epespad

Sleep in Peace: La historia de Lethal Ghost

Hola soy nuevo aqui, esta es una creepypasta que hice junto con un nuevo personajes que invente, espero que le guste.

Después de un mes de extraños y horribles asesinatos en varias ciudades del estado (Zulia, Venezuela) la policía no ha conseguido dar con el asesino. Pero el oficial Víctor Ramírez logro sobrevivir al peligroso asesino, el oficial fue interrogado por el CICPC y conto valientemente su relato, esto fue lo que dijo:

Él no es solo un asesino, es un monstruo.

Mi compañero y yo, patrullamos cerca de las afueras al norte de la ciudad, ambos estábamos muy alerta, yo tenían mi mano cerca de mi arma. No esperamos encontrarnos con el asesino, entonces vimos adelante una patrulla parada.

Salimos de nuestra patrulla y sacamos nuestras armas, yo abrir la puerta izquierda del vehículo y nos quedamos aterrados al ver lo que había adentro. Vimos un cuerpo sin vida de un policía, estaba desmembrado, mutilado y con una apuñalada en el cuello, mi compañero llamo por radio para pedir refuerzos. No encontramos al compañero del policía, lo buscamos y encontramos un rastro de sangre, lo seguimos. Y fue cuando lo vimos. El maldito estaba sobre el policía que estábamos buscando, él se lo estaba comiendo ¡le estaba comiendo la maldita carne! Comenzamos a apuntarlo, y él nos vio. Lo más aterrador eran sus ojos eran negros y con pupilas azules, tenía una piel muy pálida, llevaba una chaqueta negra con una capucha gris, pantalones azul oscuro, y una máscara de calavera que más bien parecía un tapaboca.

Comenzamos a dispararle, pero esquivaba las balas como si fueran hojas, era muy rápido. El corrió hacían nosotros, me apuñalo en mi hombro con un cuchillo de supervivencia táctico ¡militar! Mi compañero logro dispararle 3 veces, pero aún se mantenían en pie, como si las balas no le hicieran daño. Ese monstruo corrió hacía mi compañero, disparo su arma 6 veces pero esquivo las balas y lo apuñalo en la muñeca haciendo que dejaran caer el arma, y saco otro cuchillo igual a otro y se lo apuñalo en el abdomen dorsal, y le dio una patada haciendo que caer al suelo.

Comenzó a apuñalarlo hasta matarlo. Oí como mi compañero gritaba de dolor y comenzaba a toser sangre. Luego ese maldito monstruo le dijo “sleep in peace” y lo modio en el cuello arrancándole un pedazo de carne, y fue cuando mi compañero murió. Vi cómo se comía la carne de mi amigo, intente levantarme. Tome mi arma y comencé a dispararle, pero esquivo las balas y me apuñalo en el lado izquierdo de mi cadera. Intente darle un izquierdazo pero lo detuvo con su mano, aproveche para bajarle la máscara con mi mano derecha y pude ver su rostro. Era un chico de 15 años, quede sorprendido al ver que era solo un niño, levanto su cuchillo apuntando a mi corazón listo para clavármelo.

De pronto alguien le disparo en la espalda, volteo hacían atrás y yo mire a frente ¡al mismo lugar que el! vimos a varios policías dirigiéndose hacían donde estábamos, eran los refuerzos que pidió mi compañero. Yo aprovechando le di un golpe en el rostro y ellos comenzaron a dispararle, el tomo sus cuchillos y comenzó a correr hacían ellos para matarlos.

Aprovechando me levante y comencé a correr a mi patrulla. Mientras corría, oía los gritos de aquellos policías siendo asesinados pero seguí corriendo. Al llegar a mi patrulla caí al suelo por la cantidad de sangre que perdía y quede inconsciente, y fue cuando desperté en el hospital.

Dos días después el oficial Ramírez fue encontrado en el hospital, con su cuerpo destripado y desmembrado. En la pared de su habitación estaba escrito con sangre (You should not have spoken, you can run away, but you can not hide. sleep in peace). Los cuerpos de los policías que lo protegían, fueron encontrados detrás de hospital con feroces apuñaladas.

Cuarto meses antes

Alejandro era un chico de 15 años de edad, de ojos café y cabello negro, era amable, cariñoso y caballeroso, aunque algo callando. Su padre “Paul Mitchell” era estadounidense y su madre “Sofía Álvarez” venezolana, pero tenía aspecto de estadounidense. Nació en Nueva York, el 17 de Julio de 2001, pero se mudaron a la ciudad de Maracaibo, Venezuela, cuando solo tenía 11 años, ya que su madre extrañaba estar con sus padres y su país, y para estar a salvo de los peligrosos asesinos que había en los Estados Unidos.

Como cualquier día de escuela, Alejandro despertó con poca energía, pero con muchas ganas. Alejandro se cepillo los dientes y luego se ducho, se puso su uniforme y fue a la cocina para desayunar, su madre le sirvió dos arepas con queso y mantequilla y un vaso de jugo de naranja. Rápidamente de despidió de su madre y se fue a la escuela caminado, ya que su escuela queda a una calle, en su camino se encontró con su mejor amigo Gabriel.

Hola amigo gringo –dijo Gabriel alegre.

Hola Gabriel. Ya sabe que odio que me llame así – dijo Alejandro sarcástico.

Lo siento solo fue una broma – dijo Gabriel poniéndose serio, y ambos hicieron el saludo de puño.

Ok, mejor vamos rápido a la escuela ante de que suene el timbre – dijo Alejandro serio.

Gabriel y Alejandro corrieron hasta la escuela, llegando 15 minutos antes de que sonara el timbre, y encontrándose con su amigo Miguel.

Qué bueno que me encuentro con ustedes. Alejandro puede ayudarme al estudiar para el examen de inglés de jueves – dijo Miguel rogado que lo ayudara.

¡No¡ - dijo Alejandro seriamente.

Por favor, Alejandro. Ya que tú eres norteamericano – dijo Miguel pidiéndole que lo ayudara.

