilite que el ovni penetre en su dimensión espaciotemporal y se haga entonces perceptible. Sin embargo, en su opinión, los ovnis no son el mero producto de la mente del observador ya que, al igual que los guías espirituales de Jung, tienen una existencia independiente de nuestra propia conciencia. En otras palabras, en lugar de ser fabricaciones de nuestra imaginación, los "extraterrestres" utilizan nuestra conciencia como una puerta que les permite entrar en el plano de nuestra realidad cotidiana.

El fenómeno ovni presenta problemas actualmente irresolubles hasta para los investigadores más serios y dotados. Si nos atenemos a los datos que nos proporciona la ciencia, parece altamente que exista vida inteligente en otros planetas de nuestro sistema solar, de modo que deben proceder de lugares que se hallan a años luz de distancia. En tal caso, deberían disponer de una tecnología impensable para nosotros ya que sólo cabría entonces la posibilidad de que sus naves alcanzaran velocidades superiores a la de la luz (viaje traslumínico), fueran capaces de escapar a las dimensiones espacio-temporales y desplazarse a través del hiperespacio, o procedieran de otras dimensiones (viaje interdimensional) . Si en el espacio exterior existiera una ciovilización que poseyera esa tecnología, no resultaría extraño suponer que también pudierna operar sobre la conciencia individual y transpersonal de maneras totalmente desconocidas para nosotros. Si esto es cierto, es bastante probable que sus visitas a nuestra dimensión nos parezcan fantasías, acontecimientos arquetípicos o experiencias visionarias y que, si tienen algún motivo para ocultar sus visitas, también poseen la tecnología necesaria para alentar la confusión con respecto al tema.

Pero todo esto, en definitiva, suscita un problema fascinante. Si los ovnis realmente existen, y son producto, como decíamos, de una avanzada tecnología, nos encontramos ante la confluencia de dos campos que siempre habíamos considerado antagónicos, el mundo racional de la tecnología avanzada y el mundo irracionald e la fantasía. En tal caso ya no podríamos seguir estableciendo una diferencia clara entre ambos dominios. La posibilidad de un viaje interplanetario de esta magnitud supondría el triunfo admirable de la recionalidad y de la ciencia. No obstante, también experimentamos los resultados de este logro como un fenómeno que suele estar vinculado con el mundo de la magia y del mito, los procesos prerracionales de pensamiento propios de las culturas primitivas, la imaginación creativa de los artistas y las alucinaciones de los alienados. Pareciera pues que este tipo de experiencias cerrara un círculo en el que la conciencia, después de alcanzar las últimas fronteras de la evolución material, retornara a su fuente primordial.

Cuando la locura de los ovni sacudió América por primera vez en los años cincuenta, yo estaba dando clases en la Universidad de Washington en San Luis, donde el presidente de McDonell Aircrft dio al canciller Artur Compton una beca para convocar una conferencia sobre Ciencia y Responsabilidad Humana. Compton, que había dirigido al equipo de físicos de la Universidad de Chicago que había producido la primera reacción en cadena de fisión nuclear, atrajo a la conferencia a los científicos más destacados del mundo, personajes de la categoría de Werner Heisenberg. A mí me reclutaron para encargarme de la organización y hacer un informe del acontecimiento.

La tarde de la conferencia me encontraba en la oficina del decano revisando la lista de cosas por hacer. Él estaba hablando cuando de pronto, a mitad de una frase, una mirada de espanto se dibujó en su rostro y se precipitó hacia la ventana que estaba detrás de mí. Me giré para seguirle, y en este punto mi relato se vuelve embarazosamente cursi porque lo que vimos encajaba exactamente con el estereotipo de un ovni. Cinco platillos iluminados estaban recorriendo en semicírculo las plúmbeas nubes del cielo de tarde de finales de noviembre, sorprendentemente cerca de nuestra ventana; al menos eso parecía. Se movían con tanta rapidez que salieron del alcance de nuestra vista casi antes de que los hubiéramos visto. Irrumpimos en el despacho de su secretaria esperando seguirlos desde su ventana, pero habían desaparecido.

