epelpad

32 Enseñanzas de relaciones que aprendimos de Harry Potter


1. No siempre sabrás cuando conozcas a la persona indicada.


Tomar el tiempo de enamorarte de alguien no te hace amarlo menos. El amor es sobre crecer con alguien, llegar a conocerlo y conocerte. Es sobre ser uno mismo y respetarse entre sí por eso.

Ron y Hermione fueron BIEN odiosos entre ellos al inicio de los libros, y todos sabemos que James pasó un LARGO camino antes de ser digno de Lily, ¡y eso está bien! Las personas pueden sorprenderte, pueden mejorar y todos necesitan un poco de tiempo para encontrarse.


2. Aunque quizás sí podrías saberlo.



Ginny estaba loca por Harry desde el momento que lo vio, pero eso no impidió que su relación se profundizara y se convirtiera en algo, sin estar limitada por un enamoramiento de la infancia, con el transcurso de los años.

Algunas personas se enamoran a primera vista, otras lo hacen lentamente, pero lo que importa es mantener el compromiso una vez que lo hayas hecho.



3. El amor platónico es real.


El inexistente triángulo amoroso que puso en marcha miles de enfrentamientos entre shippers para emparejarlos lo prueba. Harry y Hermione eran excelentes amigos sin indicio o interés en un romance. Se querían, eran familia y era hermoso. Una amistad sólida y realmente platónica es difícil de encontrar, pero las que fueron creadas bajo respeto mutuo, confianza y admiración son posibles.


4. Y el amor romántico no es racional.


Los shippers inactivos de la relación Harmony PODRÍAN querer debatir sobre los comentarios del reciente indicio que dio JK Rowling en que quizás Harry y Hermione eran más compatibles que Ron y Hermione, pero por más compatible que fueran, no se gustaban, lo siento.

Y la verdad es que eso es algo hermoso. La compatibilidad es importante en las amistades y en las relaciones románticas, pero solo porque algo marca toda una lista no significa que se sienta correcto en el corazón.

5. Todos amamos de forma imperfecta.


No existe ser en el Universo Potter que ame de manera perfecta, y el hecho de que todos hacemos cosas incorrectas, que todos hacemos torpezas incluso cuando nos sentimos grandes y sentimos cosas hermosas, es un mensaje tan adorable.

Ron y Hermione peleaban, Harry no siempre le daba a Ginny suficiente crédito, Lily rompió el corazón de Snape, y su dolor en el amor lo convirtió en una persona amargada. Narcissa hizo un trato con el diablo para salvar a su hijo, Dumbledore se enamoró de la persona incorrecta. Le pasa a todos. Es algo reconfortante cuando piensas en ello.

6. Enamorarse puede ser agradable.



¿Quién no se enterneció cuando Remus y Tonks se emparejaron, o al pensar en cómo Lily ablandó a James y lo ayudó a convertirse en una mejor persona?

Sin duda, enamorarse puede ser una experiencia realmente encantadora. Incluso si la hora en que sucede es horrible (como cuando te das cuenta que no puedes vivir otro segundo sin alguien cuando estás en el medio de la Cámara de los secretos) e incluso cuando no dura mucho (*cof* Cho Chang *cof*).

El amor es lindo y los adolescentes lo saben mejor que nadie, y el romance en el Universo Potter puede ser innegablemente mágico, incluso cuando no es una de las
historias centrales.

7. Pero usualmente es solo extraño.


HP ama de manera correcta, pero pasa por la época difícil de enamorarse como un adolescente perfectamente.

La realidad de encontrar al compañero adecuado es que, tú sabes, debes hacerlo (un encantamiento que convoque almas gemelas no existe, lo siento). Desde citas torpes y rupturas (las vemos, Cho y Lavender), a verse horrible en un baile escolar, Harry Potter ENTIENDE lo que es tener tus primeras experiencias románticas y sabe que por más dulces que sean, también son condenadamente incómodas, y eso es natural.



8. Y son algo terribles, para ser honestos.





El enamorarse nunca fue una línea central de la trama en los libros, pero aún así nuestra dama J.K. nunca falló en hacerlo bien —especialmente cuando se trataba de partes dolorosas. El amor es difícil, duele, tener un enamoramiento es abrumador, y amar a alguien que quizás nunca te ame puede cambiarte como persona.