Si pero igual soy venezolano, y si necesita ayuda para el examen de inglés, pues. Buscar en internet, hay sitios web para aprender inglés – dijo Alejandro seriamente.

Si tienes razón, bien ya te molestare – dijo Miguel calmadamente y luego marchándose, reuniéndose con su amiga Helena.

¡Ah! Me acabo de recordar que debo ver con Jennifer, nos vemos después – dijo Gabriel.

Ok, dale – dijo Alejandro viendo a Gabriel irse.

Alejandro se sentó en una de las barcas, esperando al que sonara el timbre para entrar a clases. De pronto escucho a alguien diciéndole hola, Alejandro giro su mirada para ver quién lo estaba saludado, que resultó ser su buena amiga Valeria (morena pero blanca y cabello liso ).

Ahh hola Valeria – dijo Alejandro nervioso.

Hola – dijo Valeria de forma dulce, sentándose a lado de Alejandro y dándole un beso a la mejilla (de saludo, de amistad).

Como te vas – dijo Alejandro nerviosamente. Alejandro estaba enamorado de Valeria, pero no tenía valor para decírselo.

Bien, y a ti – dijo Valeria alegremente.

B-bien, muy bien – dijo Alejandro nervioso.

Estas bien, te ver nervioso – dijo Valeria.

No, no, estoy bien – dijo Alejandro calmándose.

Al sonar el timbre, ambos se levantaron de la barca ir a su salón. Al entrar al salón, Alejandro se sentó a lado de Valeria, pasaron los minutos, las clases era menor aburridas que en los Estados Unidos, pero igual apretaba atención. Al toca el timbre de receso, deicidio ayuda un poco a sus amigos con inglés, era a quien más le pedía ayuda con ingles por ser estadounidense, pero no le importaba. Después le darle pequeñas clases a sus compañeros, quiso invitar a unos de sus amigos a que fueran a su casa para vez una nueva película de horror, que su padre le trajo desde Miami en DVD (completamente legal). Invito a Gabriel, Valeria, Miguel, Daniel, Helena, Jennifer y Mariana.

Al terminar las clases, Alejandro saliendo de la escuela recibió un fuerte golpe al estómago cayendo de rodillas, 2 chicos de su escuela eran sus atacantes. Ambos chicos, quienes eran José y Raúl y para nada son sus amigos, lo llevaron a la fuerza a otro lado de la escuela donde estaba Kevin (de 16 años) con quien Alejandro compartía una gran rivalidad (enemigos de podría decir). Kevin quien era más fuerte, lo tomo de cuello poniéndolo contra la pared.

¿Qué quieres Kevin? otra pelea – dijo Alejandro intentado quita las manos de Kevin de su cuello.

No gringo – respondió Kevin aprestado un poco el cuello de Alejandro – sé que tu sesión será la primera en hacer el examen de inglés. Quiero que me deis las preguntas que podrás, después de haberlo hecho – dijo Kevin de forma amenazadora.

Olvidar que yo soy el único en la escuela, a quien no le dar clases de inglés. Bueno, podría vez los exámenes de mis compañeros, pero igual no te lo daré – dijo Alejandro valientemente, sin importarle que lo golpeara.

Bueno, se lo tanto que te importa tu amiga Valeria – dijo Kevin de forma fría, Alejandro lo miro con miedo de que la lastimara – oh!!! Ya veo estáis enamorado, pues mucho mejor. Imaginarte lo que le hare sin no me dice las preguntas de examen con las respuestas – dijo sádicamente.

¡Si la lastima te MATO! – dijo Alejandro a la vez preocupado que le hiciera algo a Valeria. Recordó las técnicas de combate que le enseño su padre (su padre antes estuvo con los marines cuando era más joven y luego estuvo en la Delta Force hasta retirase).

Alejandro le dio a Kevin una fuerte patada a estomago dejándolo sin aire, luego un golpe al rostro haciéndole retrocede 2 metros, rápidamente le dio un derechazo a Raúl al rostro, José intento de golpearlo pero se agacho golpeándolo a la babilla haciéndolo caer al suelo. Kevin al recuperar el aliento, tomo a Alejandro de hombro derecho dándole golpes al rostro, Alejandro con su mano izquierda detuvo el puño de Kevin dándole un golpe con todas sus fuerzas al rostro, tomándolo de brazo y tirándolo al suelo. Alejandro vio venir hacia el a José, rápidamente se echó a un lado poniéndole el pie haciéndolo caer al suelo, Raúl intento de golpearlo pero Alejandro reacciono rápido deteniéndolo de la muñeca y comenzó a golpearlo en el estómago, Alejandro le soltó la muñeca dándole un fuerte puñetazo la rostro.

Rápidamente Alejando corrió para huir de ay antes de que Kevin y José lo atacarse, pero ambos lo siguieron. Alejandro corrió lo más rápido que ponía, a dar la vuelta de la esquina vio la tienda de helados en que siempre los estudiantes de su escuela va para refrescase de calor, rápidamente entro al local antes de que lo viera Kevin y José. Vio pasar a par sin darse cuenta de que estaba metido en la tienda de helados, Alejandro se alivió a saber estar a salvo.

Dejarme adivina ¿esos chicos te perseguía, siento? – dijo el señor Marcos, el dueño de la tienda de helados.

Exacto – respondió Alejandro apoyando sus brazos en el mostrador.

Veo que si te defendiste, pero eran demasiado para ti y huirte – dijo el señor Marcos a ver las golpizas en el rostro de chico.

Si – respondió Alejandro.

Creo que un helado te calmara – dijo el señor Marcos sacando un helado de cono de refrigerador – te, solo esta vez te lo dejare gratis – dijo dándole el helado.

Gracias – respondió Alejandro comenzado al comencé el helado.

Al terminarse el helado, entro Valeria alegre como siempre, al ver a Alejandro con las golpizas en el rostro se preocupó.

Alejandro que te paso – dijo Valeria preocupada por él, con sus manos en las mejillas de Alejandro.

Kevin y sus 2 amigos – respondió Alejandro tomando las manos de Valeria con delicadeza.

Esos salvajes, nunca dejan l a los demás en paz – dijo Valeria a la vez sonrojada.

