epespad

¡Descubierta maleta la Ahnenerbe con un contenido aterrador

Si nunca has oído hablar de la Ahnenerbe, empezaremos diciéndote que sus siglas en alemán se traducirían como “Sociedad para la Investigación y Enseñanza sobre la Herencia Ancestral Alemana”.

Muchos la definen, simplemente, como una secta ocultista nazi, pero tras este término algo simple se esconde en realidad todo un movimiento de la época, toda una infraestructura de las SS cuya aspiración era encontrar las raíces de la raza ária, y por ello, iniciaron múltiples expediciones arqueológicas y antropológicas por casi todo el mundo.

Cabe decir que esta sociedad ocultista y singular fue disuelta, perseguida y castigada en 1946 con los juicios de Nuremberg, y condenada a pena capital como parte integrante de las SS. Ahora bien, casi 60 años después, el mundo vuelve a hablar de la Ahnenerbe. ¿La razón? Algo a medio camino entre la extrañeza, la sorpresa y ese tipo de misterios donde uno espera que en poco tiempo, salga alguien a los medios declarando que es una broma.



De momento tenemos solo el hallazgo: en las lejanas montañas del Cáucaso, en Adigueya se ha encontrado una maleta con el emblema de la Ahnenerbe, y en su interior había algo increíble que pasamos a describirte.

¡Descubierta una maleta de la Ahnenerbe con un contenido aterrador!

La noticia saltó a los medios en diciembre del 2015, en especial en Rusia, donde todos los periódicos publicaron esta historia y la propia declaración de Vladimir Putin de ahondar en el tema para dar una explicación.

No obstante, y para entenderlo mejor, vamos a hacer una precisa descripción de los hechos:

En el mes de noviembre, un vecino de Belovoye encontró un maletín metálico y cuadrado en esta región del Cáucaso. Era de color marrón y con asa de cuero. Llevaba el logo de la Ahnenerbe, y en su interior se encontraron dos cráneos que los científicos rusos, de momento, no pueden identificar: no son humanos ni se corresponden a ningún animal.



Se sabe que la Ahnenerbe, creada en 1935, tenía no solo como finalidad estudiar el origen de la raza aria, sino que también tenía un profundo interés en las ciencias ocultas y en los conocimientos esotéricos.
Los lugareños saben también que durante la Segunda Guerra Mundial los alemanes ocuparon esa zona en concreto. Era una unidad de montaña del regimiento Wehrmacht de las SS, una grupo de élite que apoyaba las misiones de la propia “Ahnenerbe”.



¿Y por qué razón estuvo allí esta organización secreta? Se sabe que en esta parte del Cáucaso, es decir, en la República de Adigueya en concreto, se esconde uno de los centros megalíticos más importantes de Rusia.
Existen dólmenes conocidos como tumbas de portal, en cuyo interior, y según cuenta la leyenda popular, se han llegado a encontrar esqueletos humanos de tres metros de altura. Este dato nunca ha sido confirmado, pero con la aparición de este maletín y en especial, de esos extraños cráneos, el tema vuelve a reabrirse.

Se sospecha con la probabilidad de que los nazis estuvieran interesados en los dólmenes por pensar que fueran, tal vez, entradas a otros mundos o construcciones de civilizaciones alienígenas.



No obstante, y de momento, no hay nada claro aún. Son las autoridades rusas quienes custodian esos dos cráneos y ellos quienes deberán ofrecer alguna conjetura creíble. Mientras, los amantes de lo sobrenatural no dudan en afirmar que son cráneos de dioses celestes, de los Annunaki, algo que desde luego, nos cuesta mucho asumir. Pero no por ello dejaremos de mantener la mente abierta y sobre todo, seguiremos expectantes para saber más cosas sobre esa supuesta maleta de la Ahnenerbe.

¿Cuál es tu teoría? ¿Puede ser quizá un montaje? ¿O algo auténtico que hallaron los alemanes en su día? Si te ha gustado este artículo descubre también el misterio de la montaña Untersberg, el portal a otro mundo.

Imagen: Vladimir Anosov

1 comentario - ¡Descubierta maleta la Ahnenerbe con un contenido aterrador

LNDLG
Viajeros del tiempo

¡Descubierta maleta  la Ahnenerbe con un contenido aterrador

Si es la calavera de esto me provoca más terror el vivo