Snape, Ron, Hermione y Harry, todos ellos nos enseñaron en diferentes momentos que ver a la persona con quien quieres estar junto a otra (¡o incluso solo tener el temor de que podría estarlo!) es realmente algo terrible, pero también es que todos pasan por eso. Sin importar si eres tímido y vulnerable, un genio o una superestrella internacional, todos hemos tenido la experiencia de un amor no correspondido al menos una vez en nuestras vidas, y eso no nos hace menos increíbles como individuos.



9. Y el romance es la pieza más pequeña de un puzzle mucho más grande, de todas formas.



Los libros de Harry Potter nos enseñaron mucho sobre distintos tipos de relaciones románticas y mucho sobre enamorarte mientras crecías, pero seamos honestos, ese NO ES EL PUNTO.

Los tipos más valiosos de amor no tienen que ver con emparejarse, besos grandiosos y finales felices tipo Disney. Harry Potter nos enseñó que el amor por los amigos y la familia es TODO, y es tan importante y transformador como lo es encontrar a la persona con quien te casarás.




10. El amor se trata de lealtad.



Los personajes y relaciones más importantes de la colección fueron las que aguantaron incluso cuando las cosas se pusieron difíciles. Dobby se mantuvo por sus agallas y arriesgó su vida por Harry, como muchos otros de nuestros personajes favoritos lo harían: Neville, Dumbledore, Ron y Hermione, todo el ED.

Al fin de cuentas, el amor es sobre quedarse. Ya sea es tu pareja, tu amigo, hermano, hermana, padre o madre, nada es más significativo que saber que alguien está de tu lado.




11. Respeto y confianza.



Había todo tipo de relaciones afectivas en los libros de Harry Potter. Mentores y estudiantes, amigos, parejas románticas, hermanos, padres e hijos, y la cosa que tenían las más exitosas en común era el respeto mutuo y la confianza.

Harry y Dumbledore ciertamente desarrollaron una relación guía-aprendiz basada en esas cualidades y los momentos en los libros donde su fe en el otro decayó, llevó a unos de los momentos más oscuros. La relación de Ron y Hermione prosperó después de que Ron demostró que escuchaba y valoraba lo que era importante para ella. Cada año el trío dorado confió entre sí para resolver enormes problemas y que los nuestros cobraran vida.

12. Sacrificio.



Lily, Dumbledore, Dobby, Remus, Tonks, Fred, Harry. Todos ellos estuvieron dispuestos a morir de amor por otras personas.

Ahora, la muerte es un ejemplo bien extremo de sacrificio, pero no hay duda que el mensaje es sobre poner el bien de los que amamos sobre el nuestro. El principio aplica a tu situación cotidiana, cómo consumimos nuestro dinero y tiempo, respirar profundamente y hablar calmadamente a alguien incluso cuando podría sentirse mejor gritar, comprometerse en situaciones diarias para hacer la vida de una pareja, amigo o familiar un poco mejor.




13. Perdón.



Aparte de Voldemort y Bellatrix, el viaje de Harry incluyó ser herido por muchas personas que, a fin de cuentas, son solo seres humanos, y a medida que la serie se acercaba a su fin, él tenía la oportunidad de mostrar amor en vez de resentimiento al reparar las relaciones con Snape, Dudley e incluso en alguna medida Draco.

La narrativa sobre Snape es particularmente importante cuando se habla acerca del amor y perdón; su incapacidad para perdonar a James por su inmadurez cuando eran niños tuvo un claro efecto en su vida y su capacidad de abrirse a otras personas, y añadió tanta negatividad a sus sentimientos por Lily.

Y no olvidemos la bienvenida que los Weasleys dieron a Percy incluso después que apoyó el encubrimiento que contribuyó a cientos de muertes.




14. Y amabilidad de la vieja escuela.


Hablemos sobre cómo la base de todas las mejores relaciones en los libros de Potter se reduce a solo el ser AMABLE mutuamente. Es fácil, pero es difícil. Abrir tu corazón es aterrador, pero también te abre a increíbles y sorprendentes amistades.

