epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

10 éxitos del cine policíaco argentino

10 éxitos del cine policíaco argentino
series
l
10 éxitos del cine policíaco argentino



Ya en los años 50 el cine argentino destacó con una serie de películas de intriga policiaca. Se adaptaron novelas europeas y nacionales, desarrollando una óptima calidad técnica en la fotografía y el suspenso bien afinado, pero a partir de los 80 prevalecen los guiones originales con una refinada adaptación a los nuevos tiempos, aprendiendo de los maestros del género norteamericanos y franceses. Son todas películas interpretadas por actores con reconocimiento internacional, aunque en los últimos años la mayoría cuenta con Ricardo Darín, el más popular de los intérpretes rioplatenses.

Vemos las mejores películas policíacas argentinas ordenadas cornológicamente:

1. Perdido por perdido, Alberto Lecchi (1993)


Un viajante de comercio está con el agua al cuello, todo le va mal y la hipoteca a punto de dejarle en la calle, pero por donde menos se lo espera le ofrecen una «trampita» sin importancia, de esas «que te aseguro que no puede salir mal», y le propone que finja que le han robado el coche, de tal manera que con el importe del seguro y un préstamo que le harían podría solucionar el asunto y ganarse nuevos amigos.

Una intriga en espiral que empieza en la ciudad de Buenos Aires y termina en las playas de Río de Janeiro.

2. Cenizas del paraíso, Marcelo Piñeyro (1997)


Entre jueces anda el juego, el prestigio, la calidad de vida, la atracción sexual desmedida… Todos los ingredientes para un melodrama con intriga policíaca y trampas judiciales a partir de un juez que se precipita desde lo más alto del edificio de los tribunales, mientras una atractiva joven es asesinada. Una mujer juez tiene que echar luz sobre una compleja trama en la que los tres hijos del juez y el novio de la chica se declaran culpables de su muerte.

Héctor Alterio, Leonardo Sbaraglia, Cecilia Roth, los tres actores más conocidos, con una gran carrera en Argentina y España. Goya a la mejor película de habla hispana.

3. Plata quemada, Marcelo Piñeyro (2000)


Una historia real de 1965, entre Buenos Aires y Montevideo: ladrones en un atraco que se supone perfecto y su decadencia posterior, su largo viaje hacia el desastre. La novedad reside en sus protagonistas homosexuales, un Eduardo Noriega abrumado por todas las situaciones adversas y con una rara neurosis, y su amante Leonardo Sbaraglia, quien aprovecha sus dotes amatorias para seducir a Leticia Brédice con tal de salvar a su chico, el único ser que ama de verdad.

Goya a la mejor película de habla hispana.

4. Nueve reinas, Fabián Bielinsky (2000)


Vamos todo el tiempo siguiendo los pasos de dos estafadores de poca monta que se encuentran en el ojo del huracán: un asunto que les convertirá en superestafadores en un tiempo récord. Los dos (Ricardo Darín y Gastón Pauls) son parecidos en sus maneras pero muy diferentes en realidad: Darín es el más cínico, capaz de “vender” a su hermana al mejor postor…

Una película de cine negro urbano, muy divertida con diálogos ágiles y brillantes con su punto de trampa, ya que se da vuelta en los últimos minutos, en una especie de gran juego de timadores donde al final el espectador descubre que también fue timado durante gran parte de la trama.

Obtuvo numerosos premios en Argentina, España, Colombia, Francia, Noruega, Portugal, Italia, Perú y Estados Unidos.

5. El aura, Fabián Bielinsky (2005)


Del mismo director que Nueve reinas (prematuramente fallecido de un infarto a los 47 años), es esta otra sensacional película de suspenso completamente distinta, ya que carece de humor, es eminentemente visual, de dramatismo contenido y con una trama policíaca de creciente interés con un taxidermista (Ricardo Darín) solitario y fantasioso atrapado en una situación criminal muy original.

Aunque transcurre en exteriores de la Patagonia tiene la atmósfera claustrofóbica del cine negro típico de las grandes ciudades. Obtuvo muchos premios en Argentina.

6. Tiempo de valientes, Damián Szifrón (2005)


A raíz de un accidente de tráfico, un juez hace responsable al conductor, un psicoanalista al que condena a tratar a un inspector de la policía en crisis por la infidelidad de la mujer. Lo que empieza como una comedia va descarrillando en un policiaco de mucha acción que sólo pierde el buen humor en algunos momentos clave. Una curiosidad extra cinematográfica es que el actor protagonista, Diego Peretti, es en la vida real psiquiatra, y con esta película consiguió una popularidad que le permitió trabajar mucho en cine, teatro y televisión haciendo también muy popular su gran nariz, «algo que mucha gente me dijo que tenía que operarme para ser actor».

Mejor película en el Festival de Montreal.

7. La señal, Ricardo Darín, Martín Hodara (2007)


Esta película la empezó a dirigir Eduardo Mignogna (El hijo de la novia), pero falleció con el rodaje iniciado. Salvaron la producción el actor Ricardo Darín y el asistente de dirección. Quedó un estupendo homenaje al cine policiaco norteamericano de los años 40-50, y al propio cine argentino de la época.

En los primeros papeles de los dos detectives: Ricardo Darín y Diego Peretti; Julieta Díaz es la mujer fatal imprescindible para salpimentar el ambiente de intriga.

8. Carancho, Pablo Trapero (2010)


La vida de la gran ciudad porteña se vuelve intransitable con sus coches descontrolados en un sinfín de accidentes, nada menos que con un promedio de 22 víctimas mortales cada día. En torno a esta fría estadística se mueven mafias, trampas, hombres arruinados que aspiran a salvarse de la quema si se pegan al delito de traficar con heridos, muertos y las incautas familias supervivientes; un mar de situaciones sobre indemnizaciones, gastos médicos y legales con muchas aves de rapiña. En la base de todo esto anda Ricardo Darín, un abogaducho que se dedica a captar víctimas y a cambio de dinero manipula aseguradoras, policías y jueces.

Ganó muchos de los Premios Cóndor de Argentina.

9. El secreto de sus ojos, Juan José Campanella (2009)


El condimento funciona de maravilla: angustia personal, cinismo con el humor típicamente porteño basado en el juego de palabras, diálogos cortos y una relación amorosa que se quiere y no se quiere conseguir flotando en un ambiente sórdido. Mar de fondo: la dictadura argentina de los años 70, conocida en el mundo entero por sus torturas y miles de desaparecidos con las complicidades de la Justicia. Mucho humor cínico en los diálogos, bien logrado suspenso y un final impactante.

Consiguió numerosos premios y logró el Oscar a la mejor película de habla no inglesa.

10. Tesis sobre un homicidio, Hernán Goldfrid (2013)


Un abogado y profesor de Derecho Penal trabaja sobre el asesinato de una chica, cometido a un paso de la Facultad de Derecho. En su personal investigación sospecha de su alumno más brillante, esa clase de estudiante sobre el que jamás sospecharía la Policía. Pero a medida que se mueve más se afirma en su teoría, hasta ser el propio profesor un firme candidato a caer en sus redes.

Junto a Darín, Alberto Ammann, que empezó destacando en buenas películas españolas, y a quien hace poco vimos en la serie Narcos.

¿Cuál es tu favorita?


Esperamos tus comentarios!

cine argentino

1 comentario - 10 éxitos del cine policíaco argentino

nnn555
te equivocaste de titulo en tiempo de revancha,pusiste tiempo de valientes que es otra pelicula,buen post! van 10