Ya no puedo mantener en secreto lo que siento por ti – dijo Alejandro viendo a Valeria a los ojos – m-me gusta – dijo formado una pequeña sonrisa.

Tú también me gusta, es estado enamorada de ti desde que te conocí – dijo Valeria con los ojos entristecidos.

De verdad – dijo Alejandro.

Si – respondió Valeria.

Ambos chicos se abrazaron amorosamente. Alejandro se sentía como feliz de que la chica que tanto amaba, lo aceptara, haciendo que sus ojos humedecieran.

Como me encanta el amor de jóvenes – dijo el señor Marcos mientras comía un helado de vaso, ambos voltearon a verlo – mejor lo dejo solo. Avíseme cuando llegue un cliente – dijo dejando a ambos chicos solos mientas de abrazaban.

Ambos chicos se miraron con amor, acercaron lentamente sus labios dándose un beso apasionando que solo duro 5 segundos. Ambos chicos salieron de la tienda de helados tomado de la mano, Alejandro acompaño a Valeria a su casa. Ambos jóvenes se despidieron con un abrazo y un beso en la mejilla, acodarse verse a las 3 pm. Alejandro llego a su casa feliz como nunca, su madre que hacia el almuerzo vio las golpizas en el rostro de Alejandro, preguntándole lo que le paso, Alejandro le dijo lo que le paso mientras su madre le curaban las golpizas, lo único que no le dijo fue lo de él y Valeria.

Después de almuerzo, Alejandro y su madre preparo la sala para vez la película antes de que llegaran sus amigos, al termina la madre de Alejandro comenzó a preparar las palomitas de maíz. Después de unos minutos llegaron sus amigos incluida Valeria que llego de última, que lo saludo con un abrazo y entrar a la sala, Alejandro ponía la película en el reproductor de DVD mientras su madre les daba a los chicos las palomitas. Todos veías la película mientras opinaba de las escenas, Valeria estaba al lado de Alejandro, con cada susto lo abrazaba, todos notaba que había algo raro en ellos.

Acaso ustedes son novios – dijo Daniel seriamente.

Si – respondió Alejandro mientras que Valeria le abrazaba el brazo derecho.

¿Y desde cuándo? – dijo Jennifer curiosa.

Desde hace 3 horas ¿creo? – dijo Valeria.

¡3 horas! ¡Desde 3 horas ustedes son novios! – dijo Diana sorprendida.

¿Que ustedes qué? – grito la madre de Alejandro mientras que le traías unos vasos con refresco a los chicos.

¡Mama! – Dijo Alejandro sorprendido de que su madre lo escuchara – mama respirar hondo – dijo para que se calmara.

¿Por qué? Si estoy feliz por ti hijo – dijo la madre de Alejandro dándole los vasos a los chicos – o acaso pesarte que me enojaría contigo. Desde hace mucho sabía que te gustaba Valeria. Cuando te oír hablar dormido diciendo “Valeria” – dijo mostrándoles un video de aquel momento – bueno, mejor los dejos para que siga viendo la película – dijo dejando a todos los chicos solos en la sala.

Oh cielos – dijo Alejandro poniendo su mano izquierda en su frente, hasta que sintió a Valeria abrazándolo con ternura.

Ustedes se ver muy lindo juntos – dijo Helena poniendo sus manos en sus mejillas.

Mejor continuemos viendo la película – dijo Alejandro acariciando el cabello de Valeria suavemente.

Ok – dijeron todos.

Al termina la película, los amigos de Alejandro se iba a sus casas y el ultimo en irse fue Valeria, que se despidió de el con un pequeño beso en sus labios.

Tres meses después y un mes antes de incidente de oficial Ramírez

El noviazgo de Alejandro y Valeria iba muy bien, los padres de Valeria aprueba su relación ya que Alejandro es un buen chico.

Alejandro esperaba a Valeria en el parque de la avenida, sentado en una barca, se había acordado verse ay. Después de espera, llevo Valeria, sentándose a lado de Alejandro dándole un beso en la mejilla y un abrazo.

Para que quisiste verme aquí – dijo Valeria.

Para darte esto – dijo Alejandro mostrándole un collar de plata con un pequeño en forma de corazón – este collar le perteneció a mi abuela Mary, mi abuelo Scott se lo obsequio cuando eran jóvenes. Mis abuelos me lo envió me lo enviaron desde Filadelfia, y ahora te lo obsequio a ti – dijo Alejandro, Valeria se volteó para que se lo pusiera, con cuidado Alejandro le puso el collar en su cuello.

Gracias Alejandro, es hermoso – dijo Valeria volteándose y dándole un abrazo.

Para la próxima semana ya habrá terminado las clases, y habremos pasando de año – dijo Alejandro.

Sí. Nuestros profesores dijeron que haría una fiesta para los de nuestro año, en el salón de fiesta de la escuela. Dijeron también que los alumnos podrían tenían que ir con una pareja, oír que Miguel iría con Helena y Mariana con Daniel – dijo Valeria.

Gabriel me dijo que invitaría a Jennifer, yo ya sabía de esa fiestas, será el sábado a las 1 pm – dijo Alejandro riéndose.

Y porque no me dijiste antes – dijo Valeria dándole un golpe en el pecho y parándose de la barca – atraparme si puede – dijo comenzado a correr, Alejandro sabía que era un juego por lo que comenzó a perseguirla.

Ambos chicos se divertían corriendo por el parque y riéndose, Alejandro la perseguía mientras Valeria huía. Valeria se ocultó detrás de un árbol y se asomó dejándose ver por Alejandro, haciéndole la señal de ver por mí con su dedo, Alejandro corrió hacia el árbol pero Valeria corrió. Alejandro dio un salto de impulsándose, logrado atraparla y cayeron al suelo en el sepe, Alejandro de espalda y Valeria encima de él. Ambos con sus alientos agitados reías, después se sentaron en el sepe.

Eso fue divertido – dijo Alejandro sonriendo.

Si – dijo Valeria – gracias por el collar, es precioso – dijo dándole un abrazo.