Sin intercambiar ni tan siquiera una mirada, volvimos sobre nuestros pasos y nos sentamos de nuevo en su despacho en silencio total, todavía sin mirarnos durante otros cinco minutos. Vimos amenazados los fundamentos de todos nuestros conceptos. Al final, el decano empezó a moverse y me dijo: 'Bien Huston: yo soy un decano y tú estás metido en religión; nunca nos creerán'. Seguimos nuestros respectivos caminos y nunca volvimos a mencionar el asunto.

Uno de los casos mejor documentados de este tipo es el estudio sobre la familia Andreason que nos ofrece el libro de Raymond Flower The Andreasson Affair. La investigación fue dirigida por el doctor Allen Hynek, un conocido especialista en el tema ovni, y contaba con un equipo compuesto por Raymon Flower, un antiguo miembro del Servicio de Segurida de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos y el doctor Harold Edelstein, director del Instituto de Hipnosis de Nueva Inglaterra. Las pruebas realizadas incluyeron regresión hipnótica, exámenes psiquiátricos, test de personalidad, análisis de los informes meteorológicos y pruebas con el detector de mentiras. Los investigadores cotejaron los informes proporcionados en privado por cada uno de los protagonistas del incidente, Betty Andreasson, Becky -su hija mayor- y varios miembros de la familia. La conclusión a la que llegaron los investigadores después de analizar toda la información recogida en quinientas veintiocho páginas fue que los testigos estaban diciendo la verdad.

Según el informe, el avistamiento ovni tuvo lugar una cerrada noche de enero de 1967 en la que una luz resplandeciente iluminó el patio trasero de la casa de los Andreasson. Poco después varias criaturas humanoides de aproximadamente un metro de estatura, con cabezas en forma de pera, rasgos mongoloides y grandes ojos con membranas como los de los gatos irrumpieron en la casa. Tras una breve comunicación telepática, Betty se vio transportada mediante una especie de succión hasta el interior de una nave. Allí fue sometida a un doloroso examen en el que incertaron unas largas agujas plateadas en las fosas nasales y en la cavidad peritoneal. Más tarde fue llevada a un mundo desconocido con extraños paisajes y edificaciones. La experiencia culminó con el encuentro de una gigantesca figura arquetípica, un pájaro envuelto en llamas que recordaba a la legendaria ave fénix. Un rasgo muy interesante de este informe es que el talento artístico de Betty le permitió elaborar varios dibujos de los extraterrestres, del interior de la nave, del aspecto del mundo alienígena y del ave fénix.

Imagenes:

[La gran pregunta] Existen o no ?
ovnis
extraterrestres
fenomeno
naves
espacio
planeta.


No hay mas que decir,solo preguntarnos otra vez. Existen o no ?
_________________________________________________________________________________________________________
100% By Zombie_62. Pasaros por mi post llamado : El espacio y nuestros viajes . Es muy interesante.

Comentarios Destacados

Zombie_62 +12
Yo creo que si que existen,porque es imposible que en el universo no exista vida inteligente aparte de nosotros y los animales.

19 comentarios - [La gran pregunta] Existen o no ?

elfugitivo1997 -14
LA GRAN RESPUESTA... ¡¡¡¡¡¡¡¡NO!!!!!!!!!
darkespecturu +2
elfugitivo1997 dijo:LA GRAN RESPUESTA... ¡¡¡¡¡¡¡¡NO!!!!!!!!!

religioso detected


si existe es imposible que no alla otro planeta habitable aunque no hallan encontrado ninguno es posible que halla vida en otros planetas con mas tecnologia o menos seguramente abra otros materiales mucho mejor que el hierro o acero o capas que no hay tecnologia pero si se puede habitar puto de mierda pensa un poquito
severussnape +1
religioso no boludo, porque si vos crees que Dios creo vida acá porque no en otro lado?
darkespecturu +1
jaja me mato esta imagen

Coinciencia
ya dijeron que es falsa xDD

jaja te dejo puntos por esta imagen XD

[La gran pregunta] Existen o no ?
EagleSoul3008 +3
Es posible que sí. Quién sabe... Además, sería muy triste que la creación más inteligente y compleja de la naturaleza seamos los seres humanos, ¿o no?
nick009988
Bue no sabia donde dejar los 10 así que listo jeje...
Y yo opino que sí,sería tonto de nuestra parte pensar que somos los unicos seres con vida en todo el universo
Saludos
Cegado -3
Yo digo que hasta que no lo vea con mis ojos para mi no existen
meeeer +1
ovnis
JAJAJJAJA QUE CAPO.

http://www.youtube.com/v/Kq4NeqOXZGc
link: http://www.youtube.com/watch?v=Kq4NeqOXZGc
u3games +1
meeeer dijo:extraterrestres
JAJAJJAJA QUE CAPO.