Los personajes que tuvieron dificultades en el círculo social adolescente, como Luna y Neville, encontraron su lugar en el Ejército de Dumbledore porque personas como Harry y Hermione los aceptaban. Ron y Harry aprendieron una enorme lección a temprana edad sobre las consecuencias de ser desagradables con Hermione, y si no hubiesen tenido un cambio de actitud e ido a salvarla, definitivamente habrían muerto antes del fin del Cáliz de fuego, seamos honestos.




15. Los finales felices no están garantizados.



Si Harry Potter nos ha enseñado algo, es que ninguna persona es invencible, incluso si la amamos tanto que necesitamos que lo sea.

La pérdida es una parte de la vida, y si pierdes a alguien por fallecimiento o distanciamiento, nunca puedes estar seguro de que la gente que amas estará cerca para siempre. Si la vida fuese justa, los padres de Teddy hubieran vivido, Sirius aún estaría, George nunca habría perdido un hermano, los Diggorys nunca hubieran perdido un hijo —pero nada es justo en el amor y la guerra, y a veces nos quedamos para lidiar con las consecuencias.


16. Nunca des por seguro a quién amas.



La realización de que el amor solo puede proteger mucho a alguien te da la oportunidad de amar en la mayor medida de tu capacidad todo el tiempo. Harry, que perdió tanto, volvió la realidad de la pérdida en gran y significativo amor para todo el mundo en su vida.

Saber que podía perder, y perdería, seres queridos daba miedo, pero también era lo que le permitía ser valiente para amar todo lo que pudiera, y para dar lo máximo por los demás.




17. Siempre defiende a las personas que amas.


El mundo de los magos nos enseñó mucho sobre el amor y la lealtad, y sobre el simple vigor de salir en defensa de tus amigos y nunca aceptar injusticias para ellos.

Cuando tú amas a alguien, tienes su apoyo, pero más que eso, no toleras a la gente que sea mala con ellos, y cuando alguien dice algo injusto a alguien que amas, lo desafías, incluso si te expone hacerlo.


18. Todo el mundo necesita a alguien.



Aparte del tipo que literalmente vendió su alma, cada personaje en el Universo Potter, incluso el más deplorable, es prueba de que hay una parte en todos nosotros que se preocupa y necesita compañía y amor. Desde Filch y Umbridge con su fascinación por los gatos hasta Harry, desesperado por una familia, a Barty Crouch, que quebrantó la ley que amaba tanto para salvar a su esposa e hijo.

Hay un montón de personas antipáticas en el mundo de la magia, pero son todos humanos y todo se resume en recordar que cada uno busca a otros por amor y compañía. El único personaje incorregible en toda la serie es el que se cerró para todos, que literalmente y físicamente se privó de la capacidad de dar y recibir compasión.




19. No siempre obtienes el amor que mereces.



En otras palabras, la vida no es justa, pero es también lo que haces con ella. Harry Potter está plagado de personajes que podrían haber tenido más amor. Algunos de ellos crecieron sin padres, o con muchos hermanos para obtener la atención de sus padres, o sus padres fueron llamados literalmente por el diablo y el dios del egoísmo de modo que nunca tuvieron una oportunidad (¿por Licius y Narcissa? mala suerte, chico).

Algunos de ellos estaban enamorados y no fueron correspondidos, o no amaron lo suficiente, y algunos de ellos pasaron por la muerte de hermanos e hijos y nunca pudieron vivir plenamente con las personas que más amaban. Algunos de ellos solo estaban solitarios.

Esto es lo peor. No es justo, y a menudo es inevitable. Harry, Ron, Snape, Neville, Draco, Tom Riddle, todos lidiaron con la falta de amor en distintas formas y se convirtieron en personas muy distintas. Los mejores de ellos se dieron cuenta que no tener amor no era una buena excusa para no darlo.


20. Así que cuando encuentres personas que te amen, nunca las dejes ir.



Los mejores amigos se mantienen juntos. En un mundo donde el amor es arrebatado fácilmente o es difícil de encontrar, Harry Potter nos enseña que las personas que importan valen la pena mantenerlas contigo.