De nada – dijo Alejandro.

El día viernes, el último día de clases. Alejandro acababa de llegar a su casa de la escuela, al cambiarse de ropa fue al almorzar. Después de almorzar, fue a su habitación y encendió su laptop para ver creepypastas en Youtube, luego decidió ver videos de Resident Evil 7, ya que le gusta mucho esa saga de videojuegos, al igual que Call of Duty. Mientras veías un video, vio su máscara de Ghost (personaje de Call of Duty Modern Warfare 2) que le regalo su padre a cumplir 12 años, al lado de su televisión, poniendo el video en pausa lo tomo guardándolo en su armario, regresando a ver el video.

Al termina de ver el video, revisor entre su ropa que ponerse para mañana en la fiesta. Encontró su nueva chaqueta de cierre color negro con capucha gris, su polera blanca, sus jeans favoritos color azul muy oscuro y sus tenis color negro. Alejandro preparo la ropa que iba a usar para la fiesta mañana, regresando al navegar por Internet en su laptop.

El día de la fiesta, Alejandro ya vestido con la ropa que decidió usar en la fiesta, su padre le dio algo de dinero por si acaso. Alejandro se fue despidiéndose de sus padres, antes de ir a la fiesta fue a la casa de Valeria para recógela, cuando llego Valeria ya se había despendido de sus padres. Valeria iba vestida con una blusa negra y una falda verde celeste bien elegante.

Alejandro la saludo y le respondió al saludo con un abrazo, ambos se tomaron de las manos e irse a la fiesta. Al llegar se encontraron con sus amigos quienes los saludaron, los chicos se divertían mucho, todos conversaban, reías, bailaban, etc.

Después de 3 horas de mucha diversión, todos comenzaban al irse a sus casas y disfrutan las vacaciones de verano, y estar preparados para el próximo año escolar.

Alejandro tomado de la mano de Valeria, iban a mismo parque para algo que siempre quisieron hacer. Cuando llegaron a parque, Alejandro la llevo a un árbol con un grueso tallo.

Que hacemos aquí – dijo Valeria dulcemente viendo el hermoso árbol.

Ya lo verá – dijo Alejandro sacado una navaja de su bolsillo.

Siempre estaremos juntos – dijo Alejandro guardando la navaja en su bolsillo.

Alejandro, que lindo – dijo Valeria abrazándolo.

Ambos estuvieron sentados en el sepe junto al árbol, conversando de qué harían en 5 años después. Alejandro vio que era tarde, por la que decidió llevar a Valeria a su casa, pero cuando a punto de salir de parque, vieron a los 3 chicos con quien no querían encontrarse, Kevin, Raúl y José. Valeria asustada se puso detrás de Alejandro, Alejandro nunca permitirían que le hiciera daño a Valeria.

Vaya, vaya, vaya. Pero mire… a quien tenemos aquí, el gringo, y la flor de melocotón – dijo Kevin de forma burlona.

Que quieres Kevin – dijo Alejandro.

Que acaso lo olvidar. Por tu culpa me expulsaron de la escuela – dijo Kevin.

Eso fue tu culpa. Tú y tus amigos me golpearon, no solo a mí, ustedes lastimaron a muchos de la escuela ¡Como si ustedes fueran los quienes manda! – dijo Alejandro.

Ok tendré que enseñante que si es así. Para eso nosotros nacimos – dijo Kevin sacado una pistola – le quita a papa estar arma sin que se dará cuenta, pero prefiero no usarla por el momento, o mejor ¡solo por una vez! – dijo disparado el arma, la bala impacto en la pierna derecha de Alejandro dando un grito de dolor.

Alejandro cayo de rodillas sosteniéndose de su mano izquierda, con su mano derecha se sujetaba la herida para evitar que sangrara.

Valeria ¡corre! – dijo Alejandro adolorido.

¡No te mueva! O te disparo, y no será en la pierna – dijo Kevin apuntándola con el arma y acercándose a ellos – sujétela – le dijo a José y Raúl y ambos caminaron hacia Valeria.

Alejandro con el dolor que sentía en su pierna, se levantó apena manteniéndose de pie.

Déjela ir. Ella no tienes nada que ver – dijo Alejandro poniéndose enfrente de José y Raúl.

José golpéelo, Raúl toma a Valeria – dijo Kevin.

José golpeo a Alejandro al rostro tumbándolo al suelo, mientras que Raúl tomo a Valeria de los brazos sujetándola. José tomo a Alejandro de su polera dándole varios golpes, Alejandro le dio derechazo al rostro y tomándolo de cuello, quitándoselo de encima. Alejandro comenzó a golpearlo, pero Kevin le dio una patada en el abdomen tirándolo al suelo, Kevin le dio una fuerte pisada en el pecho y luego otro más fuerte. José le dio a Alejandro una patada en las costillas, con otra patada a las costillas hizo que Alejandro se volteara adolorido, José le piso fuertemente la espalda impidiéndole levantarse. Kevin se puso enfrente de Valeria, que estaba muy asustada.

Por favor Kevin, dejar ir a Valeria – dijo Alejandro adolorido, la herida en su pierna sangraba.

Saber Alejandro, tienes mucha suerte de tener a Valeria. Estar muy buena – dijo Kevin tocándola de forma pervertida.

Oye Kevin dejar algo para mí. Pero primero – dijo José dándole una fuerte patada a las costillas a Alejandro – hace tiempo quería hacer esto – dijo dándole otra patada a las costillas, haciendo que se volteara.

José puso su pie sobre el pecho de Alejandro impidiéndole levantarse. Kevin comenzó al meter su mano debajo de la blusa de Valeria, Alejandro volteo su mirada al verlos, lo cual lo enfureció. Alejandro metió su mano en su bolsillo para sacar navaja sin que José se dará cuenta, rápidamente se lo clavo en la pierna juntamente en el musculo, José dio un grito de dolor quitado su pie de pecho de Alejandro y retrocediendo por el dolor, se agacho para sacarse la navaja de su pierna y lanzándola lejos. Alejandro aprovecho para levantarse, Alejandro golpeo a José en el rostro tirándolo al suelo, comenzado al golpearlo sin piedad, hasta que le comenzó al sangrarle la nariz. Alejandro dejo a José tirando en el suelo, soportado el dolor en su pierna a causa de la herida de bala que se le hizo Kevin, caminado hacia Kevin y Raúl y salvar a Valeria de ellos.

