epelpad

5 criaturas legendarias que en el pasado creían reales

1 – La trucha peluda

Todo el mundo sabe que tener el cuerpo cubierto de pelo, es una característica de los mamíferos, y no de los peces, ¿verdad? Porque cuando los primeros colonos que se establecieron en las regiones más frías de América del Norte, comenzaron a circular rumores de que por aquellas lugares existían animales muy extraños, entre ellos una trucha cubierta de pelos. Eche un vistazo:



Pescado protegido por abrigo de piel

Según una de las leyendas que involucran este extraño animal, la trucha peluda habría desarrollado este “abrigo” de los para protegerse del frío extremo de la región, mientras que la otra — que comenzó a circular a mediados del siglo 19 — daba cuenta de que el pez habría surgido después de cuatro jarras de un tónico capilar que habian sido arrojadas en el Río Arkansas, Colorado.

Curiosamente, incluso existe el rumor de que, cuando las temperaturas empiezan a subir, con la llegada de la primavera, las truchas pierden la capa de pelos y están frescas con sus escamas, volviendo a crecer el pelo de nuevo cuando el invierno comienza a llegar. Por cierto, sería por esta razón que sería tan difícil pescar estos peces.


2 – El Bonnacon

Las leyendas sobre el bonnacon datan de la Edad Media y, según las descripciones que hay acerca de esa criatura se refieren a ella como un animal con crin de caballo, pero con el cuerpo semejante a un toro y dotado de grandes cuernos. Sin embargo, ellos eran torcidos hacia atrás y hacia uno al otro, lo que significa que, si este bicho atacara a un humano, sus cuernos no producirían muchos daños.



Arma secreta nada agradable

Sin embargo, aunque no causaba miedo con sus cuernos inútiles para la lucha. Era temido debido a su “arma secreta”: dicen que, cuando era perseguido, este animal podía disparar estiércol hirviendo por el trasero a más de 500 metros de distancia, quemando todo lo que encontraba por el camino.

3 – El Aspidochelone

Las historias sobre el aspidochelone — un monstruo marino que era a menudo descrito como una tortuga gigante o una inmensa ballena — surgieron en la Antigua Grecia, pero fueron contadas durante siglos. Según los informes, esta criatura era tan, tan grande que, muchas veces, era confundida con islas.



Confusión en los mares

Dicen que el aspidochelone permanecía largos períodos de tiempo flotando en la superficie y, por esa razón, sus costas estaban cubiertas de arena y hasta la vegetación.

Las leyendas sobre estos monstruos circularon durante siglos

Cuando los marineros se acercaban con sus embarcaciones, desembarcaban en “tierra firme” y hacían hogueras para cocinar, el calor preocupaba el inmenso animal — y se sumergía para aliviar la quemadura, arrastrando el barco, el marinero y el que quiera que estuviera en su espalda hasta el fondo del mar. Algunos informes también decían que, cuando se sentía hambriento, el aspidochelone abría su boca enorme y despedían un olor dulce para atraer a sus víctimas.

4 – Las Serpientes Marinas

El aspidochelone no era la única criatura que aterró a los mares en el pasado! Las leyendas sobre las serpientes marinas también eran muy populares entre los marineros y, según decían, ellos atacaban a los barcos en alta mar para devorar a sus tripulantes. Por otra parte, existen numerosos informes de avistamientos de estos monstruos a lo largo de la Historia, y que se hizo muy famoso fue el de la Serpiente Marina de Gloucester, Massachusetts.



Pariente del Monstruo del Lago Ness?

Uno de los primeros encuentros con el monstruo habría sido descrito por un hombre llamado John Josselyn, en 1638 y, a partir de ahí, parece que la serpiente se convirtió en un visitante frecuente en la región. Hay relatos de marineros que habrían visto el animal en varias ocasiones entre los siglos 17 y 18, y en agosto de 1817, de acuerdo con varios testigos, la inmensa serpiente — con cerca de 20 metros de longitud — se habría aproximado del puerto.

Los relatos de avistamientos continuaron firmes hasta el final del siglo 19, con un total de 190 registros a lo largo de cien años. Sin embargo, los presuntos encuentros comenzaron a hacerse más raros en el siglo 20, con un total de 56 testimonios, la mayoría antes de los años 50, y hoy en día rara vez alguien habla de la misteriosa serpiente.


5 – El Borametz

También conocido como “el Cordero Vegetal de la Tartaria, el borametz fue un extraño animal legendario que se hizo popular durante la Edad Media. Y era extraño, incluso! Según las historias, se trataba de un cordero que “brotaba” de una planta muy especial que crecía en una vasta región de Europa y Asia Central llamada Tartaria — que se extendía desde el Mar Caspio y los Montes Urales hasta el Océano Pacífico.



Carnero vegetariano

De acuerdo con los textos medievales, existían dos variedades de esta planta, que generaba un pequeño corderito pelado que empezaba a crecer en el interior de una especie de vaina, y otro que tenía un cordero ya crecido, de piel y hueso, conectado al tallo a través del ombligo. Este tallo, por cierto, sería superflexible y permitía que el animal se alimentara de la vegetación que crecía a su alrededor, y una vez que se comiera todo o el tallo se rompiese, el cordero moría.

5 criaturas legendarias que en el pasado creían reales

Comentarios Destacados

Koni-Ranger-Rojo +17
El insuperable Esquilax se los coje parado a todos esos
leyendas
outplays +3
Y la rata-paloma....???
animales fantasticos

10 comentarios - 5 criaturas legendarias que en el pasado creían reales

Bilo_blues
animales mitologicos
DonpijoteDelasan
Con ese cagabas a la mitad de la poblacion de la edad media
Davidelico +1
bestias fantasticas
Blackgamon
bestias fantasticas
Falto Kurupi, actualmente es el platónico de toda feminazi....
rulcha +1
El Legendario ESQUILAX
5 criaturas legendarias que en el pasado creían reales
jonrox +3
La trucha peluda, viene del reflejo de algunos animales en el sol. reflejando un color "blanco" que confundian con pelaje.


El Aspidochelone , viene de a falta de mapas exactos en la epoca. Los marinos al jugar su palabra como mayor honor, juraban que era una isla que se mueve, antes de una equivocacion.

Las serpientes marinas, que aunque en muchas civilizaciones, las involucran como ceres casi "celestiales". De momento, no es mas que acumulacion de peces, y reflexion de la luz del sol. Acompañado de la paranoia marina.

Y buena la ovejita que salia de la tierra, eran plantas de algodon.