epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Errores cuando cocinamos

Errores cuando cocinamos


Dicen que al mejor cazador se le va la liebre y lo comprobé hace unos días. Se supone que hay platillos que domino y que podría preparar hasta con los ojos cerrados, no entiendo cómo fue que una simple tortilla de huevo se me saló, se me pegó y se me quemó si seguí el procedimiento de siempre, o por lo menos eso creí.

A veces nos distraemos en la cocina, no ponemos la suficiente atención a lo que estamos haciendo, suena el teléfono y nos olvidamos de lo que está en el fuego, y sin darnos cuenta cometemos errores que hacen que un plato se eche a perder y la única opción, como en el caso de mi tortilla de huevo, es tirar todo a la basura, pero si el daño no es tan grave podemos intentar salvarlo y tratar de no desperdiciar nada. ¿Les parece imposible? Yo creía lo mismo, pero se puede. Les comparto lo que me encontré para remediar esos inconvenientes, habrá que ponerlos en práctica y ver si de verdad funcionan.

Los errores más comunes

- ¡Se pasó la pasta! Lo mejor es ponerla en agua con hielo por unos minutos para detener la cocción y hacer que se contraiga el almidón, posteriormente se recalienta en salsa de jitomate, el ácido le dará un gran sabor y mejorará la textura.

- ¡La carne me quedó dura! Si tiene partes quemadas se deben retirar para que no amargue el resto de la carne. Después se sazona con una mezcla de pimienta recién molida, ajo picado finamente y se corta en tiras tipo fajitas, esto la hará fácil de comer y tendrá un sabor rostizado.

- ¡Se secó el pescado! Para regresarle la humedad se barniza con una mezcla de mantequilla y limón, después de le agrega cilantro fresco y orégano, quedará una salsa que humectará y dará gran sabor.

- ¡Se endureció el pan! A todo nos pasa que si no envolvemos bien el pan al día siguiente es una piedra, para recuperarlo se debe salpicar con un poco de agua y envolverlo en una bolsa para horno de microondas, se calienta durante 10 segundos y quedará listo. Para hacerlo en horno convencional se envuelve en papel aluminio y se calienta por dos minutos.

- ¡Las verduras se cocinaron mucho! Se deben enfriar lo más rápido posible en agua con hielo, igual que la pasta, y se recalientan brevemente en un caldo caliente, al servir se pueden rociar con un poco de limón, éste les devolverá el sabor. Si el daño es irreversible se muelen las verduras en la licuadora y se hace una sopa a la que se le agrega caldo y un poco de chile.

- ¡Se me pasó la mano con la sal! La mejor opción es añadir al platillo una papa cortada en rodajas y dejar hervir por 15 minutos, después se retira la papa y el plato quedará con el toque de sal perfecto.

- ¡La comida está grasosa! Para eliminar el exceso de grasa de cualquier platillo la opción es congelarlo, ésta se hará sólida y será fácil retirarla con una cuchara.

- ¡Se me quemó el guisado! Lo primero que debemos hacer es retirar la comida de la olla caliente y colocarla en una olla limpia, si hay partes muy quemadas se quitan y a las que aún sirvan se recomienda agregarles un poco de pimentón en polvo y dejar hervir, esto mejorará el sabor.

Lo que no debemos olvidar


- Leer la receta completa antes de empezar a cocinar, ésta es la mejor manera de asegurarse que plato saldrá bien y que no olvidaremos detalles importantes.

- Picar, cortar, escurrir, batir y medir todos los ingredientes antes de empezar a cocinar, así como tener a la mano todos los utensilios que vamos a usar.

- Nunca abarrotar la olla o sartén. Esto genera vapor y no permite que los alimentos se doren reteniendo los jugos y el sabor. Lo mejor es usar un utensilio grande o hacerlo en dos partes.

- Los alimentos suelen secarse o pegarse cuando las ollas o sartenes no se han calentado previamente, para evitar que esto nos pase debemos calentar bien el utensilio, algunos tienen un indicador que nos avisa cuando está listo para añadir el aceite y empezar con la cocción.

- Los alimentos no se deben freír en aceite que no está lo suficientemente caliente, absorberán demasiada grasa y no quedarán crujientes. La temperatura del aceite no debe estar por debajo de los 170 grados, se puede medir con un termómetro y así obtener un buen resultado.

- La higiene es fundamental. Cada alimento debe procesarse en una tabla de picar de diferente color, usar la misma para todo contaminará la comida y puede volverse tóxica. Si algún ingrediente no se va a usar en el momento lo mejor es taparlo y refrigerarlo hasta que se necesite. Lavar los utensilios conforme los vamos utilizando nos facilitará la tarea.

Fuente: fernanda familiar ( pongo la fuente pero me sale,debes ingresar la dirección completa de la fuente)

2 comentarios - Errores cuando cocinamos

Agus +3
Lo de la sal es ingenioso, no lo sabia.
f0rise +3
Lo de la papa para la sal hay que decírselo a mi padre que le mete como dos cucharadas de sal a la salsa y arruina los fideos de los domingos e_e