Déjela en paz. Sino, le pateare el trasero – dijo Alejandro adolorido a causa de los golpeos y de la herida que le sangraba.

Eso creí – dijo Kevin apuntándolo con el arma – adiós Alejandro – dijo disparándole directamente al pecho, por donde estaría el corazón.

Alejandro cayó al suelo a recibir el disparo, pero aun consciente vio como Kevin lo apuntaba de nuevo, hasta que disparo. Los ojos de Alejandro se cerraron a recibir el disparo quedando inconsciente, hasta que su corazón dejo de latir.

¡Alejandro! ¡No! – dijo Valeria comenzado a llora.

Valeria intento de que Raúl la soltara pero era inútil, por la que comenzó a grita para pedir ayudar, pero Raúl le tapó la boca con su mano callándola. José se levantó y limpiándose la nariz, quedo sorprendido a ver a Alejandro muerto, en cambio Kevin guardo el arma escondiéndola bien, diciéndole a Raúl que quitara su mano de la boca de Valeria. Valeria lloraba por haber visto a Alejandro morir, sin poder haber hecho nada por evitarlo.

No llore preciosa, pronto nos divertiremos. Mis amigos y yo, nos divertiremos contigo – dijo Kevin agarrándola de la babilla, besándola. Valeria intento de quitárselo, de empujarlo, pero no podría. Kevin termino de besarla, recuperado algo de aliento.

Bien es mi turno – dijo José tomándola de los brazos besándola a la fuerza, Valeria intento de empujarlo, hasta que José la soltó.

Ahora yo – dijo Raúl tomando a Valeria de la nuca besándola, también a la fuerza. Al momento en que la soltó José lo tomo de la cintura para que no huyera, pero se resistía.

Escucha muñequita, si no te callar se disparare. Ya viste lo que le hice a tu novio – dijo Kevin apuntándola a la cabeza.

Bien, vámonos antes de que nos vea – dijo Kevin.

Kevin, José y Raúl se fueron de lugar llevándose a Valeria a la fuerza, dejando atrás el cuerpo de Alejandro. Valeria sabía que algo malo le haría, que la violaría.

Alejandro despertó en un extraño lugar, que solo había oscuridad y nieblas. Alejandro corrió por todas partes buscando una salida o un punto de luz, pero solo conseguía lo mismo, oscuridad y nieblas. Después de tanto correr, Alejandro se agotó, que decidió sentarse en el suelo, recordó las heridas de balas que recibió de parte de Kevin. Alejandro quedo sorprendido a ver que las heridas aún seguían donde estaba, pero no le dolía, ningún un poco. De pronto, comenzó a oír una macabra voz que provenía de alguna parte.

Quien anda ay, muéstrese – grito Alejandro buscando el origen de esa voz.

Quedarte quieto por 5 segundo y luego voltea, y me vera – dijo la voz macabra.

Alejandro hizo lo que le dijo la voz, y a voltea, no pudo crees quien era el responsable de esa voz. Alejandro veía alguna especie de demonio, tenía unos cuernos en la cabeza, 7 bocas y en las manos unas garras. Alejandro recordó haber visto unas descripciones parecidas, se dio cuenta que este demonio era nadie menos que “Zalgo” el dios de mal, la destrucción, la locura y el caos, descripto así en las creepypastas.

Veo que saber quién soy – dijo Zalgo con una sonrisa burlona.

Si, eres… Zalgo… el dios de mal – dijo Alejandro aterrador de tener enfrente a uno de los seres más poderosos de Universo.

Tranquilo Alejandro, no te hare ningún daño – dijo Zalgo acercándose lentamente hacia él.

Como saber mi nombre – dijo Alejandro sorprendido.

Ser todo sobre ti Alejandro – dijo Zalgo quedando enfrente de Alejandro. Alejandro permaneció callado por el shock de tener a Zalgo enfrente de él.

Ah donde estoy – dijo Alejandro mirado a su alrededor.

En otra dimensión – dijo Zalgo.

Oh claro. En el Universo hay millones de dimensiones, eso creo. Y ¿cómo llegue aquí? – dijo.

Yo te traje – dijo Zalgo.

¿Por qué? ¿Qué quiere de mí? – dijo Alejandro confundido.

Te vi morir. Excelente forma de morir, por proteger a la persona que más ama, pero fallaste – dijo Zalgo.

¡Valeria! – dijo Alejandro, desesperado comenzó a correr por todas partes buscando una salida. Pero de pronto, Zalgo le dio un golpe al pecho tirándolo al suelo.

Quedarte quieto. Estáis en otra dimensión, es imposible que un mortal logre salir e ir a otra dimensión – dijo Zalgo sarcástico.

Entonces regresarme a mi dimensión – dijo Alejandro desesperado.

Tu dimensión. Es que más deseo visita, porque creí que mi frase es “he come”. Pero no puedo llegar a tu dimensión, la única manera, es cruzado el universo. Podría teletransportarme entre dimensiones, pero saldría mal. La únicas maneras que quedo, es metiéndome dentro de los sueños, poseyendo un cuerpo humano o de cualquier ser, y la más complicada, consumir una gran cantidad de almas – dijo Zalgo.

Voto por recorrer el universo. Espere ¿va a poseer mi cuerpo? –dijo Alejandro.

No. Me di cuenta de que si quiere recolectar una gran cantidad de alma, necesita ayudar. Para eso te traje, quiero que recolecte esas almas – dijo Zalgo fríamente.

Quiere que recolecte almas por usted – dijo Alejandro.

Exacto. Quiero que sea mi nuevo súbdito – dijo Zalgo sádicamente.

Solo soy un humano – dijo Alejandro asustado.

Pero ahora está muerto. Y lo más triste es que le hará esos chicos a Valeria, y tú no podrá salvarla – dijo Zalgo.

