epelpad

Al fin, el Episodio I sirvió para algo



No te pierdas la entrevista con Matías Steimborchel, profesor que utiliza las naves de Star Wars para enseñar diseño, ¡escuchala ACÁ!

El universo cinematográfico de Star Wars ya es material para estudiar en la universidad.
En algunas materias troncales, como Innovación y Diseño 3D, se utilizan películas y cuentos de ciencia ficción para enseñarles a los estudiantes de diseño distintas formas de abordar el modelado de objetos.
"Ellos ven la película y luego tienen que diseñar un objeto que esté dentro de ese universo estético. Star Wars, por ejemplo, es muy útil en este sentido porque fue una de las primeras películas que incluye diseños industriales para el decorado, las naves y las armas", cuenta Matías Steimborchel, profesor de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).
La materia comenzó a darse hace cinco años y la cursan estudiantes de todas las carreras de la Facultad de Arquitectura y Diseño, que abarca especializaciones como Industrial, Audiovisuales, Interiores y Gráfico, entre otras. Allí, los alumnos aprenden a utilizar un programa especial con el que pueden diseñar objetos en tres dimensiones y darles animación.
"Tenemos que ver una película o un cuento de ciencia ficción como Star Wars, Blade Runner o Oblivion, y a partir de ese lenguaje estético desarrollamos un producto de consumo masivo cuyo diseño entre en el mundo estético de esa película o ese cuento", describe Pablo Daniel Ruggeri, recién egresado de la carrera de Diseño Industrial.



Los films de ciencia ficción utilizan mucho del diseño industrial para sus escenografías. De esa forma les dan mayor realidad a los objetos que se ven en las películas. Les dan los detalles que les faltan, como los tornillos y las manijas de la puerta de una nave, por ejemplo.
También sirven para enseñarles a los estudiantes distintas corrientes de diseño del siglo XX. Como la estética Space Edge, de los años sesenta, que se ve claramente en 2001: Odisea del Espacio, donde aparecen diseños del danés Arne Jacobsen o del finlandés Eero Aarnio (inventor de las ball chairs o sillas bola) en el mobiliario de la escenografía. O el minimalismo en Oblivion, protagonizada por Tom Cruise, cuya estética se acerca a los modelos de Dieter Rams, asociados a la compañía de productos de consumo Braun. O el Cyber Punk de la distópica Blade Runner.
"La idea es trascender los límites de las materias del diseño tradicional. Una película de ciencia ficción tiene mucho más materiales para trabajar que la vida real. Sirven para utilizar estimular la creatividad", arroja Juan Hauts, profesor de Diseño Industrial y Modelado y Representación Digital de la UADE.
Por su parte, Matías Steimborchel asegura que esta forma de abordar el diseño, por medio de la ciencia ficción, les permite a los estudiantes adquirir "una búsqueda de objetos, de tecnologías o de cosas que no existen en la realidad, pero que podrían existir en el futuro, e imaginar cómo serían en el caso de que deban construirse".

Comentarios Destacados

RokerL +17
hijo de re mil puta que post mas horrible para leer, resumilo o aprende a redactar trolo decrepito de mierda esperpento mongolico hijo de tu tio

5 comentarios - Al fin, el Episodio I sirvió para algo

elmisteryman +1
jajajaj yo hice esa materia el año pasado con Matias, esta bueno el diseño industrial dentro del mundo de los videojuegos y del cine
hernanpanessi
@elmisteryman Qué grande. Aguante que la educación mire al presente.