Solo le falta a la imagen q salude a camara xD
Wolfrgen
fenomeno jajajajajajajajajajaja
Corvion +1
no te olvides que te debo puntos a fav
libardomm -3
Los extraterrestres son el resultado de la profunda necesidad humana de que eventos interesantes rompan el hielo rutinario. no existe prueba contundente de que ellos existan. lo que vemos (o mas bien, porque los vemos) es por parálisis de sueño, alucinación, fe...y un conjunto de elementos que hacen posible creer. los ovnis se basan mas bien es en argucias.
Al tiempo, te cuento que si los existieran existe un 0.000001% (o menos) de probabilidad de que tengan 2 pies, 2 brazos, dos ojos(y demas facciones humanas...caricaturizada por los medios y holiwood). multiplica las estrellas por el numero de posibles mundos....decenas de centenares de miles de millones de billones de trillones de mundos(o mas) y trata de creer que un extraterrestre tenga facciones tan similares a la de un humano...es gracioso eh?.
te sugiero que fortalezcas tu equipo de detección de camelos y no trajes entero.
en un universo tan colosal como este, no puedo argüir que los extraterrestres no existen(la ausencia de prueba no es prueba de ausencia)sin embargo, no puedo afirmar que ellos andan por ahi por el cielo...o andan por ahi con ganas de que le tomen fotos y videos.
P.D: te sugiero que te leas un libro que se llama el mundo y sus demonios. ahi hablan sobre farsas, camelos y demas...brujeria, aparicion de virgenes y extraterrestres. todas falsas, mentiras...necesidad humana. tambien te ayuda a no creer todo lo que te dicen(ni si quiera lo que te dice el mismo libro).
Saludos. y pendientes, que los humanos tendemos a aprovechamos de los cerebros mas persuasibles.


Zombie_62 dijo:Yo creo que si que existen,porque es imposible que en el universo no exista vida inteligente aparte de nosotros y los animales.
NitramX +1
+10, listo ya te hice NFU
RockDocs +2
libardomm dijo:Los extraterrestres son el resultado de la profunda necesidad humana de que eventos interesantes rompan el hielo rutinario. no existe prueba contundente de que ellos existan. lo que vemos (o mas bien, porque los vemos) es por parálisis de sueño, alucinación, fe...y un conjunto de elementos que hacen posible creer. los ovnis se basan mas bien es en argucias.
Al tiempo, te cuento que si los existieran existe un 0.000001% (o menos) de probabilidad de que tengan 2 pies, 2 brazos, dos ojos(y demas facciones humanas...caricaturizada por los medios y holiwood). multiplica las estrellas por el numero de posibles mundos....decenas de centenares de miles de millones de billones de trillones de mundos(o mas) y trata de creer que un extraterrestre tenga facciones tan similares a la de un humano...es gracioso eh?.
te sugiero que fortalezcas tu equipo de detección de camelos y no trajes entero.
en un universo tan colosal como este, no puedo argüir que los extraterrestres no existen(la ausencia de prueba no es prueba de ausencia)sin embargo, no puedo afirmar que ellos andan por ahi por el cielo...o andan por ahi con ganas de que le tomen fotos y videos.
P.D: te sugiero que te leas un libro que se llama el mundo y sus demonios. ahi hablan sobre farsas, camelos y demas...brujeria, aparicion de virgenes y extraterrestres. todas falsas, mentiras...necesidad humana. tambien te ayuda a no creer todo lo que te dicen(ni si quiera lo que te dice el mismo libro).
Saludos. y pendientes, que los humanos tendemos a aprovechamos de los cerebros mas persuasibles.



Religioso Detected Again
Fernando1540
darkespecturu dijo:jaja me mato esta imagen

naves
ya dijeron que es falsa xDD

jaja te dejo puntos por esta imagen XD

espacio


Parece que se cayo