¡No! ella no – dijo Alejandro.

Puedo ayudarte en eso – dijo Zalgo incrustándole sus garras junto con su mano en el pecho de Alejandro, atravesándolo y salieron de la espalda.

Zalgo saco bruscamente su mano de cuerpo de Alejandro. Alejandro cayó de rodillas al suelo, apoyado sus manos en su pecho.

¿Por qué? – dijo Alejandro botando sangre de la boca.

Fue necesario. Ahora ya no será un simple humano, será ahora un ser único en el universo. La mezcla perfecta entre un fantasma y un demonio, un hibrido – dijo Zalgo fríamente.

Alejandro comenzó al sentir un fuerte dolor en la herida, vio que la herida se estaba cerrando y sanando rápidamente. Al sanarse la herida, Alejandro comenzó a sentir dolor en todo su cuerpo, las uñas de sus manos crecían y tomado forma de garras, se podría oír sus huesos rompiéndose dentro de él y restaurándose a la vez, era demasiando dolor, más de lo que podría soportar. Los dientes de Alejandro se volvían afilados y puntiagudos, su piel tomaba un color celeste oscuro. Alejandro sentía mayor dolor en su columna vertebral, sentía que su columna salía de su espalda, luego sus ojos se volvieron rojos y brillantes.

De pronto, las garras que crecían en sus manos regresaron a la normalidad, sus dientes también regresaron a la normalidad, al igual que sus huesos. Pero su piel tomo un color pálido, como el color blanco de papel. Sus ojos se volvieron completamente negro, y las pupilas se volvieron azules con un poco de brillo, y el dolor se fue.

Como te siente – dijo Zalgo mirándolo con una sonrisa diabólica.

Me siento fuerte – dijo Alejandro mirando sus manos.

Excelente. Todo salió muy bien cómo me lo esperaba – dijo Zalgo.

Ok. Ahora regresarme a mi dimensión, debo salva a alguien – dijo Alejandro poniéndose de pie.

Está bien – dijo Zalgo.

Unas sombras comenzaron al rodea a Alejandro y todo a su alrededor se volvió blanco. Alejandro despertó en lo que parecían ser una morgue, habían camillas pero todas vacías, excepto en la que estaba acostado. Alejandro se sentó en la camilla tocándose la cabeza con su mano izquierda, vio que estaba desnudo, sabía que ya le hicieron la autopsia. Miró sus manos para solo ver ese color blanco que tiene ahora su piel, cubriéndose con la sabana revisor todo el lugar hasta que encontró su ropa, para su sorpresa estaba arreglada y sin rasguño como nueva, sin importarle se vistió. Alejandro salió de la morgue, encontrándose en un pasillo muy iluminado, se dio cuenta que estaba en un hospital pero no sabía en cual.

Alejandro camino por los pasillos buscando la salida mientras evitaba a personal y las cámaras de vigilancia, en uno de los pasillos encontró un reloj que marcaba las 7:45 pm, sin perder más tiempo siguió buscando una salida. Después de tanto caminar llego a la sala principal de hospital, que resultó ser el Hospital Universitario, Alejandro espero a que no hubiera nadie en la sala.

Vamos, salgas de aquí ya – susurro Alejandro desde su escondiste.

Al no haber nadie en la sala, Alejandro corrió saliendo por la entrada principal de hospital hasta llegar a la siguiente cuadra.

Valeria resiste, voy a salvarte. Pero esta vez iré con armas – dijo Alejandro hiedo a su casa.

Al llegar entro por la puerta de atrás, sigilosamente camino llegando a la sala donde estaban sus padres llorado, sabia porque, debieron saber que él estaba muerto antes de que despertara en la morgue. Sin que lo viera, Alejandro entro a la habitación donde guardan las cosas viejas, abrió la caja de recuerdos de su padre donde había 2 cuchillos de combate, que su padre había conservado de la Delta Force, uno de esos cuchillos le perteneció a un amigo de su padre que murió en combate “llamado Derek”, mientras que el otro era de su padre. Alejandro salió de ay hiedo a su habitación, de su armario tomo la máscara de Ghost y luego salir de la habitación, Alejandro salió de la casa igual como había entrado, a esta lejos de su casa se detuvo en un callejón.

Sabrá con quien se metieron – dijo Alejandro mirado la máscara. Alejandro se puso la máscara (que le tapaba nariz y boca) y colocándose la capucha, empuñado el cuchillo de su padre, mientras que el otro lo guardo en su chaqueta.

Alejandro corrió a la casa de Kevin, al llegar de una patada abrió la puerta, entrado a la sala. Los padres de Kevin oyeron el ruido de la cerradura de la puerta romperse, el padre de Kevin tomo su escopeta (el padre de Kevin trabajaba antes para un narcotraficante colombiano) y fue a la sala al ver lo que ocurría, a ver a Alejandro en medio de la sala, lo apunto con la escopeta. Alejandro volteo su mirada hacia el padre de Kevin y empuñado fuertemente su cuchillo, el padre de Kevin que horrorizado a ver los ojos de Alejandro.

¡Quién eres! – dijo el padre de Kevin.

Donde esta Kevin – dijo Alejandro de una forma fría.

Para que quiere a mi hijo – dijo el padre de Kevin.

Que le importa – dijo Alejandro.


Vete a infierno – dijo el padre de Kevin disparado la escopeta.

El disparo impacto en el pecho de Alejandro, como sorpresa para los padres de Kevin y para Alejandro, Alejandro permaneció de pie y con vida. Alejandro dejándose llevar por la ira, corrió hacia el padre de Kevin, quien disparo de nuevo pero Alejandro lo esquivo, el hombre recargo el arma para disparar de nuevo, pero ante de que pudiera dispararle, Alejandro tomo la escopeta dirigiendo el caño de arma hacia el techo y se liberó el disparo. Alejandro incrusto su cuchillo en el cuello de hombre y deslizándolo hasta el abdomen matándolo, vio el cuerpo sin vida al suelo y ajorro la escopeta sobre el cadáver. La madre de Kevin horrorizada corrió a su vida pero Alejandro la siguió (la madre de Kevin fue antes una bailarina exótica y una de las mujeres que se acotaban con el narcotraficante colombiano), la mujer salió por la puerta de atrás y luego la cerro, Alejandro patio la puerta abriéndola y corrió hacia ella dispuesto a matarla, impulsándose de un salto la acaso y rebanándole la nuca con el cuchillo matándola.