Ron, Harry y Hermione tuvieron momentos donde podrían haber dejado que su amistad se derrumbara por pequeñeces, pero al final del día, ellos valoraron demasiado sus relaciones para dejar que algo los separara. Se enfrentaron a las penas de madurar y tratar con un psicópata, y los hizo superar eso como amigos para toda la vida. Eso es amor, gente.



21. Porque no hay nada como el amor de familia.



Sin duda las conexiones más importantes a lo largo de Harry Potter son las relaciones entre familiares o el anhelo de tener una familia. Hermanos, padres e hijos podrían discutir, pero al final del día, tu familia son las personas que siempre estarán ahí.

Las penas más grande por pérdidas a lo largo de los libros son las pérdidas de hijos, hermanos y padres, ya que estas relaciones son muchas veces las que duran y las que siempre deberías poder contar.



22. Y la familia no tiene nada que ver con la sangre.


Un padre no es un padre por la biología. La familia supone crear un vínculo que puede superarlo todo. La sangre representa un apego profundo e inquebrantable, pero no es un requisito previo para el nivel de compromiso con alguien.

La historia de Harry es la de alguien que improvisa una familia a base de inadaptados. Todos están buscando el tipo de conexiones que da la familia trae, y solo porque uno no haya nacido en un grupo que valora esas conexiones no quiere decir que no vaya a encontrarlas luego en el mundo.


23. Es tan importante amarse a uno mismo como lo es amar a los demás.



No puedes dar lo mejor de ti si no valoras aquello que es lo mejor de ti. Personajes como Ron y Neville luchan con su confianza e identidad durante la saga, y les lleva años descubrir lo mejor de si mismos.

Para Neville, es darse cuenta de que es capaz de liderar y amar y confiar en sí mismo por eso. Para Ron, el miedo de no ser lo suficientemente bueno para su familia, para Harry, o Hermione, es un defecto invalidante y lo principal que realmente le impide ser lo suficientemente bueno. Cuando él es capaz de destruir el medallón y poner a sí mismo y a sus amigos por encima de sus sentimientos de insuficiencia, se convierte en la persona tremendamente valiente y capaz que siempre estaba al acecho detrás de su miedo.


24. El amor es más fuerte que la muerte.



La madre de Harry protege a su hijo con su amor, literalmente, incluso después de haber muerto. Snape mantiene su memoria viva, y a causa de su amor por ella, él sigue salvando a Harry incluso cuando la magia de su amor desaparece.

Sirius lo dijo mejor: “La gente que amamos nunca nos deja de verdad.”



25. Pero también es sobre aceptar que las cosas terminan.



Hablemos del MAYOR problema de Voldemort durante un segundo. El tipo no pudo superar el hecho de que no viviría por siempre, y que no podría tenerlo TODO.

Su obsesión por hacer que las cosas duraran acabó con él pensando que no había nada que valiera la pena hacer durar, y nunca tuvo la oportunidad de vivir y disfrutar de la vida y otras personas porque no podía meterse en la cabeza la idea de finitud.

Cuando Dumbledore aconseja a Harry no dejar que el anhelo por sus padres gobierne su vida, lo que está diciendo en realidad es que Harry tiene que dejarlos un poco de lado a ellos y a su amor con el fin de ser la mejor persona para él y para las otras personas en su vida.

Ser egoísta te cierra para dar amor, y definitivamente para recibirlo, porque estás demasiado ocupado con ganas de más de todo para ver lo que ya te han ofrecido,



26. Un poco puede convertirse en mucho.


Un acto de amor, lealtad, sacrificio, o amabilidad puede cambiar la vida de alguien.

Un acto así salvó la de Harry. Un acto salvó todo el Mundo Mágico. Un acto podría haber salvado a Tom Riddle si le hubiera sido ofrecido.

Nunca subestimes una acción fruto del amor, si te cuesta todo o nada, podría significar mucho para una persona o para muchas.


27. No se puede forzar el amor.


Es una mala idea. La madre de Tom Riddle lo intentó y ya sabemos cómo acabó la historia. Snape lo intentó y ya sabemos cómo acabó la historia. Romilda Vane lo intentó y ya sabemos cómo terminó eso también.