¡Diablos! ¡Donde están! – dijo Alejandro preocupado por Valeria. De pronto comenzó al escuchar la voz de Zalgo en su mente.

Olvidar que ahora eres mitad fantasma y mitad demonio ¡eres un hibrido! Posee las mismas habilidades – dijo Zalgo en la mente de Alejandro.

Al que te refiere ¿Qué habilidades? – dijo Alejandro confundido.

Eres la mezcla perfecta entre fantasma y demonio, y como tal, tiene habilidades, las mismas que ellos tienes – dijo Zalgo.

¿Cómo atravesar paredes? – dijo Alejandro.

Exacto. También puede consumir carne y órganos humanos y con eso sanate de heridas, prácticamente devorar humanos, pero aun así podrá seguir consumiendo comida normal, a que están acostumbrados los humanos. Pero tienes otras habilidades, como un excelente sigilo, ocultarte fácilmente en la oscuridad y en las nieblas – Zalgo.

Como una especie de camuflaje – dijo Alejandro.

Correcto. Pero además posee una segunda visión que te hará muy útil, con la que podrá vez detrás de la paredes, ver el campo visual de otros seres y ver el interior de sus cuerpos – dijo Zalgo.

Gracias por los detalles, pero tengo que salva a alguien. Así que, sal de mi mente – dijo Alejandro.

Está bien. Buena suerte – dijo Zalgo.

Alejandro se dirigió lo más rápido posible a la casa de Raúl. Al llegar atravesó la puerta, pero por desgracia la madre de Raúl lo vio atravesar la puerta (Raúl vive solo con su madre, no se saber nada de su padre, su madre era una prostituta), no tuvo más opción que matarla. Alejandro corrió hacia ella, pero para su sorpresa y para la madre de Raúl, cuando corrió, de una forma acelero quedando enfrente de la mujer en un abrir y cerrar de ojos, clavándole el cuchillo en el pescuezo matándola.

Alejandro revisor toda la casa pero no encontró nada, excepto en la habitación de Raúl, encontró la laptop de Raúl, Alejandro sabía que encontraría información en la laptop de Raúl. Al encenderla, vio que como la mayoría de las PC, usaba contraseña, Alejandro busco entre las cosas pensado que Raúl escribió la contraseña en alguna parte por si se la olvidaba, después de tanto buscar encontró la contraseña escrita en el cuaderno de historia de Raúl, era “condor735r”. Escribió la contraseña en la computadora y era correcta, comenzó a revisar todos los archivos, entre todos encontró un archivo de sonido hecho 2 horas antes de que él y Valeria salieran de la fiesta, Alejandro le dio al reproducir a la grabación:

Bien. José, Kevin y yo, le haremos pagar a Alejandro por haber hecho que nos expulsaron de la escuela. Vera que con quien se metió, será divertido. Sabemos que ira a la fiesta de celebración, acompañando de la mami de Valeria, de seguro cuando le demos su merecido, nos divertiremos con Valeria jajaja. José nos dijo que sus padres no entrarían en casa hasta en 2 días, por la que tenemos la casa sola para nosotros y podremos divertirnos, y aún más con Valeria.

¡Malditos desgraciados! – dijo Alejandro al terminarse la grabación (Alejandro saber la direcciones de la casas de Kevin y Raúl porque un amigo suyo vive cerca de la casa de Kevin, y Miguel le dijo donde vivía Raúl, ya que antes fue su amigo).

Por suerte en la laptop de Raúl, había en el escritorio una nota donde decía la dirección de la casa de José. Alejandro corrió a la casa de José, al llegar, dejándose llevar por sus sentimientos abrió la puerta de entrada de una patada, vio en la sala acostado en el sofá a Raúl, lleno de ira lo tomo de su camisa y poniendo su cuchillo en el cuello de Raúl.

Donde esta ¡donde esta Valeria! – dijo Alejandro.

¿Quién eres tú? – dijo Raúl.

Alejandro de quito la capucha y la máscara dejando ver su rostro.

No, no puede ser. Nosotros te matamos – dijo Raúl aterrorizado.

No es tan fácil matarme. Te daré una muerte dolorosa – dijo Alejandro.

Alejandro le tapó la boca con fuerza, clavando su cuchillo en el pecho de Raúl y deslizándolo hasta el abdomen, luego clavándolo en las costillas deslizándolo por todo el pecho. Raúl comenzó a llorar de dolor, en un intento de salvarse, intento de golpearlo pero Alejandro le tomo la mano y se la mordió arrancándole un pedazo de carne. Sin que nadie le tapara la boca, Raúl salto un grito de dolor, Alejandro lo cayó incrustándole toda la hoja de cuchillo en el cuello matándolo. Alejandro con el pedazo de carne de la mano de Raúl en su boca, decidió comérselo y para su sorpresa no sabía tan mal, era delicioso. En ese momento entro a la sala “Kevin” quien al ver a Alejandro vivo y a Raúl muerto se horrorizo, Alejandro consumido por la ira y la venganza, corrió hacia Kevin de una forma sobrenatural, clavándole con todas sus el cuchillo en el abdomen dorsal poniéndolo contra la pared, haciendo que soltara un grito de dolor.

¡Donde esta Valeria! ¡Dime! – dijo Alejandro enojando. Kevin apunto con su dedo indicándole una habitación en donde estaba Valeria.

Kevin qué coño pasar – dijo José saliendo de la habitación que indico Kevin, para ver lo que sucedía.

Alejandro corrió hacia el tirándolo al suelo de un gancho, rebanándole por completo el cuello con el filo de cuchillo. Entro rápidamente a la habitación, encontrado acostada en la cama a Valeria. Alejandro se acercó a Valeria tomándola de la espalda y de la nuca, se veía pálida como enferma.

Valeria. Que te han hecho – dijo Alejandro. En ese momento Valeria abrió los ojos con cansancio.

¿Alejandro? – dijo Valeria viendo a Alejandro.

Sí. Soy yo – dijo Alejandro.

Viniste al salvarme – dijo Valeria.

Sí. Que te hicieron – dijo Alejandro.

Me violaron – dijo Valeria comenzado a llorar, abrazado a Valeria. Alejandro a oír eso, se llenó de ira, pero el abrazo de Valeria lo calmaba.

Ya todo paso – dijo Alejandro acariciándole el cabello.

De repente, Valeria comenzó a toser descontroladamente y saliéndole saliva esponjada de la boca. Alejandro la acostó tratado de ayudarla, vio sobre la cama una jeringa, a tomarla vio que estaba usada. Alejandro reviso los brazos de Valeria, viendo que le inyectaron algo 2 veces.

Valeria resiste, ahora vuelvo – dijo Alejandro para luego salir de la habitación, fue al donde dejo a Kevin, pero no estaba solamente había un rastro de sangre. Alejandro siguió el rastro encontrado a Kevin arrastrándose por el suelo, se acercó a él volteándolo poniendo el filo de cuchillo en su cuello.

¡Que le inyectaron, dime! – dijo Alejandro enojando mostrándole la jeringa - ¡hablar! – dijo apuñándole bruscamente la religa en el pecho y luego sacándola.

¡Droga! ¡Droga! – dijo Kevin presionándose adolorido.

¡Cual, dime! – dijo apuñándolo en las costillas.

Cocaína, y mariguana – dijo Kevin.

Cuanto le dieron de dosis – dijo Alejandro.

Todo la jeringa completa, cada una, primero le dimo cocaína, luego l la mariguana – dijo Kevin.

¡Idiota! Esa dosis puede MATARLA – dijo Alejandro.

Lo sé. Creíste que la dejaríamos vivir para luego decirle a la policía, aparte fue divertido, tiene un excelente cuerpo – dijo Kevin burlón, Alejandro estaba a punto de clavarle el cuchillo en la frente.

¡Adelante, apuñalándome! – dijo Kevin esperando a que lo matara.

No. no usare el cuchillo. Usare mi hambre – dijo Alejandro guardando su cuchillo.

Alejandro le mordió el hombro izquierdo arrancándole un pedazo de carne, para luego comérselo. Alejandro comenzó a morderlo en el mismo sitio, devorado cada parte que mordía, Kevin comenzó a empujarlo de la frente y de cuello, pero Alejandro lo tomo de brazo que lo tomaba de cuello, aprestándosela con fuerza y luego morderle la muñeca de brazo que lo tomaba de la frente, comiéndosela sin detenerse. Alejandro soltó el brazo de Kevin para luego comerle el cuello, Kevin tosía sangre sin parar, Alejandro devoro parte de cuello de Kevin matándolo, pero ay no se detuvo. Alejandro comenzó al comérselo sin parar, se comía todo dejando solamente los huesos. Después de 10 minutos Alejandro se comió por completo a Kevin, en el sitio en que estaba, solo quedaba huesos machando de sangre con algunos restos de carne y órganos. Alejandro estaba completamente machando de sangre, saboreado la sangre en sus dedos, se sentía satisfecho con lo hizo.

Esto estuvo delicioso – dijo Alejandro fríamente. En ese instante, recordó a Valeria, rápidamente fue a la habitación.

Al llegar, encontró a Valeria muerta, se notaba que había agonizado hasta morir. Lagrimas comenzaron a deslizarse en sus mejillas, Alejandro se acercó a Valeria, abrazado el cuerpo sin vida de Valeria, comenzado a llorar descentradamente. Alejandro lloro sin parar abrazado el cadáver de vida. Después de un rato, Alejandro se calmó, poniendo con cuidado el cadáver de Valeria en la cama, Alejandro tomo con cuidado el collar que le regalo a Valeria poniéndolo en su mano derecha, apresto su mano dejando caer algunas cuantas lágrimas.

Alejandro se fue de la casa llevado el collar en su mano izquierda, con la capucha y la máscara puesta, antes de haber salido de la casa tomo el teléfono de Raúl, con el teléfono de Raúl llamo a emergencias.

Aquí 911, cuál es su emergencia – dijo la operadora
.
Hay 4 jóvenes muertos, en una casa. 2 chicos con apuñaladas, una chica muerta por sobredosis de drogas, y un chico completamente devorado – dijo Alejandro.

Cuál es la dirección de la casa – dijo la operadora. Alejandro le dijo la dirección de la casa.

Bien, enviaremos patrullas y forenses al lugar. Por favor, mantenga la calma, llegaran pronto – dijo la operadora.

No se preocupe. Yo mate a los tres chicos, y la chica, fue drogada y violada por esos chicos. Era mi novia – dijo Alejandro conectado la llamada, tirando el teléfono al suelo. Alejandro se fue de lugar sin mira atrás.

Alejandro se encontraba en el parque de su avenida, viendo en su mente los recuerdos de los momentos que pasaba con Valeria en ese parque, se podía ver una gran tristeza en sus ojos. Alejandro miro por un rato el collar, después, se lo coloco alrededor de su cuello, para luego irse de parque.

Alejandro caminaba por las calles de la ciudad, empuñando el cuchillo de su padre, era las 3:00 de la mañana. Sentía una sed de sangre, quiere ver sangre, está listo para matar a cualquiera que vea. Porque ya no es aquel amable chico decidió cumplir sus sueños, es ahora un asesino al sangre fría.

Narra Alejandro

No importa lo tanto que corra, o te esconda, nadie podrá escapar de mí. Matare a quien sea, no me importar a quien. Ya no soy el de antes, soy alguien nuevo, todo aquel que se encuentre conmigo, morirá. Todos no solo me conocerán como Alejandro, también, me conocerá como. Lethal Ghost.

0 comentarios - Sleep in Peace: La historia de Lethal Ghost