Cuando amas a alguien de verdad, no puedes exigirle lo mismo. El amor es un regalo que se da sin esperar nada a cambio. De alguna manera apesta, pero también es maravilloso – el amor no tiene nada que ver con argumentos, lógica, o reglas. El amor está más allá de todas esas cosas. HACE LO QUE QUIERE, y nosotros debemos dejarlo.


28. Pero es una elección.


Sentir amor y apego es una cosa. Actuar movido por el amor es otra completamente diferente. Un rubor instintivo provocado por alguien que te gusta, o una sensación de protección, son señales que no podemos controlar, pero la elección de ser mejores para otras personas, la opción de hacer el bien, de valorar el amor sobre todo lo demás, cuando se podría ser egoísta - es el sentido verdadero de sentir amor.



29. Y valorar el poder más que el amor es una mala elección.


El dinero es algo conveniente, los Malfoys nos enseñaron eso.

El poder está muy bien, Umbridge y Voldemort nos enseñaron eso.

Pero el amor es lo MEJOR. Prácticamente todos los personajes de la saga a los que te gustaría conocer nos enseñaron eso.



30. El amor no se trata de depender de otra persona.



Hermione quiere a todo el mundo. Quiere tanto a Harry y Ron que rompe las reglas por ellos incluso cuando preferiría no hacerlo. Quiere tanto a la Casa de los Elfos que comienza una campaña para liberarlos. Quiere tanto a sus padres que les borró los recuerdos que tenían de ella para así salvar sus vidas.

Pero Hermione puede encargarse de sí misma como nadie. Porque amar a esas personas no significa que los necesita. Ella sigue su propio camino, se convierte en su propia mujer, dice lo que ella piensa, sin importar lo que pase.

Y Neville es uno de los personajes más cariñosos y adorables de la saga. Es bueno y amable con todos, tiene un gran y leal corazón. Pero también no deja de hacer lo que cree que es correcto y bueno, incluso cuando las personas que ama pueden no estar de acuerdo.

Porque el amor no te hace débil o vulnerable, te hace bueno, y sabio, y fuerte.


31. Pero siempre puedes contar con aquellos a quienes más quieres.



Esa es la principal razón por la que los amas, ¿no? No los hace perfectos, y no quiere decir que siempre van a hacer exactamente lo que quieres. Pero en los momentos importantes, ellos están ahí. Y cuando se van, vuelven. Y cuando te hacen daño, lo sienten.

¿Y si no lo hacen? Quizá no hayan aprendido aún lo que es el amor.



32. Hasta el mismísimo final.


Cuando amas a alguien, te quedas.

Y cuando alguien que amas te deja, lo mantienes contigo.

Siempre.

15 comentarios - 32 Enseñanzas de relaciones que aprendimos de Harry Potter

helgistar +2
Muy buen post recomendado y puntos
RAUL_09 +1
Gracias capo, por tú ayuda como siempre!!! feliz sabado!!!
trett +1
+10 :')
RAUL_09 +1
Thanks!!!
doblejcristian +1
Gracias Tremendo post! Para mi la mejor de las sagas que he visto, +10 reco.
RAUL_09 +1
Gracias capo por la visita!!
_Pogba
todo amor ? y las putas harry ?
MiRepostero +2
Nostálgico, Buen post.
RAUL_09 +2
Gracias por pasar!!!
SoVoAbiii
No pueden hacer post de HP dios siempre pierdo los puntos en estos posts lpm
Tfanboy
me enseño a sacudir la nutria
miguelllontop +1
sin ser fan de HP estoy de acuerdo con estas enseñanzas, gracias por compartirlas
perfetboy
no es por nada, pero la saga de harry potter es una de las sagas de pelis que mas me gustan, combina ese toque de epoca medieval en un mundo donde nada del mundo exterior interfiere, pero aun estando en la actualidad. es como si vivieras ahora y de repente fueras a un mundo medieval y pones en comparacion donde vienes y a donde estas.
camilohidalgo +2
Si quieres saber cómo es alguien, mira de qué manera trata a sus inferiores, no a sus iguales.

Sirius Black. Mago de sangre pura, prisionero de Azkabán, animago… Y familiar de más de la mitad de los personajes de la saga.
Elden97 +1
Muy buen post! Van +10